viernes, 28 de marzo de 2008

Dar de corazón


CIERTA VEZ UN LIMOSNERO QUE ESTABA TENDIDO A UN LADO DE LA CALLE, VIO VENIR, A LO LEJOS, AL REY DE AQUEL PAÍS. Y EL LIMOSNERO PENSÓ: "LE VOY A PEDIR, ÉL ES BUENO Y SEGURO ME DARÁ ALGO". Y CUANDO EL REY SE ACERCÓ, LE DIJO:

—MAJESTAD, PODRÍA POR MISERICORDIA REGALARME UNA MONEDA? ESTOY HAMBRIENTO, LLEVO TRES DÍAS SIN COMER...

Y EN SU INTERIOR PENSABA QUE EL REY LE DARÍA MUCHO. EL REY LO MIRÓ Y LE RESPONDIÓ:

—¿POR QUÉ NO ME DAS ALGO TÚ? ¿ACASO NO SOY YO TU REY?

EL MENDIGO NO SUPO QUÉ RESPONDER Y SÓLO ATINÓ A BALBUCEAR:

—PERO, MAJESTAD... ¡YO NO TENGO NADA!

EL REY LE CONTESTÓ:

—ALGO DEBES TENER... ¡BUSCA!...

ENTRE SENTIMIENTOS DE ASOMBRO Y ENOJO, EL MENDIGO BUSCÓ EN SU VIEJO ZURRÓN Y NOTÓ QUE TENÍA DOS NARANJAS, TRES PANES Y VARIOS GRANOS DE ARROZ. PENSÓ QUE LAS NARANJAS Y LOS PANES ERAN DEMASIADO PARA DESHACERSE DE ELLOS, ASÍ QUE, MOLESTO POR LA PETICIÓN, TOMÓ CINCO GRANITOS DE ARROZ Y SE LOS DIO AL REY.

EL REY, COMPLACIDO, LE DIJO:

—¿VES, COMO SÍ TENÍAS?...

Y ENTONCES EL REY LE DIO AL MENDIGO CINCO MONEDAS DE ORO: UNA POR CADA GRANITO DE ARROZ.

AL LIMOSNERO LE BRILLARON LOS OJOS DE CODICIA Y DIJO CON VOZ LASTIMOSA:

—¡MAJESTAD!... CREO QUE ACÁ TENGO OTRAS COSAS MEJORES PARA DAR.

EL REY LO MIRÓ A LOS OJOS, Y LE DIJO CON DULZURA:

—SOLAMENTE DE LO QUE HAS DADO DE CORAZÓN TE PUEDO RETRIBUIR.

ESTA CONOCIDA FÁBULA ME LLEVA A PREGUNTARTE HOY: ¿QUIERES BENDICIÓN?

I. YO CREO QUE NO HAY NADIE AL QUE SE LE PREGUNTE ESTO QUE RESPONDA CON UN NO. NADIE DIRÁ: ¡NO, NO DESEO BENDICIÓN!

POR SUPUESTO QUE TODOS QUEREMOS QUE DIOS NOS BENDIGA EN TODOS LOS ÁMBITOS EN QUE NOS MOVEMOS.

BENDICIÓN QUIERE DECIR: HACERSE CON ACIERTO Y FELICIDAD DE ALGO ABUNDANTE O EXCELENTE, O MUY DIGNO DE ADMIRAR, QUE SE RECIBE. ¡QUE GRANDIOSA DEFINICIÓN!

PERO GENERALMENTE, CUANDO SE MENCIONA ESTA PALABRA, SIEMPRE PENSAMOS EN DINERO, PENSAMOS EN BENDICIONES ECONÓMICAS, EN COSAS MATERIALES, EN TENER MÁS.

¿RECORDAMOS AL MENDIGO?

·        QUEREMOS QUE DIOS NOS BENDIGA, PERO SIEMPRE PENSAMOS EN RECIBIR PRIMERO MÁS QUE EN DAR.
·        LO QUE PEDIMOS SIEMPRE ES DINERO.
·        NO NOS GUSTA DAR.
·        QUEREMOS TODA LA BOLSA.
·        SI DIOS NO NOS DA SEGÚN NUESTRAS EXPECTATIVAS, NOS ENOJAMOS CON ÉL.

PERO LO CIERTO ES QUE DIOS SIEMPRE NOS DA LO QUE NECESITAMOS:

[PROVERBIOS 30:8-9]
VANIDAD Y PALABRA MENTIROSA APARTA DE MÍ;
NO ME DES POBREZA NI RIQUEZAS;
MANTÉNME DEL PAN NECESARIO;
NO SEA QUE ME SACIE, Y TE NIEGUE, Y DIGA: ¿QUIÉN ES JEHOVÁ?
O QUE SIENDO POBRE, HURTE,
Y BLASFEME EL NOMBRE DE MI DIOS.

USAMOS COMO PRETEXTO LA CITA BÍBLICA DE: “PEDID Y SE OS DARÁ…” PERO DIOS NOS RESPONDE CONTUNDENTEMENTE CON ESTO:

[MATEO 6:32-33]
PORQUE LOS GENTILES BUSCAN TODAS ESTAS COSAS; PERO VUESTRO PADRE CELESTIAL SABE QUE TENÉIS NECESIDAD DE TODAS ESTAS COSAS.
MAS BUSCAD PRIMERAMENTE EL REINO DE DIOS Y SU JUSTICIA, Y TODAS ESTAS COSAS OS SERÁN AÑADIDAS.

[MATEO 19:21]
JESÚS LE DIJO: SI QUIERES SER PERFECTO, ANDA, VENDE LO QUE TIENES, Y DALO A LOS POBRES, Y TENDRÁS TESORO EN EL CIELO; Y VEN Y SÍGUEME.


II. QUEREMOS QUE DIOS NOS BENDIGA, PERO NUNCA ESTAMOS DISPUESTOS A DARLE ANTES A ÉL:
“¡MAJESTAD, NO TENGO NADA QUE DAR!, DIJO EL MENDIGO. PERO EL REY LE DICE: ¡BUSCA! ALGO DEBES TENER ESCONDIDO.

[LUCAS 6:38]
DAD, Y SE OS DARÁ; MEDIDA BUENA, APRETADA, REMECIDA Y REBOSANDO DARÁN EN VUESTRO REGAZO; PORQUE CON LA MISMA MEDIDA CON QUE MEDÍS, OS VOLVERÁN A MEDIR.

EN ESTE CASO, AL MENDIGO LE DAN 5 MONEDAS DE ORO A CAMBIO DE LOS CINCO GRANITOS DE ARROZ. ¿NO FUE MEDIDA BUENA, REMECIDA Y REBOSANTE?

PERO LA BIBLIA ES CLARA; LA BIBLIA NO DICE: “SE TE DARÁ, SI DAS…”; LA BIBLIA DICE: “DA, Y SE TE DARÁ”.

ENTONCES DEBE QUEDARNOS CLARO QUE ANTES DE RECIBIR DE DIOS, YO TENGO QUE DAR, TENGO QUE DESPRENDERME DE ALGO.

YA DEPENDERÁ DE CADA QUIEN DE QUÉ COSAS SE DESPRENDE, COMO EL MENDIGO.

ÉL DIO LO DE MENOS VALOR… Y SE LE RETRIBUYÓ CON LA MEDIDA QUE ÉL MIDIÓ, AUNQUE REBOSANTE.

ANTES DE RECIBIR TENGO QUE DAR, ES LO QUE ENSEÑA DIOS HOY.

·        DOY POCO = RECIBO POCO
·        DOY REGULAR = RECIBO REGULAR
·        DOY MUCHO = RECIBO MUCHO
·        NO DOY = NO RECIBO

III. QUEREMOS QUE DIOS NOS BENDIGA PERO NO ESTAMOS DISPUESTOS A SACRIFICAR LO QUE TENEMOS.

PERO DETENGÁMONOS UN MOMENTO A PENSAR EN LO SIGUIENTE:

¿QUÉ NOS HA DADO DIOS A NOSOTROS?

BUENO, PRIMERO NOS HA DADO LA VIDA GRATUITAMENTE.

DIOS NOS HA DADO SALUD.
DIOS NOS HA DADO PADRES, HIJOS, FAMILIA.
DIOSNOS HA DADO TRABAJO.
DIOS NOS HA VESTIDO Y ALIMENTADO HASTA HOY.
DIOS NOS HA LIBRADO DEL MAL, PORQUE SIGO VIVO.
DIOS NOS HA DADO UN TECHO DONDE VIVIR.
DIOS NOS RENUEVA, NOS LEVANTA CADA DÍA DE LAS AFLICCIONES.

Y TODAVIA LO QUE FALTA…

Y YO ME PREGUNTO: ¿TODO ESTO TIENE PRECIO PARA TÍ? ¿EN CUÁNTO LO VALORAS?

TODO LO QUE DIOS TE HA DADO NO PUEDES COMPRARLO CON DINERO.

AHORA BIEN: ¿SACRIFICAS A DIOS ALGO DE LO TUYO? NO SÉ, PUEDE SER TU TIEMPO, TU ESFUERZO, TU DEDICACIÓN, O CUALQUIER OTRA COSA.

·        ¿ORAS DIARIAMENTE?
·        ¿LEES LA BIBLIA CON REGULARIDAD?
·        ¿ASISTES A LA IGLESIA?
·        ¿EVANGELIZAS AL PERDIDO? ¿LE HABLAS AL INCRÉDULO DE JESUCRISTO?
·        ¿SIRVES AL SEÑOR?
·        ¿TE SUJETAS A TU PASTOR?
·        ¿AMAS A TU PRÓJIMO?

IV. EN LA FÁBULA QUE HEMOS LEÍDO, EL REY REPRESENTA DESDE LUEGO A CRISTO, Y NOSOTROS AL MENDIGO.

Y EL REY, COMO SE ADVIERTE, ES GENEROSO; PERO EL MENDIGO, AÚN EN SU POBREZA ES EGOÍSTA Y NO SE DESPRENDE FÁCILMENTE Y DE CORAZÓN DE LO QUE TIENE.

CASI NO TIENE, PERO TAMPOCO LE GUSTA DAR DE CORAZÓN.

NOSOTROS POR LO GENERAL SIEMPRE LE DECIMOS A DIOS: SEÑOR, DAME… DAME… DAME…

PERO DIOS NOS DICE: DAME TÚ PRIMERO. ¿QUÉ TIENES PARA DARME? ¡BUSCA EN TU ZURRÓN!

DIOS NOS DICE: DAME TÚ PRIMERO, HIJO, PORQUE QUIERO EN VERDAD BENDECIRTE.

¿PERO QUÉ HACEMOS NOSOTROS? NOS NEGAMOS A DARLE A DIOS, NO PORQUE NO TENEMOS QUÉ DAR, SINO PORQUE NO CREEMOS QUE ÉL NOS VAYA A BENDECIR. SOMOS INCRÉDULOS APARTE DE EGOÍSTAS, RECONOZCÁMOSLO CON HONESTIDAD.

PERO DIOS NOS RETA; DIOS NOS RETA A PONERLO A PRUEBA.

[MALAQUIAS 3:10]
TRAED TODOS LOS DIEZMOS AL ALFOLÍ Y HAYA ALIMENTO EN MI CASA; Y PROBADME AHORA EN ESTO, DICE JEHOVÁ DE LOS EJÉRCITOS, SI NO OS ABRIRÉ LAS VENTANAS DE LOS CIELOS, Y DERRAMARÉ SOBRE VOSOTROS BENDICIÓN HASTA QUE SOBREABUNDE.

LA PREGUNTA ES: ¿LE CREERÁS A DIOS?

NO OBSTANTE, DIOS NOS RETA A PROBARLO. ¿Y QUÉ HACEMOS NOSOTROS?

METEMOS LA MANO AL BOLSILLO Y ESCOGEMOS LAS MONEDAS MÁS CHICAS, LAS DE MENOR VALOR PARA DAR. NO HAY DIFERENCIA ENTRE EL MENDIGO Y NOSOTROS. PROCEDEMOS IGUAL QUE ÉL.

PERO EL REY TIENE UNA REGLA DE ORO: RECIBE 5 GRANOS DE ARROZ = RETRIBUYE 5 MONEDAS DE ORO.

EL REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES, JESUCRISTO, TIENE UNA REGLA DE ORO QUE NOS MULTIPLICA EL VALOR DE LO QUE DAMOS. EN ESO CONSISTE EL RETO; ESO ES LO QUE NOS ESTÁ DICIENDO EL TEXTO DE MALAQUÍAS 3:10.

LA PREGUNTA ES: ¿LE CREEMOS A DIOS?

¿QUÉ TANTO ARROZ PODRÍA COMPRAR EL MENDIGO CON LAS 5 MONEDAS DE ORO QUE RECIBIÓ DEL REY?

¿MEDIDA BUENA, APRETADA Y REBOSANTE? ¡BUSCA EN TU ZURRÓN!

CONCLUYO CON ESTO:

¿CUÁNTOS QUIEREN PEDIR PERDÓN A DIOS EN ESTE MOMENTO POR HABER SIDO EGOÍSTAS CON ÉL?

¿CUÁNTOS QUIEREN PEDIRLE QUE QUITE ESAS MISERIAS QUE EXISTEN EN SUS CORAZONES?

¿CUÁNTOS QUIEREN ENTREGAR A DIOS SU AVARICIA Y SU AFERRAMIENTO A LAS COSAS MATERIALES?

ELEVEMOS AL SEÑOR UNA ORACIÓN SINCERA:

PADRE SANTO:
TE ENTREGO HOY TODO LO MALO QUE HAY EN MÍ. TE ENTREGO TODA MI CIZAÑA, TODO MI EGOÍSMO, TODA MI AVARICIA.

TE ENTREGO ESA CARGA DE PECADOS. QUITA TODO ESO DE MI CORAZÓN, SEÑOR JESÚS.

ENSÉÑAME A DAR PRIMERO PARA PODER RECIBIR DESPUÉS. PERO ENSÉÑAME A HACER ESTO DE CORAZÓN, CON SINCERIDAD Y HONESTIDAD.

QUITA MI AFÁN DESMEDIDO POR TODO LO MATERIAL, QUITA MI AMOR DESMEDIDO POR EL DINERO, QUÍTAME TODO ESO, SEÑOR.

ENSÉÑAME A BUSCAR PRIMERAMENTE TU REINO Y TU JUSTICIA.

EN EL NOMBRE DE JESÚS.

AMÉN.


No hay comentarios:

Publicar un comentario