miércoles, 30 de abril de 2008

Cita bíblica del día


5:19 Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente.
5:20 Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todas las cosas que él hace; y mayores obras que estas le mostrará, de modo que vosotros os maravilléis.
5:21 Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida.
5:22 Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo,
5:23 para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.
5:24 De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.
5:25 De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirán.

[Juan 5: 19-25]

martes, 29 de abril de 2008

El avivamiento de Timor


EL Dr. J. Edwin Orr, refiriéndose al avivamiento
en Indonesia (1966-1968), dijo:

" El avivamiento más controversial y sensacional de la década de los setenta se dio en la isla de Timor...casi toda la discusión giraba en torno a informes de milagros sensacionales.... Todas las preguntas provocadas por los reportajes más sensacionalistas no han invalidado el hecho de que hubo un despertamiento poco usual en la isla Timor, donde ocurrieron eventos fenomenales, inexplicables para expertos en la investigación psíquica ."

Cuatro noches antes del golpe comunista en Indonesia, que estuvo a punto de alcanzar el éxito en 1965, Dios en su soberanía comenzó a derramar su Espíritu Santo en un pequeño pueblo en la casi desconocida isla de Timor. Advirtió a los creyentes que oraran, y el país fue extraordinariamente salvado.

De inmediato se organizaron equipos de laicos que comenzaron a viajar por Timor y las islas adyacentes proclamando el evangelio, sanando a los enfermos y resucitando a los muertos. Los milagros que ocurrieron después del día de Pentecostés, cuando el Espíritu Santo vino primero como "un viento recio," se han repetido en nuestros días y se seguirán repitiendo hasta que el Espíritu Santo de Dios sea retirado de la Tierra.

Agua convertida en vino.... Hombres resucitados... Personas caminando sobre un río de unos nueve metros de profundidad. Milagros como éstos, realizados en los días bíblicos, se dieron con frecuencia en Indonesia un conjunto de islas en el Pacífico, considerado como uno de los avivamientos más grandes que ocurrieron en el siglo XX.

No cabe duda que esto fue una visita del Espíritu Santo. Cuando Dios visita a su pueblo lo hace con poder.

[ 2 Crónicas 7, 1-3]
"
7:1 Cuando Salomón acabó de orar, descendió fuego de los cielos, y consumió el holocausto y las víctimas; y la gloria de Jehová llenó la casa.
7:2 Y no podían entrar los sacerdotes en la casa de Jehová, porque la gloria de Jehová había llenado la casa de Jehová.
7:3 Cuando vieron todos los hijos de Israel descender el fuego y la gloria de Jehová sobre la casa, se postraron sobre sus rostros en el pavimento y adoraron, y alabaron a Jehová, diciendo: Porque él es bueno, y su misericordia es para siempre.”

Miles de personas se convirtieron a Cristo entre 1965 y 1970. Según las estadísticas de la Iglesia Reformada Holandesa, esta incrementó en membresía en 200 mil personas.

Durante estos años experimentaron viento recio, profecía, oración extraordinaria, visiones, nuevas lenguas, etcétera. Es más que evidente que Dios está trabajando silenciosamente, añadiendo cada día a los que habrán de ser salvos.

O sea que ellos experimentaron lo mismo que muchos cristianos experimentamos hoy, y lo mismo que experimentaron también los primeros cristianos a que alude el Libro de los Hechos.

¡Dios les bendiga!


http://www.casadeoracioncr.com




Cita bíblica del día


1:5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.

1:6 Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos.

1:7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.

1:8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

1:9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

[Josué 1:5-9]

lunes, 28 de abril de 2008

No te duermas


TÍTULO: NO TE DUERMAS.

TEXTO: [Esdras 5:8]
5:8 Sea notorio al rey, que fuimos a la provincia de Judea, a la casa del gran Dios, la cual se edifica con piedras grandes; y ya los maderos están puestos en las paredes, y la obra se hace de prisa, y prospera en sus manos.

ORACIÓN: TODA LA GLORIA PARA MI SEÑOR JESUCRISTO.

INTRODUCCION:

¿SERÁ LO MISMO CONSTRUIR QUE RECONSTRUIR?

¿SERÁ LO MISMO CONSTRUIR EN LA RIQUEZA, O RECONSTRUIR EN LA POBREZA Y TRIBULACIÓN?

NI ESDRAS NI NEHEMÍAS FIGURAN ENTRE LOS HÉROES QUE PUSIERON EN FUGA A EJÉRCITOS PODEROSOS, NI ENTRE LOS QUE, COMO MOISÉS Y ELÍAS, HICIERON MILAGROS ESPECTACULARES.

TAMPOCO ESTÁN ENTRE LOS QUE, COMO DAVID Y SALOMÓN, CIÑERON CORONA DE REYES.

PERO LA OBRA DE ESDRAS Y NEHEMÍAS, EN MUCHOS ASPECTOS, SI LO VEMOS BIEN FUE SUPERIOR A LA DE SALOMÓN.

DE SALOMÓN SE NOS DICE QUE EDIFICÓ UN GRAN TEMPLO EN JERUSALÉN QUE FUE EL ASOMBRO Y LA ADMIRACIÓN DE LAS NACIONES.

EL HIJO DE DAVID ENGRANDECIÓ A JERUSALÉN Y LE ENGALANÓ CON PALACIOS Y MANSIONES SUNTUOSAS.

PERO SALOMÓN DISPUSO PARA SUS EMPRESAS VIENTO A SU FAVOR, Y DISPUSO DE TESOROS FABULOSOS Y DE TODO UN EJÉRCITO DE ARQUITECTOS Y OBREROS.

PERO ESDRAS Y NEHEMÍAS APENAS PUDIERON HACER USO DE MUY ESCASOS MEDIOS Y REALIZARON SU OBRA EN MEDIO DE LAS MÁS ADVERSAS CIRCUNSTANCIAS.


DESARROLLO:

¿SERÁ LO MISMO CONSTRUIR EN LA RIQUEZA, O RECONSTRUIR EN LA POBREZA Y TRIBULACIÓN…?

EL TEMPLO QUE NEHEMÍAS Y ESDRAS TUVIERON QUE RECONSTRUIR HABÍA PERDIDO TODO EL ESPLENDOR DEL TIEMPO DE SALOMÓN.

LAS INVASIONES DEL ENEMIGO Y LAS SANGRIENTAS BATALLAS LO HABÍAN DEJADO DESHECHO Y DEMOLIDO.

RUINAS Y ESCOMBROS HABÍA EN JESURSALÉN CUANDO LOS JUDÍOS REGRESARON DEL EXILIO DE BABILONIA.

Y MIENTRAS QUE EN LOS TIEMPOS DE DAVID Y SALOMON LOS REYES DE LA TIERRA SE DISPUTABAN LA AMISTAD DE ISRAEL, EN LOS DÍAS DE ESDRAS Y NEHEMÍAS OCURRÍA TODO LO CONTRARIO.

TODOS ERAN ENEMIGOS QUE SE OPONÍAN A LA RESTAURACIÓN DE LA CIUDAD.

ENTONCES, ¿EN QUÉ CONSISTIÓ EL SECRETO DEL TRIUNFO?

ENTONCES, ¿CÓMO PUDO PROSPERAR LA OBRA DE RESTAURACIÓN?

SI LEEMOS LOS DOS LIBROS DE LA BIBLIA, ESDRAS Y NEHEMÍAS, QUE NOS RELATAN TODOS ESTOS HECHOS, NOS DAREMOS CUENTA QUE:

1.- LA OBRA DE UNA IGLESIA PROSPERA CUANDO DESPIERTAN LOS DORMIDOS.

[ESDRAS 1:5] DICE:
1:5 Entonces se levantaron los jefes de las casas paternas de Judá y de Benjamín, y los sacerdotes y levitas, todos aquellos cuyo espíritu despertó Dios para subir a edificar la casa de Jehová, la cual está en Jerusalén.

SE LEVANTARON TODOS AQUELLOS CUYO ESPÍRITU DIOS DESPERTÓ. NO DICE: SE LEVANTARON LOS MÁS CAPACITADOS. NO DICE: SE LEVANTARON TODOS LOS LÍDERES.

A LA CONVOCATORIA RESPONDIERON TODOS AQUELLOS CUYO ESPÍRITU DESPERTÓ DIOS.

MIENTRAS ESTABAN DORMIDOS, NO HUBO INICIATIVAS NI HUBO MOVIMIENTO.

EL QUE DUERME QUIZÁ SUEÑA QUE ESTÁ EMPEÑADO EN UNA GRAN EMPRESA Y QUE ESTÁ HACIENDO MARAVILLAS.

Y EN SUEÑOS, SE CREE AL FRENTE DE TODOS, TRABAJANDO Y AVANZANDO.

PERO EL QUE DUERME NO DA UN PASO. UN HÉROE COMO SANSÓN, MIENTRAS DUERME, QUIZÁ SUEÑA QUE SE ENCUENTRA COSECHANDO TRIUNFOS Y CUBRIÉNDOSE DE GLORIA. ¡Y NO VE QUE TODO LO VA A PERDER POR DORMIR! (JUECES 16:15-21).

UN REY COMO SAÚL, MIENTRAS DUERME, QUIZÁ SE DELEITA VIENDO EN SUEÑOS A SUS ENEMIGOS BAJO SUS PIES. ¡NO SE DA CUENTA QUE, POR DORMIR, LE ESTÁN CORTANDO UN PEDAZO A SU CAPA!

[1 SAMUEL 24:3-4]
24:3 Y cuando llegó a un redil de ovejas en el camino, donde había una cueva, entró Saúl en ella para cubrir sus pies; y David y sus hombres estaban sentados en los rincones de la cueva.
24:4 Entonces los hombres de David le dijeron: He aquí el día de que te dijo Jehová: He aquí que entrego a tu enemigo en tu mano, y harás con él como te pareciere. Y se levantó David, y calladamente cortó la orilla del manto de Saúl.

[MATEO 26:40,41]
26:40 Vino luego a sus discípulos, y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: ¿Así que no habéis podido velar conmigo una hora?
26:41 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.

BASTA QUE UN EJÉRCITO DE GIGANTES DUERMA PARA QUE UN PUÑADO DE ENANOS SE LEVANTE CON LA VICTORIA.

DIOS TUVO QUE DESPERTAR A SU PUEBLO.

EL MAL NO ERA QUE FUESEN POCOS NI DE ESCASOS RECURSOS. EL MAL ERA QUE ESTABAN CON FLOJERA EN EL ALMA. ¡EL SUEÑO DEL CONFORMISMO LOS HABÍA ANULADO A TODOS!

ELLOS HABÍAN LLEGADO A ACOSTUMBRARSE A LA IDEA DE SER UN PUEBLO SOMETIDO, A VIVIR COMO ESCLAVOS, A VIVIR EN RUINAS.

DIOS TUVO QUE DESPERTARLES. ¡Y ENTONCES SÍ QUE HUBO DESEOS DE TRABAJAR, DE HACER ALGO HERMOSO, DE EMPRENDER LA RESTAURACIÓN!

¡CÓMO NOS AMONESTA DIOS CONTRA EL SUEÑO DE LA DESPREOCUPACIÓN!

[PROVERBIOS 10:5]
10:5 El que recoge en el verano es hombre entendido;
El que duerme en el tiempo de la siega es hijo que avergüenza.

[JUAN 4:35)
4:35 ¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega.

DE JONÁS, EL PROFETA, L.B.D. QUE, CUANDO LOS QUE CON ÉL NAVEGABAN CREÍAN PERECER Y CLAMABAN DESESPERADOS, ÉL, EL PROFETA DE DIOS, DORMÍA EN UN RINCÓN DEL BARCO.

¡DESPIERTA, DORMILÓN -LE DICE EL CAPITÁN-, CLAMA A TU DIOS!

(JONÁS 1:5-6)
1:5 Y los marineros tuvieron miedo, y cada uno clamaba a su dios; y echaron al mar los enseres que había en la nave, para descargarla de ellos. Pero Jonás había bajado al interior de la nave, y se había echado a dormir.
1:6 Y el patrón de la nave se le acercó y le dijo: ¿Qué tienes, dormilón? Levántate, y clama a tu Dios; quizá él tendrá compasión de nosotros, y no pereceremos.

¡QUÉ AMONESTACIÓN! ¡QUÉ TRISTE ES QUE CUANDO MÁS NECESITA EL MUNDO DE NUESTRO CELO Y DE NUESTRO TESTIMONIO, ESTAMOS DURMIENDO, PERDIENDO NUESTRAS MEJORES OPORTUNIDADES DE TESTIMONIO!

JESÚS NOS CUENTA DE UN HOMBRE QUE HABÍA SEMBRADO SU CAMPO, Y MIENTRAS DORMÍA, VINO EL ENEMIGO Y SEMBRÓ CIZAÑA. [MATEO 13:25].

DE HABER ESTADO DESPIERTO, POSIBLEMENTE EL ENEMIGO NO HABRÍA PODIDO SEMBRAR CIZAÑA. ¿NOS LAMENTAMOS POR LA CIZAÑA DE ERROR QUE HAY EN EL MUNDO?

¿HABRÍA SEMBRADO SATANÁS CIZAÑA SI NOSOTROS HUBIÉSEMOS SABIDO MANTENERNOS VIGILANTES Y SIN DORMIR?

LA OBRA DE DIOS EN EL MUNDO, EL TESTIMONIO DEL EVANGELIO, SÓLO PROSPERA CUANDO DESPIERTAN LOS DORMIDOS.

2.- LA OBRA DE UNA IGLESIA PROSPERA CUANDO CADA UNO OCUPA SU LUGAR DE ACCION.

NEHEMÍAS NOS INFORMA QUE A PESAR DEL DESPERTAMIENTO QUE DIOS PRODUJO EN SU PUEBLO, ALGUNOS NO QUISIERON SUMARSE A LOS QUE SE OFRECIERON PARA HACER LA OBRA DE RESTAURAR A LA CIUDAD.

Y FUERON PRECISAMENTE LOS QUE MÁS RECURSOS TENÍAN LOS QUE NADA HICIERON.

►[NEHEMÍAS 3:5] DICE:
3:5 E inmediato a ellos restauraron los tecoítas; pero sus grandes no se prestaron para ayudar a la obra de su Señor.

DICE SUS GRANDES Y NO LOS DÉBILES, NO LOS POBRES.

PRECISAMENTE DE QUIENES MÁS SE PODÍA ESPERAR, MENOS SE RECIBIÓ.

HA SIDO ASÍ MUCHAS VECES. NOS HA PASADO QUE LOS QUE MÁS PODÍAN HACER MENOS HAN HECHO, POR NO DECIR QUE MÁS OBSTÁCULOS HAN PUESTO.

PERO ESTA FALTA DE ENTREGA NO AMILANÓ A LOS DEMÁS.
[NEHEMÍAS 3:1]
3:1 Entonces se levantó el sumo sacerdote Eliasib con sus hermanos los sacerdotes, y edificaron la puerta de las Ovejas. Ellos arreglaron y levantaron sus puertas hasta la torre de Hamea, y edificaron hasta la torre de Hananeel.

HERMANOS: ANIMA TANTO VER A LOS QUE HAN DE SER UN EJEMPLO OCUPANDO SU LUGAR Y HACIENDO SU PARTE, Y HACIÉNDOLA CON FERVOR.

[NEHEMÍAS 3:20]
3:20 Después de él Baruc hijo de Zabai con todo fervor restauró otro tramo, desde la esquina hasta la puerta de la casa de Eliasib sumo sacerdote.

[NEHEMÍAS 3:12]
3:12 Junto a ellos restauró Salum hijo de Halohes, gobernador de la mitad de la región de Jerusalén, él con sus hijas.

AL PARECER, ESTE HOMBRE SÓLO TENÍA HIJAS: NI UN SÓLO VARÓN HABÍA EN SU CASA, EXCEPTO ÉL. PERO ¡CADA UNA DE SUS HIJAS VALÍA POR 30 HOMBRES!

ADMIRA VER A ESTA GENTE TRABAJANDO EN LA RESTAURACIÓN DE SU PUEBLO. SON POCOS, CON MUY ESCASOS RECURSOS, CON MUCHOS ENEMIGOS, PERO ¡NO DEJAN DE TRABAJAR!

[NEHEMÍAS 4:15]
4:15 Y cuando oyeron nuestros enemigos que lo habíamos entendido, y que Dios había desbaratado el consejo de ellos, nos volvimos todos al muro, cada uno a su tarea.

POR ESO PROSPERÓ LA OBRA: PORQUE CADA UNO OCUPÓ SU LUGAR. CUANDO EN LA OBRA DE DIOS, CADA CREYENTE OCUPA SU LUGAR Y HACE SU PARTE, EL TESTIMONIO PROSPERARÁ.

3.- LA OBRA DE UNA IGLESIA PROSPERA CUANDO NO NOS DEJAMOS AFECTAR POR LAS CRITICAS

NEHEMÍAS, ESDRAS, Y LOS QUE TRABAJARON CON ELLOS FUERON CRITICADOS (NEHEMÍAS 4:1-3)
4:1 Cuando oyó Sanbalat que nosotros edificábamos el muro, se enojó y se enfureció en gran manera, e hizo escarnio de los judíos.
4:2 Y habló delante de sus hermanos y del ejército de Samaria, y dijo: ¿Qué hacen estos débiles judíos? ¿Se les permitirá volver a ofrecer sus sacrificios? ¿Acabarán en un día? ¿Resucitarán de los montones del polvo las piedras que fueron quemadas?
4:3 Y estaba junto a él Tobías amonita, el cual dijo: Lo que ellos edifican del muro de piedra, si subiere una zorra lo derribará.

HERMANOS: ¡LA CRÍTICA ES CRUEL!

TODO EL QUE HAGA ALGO EN LA IGLESIA SERÁ CRITICADO.

Y CUANTO MÁS HERMOSO E IMPORTANTE SEA LO QUE HAGA, MÁS BAJA Y RUIN SERÁ LA CRÍTICA.

¿QUÉ HIZO NEHEMÍAS CON LAS CRÍTICAS?

ESTE VARÓN HIZO ALGO QUE NOSOTROS DEBEMOS IMITAR

[NEHEMÍAS 4:4]
4:4 Oye, oh Dios nuestro, que somos objeto de su menosprecio, y vuelve el baldón de ellos sobre su cabeza, y entrégalos por despojo en la tierra de su cautiverio.

[NEHEMÍAS 2:19-20]
2:19 Pero cuanto lo oyeron Sanbalat horonita, Tobías el siervo amonita, y Gesem el árabe, hicieron escarnio de nosotros, y nos despreciaron, diciendo: ¿Qué es esto que hacéis vosotros? ¿Os rebeláis contra el rey?
2:20 Y en respuesta les dije: El Dios de los cielos, él nos prosperará, y nosotros sus siervos nos levantaremos y edificaremos, porque vosotros no tenéis parte ni derecho ni memoria en Jerusalén.

¿QUÉ HAS HECHO TÚ CON LAS CRÍTICAS DE LOS QUE TE CENSURAN CUANDO INTENTAS SERVIR AL SEÑOR JESUCRISTO?

¿TE HAS DESMORALIZADO Y LO HAS DEJADO TODO DE LADO?

¡ESO PRECISAMENTE ES LO QUE SATANÁS PRETENDE: ACOBARDARTE.

LA CUESTIÓN ES: ¿CEDEREMOS NOSOTROS QUE HEMOS RECIBIDO UNA GRAN COMISIÓN Y EN NUESTROS HOMBROS SE HA DEPOSITADO UNA GRAN OBRA?

SI NOSOTROS, RESENTIDOS PORQUE NOS CRITICAN, NO HACEMOS LA OBRA, ENTONCES QUIEN LA HARÁ?

CONCLUSION:

HEMOS VISTO QUE PARA QUE PROSPERE LA OBRA DE UNA IGLESIA:

PRIMERO: DEBEN DESPERTAR LOS DORMIDOS.
SEGUNDO:
CADA UNO DEBE OCUPAR SU LUGAR DE TRABAJO.
TERCERO:
NO DEBEMOS HACER CASO A LAS CRÍTICAS.

SÓLO ASÍ PROSPERARÁ LA OBRA QUE DIOS NOS HA CONFIADO.

HERMANO: DIOS TE ESTÁ DESPERTANDO HOY ¿OCUPARÁS EL LUGAR QUE TE CORRESPONDE?

¿O HARÁS CASO A LAS CRÍTICAS?

ELIGE TÚ MISMO LO QUE HARÁS.

SI NO HACEMOS LA OBRA QUE DIOS NOS HA ENCOMENDADO, VENDRÁN OTROS Y SEMBRARÁN LA CIZAÑA, VENDRÁ EL ENEMIGO Y SEMBRARÁ EL ERROR.

¿ESTÁS LISTO PARA VELAR, Y ORAR A DIOS, Y PARARLOS EN SECO?
[MARCOS 3:27]
3
:27 Ninguno puede entrar en la casa de un hombre fuerte y saquear sus bienes, si antes no le ata, y entonces podrá saquear su casa.

¿ESTÁS LISTO PARA ENFRENTARTE AL ENEMIGO, ATARLO Y SAQUEAR SU CASA EN EL NOMBRE DE JESÚS?

¿ESTÁS LISTO A HACER LA OBRA A LA QUE DIOS TE HA LLAMADO Y PARA LA QUE DIOS TE HA DESPERTADO?

¡DIOS TE BENDIGA!

Cita bíblica del día

1:1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,

Ni estuvo en camino de pecadores,

Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;

1:2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia,

Y en su ley medita de día y de noche.

1:3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas,

Que da su fruto en su tiempo,

Y su hoja no cae;

Y todo lo que hace, prosperará.

1:4 No así los malos,

Que son como el tamo que arrebata el viento.

1:5 Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio,

Ni los pecadores en la congregación de los justos.

1:6 Porque Jehová conoce el camino de los justos;

Mas la senda de los malos perecerá.

[Salmo 1: 1-6]

Cuando el tiempo se detuvo


En Josué 10, la Biblia cuenta la historia del día cuando el sol y el tiempo se detuvieron.


Los Israelitas estaban peleando contra los Amorreos en Canaán. Durante la batalla, Josué oró para que el sol y la luna se detuvieran y así pudieran tener más luz para terminar la batalla.

Las escrituras muestran que estas oraciones fueron escuchadas: el sol "no se apresuró a ponerse casi un día entero" (v, 13). ¡El mismo sol en el cielo al cual los Amorreos rindieron culto luchó contra ellos!

Se han sugerido varias interpretaciones modernas de la historia:

  • Algunos dicen que no hubo ningún milagro, solamente un idioma poético. ¡Los Israelitas habían luchado tan duro que les pareció como dos días de trabajo seguidos!
  • Otros proponen que una nube oscureció el sol, manteniéndolo lo suficientemente fresco para continuar luchando toda la tarde. Por supuesto, éste alivio del calor hubiera beneficiado tanto al enemigo como a Israel.
  • Igualmente, un eclipse solar se ha sugerido como el causante de la reducción de la luz del sol. Pero eclipses solares sólo duran por unos cuantos minutos, no un día entero.

Todas estas explicaciones no pueden responder el hecho de que no ha habido nunca otro día como el que demuestran las escrituras (Josué 10:14, cf. Habacuc 3:11...El sol y la luna se pararon en su lugar...).

¿Qué realmente pasó en ese día tan especial? Como con todos los milagros, es inútil especular con teorías científicas. Los detalles son inciertos, pero nosotros sabemos que Dios pudo haber refractado la luz, o pudo haber retardado la rotación de la tierra, o pudo detener el universo entero ¡Todo con la misma facilidad!

El tiempo se detuvo para Josué, y retrocedió para Ezequías (2 Reyes 20:8-11).

Dios usó este evento como una señal especial para mostrar a Ezequías que él recobraría su salud. La sombra del sol retrocedió diez pasos, probablemente cinco a seis horas en el reloj. Es decir, el sol parecía moverse hacia el este en vez del oeste. La conclusión es de nuevo la misma, que semejante milagro está más allá de la explicación científica.

Dios puede haber revertido la rotación de la tierra temporariamente, afectando a todos sus habitantes, o el milagro en ese día de Ezequías podría haber sido local en vez de mundial. Este último hecho es respaldado por (2 Crónicas 32:31), el cual describe a mensajeros que viajaron al lugar donde el milagro ocurrió.

Josué y Ezequías pidieron cosas muy grandes al Señor, que los mismos cielos puedan alterarse. Y Dios contestó a sus oraciones. El sol, la luna, y las estrellas obedecen al Creador el cual las puso en el cielo por el poder de su palabra.



Christian answers resources.

domingo, 27 de abril de 2008

Cita bíblica del día

4:9 Puesto que hoy se nos interroga acerca del beneficio hecho a un hombre enfermo, de qué manera éste haya sido sanado,

4:10 sea notorio a todos vosotros, y a todo el pueblo de Israel, que en el nombre de Jesucristo de Nazaret, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de los muertos, por él este hombre está en vuestra presencia sano.

4:11 Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo.

4:12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

4:13 Entonces viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se maravillaban; y les reconocían que habían estado con Jesús.

4:14 Y viendo al hombre que había sido sanado, que estaba en pie con ellos, no podían decir nada en contra.

[Hechos 4: 9-14]

sábado, 26 de abril de 2008

¿Qué le reveló Dios a Daniel?


El conocimiento acerca del futuro puede ser algo muy peligroso.

Imagínese usted lo que sucedería si alguno o todos nosotros poseyésemos la habilidad para saber lo que iba a suceder durante los próximos días.

Dios no nos expone el futuro de manera general, al menos no de un modo detallado y por supuesto que no nos dice lo que va a pasarle a una persona concreta en el futuro. Pero lo que sí nos muestra en las escrituras proféticas es la tendencia general de los acontecimientos y a dónde irá a parar todo esto.

Cualquier persona que investigue este aspecto cuidadosa y detenidamente, además de examinar lo que dicen las Escrituras, descubrirá cosas que son importantes y que le serán de ayuda acerca de lo que está pasando hoy en nuestro mundo. Todo lo que está sucediendo pasa conforme a los propósitos que tiene Dios para la tierra. Todo lo que acontece terminará exactamente tal y como Dios nos lo había anticipado. Podemos entender lo que está sucediendo en nuestros días si sabemos en qué consiste el programa profético.

Dios ha tomado dos medidas de precaución en lo que se refiere a desvelar el futuro. Para empezar ha envuelto estos pasajes proféticos en un lenguaje simbólico y nos los ha transmitido en forma figurada. Por eso es por lo que aparecen cosas extrañas en estos libros proféticos, extrañas bestias que tienen varias cabezas y cuernos que salen de ellas, así como toda clase de imágenes y de visiones indescriptibles.

Lo mismo sucede con el libro de Apocalipsis, en el que aparecen extrañas bestias con una combinación de extraordinarias características.

Estas cosas siempre han dejado a la gente perpleja. No es posible sentarse a leer el libro de Daniel y el de Apocalipsis, leerlos enteros y entenderlos como si estuviésemos leyendo una novela.

Es preciso estudiarlos, tomando toda la Biblia para interpretar los símbolos que aparecen en los libros de Daniel y de Apocalipsis. Esta es una de las curiosas cerraduras que Dios ha provisto a fin de evitar que las mentes curiosas se adentren en estos libros sin tener un conocimiento adecuado del trasfondo de las Escrituras.

No es posible entender lo que sucede en estos libros sin saber antes mucho acerca del resto de la Biblia. Estas cosas simbólicas son señales que han sido establecidas por Dios, y señales que nos han sido dadas para que entendamos los hechos que de lo contrario permanecerían ocultos. El plan de Dios con respecto al futuro está oculto a nuestros ojos, hasta que dedicamos el tiempo necesario a entender estas señales y estos libros están llenos de señales.

Una segunda precaución que ha tomado Dios con respecto al libro de Daniel, y aun de manera más especial con el de Apocalipsis, es que no nos introduce a la sección profética de entrada, sino que primero hace que tengamos que leer seis capítulos a fin de que podamos entender el carácter moral que requiere que tenga el lector antes de que comience a tener sentido el plan profético.

En otras palabras, no es posible entender la última sección de Daniel a menos que se haya vivido y entendido lo que implican los seis primeros capítulos. No hay manera humana de entender lo que significa el programa profético a menos que antes tengamos muy claro lo que quieren decir las lecciones morales de la primera parte del libro.

Aquí no es posible hacer trampa. No se puede leer de cabo a rabo y a continuación pasar al plan profético con la esperanza de entenderlo porque se encontrará usted con que no le encuentra ningún sentido. Es preciso examinar muy detenidamente estos capítulos iniciales, pensar en ellos y comenzar a actuar conforme a lo que dicen, experimentándolo, antes de que el programa profético cobre vida. En eso consiste la gloria del libro de Dios. No se puede entender solo de manera intelectual.

Puede usted sentarse con un resume profético de los libros de Daniel y de Apocalipsis, trazar esquemas y pasar tiempo explicando a la gente todo lo que significan estas cosas y de qué modo el programa de Dios va a funcionar, analizándolo hasta el más mínimo detalle, pero a menos que haya incorporado usted estas lecciones de la primera parte del libro a su propia vida, no encontrará en ellos nada que pueda enriquecer su vida.

El mismo Señor Jesús deja esto claro en el discurso que pronunció en el Monte Olivet, cuando sus discípulos le pidieron que nombrase las señales que habrían de venir y cuál sería el símbolo de su regreso a la tierra. Jesús dijo: "Por tanto, cuando veáis establecida en el lugar santo la abominación desoladora, de la cual habló el profeta Daniel...entonces los que estén en Judea huyan a los montes... (Mat. 24:15, 16) "Salid de la ciudad de Jerusalén, porque allí sucederán cosas que afectarán enormemente a las personas que vivan en esa región. Entonces habrá llegado el momento de huir de la ciudad, porque la gran tribulación estará sobre vosotros.

Cuando dijo: "cuando veáis establecida en el lugar santo la abominación desoladora añadió en un paréntesis estas palabras "el que lea entienda. Es decir, no leáis superficialmente el libro de Daniel, meditad detenidamente en lo que dice. Examinad a fondo su mensaje. Es preciso que entendamos de qué está hablando a fin de que podamos reconocer la abominación desoladora cuando aparezca. Por eso es por lo que el Señor continua diciendo que el mundo, con su enfoque superficial de la verdad, no entenderá lo que está pasando cuando se diga "paz, paz, paz porque no habrá paz, sino que la destrucción repentina caerá sobre ellos y serán arrasados como fueron arrasadas las gentes en los días de Noe cuando vino el diluvio.

Todo esto es una advertencia para que nos tomemos muy en serio lo que dice el libro de Daniel y para que nos esforcemos en entender la estructura de este libro al ahondar en él. Este libro se divide sencillamente en dos partes, como ya he sugerido. Los primeros seis capítulos son una historia acerca del mismo Daniel y sus amigos en la tierra de Babilonia, que era hombres fieles en un mundo hostil.

Permítame decirle que no hay ninguna sección de las Escrituras que sea de más ayuda a una persona que esté intentando vivir la vida cristiana en un ambiente difícil, que estos primeros seis capítulos de Daniel. Si está usted trabajando en una compañía, rodeado de una multitud impía que cada dos por tres toma el nombre de Dios en vano, que se ríe de las cosas de Dios, mostrando poco interés en lo que Dios le está diciendo a la humanidad, entonces le sugiero que lea detenidamente el libro de Daniel.

Los seis primeros capítulos han sido escritos para ti si eres un adolescente que estudias y estás constantemente rodeado por aquellos que parecen no tener el menor interés en saber cómo es Dios o en las cosas de Dios. Daniel y sus amigos eran ellos mismos adolescentes al principio de ser llevados cautivos por Nabucodonosor y de ser trasladados a la tierra de Babilonia. Al comenzar su carrera de fe, lo hicieron con una falta total de entendimiento de lo que era la vida y con todas las inseguridades de los adolescentes en un ambiente hostil. En los primeros seis capítulos el libro relata las presiones que tuvieron que soportar al defender su fe en medio de un ambiente realmente muy difícil.

En el capítulo 1 los jóvenes se enfrentan con la necesidad de cambiar su dieta alimenticia. Normalmente, no habría nada de significativo en ese hecho. Muchos de nosotros podríamos soportarlo, posiblemente con frecuencia, pero a estos jóvenes ya les ha dicho Dios lo que no deben de comer y precisamente aquellas cosas que les ha dicho que no deben de comer son las que se les exige que coman como prisioneros en el palacio del rey de Babilonia.

¿Qué tenían que hacer al respecto? El rey era el tirano más poderoso que jamás haya vivido en la tierra. La Biblia misma deja constancia de que no hubo ningún rey antes de Nabucodonosor ni habría ningún otro rey después de él que pudiese igualarle en autoridad. No había límite alguno a sus deseos porque su palabra era ley. Podía quitarle la vida a un hombre en cualquier momento. Más adelante, durante su reinado, les quitó la vida a los hijos del rey de Judá mientras su padre contemplaba cómo lo hacían y a continuación hizo que le sacaran los ojos al padre. Otro hombre fue quemado en un fuego lento. Este rey era experto en torturas. Por lo tanto, estos jóvenes adolescentes, que se enfrentan a esta prueba, sabían que o bien se sometían a las exigencias del rey o se exponían a perder la vida.

¿Qué podían hacer? Sintieron toda la presión y escucharon todos los argumentos que ya conocían y que actualmente puede oír cualquiera para que dejen de portarse conforme a su fe. No hay duda de que oyen el argumento, bajo la forma que adoptase en aquellos días. "Cuando estés en Roma haz como hacen los romanos. "Todo el mundo lo está haciendo, ¿qué diferencia hace lo que comas? ¿Qué pasa si os tomáis un bocadillo de jamón con los babilonios? ¿Qué diferencia hay? Después de todo, se encontraban prisioneros en un país lejano a su hogar y su ciudad había sido destruida. ¿Quién se iba a enterar, a quién le iba a importar, lo que hiciesen?

Sienten la presión, pero estos jóvenes se mantienen firmes y Dios los honra por ello. Dios les concede la gracia de soportar a pesar de la presión ejercida sobre ellos y, como resultado, son exaltado y colocados en posiciones de autoridad y de responsabilidad en el reino. Hallamos en todo el libro la historia de la presión repetida.

En el capítulo 2 hallamos parte del motivo por qué estos jóvenes se tuvieron que someter a esta clase de prueba. Se ve más claramente aquí, en la historia de la gran visión en un sueño acerca del rey Nabucodonosor. Una noche el rey sueña acerca de una gran imagen de un hombre que tiene un extraño cuerpo. Tenía la cabeza de oro, los hombros de plata, la parte central del cuerpo de bronce, las piernas de hierro y los pies de una mezcla de barro y de hierro, pero se olvida de lo que ha soñado.

Llama a los hombres sabios y les pide que les interprete el sueño, pero también que le digan lo que ha soñado. (Me he preguntado con frecuencia si este no fue el principio de la canción popular "dime lo que has soñado y te diré lo que yo he soñado.) Los astrólogos, los adivinos y los hechiceros de Babilonia son incapaces de encontrar la solución. Evidentemente, si el rey no puede decirles lo que ha soñado, ellos no pueden inventarse una interpretación, por lo que las vidas de estos hombres corren peligro.

Daniel se encuentra en medio de aquella situación y una vez más el hombre de Dios se ve presionado y amenazado de muerte si no se adapta.

Pero una vez más el hombre de Dios sale airoso, como le sucede siempre que está dispuesto a ser fiel y a obedecer a Dios a pesar de las presiones porque Dios predomina en los asuntos de los hombres y la vida no la decide nunca las meras presiones superficiales. El resultado que parece lógicamente inevitable al enfrentarnos a una situación no es necesariamente el resultado que se producirá si confiamos en un Dios invisible que gobierna los asuntos de los hombres y esa es la gran lección de todo este libro. Lo encontramos maravillosamente expresado por Daniel en su oración a Dios en el capítulo 2:

"¡Sea bendito el nombre de Dios desde la eternidad hasta la eternidad! Porque suyos son la sabiduría y el poder. El cambia los tiempos y las ocasiones; quita reyes y pone reyes. Da sabiduría a los sabios y conocimiento a los entendidos. El revela las cosas profundas y escondidas; conoce lo que hay en las tinieblas, y con él mora la luz. (2:20-22) Si está usted en contacto con un Dios así, no tiene usted que preocuparse por lo que esté haciendo la multitud. Porque ese Dios puede ocuparse de usted y puede resolver su situación por muy imposible que parezca. Esa es exactamente la historia de Daniel, repetida cinco veces diferentes en los primeros seis capítulos.

Y Dios le concede a Daniel y a sus amigos el privilegio de obligar al hombre más poderoso de la tierra a reconocer el gobierno supremo de Dios. ¿Sabe usted que esta es la postura que debiera adoptar todo cristiano en la actualidad? El mundo vive con la idea de que no existe Dios, o que si existe no tiene ningún poder real porque no hace nada, no cambia la historia, no afecta a las vidas humanas. No participa en las situaciones para hacer una diferencia en ellas. Es un gran anciano que está allá en el cielo, en alguna parte, que no afecta a nada de lo que pasa aquí abajo. Esa es la filosofía del mundo.

Pero cada creyente se encuentra en una situación en la que si anda de manera fiel, si obedece a lo que Dios ha mandado a pesar de las presiones ejercidas sobre él, se le concede el privilegio de abrirle los ojos a los hombres sobre el hecho de que Dios existe, no está muerto, y está participando en los asuntos de los hombres y tiene un poder con el que hay que contar.

En el capítulo 3 encontrará usted el relato del horno de fuego. A los jóvenes se les manda que se inclinen ante la imagen que Nabucodonosor ha erigido, pensando con orgullo en la imagen que vio en el sueño que tuvo. Debido a que le fue dicho que él representaba a la cabeza de oro, que era el rey más importante del mundo, su orgullo hizo que se encumbrase, haciendo que se construyese una imagen en la planicie. Era una imagen inmensa, tan alta como algunos de nuestros cohetes que disparamos hacia el cielo, y toda la multitud está reunida en la planicie, con estos tres hombres entre ellos.

Se les ordena a todos que se inclinen y adoren a la imagen. A fin de animarles, se construyó un gran horno de fuego al otro lado de la planicie, y se les dice que si no se inclinan, allí es donde acabarán. Esa es una enorme presión para que la tengan que soportar estos jóvenes y además tienen algunos estímulos más. ¡Hay una banda, y qué banda! Aquí se mencionan los instrumentos, que son una corneta, una flauta, una cítara, una lira, un arpa, la zampoña y todo instrumento de música y todo el mundo se inclinaba y adoraba a la imagen, a excepción de estos tres jóvenes.

Cuando son conducidos ante la presencia de Nabucodonosor, él les ordena que se inclinen. Y entonces es cuando pronuncian estas maravillosas palabras: "Oh, Nabucodonosor, no necesitamos nosotros responderte sobre esto. (3:16) No están siendo impertinentes, lo que quieren decir es que no necesitan ningún tiempo para pensarse la respuesta. "No necesitamos consejo, sabemos lo que decir.

"Si es así, nuestro Dios a quien rendimos culto, puede librarnos del horno de fuego ardiendo y de tu mano, oh rey, nos librará. Y si no..." (3:17)

Estas son palabras de fe: "y si no. "Nuestro Dios puede, pero no conocemos la mente de Dios. Sus pensamientos son más altos que nuestros pensamientos y sus caminos son diferentes a los nuestros. Puede que no lo haga, pero incluso aunque no lo haga:

"...que sea de tu conocimiento, oh rey, que no hemos de rendir culto a tu dios ni tampoco hemos de dar homenaje a la estatua que has levantado." (3:17-18)

Estos son jóvenes que han aprendido que hay cosas más importantes que hacer en la vida. Es mejor estar muerto y ser obediente a Dios que estar vivo y ser desobediente a él. Es mucho más provechoso a una persona interesada caminar con Dios al precio de su propia vida, que ser desobediente a lo que Dios ha dicho. Dios nunca le deberá nada a ningún hombre, por lo tanto, él les concede un gran honor a estos jóvenes. Como resultado, salen del horno sin ni siquiera oler a humo. Ya conocen la historia. ¡Qué relato tan extraordinario!

Y en el capítulo 4 tenemos la conversión de Nabucodonosor. ¿Sabía usted que todo el capítulo es el testimonio del rey más importante q ue jamás haya vivido y el más grande tirano que jamás haya gobernado? Es la historia de cómo Dios quebrantó el orgullo que tenía en su corazón, le humilló y le dejó guiarse por su orgullo y el resultado fue el mismo que siempre se produce cuando las personas se dejan llevar por su orgullo: la locura.

Salió al campo y se puso a comer la hierba de los campos durante siete años. Su trono fue conservado, pero él se portó como un animal. Esto es lo que siempre le sucede al hombre que prefiere caminar sin tener comunión con el Dios vivo. Se convierte en una especie de animal, como una bestia, con la mente embrutecida y el rey Nabucodonosor se volvió una especie de animal.

A continuación el rey cuenta de qué modo le fue restablecida la razón por la gracia de Dios y su palabra final en este capítulo es un gran testimonio de fe, de cómo Dios le humilló y le hizo volver:

"Ahora yo, Nabucodonosor, alabo, exalto y glorifico al Rey de los cielos, porque todas sus obras son verdad y sus caminos son justicia. El puede humillar a los que andan con soberbia." (4:37)

¿Quién hizo que llegase a esto? Humanamente hablando, fueron Daniel y sus amigos, cuatro jóvenes que fueron usados por Dios para ganarse el corazón del rey más importante del imperio más grandioso que jamás ha visto el mundo hasta hoy.

Veamos ahora lo que dice el capítulo 5. Aquí tenemos la historia de la escritura sobre la pared, la conocida historia del rey Belsasar. Observe cuidadosamente el lujo, el libertinaje y la codicia de este reino, un reino que se estaba degenerando y deteriorando, pero en medio de esa situación Daniel, que había vivido en tres imperios, sigue siendo el primer ministro. Dios le usa para interpretar la extraña figura de la mano que aparece y escribe en la pared, que no es otra cosa que el juicio de Dios sobre aquel reino licencioso.

Esto expone claramente la tesis de este libro, que Dios está obrando e interviniendo en los asuntos de los hombres y cualquier hombre que quiera ver más allá de las cosas que se ven a las que no se ven, y actúe conforme a ello, se encontrará con que Dios está con él, apoyándole y fortaleciéndole durante todo el camino, haciendo que le alabe y le de gloria.

El capítulo 6 trata acerca del foso de los leones y es la misma historia contada de otra manera. Dario echa a Daniel al foso de los leones, pero Dios envía a su ángel a cerrar las bocas de los eones y a Daniel le sacan de allí, habiendo sido librado por la mano de Dios.

En el capítulo 7 comienza la sección profética, comenzando con la visión de las cuatro bestias. Resulta interesante que estas cuatro bestias cubran el mismo período de tiempo que las cuatro divisiones de la imagen que había contemplado Nabucodonosor en el capítulo 2. Esa imagen tenía una cabeza de oro, que simbolizaba el reino babilonia; los hombros de plata, que simbolizaba el medo-persa; el tronco de bronce simboliza el imperio griego y las dos piernas de hierro representan las dos divisiones del Imperio Romano; y terminan por fin con un reino deshecho, caracterizado por los pies de una mezcla de hierro y barro.

Este gran pasaje profético nos ofrece un compendio de los días de Daniel y va incluso más allá de nuestros tiempos, al fin de los tiempos y al regreso de Jesucristo. Porque mientras el profeta lo contempla, ve una piedra cortada sin una mano golpear a la imagen en los pies, destruyéndola y se convierte en una gran montaña que llena la tierra. Esto es claramente una imagen del imperio de Dios y del regreso de Jesucristo.

En el capítulo 7 tenemos, pues, a las cuatro bestias que representan a los mismos reinos, pero desde el punto de vista de Dios. No son otra cosa que bestias que gruñen, luchan y pelean unas con otras. Creo que el Dr. Scoffield hace notar que todos los símbolos de las naciones modernas son representaciones de pájaros o de bestias de presa. Nuestra propia nación está simbolizada por el águila, que es un pájaro de presa. El imperio británico es un león, Rusia es un oso. El profeta ve a estas naciones luchando juntas culminando con el poderoso reino de un solo individuo sobre todo el mundo occidental.

A continuación, tenemos en el capítulo 8 el movimiento de la historia occidental. Se reúnen el carnero y el macho cabrío y esta es una imagen, como se nos dice más adelante en el capítulo 11, de la conquista de Alejandro Magno y el surgimiento del reino de los seleucidas en Siria, en oposición al de los ptolomeos en Egipto. Estas dos familias ocuparon el centro de la historia siglos después de esto, luchando entre Siria y Egipto, con la pequeña nación de Israel entre medias.

La batalla continúa interminablemente y en la actualidad Israel sigue siendo la nación en la que más guerras ha habido en la historia. Han tenido lugar más batallas en la tierra de Israel que en ninguna otra parte sobre la faz de la tierra y es precisamente en esa misma región donde habrá de suceder la última gran batalla, la batalla de Armagedon, que aún ha de tener lugar.

En medio de todo esto, en el capítulo 9, encontramos la maravillosa oración de Daniel que expresa sinceramente ante Dios lo que siente en su corazón, en la última sección del capítulo, que es una de las más asombrosas profecías en toda la Biblia: la profecía de las setenta semanas. Este es la guía de las profecías en lo que se refiere a la nación de Israel. Nos ofrece el principio de lo que se llama "el gran paréntesis, Dios ha interrumpido su programa por amor a Israel y ha colocado entre la primera y la segunda venida del Señor Jesús la época en la que actualmente vivimos.

Este período indeterminado, que ya ha durado más de novecientos años, se produce entre la semana sesenta y nueve de años y la setenta de la profecía. La semana setenta, una semana de siete años, todavía está por cumplirse con respecto a Israel. Al leer sobre ello, verá usted que eso es lo que llama el libro de Apocalipsis y otros pasajes proféticos "la gran tribulación el tiempo de la aflicción de Jacob. Y esto aún no ha sucedido, ha sido interrumpido al llegar a la semana sesenta y nueve y está todavía por cumplirse.

El capítulo 10 presenta las cosas invisibles, que se ocultan tras las cosas que se ven. Esta es otra gran revelación del gobierno soberano de Dios en los asuntos de los hombres y es la explicación de los acontecimientos de la historia. ¿Qué es lo que causa todo lo que sucede actualmente? Hay fuerzas invisibles que están operando y estas fuerzas son claramente reveladas a Daniel aquí.

El capítulo 11 es uno de los capítulos más asombrosos de la Biblia por el hecho de contar profecía que, en gran parte, se ha cumplido ya con todo detalle. En el se anuncia la lucha entre el rey de Siria y el de Egipto, que tuvo lugar después de los tiempos de Daniel. Esto se ha cumplido, tanto desde el punto profético como el histórico.

Estos acontecimientos históricos se describen con todo detalle y abarcan trescientos o cuatrocientos años de historia. Puede usted ver que las profecías se han expuesto exactamente conforme al patrón que sigue en la historia. Entre otras personas muy destacadas, aparece Cleopatra en este capítulo, hablando sobre ella de manera profética.

Cuando llegue usted al capítulo 11, versículo 36, verá que se produce una interrupción notable. La introduce el versículo anterior, en el que el ángel le dice a Daniel:

"Algunos de los sabios caerán para ser purificados, limpiados y emblanquecidos hasta el tiempo señalado; porque aún no hay plazo para estos." (11:35)

Aquí comienza un pasaje que trata acerca de la semana septuagésima de Daniel que todavía está por cumplirse, el tiempo del fin, los últimos días, el arreglo definitivo de los reinos de la tierra justo ante del regreso de Jesucristo. Este asombroso pasaje predice una invasión de Palestina y una contra invasión de Egipto en el sur y a continuación la reunión de dos grandes ejércitos en la tierra de Israel y finalmente la destrucción de estos ejércitos en las montañas de Israel. Esto también se describe claramente en los capítulos 38 y 39 de Ezequiel y en el segundo capítulo de Joel y hallará usted además otras referencias proféticas sobre ello.

El principio del capítulo 12 nos presenta el más importante acontecimiento de la historia que todavía no se ha cumplido: la venida de Jesucristo. Aquí no se menciona como tal, pero esto es lo que oye Daniel:

"En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está del lado de los hijos de tu pueblo [Israel]. Será tiempo de angustia, como nunca fue desde que existen las naciones hasta entonces. Pero en aquel tiempo tu pueblo será librado, todos aquellos que se encuentren inscritos en el libro." (12:1)

A esto sigue una resurrección:

"Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna y otros para vergüenza y eterno horror." (12:2)

Y el juicio final de Dios:

"Los entendidos resplandecerán con el resplandor del firmamento; y los que enseñan justicia a la multitud, como las estrellas, por toda la eternidad." (12:3)

...a continuación se le da a Daniel una señal de cuándo habrá de suceder esto:

"Pero tú, oh Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de un lado para otro y se incrementará el conocimiento." (12:4)

Muchos eruditos bíblicos entienden que esto es una indicación de que al acercarnos a los tiempos del fin, los transportes y el conocimiento aumentarán rápidamente de la misma manera que ha sucedido en nuestro propio tiempo.

Hay una cosa más que es importante en relación con este último capítulo. Daniel hace ciertas preguntas al ángel que le ha revelado esto, y entonces se le da a entender dos grandes principios que operan en la vida humana. Usted y yo oímos con frecuencia a personas que discuten sobre lo que está sucediendo en el mundo con comentaristas de los periódicos y otras personas que están constantemente presentándonos informes de cosas terribles. La gente dice con frecuencia: "¿Qué está pasando? ¿Está el mundo yendo de mal en peor o va cada vez mejor?

Por un lado, oirá usted a personas describir cosas de tal modo que usted tenderá a decir: "la verdad es que el mundo va de mal en peor. Entonces alguien contesta: "No, no es así. Tenga usted en cuenta esto y lo otro. Estoy convencido de que el mundo está mejorando. Estamos progresando. Pero el libro de Daniel deja perfectamente claro que nunca entenderemos la palabra y la obra de Dios hasta que no creamos en estos dos principios. Porque en el versículo diez del capítulo 12 se le dice a Daniel:

"Muchos serán limpiados, emblanquecidos y purificados [lo bueno mejorará]; pero los impíos obrarán impíamente y ninguno de ellos entenderá [pero el mal empeorará]; pero los sabios, sí entenderán." (12:10)

Jesús dijo que la buena semilla había sido sembrada, pero el enemigo había venido y había sembrado cizaña entre el trigo. "Dejad que ambos crezcan juntos dice "hasta la cosecha. (Mat. 13:30) Creo que esto es ciertamente verdad en la historia. En la actualidad el mal es peor de lo que jamás lo ha sido. Es más sutil, más demoniaco, más satánico, más difícil de detectar de lo que jamás lo ha sido en la historia humana, pero el bien es además mejor de lo que lo ha sido antes, el bien es más poderoso. Su efecto sobre la sociedad humana en relación con el mal que la rodea es superior a lo que jamás ha sido.

Estos dos principios están actuando en la sociedad humana, pero ninguno de los dos vencerá al otro. El bien no va a ser tan triunfante que el mal acabe por desaparecer, como se creyó al comienzo de este siglo. Ni tampoco va a ser el mal tan poderoso que acabe por desaparecer el bien. Ambos terminarán enfrentándose en un gran conflicto, y en toda la Biblia ha quedado constancia de que en un momento concreto de la historia Dios volverá a intervenir en los asuntos humanos. Acerca de esta confrontación definitiva de la sociedad humana se le dice a Daniel:

"¡Bienaventurado el que espere y llegue hasta 1.335 días! Pero tú, continúa hasta el fin, y descansarás y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días." (12:12-13)

Aquí tenemos palabras proféticas de Helmut Thielicke, catedrático y director de la Universidad de Hamburgo en Alemania.

“Puede que nosotros los hombres hagamos lo que queramos. Puede que venga Nabucodonosor (y Genghis Khan y Mao Tse-tung) pero ninguno de ellos puede dar al traste con los planes de Dios, sino más bien cumplirlos, incluso en contra de la voluntad de estos hombres. Aunque lo que escuchamos en la actualidad son tonos menores y melancólicos, lo que se sigue interpretando aún es la sinfonía de Dios y se interpretará hasta el final. Es posible que los tonos individuales crean saberlo todo, puede que quieran imponerse y hacer las cosas a su manera, pero todos ellos han sido compuestos para formar parte de una partitura en la que solo Dios manda y en la que todo se escucha desde el punto de vista celestial, y que tiene su sucesión en los tonos de Dios que concluyen con este acorde final.

Los ricos del mundo se encuentran en el proceso de ir, pero el reino de Dios está en proceso de venir. No crea usted para nada que sea posible que haya nadie que se pueda librar de servirle, aunque renuncie diez veces a Dios. Incluso en la extrema perversión de la autoridad, como en la tiranía de un estado totalitario, los hombres se ven obligados, a pesar de ellos mismos, a conservar el remanente del orden establecido por Dios y nunca conseguirán, de manera consistente, endemoniar o arruinar su mundo. Dios dice: "Yo que tengo el poder de todo el mundo y el espacio, ¿no seré capaz de cercar tu vida insignificante, de escuchar a tus preguntas, tus quejidos y desenredar las enredadas madejas de vuestras amenazas?”


Ray C. Stedman/Discovery Publishing
Un ministerio de la Iglesia Peninsula Bible.

viernes, 25 de abril de 2008

Defiéndete del enemigo


TÍTULO: DEFIÉNDETE DEL ENEMIGO


TEXTO:
[1 JUAN 1:9]
“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.”


ORACIÓN: TODA LA GLORIA PARA MI SEÑOR JESUCRISTO.


INTRODUCCIÓN:

Si bien somos hijos de Dios, no somos inmunes desde luego de cometer equivocaciones.

La Biblia dice que Satanás nos acusa constantemente ante Dios, pero que Cristo es nuestro abogado defensor que intercede por nosotros.

Así que: abogado tenemos:
[1 Juan 2:1]
“Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.

¿Por qué? Porque Él dio su vida por nosotros los creyentes.

Tenemos un abogado TODOPODEROSO para con el Padre: Jesucristo el justo. Cristo es nuestro abogado en el cielo.

Así que al fallar, inmediatamente pidamos perdón al Padre Celestial en el nombre de Jesús, diciéndole a Él con nuestra boca: Señor, me arrepiento de mis pecados.

Pero lo decimos con fe, sabiendo que Dios es fiel de acuerdo a Su Palabra para limpiarnos y borrar para siempre todo lo malo que hicimos.

El siguiente paso es este: Caminar con regocijo y olvidar todo lo que quedó atrás. Y esto tenemos que hacerlo todos los días con fe, hermanos, porque Dios es Santo y todo hombre es pecador. Pero por la Sangre de Jesucristo somos limpiados.


DESARROLLO:

Hermanos:

Tenemos que dar mucha importancia a la Sangre de Jesús, porque lejos del Señor Jesús nada podemos hacer.

Estemos conscientes que vamos creciendo en la gracia y conocimiento de nuestro Señor Jesucristo, y que nunca dejaremos de crecer. Porque nuestra vida es una carrera hacia la Eternidad, una carrera hacia el Cielo… es una lucha no contra carne y sangre, sino contra Satanás y sus demonios.

Así que tenemos que dar mucha importancia a la Sangre de Jesús porque sólo la Sangre de Jesús puede limpiarnos e interceder por nosotros ante el Padre.

Hermano: Honra la Sangre del Cordero. Sé un hijo de Dios que implora cada día por la Sangre del Señor Jesucristo.

Hay un testimonio profético en el Libro de Apocalipsis que habla justamente acerca de los hijos de Dios:

[Apocalipsis 12:11]
“12:10 Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.
12:11 Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos….”

Así que la Biblia nos está confirmando que nosotros tenemos que clamar por la Sangre de Jesús en cualquier lugar en donde se nos presente un intento de ataque de Satanás que quiera frustrar la completa voluntad de Dios en nuestra vida.

►La Biblia nos está confirmando que nosotros renemos que clamar por la Sangre del Cordero cuando pecamos, y pedirle al Señor que nos limpie con ella.

Tenemos que clamar porque esa es la Palabra del testimonio de nosotros, la palabra del testimonio de fe en Cristo Jesús.

[Hebreos 4:15-16]
“Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.
Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.”

Alaba al Señor Jesús porque Su Sangre opera en beneficio nuestro.

[1 Juan 1:7]
“Pero si andamos en luz, como Él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la Sangre de Jesús nos purifica de todo pecado”.

Porque Dios el Padre ve la Sangre de Jesús en nosotros, es que somos santos ante Sus ojos.

Así que cuando el diablo te acuse por tus pecados ya confesados y perdonados, no te declares culpable; antes clama a la Sangre de Jesús.

No confieses cosas negativas sobre tí mismo, sino habla la Palabra de Dios y confiesa la Palabra, pronuncia con tu boca la Palabra de Dios, da testimonio con tu boca:

“Todo lo puedo en Cristo que me fortralece.
“Mayor es El que está en mí que el que está en el mundo.
“Si Dios es por nosotros, quien contra nosotros.
“Ciertamente, el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y yo moraré en la casa de mi Señor por siempre.
“Cristo es mi esperanza de gloria. Mí pasado está bajo la Sangre de Jesús. Gracias Padre por Tu salvación.
“Te amo, Te adoro y confío en Ti Jesús.
“Tú eres Señor de todo. Tu Sangre es más que suficiente para limpiarme del pecado por mi oración de fe.
“¡Estoy agradecido que cada gota de Tu Sangre fuera derramada por mi!
“Yo clamo a la Sangre y la aplico sobre todo lo que es mío y sobre todo enemigo que venga contra mi vida.
“Mi vida es una vida de gozo y cada día que vivo es como un día del cielo en la tierra.
“Me regocijo en el Señor siempre.
“Siempre triunfo en Cristo Jesús.
“Jesús me ha hecho libre.
“El yugo de Jesús es fácil y ligera Su carga.
“Tengo el favor de Dios y nada me dañará.
“Ninguna cosa buena Dios se negara a concederme.
“Dios es por mí y El me bendice y me ha dado un maravilloso futuro.
“Jesús, mi Señor y mi Salvador, Tú eres digno de todo mi amor.”

[1Corintios 2:9]
“Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las cosas que Dios ha preparado para los que Le aman.”

[Juan 8:32]
“Y conocerás la verdad, y la vead os hará libres”.

[Juan 10:10]
“Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”.

[2Timoteo 4:7-8]
“He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Ahora, me está guardada la corona de justicia, la cual el Señor (Jesús), Juez justo me dará en aquel día – y no solamente a mí, sino también a todos los que aman y esperan Su venida”.

“Un día, el Cielo tendrá una gran celebración y tú como creyente hijo de Dios oirás a Jesús diciéndote: “¡Bien hecho, buen siervo fiel!; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré: ¡entra en el gozo de tu Señor!” (Mateo 25:23).

Vive tu día y magnifica al Señor, glorifica al Señor Jesús y a Su preciosa Sangre, cantando con gozo salmos y alabanzas.


CIERRE:

[Juan 15:13]
“Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.”

Jesucristo Mismo cumplió con este máximo amor al morir por nosotros a fin de que podamos ser perdonados de todos nuestros pecados y podamos tener comunión con Dios.

[Romanos 5:8]
"Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros."

Este ejemplo del amor extremo de Dios es para aplicarse a aquellos que seguimos a Cristo.

Hay una ilustración que quiero exponer para acabar:

“Dos hombres están perdidos en el desierto. Uno tiene agua, mientras el otro no tiene nada. Hay suficiente agua para que solamente uno de los hombres se salve de morir. Pero si comparten el agua, ambos morirán antes de que puedan ser rescatados. ¿Qué debe hacer el hombre que tiene la cantimplora de agua?”

Hay por lo menos 3 respuestas a esto:

  1. La respuesta según el mundo.
  2. La respuesta según los religiosos.
  3. La respuesta según la Biblia.

1. La respuesta según el mundo es: “Que el hombre que tiene la cantimplora mate al otro, le quite todo lo que tiene, se quede con el agua y se salve.”

2. La respuesta según los religiosos es: “Que el hombre que tiene la cantimplora debe tomar el agua para salvar su propia vida.”

3. La respuesta según la Biblia es: “Que el hombre que tiene la cantimplora debe renunciar al agua y dársela a su hermano para que éste salve su vida”

Hermanos: Las enseñanzas de Jesucristo tienen el fundamento moral más alto para los hombres de este mundo.

[1 Juan 3:16]
"En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos."

Es el amor de Dios en Cristo Jesús que nos permite a sus hijos voluntariamente entregar nuestras vidas por otros.

Nosotros también podemos experimentar este amor y mostrarlo a otros.

Por eso la Palabra de Dios dice:

[Romanos 8:38-39]
“Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.”

¡Gloria a Cristo!