viernes, 7 de marzo de 2008

Iniciamos una etapa


"Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó."
[Jn. 10:21,b]


Bueno, "
Hombre al agua" comienza hoy una etapa de vida con un sólo y único propósito: Cumplir con la Gran comisión dada por el Señor Jesucristo a sus discípulos: Predicar el evangelio a toda criatura.

Sé que en esta inmensa muchedumbre de páginas que le rinden culto a las cosas creadas, hacen falta obreros que le rindan culto al verdadero Creador.

Hablaremos solamente de la Biblia, la Palabra de Dios, mediante prédicas y sermones, noticias de las maravillas que hace Dios en la tierra en estos tiempos y, muy particularmente, dar la gloria a mi Señor Jesús por haber muerto en la Cruz por mí.

Toda la gloria para mi Señor Jesucristo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario