martes, 5 de noviembre de 2013

Cristo, el Todo



«Donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos»
(Colosenses 3:11).


HAY DOS MUNDOS, EL VIEJO Y EL NUEVO, Y HAY PERSONAS CON DOS PERSONALIDADES, EL HOMBRE VIEJO Y EL NUEVO, ACERCA DEL CUAL SE NOS HABLA EN LOS (vv, 9-10).

EN EL PRIMER MUNDO HAY MUCHAS COSAS QUE NO HAY EN EL SEGUNDO.

EN EL SEGUNDO HAY MUCHAS COSAS QUE NO ESTÁN EN EL PRIMERO.

HABLAREMOS DE ESTO AHORA, EN EL NOMBRE DEL SEÑOR JESUCRISTO.

I. LO  QUE NO HAY EN EL NUEVO MUNDO.

DISTINCIONES NACIONALES: «DONDE NO HAY GRIEGO NI JUDÍO

JESÚS ES EL SEÑOR QUE SE HIZO HOMBRE, EN EL MÁS AMPLIO SENTIDO, Y HOY NO ES JUDÍO NI GENTIL.

NO VEMOS EN ÉL NINGUNA RESTRICCIÓN DE NACIONALIDAD, Y NUESTRA NACIONALIDAD PECULIAR DESAPARECE POR LA UNIÓN CON EL.

NO TAMPOCO VEMOS DISTINCIONES CEREMONIALES: «CIRCUNCISIÓN NI INCIRCUNCISIÓN.»

ESTA SEPARACIÓN TÍPICA ERA QUITADA… TANTO JUDÍOS COMO GENTILES ESTÁN UNIDOS EN UN CUERPO POR LA CRUZ DE CRISTO.

NO HAY TAMPOCO DISTINCIONES SOCIALES: «SIERVO NI LIBRE.»

SOMOS CAPACITA­DOS POR LA DIVINA GRACIA PARA VER QUE ESTAS DISTINCIONES SON TRANSITORIAS… ESTAS DISTINCIONES SON SUPERFICIALES… ESTAS DISTINCIONES SON DE POCO VALOR.

PORQUE ESTAS DISTINCIONES NO EXISTEN EN EL REINO DEL ESPÍRITU.

II. QUÉ COSAS HAY EN EL NUEVO.

CRISTO ES EL TODO EN TODO… Y ESTO EN MUCHOS SENTIDOS:

CRISTO ES EL TODO EN NUESTRA CULTURA.

EN ÉL IMITAMOS Y SUPERAMOS «A LOS GRIEGOS».

CRISTO ES EL TODO DE NUESTRA REVELACIÓN... HOY NOS GLORIAMOS EN CRISTO EL SEÑOR COMO «LOS JUDÍOS» SE GLORIABAN DE HABER RECIBIDO LOS ORÁCULOS DE DIOS.

CRISTO ES EL TODO EN NUESTRAS TRADICIONES NATURALES… ES MUCHO MÁS PARA NOSOTROS QUE LAS MÁS NUEVAS IDEAS QUE SURGÍAN DE LA MUERTE DE LOS BÁRBAROS.

CRISTO ES EL TODO DE NUESTRA INCOMPARABLE LIBERTAD.

LOS ESCITAS NO TENÍAN TANTA INDEPENDENCIA, DE LA CUAL SE GLORIABAN, COMO NOSOTROS TENEMOS EN CRISTO.

CRISTO NO ES APRECIADO DEL TODO, A MENOS QUE SEA APRECIADO SOBRE TODO.

EL ES LA SENDA AL DESCARRIADO.
PROTECTOR A QUIEN DESNUDO VA,
PAN AL HAMBRIENTO, Y AL ESCLAVIZADO
ESPERANZA Y SEGURA LIBERTAD.
SI ALGUNO ES DÉBIL, JESÚS ES EL FUERTE;
AL MUERTO ES VIDA, AL ENFERMO SALUD,
AL CIEGO VISTA Y AL POBRE RIQUEZA,
GOZO SIN PENA, TESORO DE GRANDEZA;
TODO ESTO ES PARA MÍ MI FIEL JESÚS.
-GILES FLETCHER-

UNA NOCHE, MIENTRAS ME HALLABA EN UNA REUNIÓN DE ORACIÓN VINO LA GRAN ACCIÓN LIBERTADORA: EL TESTIMONIO DEL ESPÍRI­TU SANTO DE QUE LA SANGRE DE JESÚS ME HABÍA LIMPIADO DE TODOS MIS PECADOS; QUE YO NO ERA NADA, PERO CRISTO TODO EN TODO.

LE RECIBÍ GOZOSAMENTE CON TODOS SUS OFICIOS, COMO UN PROFETA PARA ENSEÑARME, UN SACERDOTE PARA HACER EXPIACIÓN POR MÍ, Y UN REY PARA REINAR SOBRE MÍ.

¡OH, QUÉ FELICIDAD SIN LÍMITES ES CRISTO PARA UN POBRE PECADOR COMO YO!

¡DIOS TE BENDIGA!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada