lunes, 14 de enero de 2013

Cristo es el Hijo de Dios




(1 JUAN 5:13) Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.


EL TEMA DEL EVANGELIO DE JUAN ES QUE JESÚS ES EL HIJO DE DIOS (20:30, 31), Y EL PRIMER CAPÍTULO DEL LIBRO PRUEBA SU AFIRMACIÓN.

HOY NOS VAMOS A CENTRAR TAN SOLO EN (JUAN 1) PARA DESCUBRIR TODAS LAS PRECIOSAS AFIRMACIONES DEL ESPÍRITU SANTO ACERCA DE JESÚS.

AL LEER ESTE MARAVILLOSO CAPÍTULO NO PUEDE MENOS QUE VER QUE CRISTO ES EL HIJO DE DIOS DEBIDO A LOS NOMBRES Y TÍTULOS QUE LLEVA, LAS OBRAS QUE REALIZA Y LOS TESTIGOS QUE LE CONOCIERON PERSONALMENTE Y DECLARARON QUIÉN ES.

LOS NOMBRES DE CRISTO DEMUESTRAN QUE ES EL HIJO DE DIOS

A. ÉL ES EL VERBO (1:1–3,14).

ASÍ COMO LAS PALABRAS REVELAN NUESTRA MENTE Y CORAZÓN, CRISTO REVELA A LOS HOMBRES LA MENTE Y EL CORAZÓN DE DIOS. «EL QUE ME HA VISTO A MÍ, HA VISTO AL PADRE» (JUAN 14:9).

UNA PALABRA O VERBO SE COMPONE DE LETRAS, Y CRISTO ES EL ALFA Y LA OMEGA (PRIMERA Y ÚLTIMA LETRAS DEL ALFABETO GRIEGO; APOCALIPSIS 22:13), QUIEN NOS DELETREA EL AMOR DE DIOS.

EN (GÉNESIS 1) DIOS CREÓ TODO POR MEDIO DE SU PALABRA; Y COLOSENSES 1:16 Y 2 PEDRO 3:5 INDICAN QUE ESTA PALABRA ERA CRISTO.

EN TANTO QUE DIOS SE PUEDE CONOCER EN PARTE A TRAVÉS DE LA NATURALEZA Y LA HISTORIA, SE LE CONOCE A PLENITUD A TRAVÉS DE SU HIJO (HEB 1:1, 2).

CRISTO, COMO EL VERBO TRAE GRACIA Y VERDAD (JUAN 1:14, 17); PERO SI LOS HOMBRES NO LE RECIBEN, ESA MISMA PALABRA SE CONVERTIRÁ EN IRA Y JUICIO (APOCALIPSIS 19:13).

LA BIBLIA ES LA PALABRA ESCRITA DE DIOS Y CRISTO ES EL VERBO DE DIOS, VIVO Y ENCARNADO.

B. ÉL ES LA LUZ (1.4–13).

EL PRIMER ACTO CREADOR DE DIOS EN GÉNESIS 1 FUE PRODUCIR LA LUZ, PORQUE LA VIDA PROVIENE DE LA LUZ.

JESÚS ES LA LUZ VERDADERA, O SEA, LA LUZ ORIGINAL EN LA CUAL TODA LUZ TIENE SU FUENTE.

EN EL EVANGELIO DE JUAN SE PUEDE HALLAR EL CONFLICTO ENTRE LA LUZ (DIOS, VIDA ETERNA) Y LAS TINIEBLAS (SATANÁS, MUERTE ETERNA).

ESTO SE INDICA EN 1:5: «LA LUZ EN LAS TINIEBLAS RESPLANDECE [TIEMPO PRESENTE], Y LAS TINIEBLAS NO HAN PODIDO APAGARLA O CONTENERLA» (TRADUCCIÓN LITERAL).

NÓTESE 3:19–21; 8:12 Y 12:46. EL SEGUNDO LIBRO DE CORINTIOS 4:3–6 PINTA LA SALVACIÓN COMO LA ENTRADA DE LA LUZ EN EL CORAZÓN EN TINIEBLAS DEL PECADOR (VÉASE TAMBIÉN GN 1:1–3).

C. ÉL ES EL HIJO DE DIOS (1:15–18,30–34,49).

FUE ESTA AFIRMACIÓN LA QUE ENARDECIÓ A LOS JUDÍOS Y LOS LLEVÓ A PERSEGUIR A CRISTO (10:30–36).

NÓTENSE LAS SIETE PERSONAS EN EL EVANGELIO DE JUAN QUE LLAMARON A CRISTO EL HIJO DE DIOS: JUAN EL BAUTISTA (1:34); NATANAEL (1:49); PEDRO (6:69); EL CIEGO SANADO (9:35–38); MARTA (11:27); TOMÁS (20:28); Y EL APÓSTOL JUAN (20:30, 31).
EL PECADOR QUE NO CREE QUE JESÚS ES EL HIJO DE DIOS NO PUEDE SER SALVO (8:24).

D. ÉL ES EL CRISTO (1:19–28,35–42).

«CRISTO» SIGNIFICA MESÍAS, EL UNGIDO.

LOS JUDÍOS ESPERABAN QUE SU MESÍAS APARECIERA Y A ESTO SE DEBE QUE SE LO PREGUNTARAN A JUAN. INCLUSO LOS SAMARITANOS LE ESPERABAN (4:25, 42).

A CUALQUIER JUDÍO QUE DIJERA QUE JESÚS ERA EL CRISTO LO EXPULSABAN DE LA SINAGOGA (9:22).

E. ÉL ES EL CORDERO DE DIOS (1:29,35–36).

EL ANUNCIO DE JUAN ES LA RESPUESTA A LA PREGUNTA DE ISAAC: «¿DÓNDE ESTÁ EL CORDERO PARA EL HOLOCAUSTO?» (GÉNESIS 22:7).

EL CORDERO PASCUAL EN ÉXODO 12 Y EL CORDERO SACRIFICIAL EN ISAÍAS 53 APUNTAN HACIA CRISTO.

EN LA HISTORIA DEL A.T. HUBO MUCHOS CORDEROS SACRIFICADOS, PERO CRISTO ES EL CORDERO DE DIOS, EL ÚNICO QUE SALVA AL HOMBRE.

LA SANGRE DE LOS CORDEROS SACRIFICADOS EN EL TABERNÁCULO O EL TEMPLO SIMPLEMENTE CUBRÍAN EL PECADO (HEBREOS 10:1–4), PERO LA SANGRE DE CRISTO QUITA EL PECADO.

LOS CORDEROS QUE SE OFRECÍAN EN LOS DÍAS DEL A.T. ERAN SÓLO POR ISRAEL, PERO CRISTO MURIÓ POR LOS PECADOS DE TODO EL MUNDO.

F. ÉL ES EL REY DE ISRAEL (1:43–49).

EL PUEBLO DE ISRAEL ESTABA HASTIADO DEL GOBIERNO ROMANO Y QUERÍAN UN REY.

DEBIDO A QUE CRISTO LES DIO DE COMER, QUERÍAN HACERLE REY (6:15), PERO ÉL SE ALEJÓ DE LA MULTITUD.

SE OFRECIÓ COMO SU REY (REGISTRADO EN 12:12–19), PERO LOS PRINCIPALES SACERDOTES DIJERON: «NO TENEMOS MÁS REY QUE CÉSAR» (19:15).

G. ÉL ES EL HIJO DEL HOMBRE (1:50,51).

ESTE TÍTULO VIENE DE DANIEL 7:13–14, Y TODOS LOS JUDÍOS SABÍAN QUE DESCRIBÍA A DIOS. (NÓTESE LA PREGUNTA DE LOS JUDÍOS EN JUAN 12:34.)

EN JUAN 1:51 CRISTO MENCIONA «LA ESCALERA DE JACOB»
DESCRITA TAMBIÉN EN GÉNESIS 28:10–17.

CRISTO ES «LA ESCALERA DE DIOS» ENTRE LA TIERRA Y EL CIELO, REVELANDO A DIOS A LOS HOMBRES Y LLEVANDO A LOS HOMBRES A DIOS.

¡DIOS TE BENDIGA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario