viernes, 27 de diciembre de 2013

El Cordero de Dios



«El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo» (Juan 1:29).


AQUÍ TENEMOS ANTE NOSOTROS A UN PREDICADOR LLAMADO JUAN EL BAUTISTA.

ÉL, COMO PREDICADOR, ERA UN HOMBRE MUY NOTABLE… PERO SU TEMA DE PREDICACIÓN ERA TODAVÍA MÁS NOTABLE.

PORQUE JUAN EL BAUTISTA PREDICABA A JESÚS… LE PREPARABA EL CAMINO AL SEÑOR Y SALVADOR DEL MUNDO.

ENTONCES, AQUÍ TENEMOS UN MODELO PARA CADA PREDICADOR DEL EVANGELIO… AQUÍ TENEMOS UN MODELO PARA CADA MINISTRO DEL SEÑOR JESUCRISTO.

VEREMOS HOY ESTA PALABRA ROGANDO AL SEÑOR QUE LA UNJA CON SU SANTO ESPÍRITU EN EL NOMBRE DE CRISTO.

I. EL VERDADERO MENSAJERO.

1. ES EL PREDICADOR QUE VE A JESÚS Y SABE QUIEN ES JESÚS.
(v, 33) Y yo no le conocía; pero el que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo.

EL VERDADERO MENSAJERO ES EL QUE SE ALEGRA DE PREDICAR A AQUEL QUE HA VISTO Y CONOCIDO, Y EN QUIEN TODAVÍA ESPERA.

2. EL VERDADERO MENSAJERO LLAMA A LOS HOMBRES A VER A JESÚS, Y LES DICE: «HE AQUÍ EL CORDERO DE DIOS»

Y SIEMPRE LO HACE SIMPLE Y CONFIADAMENTE, SABIENDO QUE EL CORDERO DE DIOS ESTÁ ALLÍ, Y HARÁ ALGO.

Y LO HACE CONTINUAMENTE… PORQUE ESE ES SU ÚNICO MENSAJE.

OBSERVEN QUE L.B.D. QUE JUAN EL BAUTISTA PREDICÓ EL MISMO SERMÓN AL «DÍA SIGUIENTE»

(vv, 35-36) El siguiente día otra vez estaba Juan, y dos de sus discípulos. Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios.

1. ENTONCES, EL VERDADERO MENSAJERO CONDUCE A LOS SEGUIDORES DE JUAN, HASTA JESÚS EL CORDERO DE DIOS.

PORQUE L.B.D. QUE LOS DISCÍPULOS DE JUAN OYERON HABLAR AL BAUTISTA Y SIGUIERON A JESÚS.

(v, 37) Le oyeron hablar los dos discípulos, y siguieron a Jesús.
ESTO QUIERE DECIR QUE JUAN EL PREDICADOR TENÍA LA SUFICIENTE UNCIÓN PARA INDUCIR A LOS HOMBRES A SER SEGUIDORES DE CRISTO.

PERO HAY ALGO MÁS AQUÍ.

JUAN TAMBIÉN TENÍA LA SUFICIENTE HUMILDAD PARA INDUCIR A SUS PROPIOS SEGUIDORES A QUE LE DEJASEN A ÉL, PARA SEGUIR A JESÚS.

Y ESTA ES LA GLORIA DE JUAN EL BAUTISTA DE LA QUE HABLÓ DESPUÉS JESÚS, CUANDO DIJO QUE FUE EL MÁS GRANDE DE ENTRE LOS HOMBRES NACIDOS DE MUJER.

Y JUAN EL BAUTISTA TENÍA BASTANTE GRACIA PARA QUE ESTO LE HICIERA ALEGRARSE.

AMADOS: NUESTRAS PALABRAS DEBERÍAN HACER IR A LOS HOMBRES MÁS ALLÁ DE NOSOTROS MISMOS, A CRISTO.

(2 COR. 4:5) Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús.

Y JUAN EL PREDICADOR COMPRENDE LA NECESIDAD DE HACER ESTO.

A VECES PREDICAMOS MÁS DE NOSOTROS, O DE OTRAS COSAS, QUE DEL SEÑOR QUE NOS HIZO Y NOS SALVÓ A NOSOTROS… Y ESO NO ES BUENO…

TENEMOS QUE PREDICAR A JESUCRISTO, EL CORDERO DE DIOS.
POR ESO LAS PALABRAS QUE JUAN DICE, AUN RETUMBAN EN EL CORAZÓN DE TODO EL QUE LAS LEE:

(JUAN 3:28-30) Vosotros mismos me sois testigos de que dije: Yo no soy el Cristo, sino que soy enviado delante de él. 29 El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está a su lado y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este mi gozo está cumplido. 30 Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.

JUAN EL PREDICADOR DIJO:  JESÚS, EL CORDERO, TIENE QUE CRECER… PERO YO NECESITO MENGUAR PARA QUE ÉL CREZCA.

¿Y CUÁNTOS DE NOSOTROS ESTAMOS DEJANDO CRECER A JESÚS EN NUESTRAS VIDAS?

¿CUÁNTOS DE NOSOTROS ESTAMOS MENGUANDO EN NUESTRA VIDA CARNAL, PARA QUE EL CORDERO DE DIOS CREZCA EN NUESTRA VIDA ESPIRITUAL?

(v,30) Porque es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.

II. EL VERDADERO MENSAJE.

VEMOS EN LA ESCRITURA QUE LAS PALABRAS DE JUAN FUERON BREVES Y PRECISAS.

1. EL PREDICADOR DECLARÓ QUE JESÚS HABÍA SIDO ENVIADO Y ORDENADO «DE DIOS»…

PORQUE JUAN EL PREDICADOR SIMPLEMENTE DIJO: He aquíel Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

Y LO MISMO TENEMOS QUE DECIR TODOS LOS QUE PREDICAMOS A JESÚS… NECESITAMOS MENGUAR, Y DEJAR QUE ÉL CREZCA PARA QUE ÉL SEA QUIEN MINISTRE A LOS DEMÁS.

2. JUAN DECLARÓ QUE JESÚS ES EL VERDADERO SACRIFICIO DESIGNADO POR DIOS PARA QUITAR EL PECADO DEL MUNDO: «EL CORDERO DE DIOS».

Y SI JESÚS ES EL ÚNICO SACRIFICIO QUE QUITA LOS PECADOS, ENTONCES JESÚS ES EL ÚNICO QUE NOS PUEDE SALVAR… PORQUE DIOS LO DESIGNÓ A ÉL ÚNICAMENTE.

(HECHOS 4:11-12) Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. 12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

JUAN EL PREDICADOR DECLARÓ A JESÚS COMO EL ÚNICO CAPAZ PARA QUITAR LA  CULPA HUMANA QUE NADIE MÁS PUEDE QUITAR: «HE AQUÍ EL CORDERO DE DIOS QUE QUITA EL PECADO DEL MUNDO».

Y ESTE ES EL VERDADERO MENSAJE DE LA BIBLIA… Y DEBE SER TAMBIÉN EL VERDADERO MENSAJE DE TODO PREDICADOR DEL EVANGELIO SANTO.

III. LA VERDADERA RECEPCIÓN DEL MENSAJE.

EL MENSAJE ES SAGRADO PORQUE ES DE DIOS Y TIENE UN PROPÓSITO… QUITAR LOS PECADOS PARA SALVARNOS DE LA CONDENACIÓN ETERNA.

PERO COMO OYENTES DEL MENSAJE, NECESITAMOS HACER ALGUNAS COSAS:

1. HAY QUE CREERLO, Y RECONOCER A JESÚS COMO EL ÚNICO SACRIFICIO QUE QUITA NUESTROS PECADOS.

2. TAMBIÉN HAY SEGUIR A JESÚS. (v, 37) Le oyeron hablar los dos discípulos, y siguieron a Jesús.

ENTONCES, CUANDO OYES LA PALABRA DE JESÚS, HAY QUE SEGUIR A JESÚS... NO SOLAMENTE OÍRLO E IRSE POR OTRO CAMINO.

3. HAY QUE SEGUIR A JESÚS, AUN CUANDO PAREZCA QUE ÉL VAYA SOLO... PORQUE MUCHOS ESTÁN SIGUIENDO OTRAS COSAS QUE NO SALVAN.

4. Y TAMBIÉN HAY QUE MORAR CON JESÚS.

(v, 39) Les dijo: Venid y ved. Fueron, y vieron donde moraba, y se quedaron con él aquel día; porque era como la hora décima.

5. Y LUEGO, HABIENDO CONOCIDO AL CORDERO DE DIOS, ES NECESARIO IR ADELANTE Y HABLARLE A OTROS DE JESÚS.

(vv, 40-41) Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan, y habían seguido a Jesús. 41 Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo).

Y ESO MISMO TE DECIMOS ESTA NOCHE SI TÚ AUN LO LE HAS HALLADO… SI TÚ AUN NO HAS CONOCIDO A JESÚS.

¡HE AQUÍ EL CORDERO DE DIOS QUE QUITA EL PECADO DEL MUNDO!

CIERRE:

CUENTA UN PREDICADOR QUE UN DÍA, MIENTRAS CHECABA EL SONIDO ANTES DE PREDICAR SU MENSAJE, EMPEZÓ A GRITAR EN EL MICRÓFONO: «HE AQUÍ EL CORDERO DE DIOS QUE QUITA EL PECADO DEL MUNDO

Y HABÍA EN LAS GALERÍAS DE AQUÉL LUGAR UN OBRERO QUE ESTABA TRABAJANDO ALLÍ, PERO QUE NO SABÍA NADA DE DIOS…  
Y LAS PALABRAS DEL PREDICADOR LE VINIERON EN UN INSTANTE COMO UN MENSAJE DEL CIELO A SU ALMA.

Y ENTONCES FUE TOCADO EN SU CONCIENCIA CON LA CONVICCIÓN DE PECADO… Y DEJÓ ALLÍ SUS HERRAMIENTAS, Y SE VINO A ARRODILLAR AL ESTRADO…

Y EN ESE MISMO INSTANTE RECIBIÓ EN SU CORAZÓN AL SEÑOR DE GLORIA, AL CORDERO DE DIOS QUE QUITA EL PECADO DEL MUNDO.

Y ALLÍ MISMO HALLÓ LA PAZ QUE HABÍA BUSCADO POR AÑOS… Y TAMBIÉN HALLÓ LA VIDA ETERNA, TAN SOLO POR MIRAR AL CORDERO DE DIOS.

¡Y QUE SIMPLE ES EL MEDIO Y CUAN GRANDE EL RESULTADO!... PORQUE JUAN SIMPLEMENTE DECLARÓ: «HE AQUÍ EL CORDERO DE DIOS QUE QUITA EL PECADO DEL MUNDO

Y ÉSTA ES UNA SIMPLE Y FIEL DECLARACIÓN DE LA VERDAD DE DIOS…

ASÍ QUE ES MUCHO MÁS IMPORTANTE DECLARAR ESTA GRAN VERDAD DIVINA, QUE AMENAZAR CON ARGUMENTOS O RETÓRICA HUMANA.

PORQUE LA VERDAD DE DIOS DESHACE EL CORAZÓN, HIERE EL ALMA Y LA CONSUELA… Y ENTRA EN EL ALMA Y TRAE LUZ Y PODER AL CORAZÓN.

NINGÚN PREDICADOR PODRÍA VIVIR DE MIEL SILVESTRE Y LANGOSTAS EN EL DESIERTO, SI NO TUVIERA QUE PREDICAR DE ALGUIEN QUE ERA MUCHO MÁS PODEROSO QUE ÉL.

¡HE AQUÍ EL CORDERO DE DIOS QUE QUITA EL PECADO DEL MUNDO!

LO VOY A REPETIR: ¡HE AQUÍ EL CORDERO DE DIOS QUE QUITA EL PECADO DEL MUNDO!

¿QUIEN QUIERE VENIR HOY A LOS PIES DEL CORDERO DE DIOS PARA QUE LO LIMPIE DE SUS PECADOS Y OBTENER SU SALVACIÓN ETERNA?


¡DIOS TE BENDIGA!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada