miércoles, 5 de febrero de 2014

Para nosotros



«A vosotros es enviada la Palabra de esta salvación»
(Hechos 13:26).



¿A QUIENES ENVÍA DIOS «LA PALABRA DE SALVACIÓN»?

DIOS LA ENVÍA A TODOS LOS PECADORES QUE LA ESCUCHAN Y LA CREEN.

Y ES UNA PALABRA QUE SE ADAPTA A TODOS LOS CASOS, A TODAS LAS CLASES DE PECADORES, Y, POR TANTO, ES ENVIADA A TODOS ELLOS, SI PREGUNTAN: «¿POR QUÉ PROPÓSITO ES ENVIADA A LOS PECADORES?»...

ES ENVIADA COMO UNA PALABRA DE PERDÓN AL PECADOR CONDENADO… DE AQUÍ QUE CADA PECADOR CONDENADO PUEDE ASIRSE DE ELLA Y DECIR: «ESTA PALABRA ES ENVIADA A MÍ, ES ENVIADA COMO MENSAJE DE PAZ A UN REBELDE PECADOR

ES ENVIADA COMO PALABRA DE VIDA A LOS MUERTOS.

ES UNA PALABRA DE LIBERTAD A LOS CAUTIVOS, DE CURACIÓN A LOS ENFERMOS, DE LIMPIEZA A LOS ENSUCIADOS POR EL PECADO.

ES UNA PALABRA DE DIRECCIÓN A LOS QUE VAN ERRANTES, DE REFRIGERIO A LOS CANSADOS, DE CONSOLACIÓN A LOS DESCONSOLADOS.

ES UNA PALABRA QUE ATRAE Y CONFORTA AL ALMA FALTADA DE FORTALEZA.

ES ENVIADA SIMPLEMENTE COMO PALABRA DE SALVACIÓN DE TODA CLASE Y DE TODA SUERTE; UNA PALABRA DE REDENCIÓN A LAS ALMAS PERDIDAS, DICIÉNDOLES: «CRISTO VINO AL MUNDO A BUSCAR Y A SALVAR LO QUE SE HABÍA PERDIDO

AHORA BIEN:

I. ¿QUÉ  ES  LA  PALABRA DE ESTA SALVACIÓN?

1. ES EL TESTIMONIO DE QUE JESÚS ES EL SALVADOR PROMETIDO POR EL PADRE.

(v, 23) De la descendencia de éste, y conforme a la promesa, Dios levantó a Jesús por Salvador a Israel.

2. ES LA PALABRA QUE PROMETE PERDÓN A TODOS LOS QUE MUESTRAN ARREPENTIMIENTO DEL PECADO Y FE EN EL SEÑOR JESUCRISTO.

(vv, 38-39) Sabed, pues, esto, varones hermanos: que por medio de él se os anuncia perdón de pecados, 39 y que de todo aquello de que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en él es justificado todo aquel que cree.

3. EN UNA PALABRA, ES LA PROCLAMACIÓN DE LA PERFECTA SALVACIÓN MEDIANTE EL RESUCITADO SALVADOR JESUCRISTO.

(v, 32-33) Y nosotros también os anunciamos el evangelio de aquella promesa hecha a nuestros padres, 33 la cual Dios ha cumplido a los hijos de ellos, a nosotros, resucitando a Jesús; como está escrito también en el salmo segundo: Mi hijo eres tú, yo te he engendrado hoy.

4. ES UNA PALABRA DE SALVACIÓN, PUES LA DECLARA, LA DESCRIBE, LA PRESENTA Y EXHORTA A ACEPTARLA CON PREMURA.

5. ES UNA PALABRA ENVIADA, PUES LA DISPENSACIÓN DEL EVANGELIO ES UNA MISIÓN DE MISERICORDIA DE PARTE DE DIOS.

EL EVANGELIO ES UN MENSAJE: JESÚS ES EL MESÍAS, Y EL ESPÍRITU SANTO ES ENVIADO PARA OBRAR SALVACIÓN ENTRE LOS HOMBRES.

II. ¿DE QUÉ MANERA EL EVANGELIO ES ENVIADO  A TI?

1. POR MEDIO DE LA GRAN COMISIÓN, QUE ORDENA QUE SEA PREDICADO A TODA CRIATURA.

(MAR. 16:15-16) Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. 16 El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.

(1 COR. 1:20-21) ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? 21 Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.

2. POR LA PROVIDENCIA, QUE TE HA TRAÍDO AQUÍ PARA QUE PUEDAS LEER Y ESCUCHAR HOY ESTA PALABRA.

3. EN LA PECULIAR ADAPTACIÓN A TU CASO, A TU CARÁCTER, A TU NECESIDAD.

ES UNA MEDICINA ADECUADA A TU ENFERMEDAD Y QUE EVIDENTEMENTE TE CONVIENE.

SERÍA MUY TRISTE SI TUVIÉRAMOS QUE DISCRIMINAR A UNA SOLA PERSONA Y DECIRLE: «ESTA PALABRA NO ES ENVIADA A TI.»

III. ¿EN QUÉ  POSICIÓN TE PONE?

1. EN UNA POSICIÓN DE SINGULAR FAVOR.

PROFETAS Y REYES MURIERON SIN OÍR LO QUE TÚ OYES HOY.

(MAT. 13:16-17) Pero bienaventurados vuestros ojos, porque ven; y vuestros oídos, porque oyen. 17 Porque de cierto os digo, que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron.

2. ES UNA EVIDENTE DEUDA A LOS MÁRTIRES Y SERVIDORES DE DIOS DE LOS SIGLOS PASADOS, HASTA ESTOS DÍAS, QUE VIVIERON Y MURIERON PARA TRAERTE ESTE EVANGELIO.

3. ES DE GRAN ESPERANZA, PUES CONFIAMOS QUE TÚ LA ACEPTARÁS Y VIVIRÁS ETERNAMENTE POR ELLA.

4. ES DE SERIA RESPONSABILIDAD, PUES SI LA DESCUIDAS, ¿CÓMO PODRÁS ESCAPAR?

(HEB. 2:3) ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron.

IV. ¿DE QUÉ MANERA TRATARÁS  TÚ ESTA PALABRA

1. ¿ESPERARÁS NECIAMENTE A RESPONDER?

ESE ES UN PROCEDER MUY PELIGROSO, PUES PODRÍAS PERECER EN TANTO LO PIENSAR O TE DECIDES.

2. ¿JUGARÁS AL HIPÓCRITA Y PRETENDERÁS RECIBIRLA, AUN CUAN DO TU CORAZÓN LA RECHACE?

3. ¿SERÁS UN CONVERTIDO TEMPORAL, O BIEN ACEPTARÁS CON GOZO ESTA PALABRA DE SALVACIÓN?

EL SEÑOR JESÚS DICE: «PREDICAD EL EVANGELIO A TODA CRIATURA



YO PUEDO IMAGINARME A PEDRO PREGUNTÁNDOLE: «PERO, SEÑOR ¿OFRECEREMOS SALVACIÓN A LOS QUE TE CRUCIFICARON?»

Y ME IMAGINO A JESÚS RESPONDIÉNDOLE: «SÍ, PEDRO, YO QUIERO QUE PREDIQUES MI EVANGELIO A TODA CRIATURA, EMPEZANDO DESDE JERUSALÉN. PROCLAMA SALVACIÓN A LOS QUE ME CRUCIFICARON. ME GUSTARÍA QUE ENCONTRARAS AL SOLDADO QUE ME PUSO LA CORONA DE ESPINAS SOBRE LA CABEZA: DILE QUE SI ÉL ACEPTA LA SALVACIÓN COMO UN DON, TENDRÁ DE MI PARTE UNA CORONA DE GLORIA QUE NO CONTENDRÁ ESPINAS; VE AL SOLDADO QUE HUNDIÓ SU LANZA EN MI PROPIO CORAZÓN Y DILE QUE ÉL ESTÁ MÁS CERCA DE MI CORAZÓN AHORA QUE NUNCA; MI CORAZÓN ESTÁ LLENO DE AMOR POR SU ALMA; PROCLÁMALE A TODOS ELLOS LA SALVACIÓN ETERNA.»

¡DIOS TE BENDIGA!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada