viernes, 14 de abril de 2017

Cristo murió por mi




TEMA:      CRISTO MURIÓ POR MI.

TEXTO:   MATEO 27:15-26 Ahora bien, en el día de la fiesta acostumbraba el gobernador soltar al pueblo un preso, el que quisiesen.  16 Y tenían entonces un preso famoso llamado Barrabás. 17 Reunidos, pues, ellos, les dijo Pilato: ¿A quién queréis que os suelte: a Barrabás, o a Jesús, llamado el Cristo? 18 Porque sabía que por envidia le habían entregado. 19 Y estando él sentado en el tribunal, su mujer le mandó decir: No tengas nada que ver con ese justo; porque hoy he padecido mucho en sueños por causa de él. 20 Pero los principales sacerdotes y los ancianos persuadieron a la multitud que pidiese a Barrabás, y que Jesús fuese muerto. 21 Y respondiendo el gobernador, les dijo: ¿A cuál de los dos queréis que os suelte? Y ellos dijeron: A Barrabás. 22 Pilato les dijo: ¿Qué, pues, haré de Jesús, llamado el Cristo? Todos le dijeron: !!Sea crucificado! 23 Y el gobernador les dijo: Pues ¿qué mal ha hecho? Pero ellos gritaban aún más, diciendo: !!Sea crucificado! 24 Viendo Pilato que nada adelantaba, sino que se hacía más alboroto, tomó agua y se lavó las manos delante del pueblo, diciendo: Inocente soy yo de la sangre de este justo; allá vosotros. 25 Y respondiendo todo el pueblo, dijo: Su sangre sea sobre nosotros, y sobre nuestros hijos. 26 Entonces les soltó a Barrabás; y habiendo azotado a Jesús, le entregó para ser crucificado.

ORACIÓN: TODA LA GLORIA PARA MI SEÑOR JESUCRISTO.

INTRODUCCIÓN:

¿Se ha fijado que cuando ocurre una catástrofe alguien sale ganando, beneficiándose de las circunstancias?

En un huracán personas pierden sus casa y sus muebles. Los constructores ganan al reconstruir la casa, y los vendedores de muebles ganan al venderle nuevos muebles.

¿Se ha fijado también que la persona que se beneficia es la que menos merece los beneficios?

Pues la Biblia dice que hubo un hombre que se benefició grandemente de las circunstancias tristes de la muerte del Señor Jesucristo… Aquel día de la crucifixión que llaman “Viernes Santo”, fue un día horrible para el Señor Jesús.

Y para los discípulos de Cristo fue también un día triste. Para María, la mamá de Jesús, fue un día horrible… ¡Pero para Barrabás fue un día maravilloso!

DESARROLLO:

Barrabás estaba en la cárcel, esperando el momento en que lo ejecutaran por rebelión y homicidio. Por eso Mateo lo llama “preso famoso”, porque era un líder rebelde. Eso nos dice que era un hombre criminal. (v, 16)

Aquél viernes, Barrabás oía el ruido de los soldados que se acercaban de su celda. Oyó el hierro de su celda que se abría, y tembló… porque ahora le llevarían al verdugo para que lo crucificaran.

Barrabás el criminal tuvo mucho tiempo para pensar en cómo iba a morir. Ya no vería más a su familia, ni a sus amigos. A lo mejor pensaba: ¡Si tan solo me dieran otra oportunidad de vivir! Pero para él no había esperanza. Era uno que había matado a muchos y no lo soltarían.

Pero mire: Nadie pudo sorprenderse más que Barrabás cuando le dijeron que él había sido seleccionado para salir libre de la prisión. ¡Ahora estaba libre para vivir! A Barrabás le costaba creer eso.

Porque ese viernes, en vez de clavarlo en la cruz, a Barrabás lo soltaran. Y estaba libre de la prisión, y podía regresar a ver a sus parientes y amigos.

¡Y qué cambio radical en las cosas! Por la libertad de Barrabás, crucificarían a un hombre inocente, santo, sin culpa, que predicaba amor y compasión, que sanaba a los enfermos, que resucitaba a los muertos. Crucificarían a Jesús que nunca hizo mal a nadie, sino solamente el bien a todos.

Y a cambio, un hombre culpable llamado Barrabás, cuyo mensaje era la violencia y el odio, estaba libre. ¿A eso llaman justicia?

Hermanos: Hay muy poca información acerca del afortunado Barrabás. Podemos concluir que las acusaciones contra Barrabás eran verdaderas. Quizás fuese un hombre torpe que no se arrepentía, que se lucía de sus atentados en contra al gobierno romano. Aunque sepamos muy poco acerca de él, Barrabás se transformó en un personaje muy importante en la historia de la gracia y de la redención de Dios. ¿Por qué?

Porque Barrabás fue la primera persona que pudo decir literalmente: “Jesucristo murió por mi”.

Cuando a la muchedumbre le dieron la oportunidad de elegir entre Barrabás y Cristo, ellos eligieron a Barrabás… Barrabás fue el afortunado para que removieran las cadenas de sus brazos y piernas para que pudiese regresar a la calle con sus amigos criminales. (vv, 21-23)

Y quiero preguntarles: ¿Fue Barrabás la única persona libre aquel día? ¿Fue la única persona que obtuvo la libertad? Tú sabes la respuesta. Cada uno de nosotros podemos decir que fuimos libertados porque Cristo murió por nuestros pecados.

¡Era Barrabás, el ladrón, el asesino rebelde, quien debía morir aquel viernes junto a los otros dos ladrones, no Jesús!

Barrabás era el asesino. Y la muerte era el castigo por sus crímenes. Pocas lágrimas provocaría si a Barrabás lo apedreaban o lo crucificaban… porque era malo y la debía… y jamás hubiésemos conocido su nombre si no fuera por Jesús.

Mire: Barrabás representa a todos los criminales que merecen castigo. El ladrón que atraca a una viejita para robarle el bolso… El violador que ataca a mujeres inocentes… El tramposo que engaña… El secuestrador que aterroriza y que pide rescate por su víctima… O el criminal que planea cómo quitarle la vida a una persona que ni lo sabe.

Las prisiones están llenas de gente como Barrabás, algunos salen de la cárcel con sentencias breves o libertad condicional, y eso les permite estar de nuevo en la calle, pero de regreso a su vida criminal.

De verdad, Barrabás representa el opuesto a un ciudadano que cumple las leyes y es pacífico. Pero Barrabás, en un sentido genérico, representa AL HOMBRE PECADOR… representa todos nosotros porque todos hemos pecado, hemos desobedecido las leyes morales de Dios: el idolatra, el que dice el nombre Dios en vano, el desobediente a los padres, los que son infieles a su esposa o esposo, los deshonestos, los testigos falsos, los mentirosos, los codiciosos, los hipócritas, los falsos…

Barrabás representa a los culpables, a los que merecen castigo, o sea a todos nosotros. La Palabra de Dios lo dice en (Rom. 3:23) “Porque todos hemos pecado y estamos destituidos de la gloria de Dios”.

Echemos un vistazo a esa asombrosa muestra de la Gracia de Dios para el culpable. Barrabás no hizo nada para merecer la libertad y el perdón. Barrabás no hizo ninguna petición de clemencia. No le soltaron por su buena conducta. No le libertaron porque era muy bueno y manso. Tampoco tuvo que sobornar al juez para que lo dejara salir. Pero a Barrabás sí le dieron la libertad en un viernes como hoy, crucificando a Jesús en su lugar.

Mire hermano… todas las cosas que contribuyeron para la libertad de Barrabás fueran ajenas a él… LBD que él tan sólo estaba preso, en el momento oportuno, el día en que se le regalaba la libertad a un reo.

Pero también aconteció que ese mismo día, ese mismo viernes, Jesús de Nazaret estaba en juicio, y los líderes judíos querían que mataran a Jesús.

Y Pilato, que era el juez aquel viernes, no tuvo el valor moral de imponerse contra los líderes judíos, aunque sabía que Cristo era inocente. Y LBD que aun su esposa le rogó que soltara a Cristo.  (vv,15-20)

La muchedumbre fue manipulada por los líderes religiosos para pedir que soltasen a Barrabás. Y entonces Barrabás salió de la prisión contento de la vida. Y mientras Barrabás era libre, a Cristo le dieron varios latigazos, lo desangraron, lo escupieron, lo humillaron, se burlaron de él… y luego lo clavaron en una cruz para morir de la muerte más dolorosa y terrible.

¿Qué nos enseña la Palabra de Dios en estos hechos? Nos enseña que de alguna forma, la historia de Barrabás es nuestra historia... Se trata de la historia del evangelio, que dice que Cristo Jesús murió en nuestro lugar… Jesús fue a la cruz para que yo saliera libre… Por gracia tú y yo somos salvos….

Porque nuestra salvación no depende de nosotros. Igual que Barrabás, nosotros no hicimos nada para merecerla. Tampoco la podemos comprar, ni podemos sobornar a nadie para obtenerla. (Efesios 2:8): “…por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios”.

Así como la Biblia nos narra la libertad de Barrabás, Dios quiere que narremos a otros nuestra propia historia de cómo fuimos liberados por Jesús… No se trata de la libertad de una prisión en Jerusalén, como pasó con Barrabás, sino de la libertad de la prisión del pecado y de la vergüenza, del egoísmo, de la ansiedad y de la culpabilidad... de la prisión de la muerte

Esta es la buena nueva, hermanos, que la gracia de Dios nos ha alcanzado. El amor de Dios nos salvó por medio de Jesucristo crucificado aquél día viernes. Porque el amor de Dios es Amor sin frontera, es un amor infinito, es un amor sin condición.

A veces se nos hace difícil creer que Dios nos eligiera. Pero Él lo hizo en un viernes como hoy. Un viernes como hoy Cristo murió por usted y por mí.

Dice (Juan 3:16):Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga la vida eterna”.

Y (Marcos 10:45) dice: “Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos”.

Un terrorista secuestra a una persona y demanda rescate de muchos millones. Lo que pide es un rescate irrazonable… ¿Cuál fue el rescate pagado por Jesús para nuestra libertad espiritual? Dios estaba listo para pagar con la vida de Su Hijo, para salvarnos del castigo del infierno.

Fui rebelde, fui desobediente igual que Barrabás, sin embargo, Cristo fue a la cruz por mí. Él no cometió ningún delito para merecer ni su arresto ni su prisión, y mucho menos su muerte. Pero Él padeció por ti y por mí, porque Él quiso pagar por tu rescate y el mío con su preciosa Sangre. (1 Pedro 1:18-19)

¿Qué pasó con Barrabás después de salir de la prisión? No sabemos. Lo que importa decir es: ¿Qué pasa con nosotros después de que Cristo nos liberó de la prisión del pecado?

¿Cómo reaccionó Barrabás a las buenas nuevas? Probablemente aceptó su libertad repentina por lo que era: un regalo inmerecido. Lo aceptó sin intentar analizarla ni pagar por ella. Hoy, por la muerte de Cristo, la puerta de la celda está abierta y las cadenas rotas. 

¿Viviremos en Vida Nueva, o volveremos a encerrarnos en un calabozo frío? No merecemos misericordia ni perdón, pero el Señor Jesús, que vino para liberar a los cautivos, nos la ofrece.

Cristo crucificado en un madero muestra hasta qué punto Dios nos ama... muestra hasta qué punto Dios estaba listo para identificarse con nosotros en nuestros sufrimientos. Dios nos dice algo en la muerte de Jesús: “Puedes escupir mi rostro, puedes lastimar mi cuerpo, puedes verter mi sangre, puedes burlarte de mí, pero no puedes hacer que yo deje de amarte nunca”.

CIERRE:

¡Qué gran sorpresa recibió Barrabás!... Y nosotros también nos sorprendemos al recibir tanto amor de parte de Dios. ¡Bendito sea Cristo!

Porque Jesús llevó mis pecados y mis fallas como si fueran suyas. Jesús soportó en la cruz el cruel sacrificio que yo debía soportar. ¡Ese es el verdadero amor! ¡El verdadero amor de Dios pagando mis culpas en su propio sufrimiento! ¡Bendito sea Jesús!

¿Quiere dar gracias a Dios esta noche? 

¿Quiere agradecerle a Jesús por lo que hizo por usted en la cruz? 

¿Quiere decirle aunque sea: Gracias Jesús por lo que hiciste por mí?


lunes, 21 de noviembre de 2016

La bendición que enriquece



TEMA:    LA BENDICIÓN QUE ENRIQUECE

TEXTO: (Proverbios 10:22) La bendición de Jehová es la que enriquece, Y no añade tristeza con ella.

ORACIÓN:    TODA LA GLORIA PARA MI SEÑOR JESUCRISTO.

INTRODUCCIÓN:

HAY ALGUNOS PADRES CRISTIANOS QUE TIENEN LA COSTUMBRE DE BENDICIR A SUS HIJOS… Y ESTE SENCILLO ACTO CREA LAZOS AFECTIVOS Y HASTA ESPIRITUALES EN LOS HIJOS.

DE HECHO, HAY HIJOS QUE NO SALEN DE SUS CASAS SIN PEDIR LA BENDICIÓN… PORQUE SI ES CRISTIANO, SABE QUE LA BENDICIÓN ES UNA COBERTURA DE DIOS… UNA ESPECIE DE “UNCIÓN DIVINA” QUE LO CUBRIRÁ SIEMPRE.

LA OTRA BENDICIÓN ES LA QUE NOS DAMOS LOS HERMANOS AL MOMENTO DE VERNOS, O AL DESPEDIRNOS.

Y AL DECIR “DIOS TE BENDIGA”, ESTAMOS DESEANDO QUE UN FAVOR MUY ESPECIAL SEA OTORGADO A LA PERSONA QUE SALUDAMOS.

USTED DEBE SABER TAMBIÉN QUE ASÍ COMO HAY LO BUENO, HAY LO MALO… Y HAY MALOS DESEOS QUE POR VENIR DE CIERTOS CONJUROS MÁGICOS, DE FUENTES ESPIRITUALES OCULTAS, EMPOBRECEN A LA GENTE.

Y MUCHAS PERSONAS, SIN SABERLO, ESTÁN ACARREANDO MALDICIONES POR HABER RECIBIDO ALGUNA VEZ UNA “MALDICIÓN” DE ESA CLASE.

PERO NOSOTROS HERMANOS FUIMOS LLAMADOS PARA SER HEREDEROS DE  BENDICIÓN… Y ¿QUÉ TIPO DE BENDICIÓN?

DESARROLLO:

VAMOS A VER LA BENDICIÓN QUE ENRIQUECE.

I.    LA BENDICIÓN QUE ENRIQUECE TIENE UN ORIGEN DIVINO
1. (NM. 6:24-26)… JEHOVÁ TE BENDIGA Y TE GUARDE… ESTO ES LO SE LLAMA LA “BENDICIÓN SACERDOTAL”.

Y EL PUEBLO DE ISRAEL NO CONOCIÓ OTRA BENDICIÓN QUE NO FUERA ESTA… EL QUE LA PRONUNCIARA, UN MINISTRO DEL SEÑOR COMO LO ERA EL SACERDOTE, LLEVABA CONSIGO MUCHOS BENEFICIOS DE LARGA DURACIÓN EN EL TIEMPO.

PORQUE TODA BENDICIÓN BUENA Y VERDADERA PROVIENE DE DIOS… ÉL ES SU FUENTE ORIGINAL… Y ESTA BENDICIÓN ESTÁ RELACIONADA CON LA VIDA MISMA.

L.B.D. QUE CUANDO DIOS CREÓ LA PRIMERA PAREJA, LO PRIMERO QUE HIZO FUE DARLES SU BENDICIÓN (GN. 1:28). TRAS ESA BENDICIÓN SE LE ORDENÓ CRECER Y MULTIPLICARSE, LO CUAL PRONTO LO HICIERON. 
LA BENDICIÓN ESTÁ ACOMPAÑA DE FECUNDIDAD… SOLO DIOS PUEDE CREAR VIDA… EL HOMBRE LO QUE HA HECHO ES UNA EXTENSIÓN DE LO QUE DIOS HA HECHO.

SOLO DIOS TIENE LA FUENTE DE TODA BENDICIÓN… Y BAJO ESTA BENDICIÓN EL HOMBRE FUE FORMADO… LA MALDICIÓN LE VINO COMO CONSECUENCIA DE SU PECADO.

LAMENTABLEMENTE NO FUE SINO POR SU DESOBEDIENCIA QUE TODO SERÍA MALDITO, INCLUYENDO LA TIERRA QUE LUEGO TENDRÍA QUE LABRAR.

PERO CONTAR CON LA BENDICIÓN DE DIOS ES ALGO QUE NOS HACE VIVIR SEGUROS TODOS LOS DÍAS… L.B.D. QUE DESPUÉS DE QUE CAÍN MATÓ A SU HERMANO ABEL, LE ACOMPAÑÓ UNA MALDICIÓN DE LA QUE NUNCA SE SEPARÓ HASTA SU MUERTE.

PERO HAY OTRO PERSONAJE DE LA BIBLIA, ENOC, QUE CAMINÓ EN BENDICIÓN, Y AGRADÓ DE TAL MANERA A DIOS, QUE FUE EL PRIMER MORTAL QUE EXPERIMENTÓ EL ARREBATAMIENTO AL CIELO.

ENTONCES, CAMINANDO EN EL BIEN BUSCAMOS LA BENDICIÓN DEL PADRE, DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO… TODO CREYENTE GENUINO CAMINA EN ESTA BENDICIÓN.

2. “HAGA RESPLANDECER SU ROSTRO SOBRE TI. …” LA BENDICIÓN DE JEHOVÁ SE MANIFIESTA EN EL ROSTRO DE LA PERSONA.

¿CÓMO PUEDE EL ROSTRO DE DIOS RESPLANDECER SOBRE ALGUIEN?... LA VERSIÓN INTERNACIONAL DICE: “DIOS TE MIRE CON AGRADO”.

ESTO ES UN SÍMBOLO DE COMPLACENCIA DE PARTE DEL CREADOR… EL ROSTRO DEL SEÑOR ES SU GESTO DE FAVOR Y BONDAD HACIA LOS QUE CONSIDERA SUS HIJOS.

Y A TRAVÉS DE SU ROSTRO DESCUBRIMOS NUESTRO VERDADERO ROSTRO, DE VERNOS MÁS COMO HIJOSM Y NO COMO ESCLAVOS… ESE ROSTRO NO SE HACE A TRAVÉS DE UNA MÁSCARA O CARETA… NO ES HECHO A TRAVÉS DE UNA CIRUGÍA PLÁSTICA… EL PROPÓSITO DE LA BENDICIÓN DE DIOS EJERCE UNA COBERTURA SOBRE UNA PERSONA HASTA SACAR DE ELLA UN CAMBIO PROFUNDO. 

CUANDO TENEMOS UN ENCUENTRO CON EL SEÑOR, SU BENDICIÓN SE REFLEJA EN NUESTRA ROSTRO CAMBIADO... NO HAY FEOS NI FEAS EN LA IGLESIA DE JESUCRISTO...  ¿POR QUÉ?

PORQUE EL RESPLANDOR DE DIOS HACE HERMOSOS A SUS HIJOS... NO IMPORTA COMO TENGA SU ROSTRO… ANCHO, LARGO, CORTO, OVALADO, NEGRO, BLANCO… EL ASUNTO ES QUE CUANDO ALGUIEN LE VEA, PUEDA VER EN USTED UN ROSTRO DISTINTO.
COMO ESTEBAN, QUE CUANDO LO APEDREARON, SUS ASESINOS VIERON EL ROSTRO DE UN ÁNGEL AL MORIR.

HERMANO: USTED ES LLAMADO PARA BRILLAR... Y SI TIENE ESTA BENDICIÓN, SU ROSTRO DEBE BRILLAR.

II.    LA BENDICIÓN QUE ENRIQUECE TRASCIENDE LO MATERIAL
1. LA BENDICIÓN DE DIOS ES MÁS QUE UNA CUENTA BANCARIA (LUC. 12:15)… ALGUIEN DIJO QUE “UN HOMBRE VERDADERAMENTE RICO, ES AQUEL CUYOS HIJOS CORREN A SUS BRAZOS AUN CUANDO TIENE LAS MANOS VACÍAS”.

AMADOS HERMANOS: SI TRABAJAMOS SOLO PARA DEJARLES BENDICIONES MATERIALES A NUESTROS HIJOS, ESTAREMOS CREANDO HIJOS SIN PRINCIPIOS NI VALORES.

EL ASUNTO ES QUE LA BENDICIÓN DE DIOS NO SE MIDE CON LOS BIENES MATERIALES... JESÚS DIJO ESTO CON SABIDURÍA: (LUC. 12:15).

MIRE LA MAL LLAMADA “TEOLOGÍA DE LA PROSPERIDAD” QUE LLAMA AL DINERO BENDICIÓN… PERO EN LA BENDICIÓN DE DIOS HAY ALGO MÁS PROFUNDO QUE NO DEPENDE DE CUÁNTO TENEMOS EN NUESTRAS CUENTAS DE AHORRO, O LA ABUNDANCIA DE POSESIONES.

VAMOS A VER MAS BIEN LO QUE LA PALABRA DE DIOS DICE (ISA: 44-3-4).

SI LA BENDICIÓN DE DIOS ES DERRAMADA SOBRE EL “SEQUEDAL”, Y SOBRE LAS “TIERRAS ÁRIDAS”, ENTONCES LO QUE DIOS NOS DA TRASCIENDE LO TEMPORAL Y LO MATERIAL… LA BENDICIÓN QUE ENRIQUECE NO “AÑADE TRISTEZA CON ELLA” (PRO. 10:22), PORQUE AL VENIR DIOS, LIBRA AL HOMBRE DE LAS ANSIEDADES Y PREOCUPACIONES, Y ECHA FUERA TODO LO MALO.

2. LA BENDICIÓN DE DIOS MIRA LO QUE NO SE VE (2 CO. 4:18)… ESTAMOS ACOSTUMBRAMOS A CONTAR LAS BENDICIONES POR LAS COSAS QUE POSEEMOS.

POR ESO LA VIDA DE MUCHOS ES PARECIDA A LA DEL “RICO INSENSATO”, QUE DESPUÉS DE HABER ACUMULADO TANTO, LE DIJO A SU ALMA: “ALMA, MUCHOS BIENES TIENES… REPÓSATE, COME, BEBE, REGOCÍJATE…” (LC. 12:19)… PERO DIOS LO MATÓ AQUELLA MISMA NOCHE POR AMAR TANTO AL DINERO Y NO A DIOS.

LOS QUE VIVEN ASÍ, NO PUEDEN VER LAS “COSAS QUE NO SE VEN”... NO PUEDEN VER LAS BENDICIONES ESPIRITUALES QUE OTROS DISFRUTAN, VIVIENDO EN UNA GRAN FELICIDAD AUNQUE ESTÉN DESPOSEÍDOS DE TODO… L.B.D. QUE LAS “COSAS QUE NO SE VEN SON ETERNAS”…POR TANTO SON LAS QUE MÁS DEBEMOS BUSCAR.

PERO TAMBIÉN ES UN HECHO QUE CUANDO BUSCAMOS PRIMERAMENTE EL REINO DE DIOS Y SU JUSTICIA, TODAS LAS COSAS SON AÑADIDAS.

III.    LA BENDICIÓN QUE ENRIQUECE DEPENDE DE LA OBEDIENCIA
1. LA BENDICIÓN Y LA MALDICIÓN ESTÁN DELANTE (DT. 30:19)…  EL PUEBLO DE ISRAEL NACIÓ BAJO UNA BENDICIÓN… DIOS LE PIDIÓ A  ABRAHAM QUE SALIERA DE SU TIERRA PARA DARLE OTRA NUEVA QUE FLUÍA LECHE Y MIEL.

Y COMO RESULTADO DE SU OBEDIENCIA, DIOS LE DIJO QUE HARÍA DE ÉL UNA NACIÓN GRANDE PARA QUE FUERA BENDICIÓN A OTROS.

LOS QUE LE BENDIJERAN, DIOS LOS BENDECÍA; Y LOS QUE LE MALDIJEREN, DIOS LE MALDECIRÍA (GN. 12:2, 3)... DESDE ENTONCES LA BENDICIÓN Y LA MALDICIÓN HAN QUEDADO PARA SER TOMADAS POR QUIEN CREE.

2. ¿CUALES SON LAS BENDICIONES QUE DEPENDEN DE NOSOTROS? (DT. 30:9-10).

DESCUBRIMOS POR LA PALABRA QUE DIOS ESTÁ MUY INTERESADO EN BENDECIRNOS, PERO QUE MUCHAS VECES NO DISFRUTAMOS DE SU BENDICIÓN POR NUESTRA PROPIA DESOBEDIENCIA.

UN ASUNTO QUE NOS REVELAN ESTOS TEXTOS ES QUE SOMOS LLAMADOS A LIBERAR ESAS BENDICIONES… LA OBEDIENCIA NUESTRA ES LA LLAVE QUE LIBERA LAS VENTANAS DE BENDICIÓN.

LOS ALMACENES DIVINOS ESTÁN REPLETOS DE BENDICIONES PARA NOSOTROS… EL SEÑOR JESUCRISTO DIJO: “PEDID Y SE OS DARÁ…”. ¿LO CREE HERMANO?

IV.    LA BENDICIÓN QUE ENRIQUECE ESTÁ  EN JESUCRISTO
1.  (EF. 1:3).

HAY PERSONAS QUE SE GOZAN PORQUE TIENEN BENDICIONES MATERIALES O LAS QUE HAN COSECHADO COMO RESULTADO DE ALGÚN LOGRO ACADÉMICO O HASTA SENTIMENTAL.

PERO NOTE QUE CUANDO VENIMOS A CRISTO, CADA UNO DE NOSOTROS HA SIDO DOTADO CON “TODA BENDICIÓN”… LA BIBLIA DICE: “Y VOSOTROS ESTÁIS COMPLETOS EN ÉL, QUE ES LA CABEZA DE TODO PRINCIPADO Y POTESTAD” (COL. 2:10).

ENTONCES, NO NOS FALTA ABSOLUTAMENTE NADA CUANDO CONOCEMOS A CRISTO… PORQUE EN CRISTO ENCONTRAMOS LA BENDICIÓN DE LA GRACIA... EN CRISTO ENCONTRAMOS LA BENDICIÓN DEL PERDÓN…EN CRISTO ENCONTRAMOS LA VIDA ABUNDANTE…  EN CRISTO LA VIDA TIENE SENTIDO.

VAMOS A ORAR HERMANOS ESTAQ NOCHE PARA DARLE GRACIAS AL SEÑOR POR TODAS SUS BENDICIONES EN CRISTO.


AMÉN.


lunes, 7 de septiembre de 2015

La viuda de Sarepta



El pasaje de (1 Reyes 17:18-24) nos habla del profeta Elías siendo enviado por Dios a una viuda de Sarepta.

Sarepta significa ‘la casa del orfebre’.  Es muy interesante.  El Señor muestra preciosidades de su divinidad en este texto, con el sentido de purificar y moldear a su iglesia como un candelero.

El profeta Elías es figura de Cristo, y la viuda es figura de la iglesia.

miércoles, 26 de agosto de 2015

El Verbo fue hecho carne



"En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios ... Y aquel Verbo fue hecho carne"
(Juan 1:1, 4).


La palabra Verbo aquí, en el griego, es Logos, que se traduce también como Palabra.

Jesucristo es la Palabra hecha carne.

Aquello que hasta ese momento era solo celestial, se volvió también terrenal.

Por eso, Él es llamado también Emanuel, que quiere decir: “Dios con nosotros”.

La gran maravilla del evangelio es que Dios tomó la forma de hombre; que lo inefable se acercó a los hombres con forma humana y con el lenguaje de los hombres.

sábado, 22 de agosto de 2015

Si Él está





En el mundo se han dicho muchas frases célebres. Algunas de ellas han inspirado vidas y han sostenido proyectos y grandes empresas. 

Por ejemplo, hay una frase de Martin Luther King que dice: “Hoy tendré un día muy pesado; tendré que doblar dos veces mis rodillas”. ¡Que gran verdad! 

Y qué decir de cada una de las palabras de nuestro Señor Jesucristo. ¡Llenas de gracia y verdad; de sabiduría y ciencia; de justicia y amor! Verdaderamente de sus labios destilaba miel.

Existe una frase en las Escrituras que resume maravillosamente cómo debe ser nuestro caminar por este mundo. La encontramos en el relato de la vida de José, uno de los doce hijos de Jacob. 


sábado, 15 de agosto de 2015

La puerta de las ovejas



"Yo soy la puerta de las ovejas"
(Juan 10:7).



Después de haber curado al ciego de nacimiento, Jesús habla a los judíos sobre el Buen Pastor. Él es el Buen Pastor, el Buen Pastor conoce sus ovejas y ellas lo conocen; y por no creer ellos en él, mostraban que no eran de sus ovejas.

Con esto Jesús mostraba también su corazón, que incluía a todos sus discípulos, y no sólo a los judíos, como ovejas que no tenían pastor (Mar. 6:34).

Son muchas las enseñanzas del Señor en este capítulo 10 de Juan, pero en esta oportunidad quisiéramos destacar dos de ellas.

La primera es la restauración de la puerta de las ovejas del antiguo templo de Israel como figura de la Casa de Dios, de la iglesia del Dios vivo; y en segundo lugar su aspecto práctico.


viernes, 7 de agosto de 2015

Fruto que permanece



"No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca..."
(Juan 15:16).


Estas palabras del Señor Jesús están insertas en su discurso de la Vid verdadera.

La alegoría que Él hace es hermosa, didáctica, y la enseñanza espiritual acerca de la unión indestructible entre Cristo y los suyos fluye sencilla y fácil de comprender.

El Señor Jesús es la Vid y nosotros los pámpanos. El Padre nos ha puesto en la Vid verdadera para que llevemos fruto, mucho fruto.

Sin embargo, no son los hermosos racimos de uvas el fruto más preciado de un pámpano, sino el vino.

Por eso, en las Escrituras no se concibe una viña sin lagar. Así es, por ejemplo, en Isaías 5:2, cuando el Señor compara a Israel con una viña.

Cuando el Señor dice en esta alegoría de Juan 15: "Vuestro fruto permanezca", probablemente no se refiera a la uva –que es pasajera, poco durable– sino al vino, porque el vino, cuanto más añejo, es mejor.

miércoles, 5 de agosto de 2015

La justicia humana





¿Ha conocido usted a personas moralmente intachables?

Son personas que gozan de un gran prestigio.

Pero si usted los observa atentamente, percibe en ellos más de algún atisbo de justicia propia.

Ellos difícilmente podrían comprenderle, porque nunca han fracasado. Son “casi” perfectos, o se creen “casi perfectos”.

Y usted, a esas personas, puede encontrarlas en cualquier lugar.

Si son cristianos, ellos parecen personificar perfectamente las altas demandas de la perfecta ley de Dios.

Y si no lo son, pueden lucir su figura igualmente impecable. ¡Ellos se sienten ser personas muy buenas y especiales!

lunes, 3 de agosto de 2015

De truenos a silbos apacibles





Viendo esto sus discípulos Jacobo y Juan, dijeron: Señor, ¿quieres que mandemos que descienda fuego del cielo, como hizo Elías, y los consuma? Entonces volviéndose él, los reprendió, diciendo: Vosotros no sabéis de qué espíritu sois.
(Lucas 9: 54-55)



La figura y el genio de los apóstoles Juan y Jacobo queda muy en evidencia en este pasaje de Lucas 9.

La Biblia dice que los samaritanos no quieren recibir al Señor Jesús. Entonces ellos sugieren hacer lo mismo que hizo Elías con los enviados del rey Ocozías, es decir, hacer llover fuego del cielo para consumirlos.

Estos dos discípulos, como buenos judíos, conocían muy bien la historia nacional, y en ella ocupaba un importante lugar el profeta Elías. El mismo que había hecho llover fuego sobre los sacrificios en aquella memorable tarde ante los profetas de Baal.

Juan y Jacobo debían sentirse impresionados por las antiguas hazañas de Elías, y ahora ellos quieren realizar su sueño de emularlas. ¿Y quién mejor que su Maestro para hacerlo?

Amados: esto no es de sorprender en Juan y Jacobo.

El Señor mismo, conociéndolos mejor que nadie, los había bautizado como "Boanerges", los hijos del trueno.

domingo, 2 de agosto de 2015

Cristo, nuestra ofrenda de paz





"Porque he tomado de los sacrificios de paz de los hijos de Israel el pecho que se mece y la espaldilla elevada en ofrenda, y lo he dado a Aarón el sacerdote y a sus hijos, como estatuto perpetuo para los hijos de Israel" (Lev. 7:34).



Los diferentes tipos de sacrificios –cruentos e incruentos– que encontramos en el sacerdocio del Antiguo Pacto, representan la perfección del Señor Jesucristo: su perfecta divinidad, su perfecta humanidad, su perfecto amor, su perfecta comunión con el Padre.

Todos esos sacrificios son, igualmente, figura de nuestra comunión con Dios.

En los sacrificios u ofrendas de paz había una porción reservada a los sacerdotes –que son los creyentes de hoy–.

En el sacrificio de holocausto, el animal ofrecido era quemado enteramente, tal como el Señor Jesús se ofreció por entero al Padre. En este sacrificio, el sacerdote no tenía parte.

Sin embargo, en el sacrificio de paz, era apartada una porción para el sustento de los sacerdotes.

Así también nosotros, habiendo sido hecha ya la propiciación por nuestros pecados, mediante el sacrificio de Cristo en la cruz, podemos disfrutar de la ofrenda de paz – Cristo mismo. "Porque él es nuestra paz ... porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre" (Efe. 2:14, 18).

La Biblia dice que la porción dada a los sacerdotes era el pecho y la espaldilla del animal sacrificado.