domingo, 13 de enero de 2013

El tabernáculo




EL EVANGELIO DE JUAN USA, EN EL GRIEGO, UNA PALABRA MUY INTERESANTE REFERIDA AL SEÑOR JESÚS QUE NO HA SIDO DEBIDAMENTE TRADUCIDA AL ESPAÑOL.

ESTA PALABRA ESTÁ EN EL CAPÍTULO 1, VERSO 14: "Y AQUEL VERBO FUE HECHO CARNE, Y HABITÓ ENTRE NOSOTROS (Y VIMOS SU GLORIA, GLORIA COMO DEL UNIGÉNITO DEL PADRE), LLENO DE GRACIA Y DE VERDAD".

"HABITÓ" SIGNIFICA AQUÍ "FIJÓ TABERNÁCULO", O, PARA USAR UNA SOLA PALABRA, "TABERNACULIZÓ".

¿POR QUÉ JUAN UTILIZA ESTA PALABRA TAN EXTRAÑA Y DIFÍCIL DE TRADUCIR?

DE HECHO NINGÚN TRADUCTOR LA HA UTILIZADO.

LA RAZÓN ES MUY SIMPLE: JUAN NOS ESTÁ LLAMANDO LA ATENCIÓN HACIA EL TABERNÁCULO EN EL DESIERTO, PUES EL SEÑOR JESÚS ES EL VERDADERO TABERNÁCULO DE DIOS CON LOS HOMBRES.

ÉL DIO CUMPLIMIENTO A LA FIGURA DEL TABERNÁCULO LEVANTADO POR MOISÉS, DE MANERA QUE AL REVISAR LOS DIFERENTES ASPECTOS DE AQUÉL TENEMOS QUE TENER SIEMPRE EN CUENTA A QUIÉN APUNTA Y DE QUIÉN NOS HABLA.

DIOS LE DIJO A MOISÉS: "HARÁN UN SANTUARIO PARA MÍ" (ÉXODO 25:8).

Y DE LA MISMA MANERA, DIOS DEMANDÓ A MARÍA QUE OFRECIERA SU VIENTRE PARA QUE, DESDE ALLÍ, PUDIERA LEVANTAR UN TABERNÁCULO PARA SÍ EN JESUCRISTO.

POR ESO CUANDO EL SEÑOR DIJO: "DESTRUID ESTE TEMPLO, Y EN TRES DÍAS LO LEVANTARÉ" (JUAN 2:19), SE ESTABA REFIRIENDO A ESTA "CONSTRUCCIÓN" HECHA POR EL ESPÍRITU SANTO, ES DECIR, AL "TEMPLO DE SU CUERPO" (v, 21).

LA DOBLE NATURALEZA DEL SEÑOR JESUCRISTO –DIVINA Y HUMANA– ESTÁ MUY BIEN REPRESENTADA EN EL TABERNÁCULO.

LO VEMOS EN EL COLOR DE LAS CORTINAS: LAS CORTINAS AZULES, SU DIVINIDAD; LAS ROJAS, SU HUMANIDAD; LAS PÚRPURAS, LA SÍNTESIS DE SU DOBLE NATURALEZA DIVINA Y HUMANA.

ASIMISMO, GRAN PARTE DEL MOBILIARIO TIENE LA DOBLE NATURALEZA IMPLÍCITA EN LA MADERA Y EL ORO… LA MADERA, LA HUMANIDAD; EL ORO, LA DIVINIDAD.

TODO EL TABERNÁCULO ES UN ANUNCIO, NO SÓLO DE SU NATURALEZA, SINO TAMBIÉN DE SU OBRA.

DE LA MISMA MANERA COMO EL TABERNÁCULO TENÍA TRES AMBIENTES, EL ATRIO, EL LUGAR SANTO, Y EL LUGAR SANTÍSIMO, ASÍ TAMBIÉN LA NATURALEZA DEL SEÑOR –Y LA DE TODO CRISTIANO– ES TRIPARTITA: CUERPO, ALMA Y ESPÍRITU.

EN EL SEÑOR ESTABA PERSONIFICADO EL TABERNÁCULO, CON TODO SU SIMBOLISMO REALIZADO A LA PERFECCIÓN.

DIOS PIDIÓ A MOISÉS QUE LE LEVANTARAN UN TABERNÁCULO, PUES ÉL QUISO HABITAR EN MEDIO DE SU PUEBLO.

DIOS BAJÓ DE SU EXCELSA GLORIA PARA ESTAR CERCA DE LOS HOMBRES.
ASÍ TAMBIÉN EN CRISTO, DIOS ESTABA SALVANDO LA MAYOR DISTANCIA –NO SÓLO FÍSICA, SINO MORAL– PARA VENIR A HABITAR ENTRE LOS HOMBRES: "EMANUEL, DIOS CON NOSOTROS".

DIOS SE ACERCÓ AL HOMBRE, Y PROVEYÓ UN MEDIO PARA QUE EL HOMBRE PUDIESE ACERCARSE A DIOS… DE AHÍ EL NOMBRE DE "TABERNÁCULO DE REUNIÓN".

HABÍA EN EL TABERNÁCULO DE REUNIÓN UNA AMPLIA PUERTA PARA TODO AQUEL QUE NECESITARA ACERCARSE A DIOS… Y EN CRISTO LA SIGUE HABIENDO.

VEMOS QUE CUANDO EL TABERNÁCULO ESTUVO EN PIE, DIOS HABLÓ DESDE ALLÍ A MOISÉS.

ANTES HABÍA HABLADO DESDE EL MONTE, MAS AHORA HABLABA DESDE EL TABERNÁCULO (LEVÍTICO 1:1).

¡QUÉ CERCANO Y ASEQUIBLE!

PORQUE EN CRISTO, DIOS HA DESCENDIDO Y PODEMOS TOCARLE… DIOS HA VENIDO Y PODEMOS OÍRLE.

¿ESTÁS OYENDO HOY SU VOZ?

LA BIBLIA DICE: Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones. (HEBREOS 4:7)

¡DIOS TE BENDIGA!







Aguasvivas.cl

No hay comentarios:

Publicar un comentario