martes, 27 de agosto de 2013

¿Qué será la cosecha?



«Porque sembraron viento, y torbellino segarán; no tendrán mies, ni su espiga hará harina; y si la hiciere, extraños la comerán» (Oseas 8:7).


LA VIDA DE LOS HOMBRES ES UN TIEMPO DE SIEMBRA.

ESTAMOS AQUÍ POR ESO… HAY UN PROPÓSITO QUE A VECES EL HOMBRE CREE, Y LA MAYORÍA DE LAS VECES NO CREE.

AHORA, DE TODOS LOS HOMBRES PUEDE DECIRSE: «LO QUE SEMBRARON, ESO TAMBIÉN COSECHARÁN

Y DIOS DA A CONOCER ESTO AL HOMBRE EN SU SAGRADA PALABRA.

(GÁL. 6:7) No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.

Y POR ESTO MISMO, TODO HOMBRE PRUDENTE SE PREGUNTA: «¿QUÉ SERÁ LA COSECHA?»

VAMOS A VER HOY ESTA PALABRA PIDIÉNDOLE A DIOS NUESTRO SEÑOR LA UNCIÓN FRESCA DE SU PRECIOSO ESPÍRITU SANTO.

I. EL RESULTADO DE CIERTAS SIEMBRAS SERÁ TERRIBLE. «HAN SEMBRADO VIENTOS Y RECOGERÁN TEMPESTADES

LOS HOMBRES VICIOSOS SIEMBRAN SUS SEMILLAS SILVESTRES, Y NO ES NECESARIO DECIR LO QUE SEGARÁN.

LOS BORRACHOS VICIOSOS Y PRÓDIGOS ESTÁN ALREDEDOR NUESTRO, SEGANDO YA EN SUS PROPIAS PERSONAS LOS PRIMEROS FRUTOS DE LA TRISTE COSECHA DE TRANSGRESIÓN.

LOS HECHOS INMORALES VAN MÁS ALLÁ DE SU INTENTO ORIGINAL… PRINCIPIAN COMO UN LIGERO AIRECILLO DE SIMPATÍA O AFECTO, Y TERMINAN COMO UN TORBELLINO, ROMPIENDO TODA TRABA DE AFECTOS LEGÍTIMOS.

Y LAS HEREJÍAS EN LA IGLESIA TRAEN TAMBIÉN MALES INESPERADOS.

ERRORES APARENTEMENTE SIN IMPORTANCIA, CRECEN HASTA HACERSE GRAVES MALES.

EL USO DE UN SÍMBOLO SE TRANSFORMA Y DESARROLLA EN IDOLATRÍA.

UNA PEQUEÑA LICENCIA SE TRANSFORMA EN LIBERTINAJE; PEQUEÑAS CONTIENDAS CONDUCEN A DIVISIONES QUE ROMPEN EL CORAZÓN Y APARTAN A LAS OVEJAS DEL CAMINO CORRECTO.

LA TOLERANCIA DEL PECADO EN UNA FAMILIA ES LA FUENTE FRUCTÍFERA DE INDECIBLES MALES:

ESTO LO PODEMOS VER CLARAMENTE EN LA VIDA DEL SACERDOTE ELÍ. (1 SAM. 2)

LA TOLERANCIA DEL PECADO EN UNO MISMO… INDULGENCIAS OCASIONALES VIENEN A CONVERTIRSE EN HÁBITOS, Y EL HÁBITO ES COMO EL SIMUN DEL DESIERTO... ANTES QUE TERMINE LA VIDA Y TODA ESPERANZA DESAPAREZCA.

AÚN ACTOS PERMISIBLES EN TU PERSONA PUEDEN DESARROLLARSE EN PELIGROSOS SUCESOS.

II. EL RESULTADO DE ALGUNAS SIEMBRAS ES UN MANIFIESTO FRACASO.

EL PROFETA OSEAS DICE: Porque sembraron viento, y torbellino segarán; no tendrán mies…

«NO TENDRÁN MIES»

LA DÉBIL SEMILLA TRATA DE CRECER, PERO SIN VIGOR.

LA AUTOSUFICIENCIA TRATA VANAMENTE DE PRODUCIR UNA BUENA REPUTACIÓN.

LA PROPIA JUSTICIA SE ESFUERZA INÚTILMENTE PARA OBTENER SALVACIÓN.

LA HUMANA SABIDURÍA INTENTA VANAMENTE CONSTRUIR UN NUEVO EVANGELIO.

LAS PERSONAS LIGERAS Y MUY HABLADORAS PARECEN SER ÚTILES, PERO SON UN ENGAÑO… LO QUE PARECE HABERSE CUMPLIDO, SE DESVANECE PRONTO.

«GRANDES PALABRAS, PERO NINGUNOS HECHOS

EL QUE GASTA SU VIDA SIN LA FE DE CRISTO NI OBEDIENCIA A SU VOLUNTAD, PUEDE SOÑAR UN FELIZ FUTURO, PERO QUEDARÁ DESENGAÑADO: «NO HABRÁ MIES

III. EL RESULTADO DE MUCHAS SIEMBRAS ES POCO SATISFACTORIO. «NI EL FRUTO HARÁ HARINA

MUCHOS HOMBRES HAN VIVIDO PARA EL PLACER Y HAN HALLADO HASTÍO.

MUCHOS HOMBRES HAN VIVIDO PARA OBTENER FAMA Y DINERO, Y HAN COSECHADO VANIDAD.

ALGUNOS HAN VIVIDO PARA SÍ MISMOS Y HAN HALLADO POBREZA.

HAN VIVIDO PARA SUS PROPIAS OBRAS Y RELIGIOSIDAD, PERO HAN SEGADO INTRANQUILIDAD DE MENTE Y NINGUNA SALVACIÓN REAL.

PORQUE SIN DIOS NADA ES PRUDENTE, NI FUERTE, NI DIGNO DE SER HECHO.

SÓLO EL VIVIR PARA DIOS ES UNA SIEMBRA ACERTADA.

QUE EL SEÑOR DESTRUYA TODAS NUESTRAS SIEMBRAS PARA LA CARNE, PARA QUE NO SEGUEMOS CORRUPCIÓN

(GÁL. 6:8) Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.

QUE EL SEÑOR JESÚS NOS PROVEA DE BUENA SEMILLA Y BENDIGA LA SIEMBRA. ¡OH QUÉ PRECIOSA ES UNA VIDA CONSAGRADA!

UNA LEYENDA ORIENTAL CUENTA DE ABDALLAH, QUE SE LE PRESENTÓ UN MAL ESPÍRITU EN FORMA DE ABEJA QUE DEJÓ CAER UN ÁTOMO DE MIEL.

ÉL NO AHUYENTÓ LA PEQUEÑA CRIATURA Y, CON GRAN SORPRESA SUYA, ÉSTA CRECIÓ HASTA SER COMO UNA LANGOSTA.

NO TRATANDO DE APARTARLA DE SÍ, LA CRIATURA SE CONVIRTIÓ RÁPIDAMENTE EN UN GRAN MONSTRUO QUE DEVORÓ TODA SU COMIDA Y POR FIN LE DEVORÓ A ÉL MISMO, DEJANDO EN SU JARDÍN UNAS HUELLAS GIGANTESCAS.

Y ASÍ ES EL PECADO... CRECE EN LOS HOMBRES HASTA QUE SE CONVIERTE EN UN HÁBITO GIGANTE Y LES MATA.

DEL MISMO MODO, EL ERROR SIEMBRA VIENTOS Y COSECHA TEMPESTADES.

QUE DIOS NOS AYUDE, AMADOS, A SEMBRAR LO CORRECTO PARA COSECHAR LO CORRECTO.


¡DIOS TE BENDIGA!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada