miércoles, 8 de enero de 2014

Sol de Justicia



«Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis y saltaréis como becerros de la manada»
(Malaquías 4:2).



ES UNA GRAN VERDAD QUE HAY DIFERENCIAS ENTRE LOS HOMBRES.

PORQUE HAY «QUIENES SIRVEN A DIOS, Y QUIENES NO LE SIRVEN».

Y EL TEMOR DE DIOS ES LA SEÑAL QUE DISTINGUE A LOS HOMBRES, UNOS DE OTROS, MUCHO MÁS QUE LA RIQUEZA, EL RANGO O LA NACIONALIDAD.

LA VENIDA DE CRISTO ES UNA CALAMIDAD O UNA BENDICIÓN A LOS HOMBRES, SEGÚN SEA SU CARÁCTER.

¡Y QUÉ CAMBIO DE FIGURAS!

PARA LOS QUE TEMEN A DIOS NACE «¡UN SOL!»… MAS PARA LOS INCRÉDULOS LO QUE HABRÁ ES «¡UN HORNO!».

(v,1) Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama.

ESTA ES UNA ADVERTENCIA DEL ALTÍSIMO A TODOS LOS HOMBRES, Y ES A LA VEZ UN LLAMADO AL ARREPENTIMIENTO, A LA CONFESIÓN DE PECADOS Y A UN CAMBIO AUTÉNTICO DE VIDA.

I. PENSEMOS PRIMERO EN NUESTRO SEÑOR COMO EL SOL.

1. CRISTO ES EL CENTRO DE TODO EL SISTEMA DE LA GRACIA.

2. CRISTO ES PARA NOSOTROS NUESTRO GRAN ATRAYENTE, Y NOS MANTIENE EN NUESTROS LUGARES, DANDO VUELTAS ALREDEDOR DE ÉL COMO LOS PLANETAS EN SUS ÓRBITAS.

3. PORQUE CRISTO ES SIN CAMBIO NI SOMBRA DE VARIACIÓN.

(SANT. 1:17) Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

DIOS ES EL MISMO, SIN CAMBIO ALGUNO, BRILLANDO SIN CESAR PARA TODO CREYENTE.

4. HEMOS SIDO NOSOTROS, EN TODO CASO, LOS QUE HEMOS TENIDO AURORA Y OCASOS EN NUESTRAS VIDAS.

MAS SI POR UN POCO DE TIEMPO HEMOS ESTADO EN LA SOMBRA, SIEMPRE VEMOS COMO EL SOL DE JUSTICIA DE LEVANTA PARA NOSOTROS OTRA VEZ.

UNA PREGUNTA: ¿QUÉ SERÍA EL MUNDO SIN EL SOL?

ESTO ES JUSTO LO QUE SERÍAMOS NOSOTROS SIN EL SEÑOR.

¿PODEMOS CONCEBIR LO QUE ESTO SIGNIFICARÍA?

TODO SERÍA PARA NOSOTROS PENUMBRA, MUERTE, DESOLACIÓN.

II. GOCEMOS DE LAS BENDICIONES QUE CRISTO DERRAMA.

1. ¡CUÁNTA LUZ DE CONOCIMIENTO DERRAMA CRISTO!

¡CUÁNTO CALOR DE AMOR!

¡QUÉ RADIANTE GOZO RECIBIMOS DE ÉL!

¡ANDEMOS EN ÉL SIEMPRE!

(EFESIOS 4: 1-6) …Os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.

2. ¡QUÉ SALUD NOS DA CRISTO!... CURACIÓN DEL ENFERMO, SALUD PARA EL FUERTE.

3. ¡QUÉ LIBERTAD NOS TRAE!... PORQUE DICE:  «SALDRÉIS Y SALTARÉIS

CUANDO EL SOL HA LLEGADO A CIERTO PUNTO EN SU CURSO ANUAL, EL GANADO QUE HA ESTADO EN EL ESTABLO DURANTE EL INVIERNO ES LLEVADO AL MONTE A PASTOREAR… Y ASÍ EL SEÑOR SACA A SU PUEBLO Y VA DELANTE DE ELLOS.

4. ¡QUÉ CRECIMIENTO PROPORCIONA!

«Y CRECERÉIS COMO BECERROS DE LA MANADA» (VERSIÓN INGLESA).

UN CORAZÓN QUE  TIENE COMUNIÓN CON JESUCRISTO POSEE UN VIGOR DE JUVENTUD, UN ENCANTO DE LA VIDA Y OTRAS FIGURAS QUE SON AQUÍ REPRESENTADAS POR «BECERROS DE LA MANADA».

AMIGOS, HERMANOS:

NOSOTROS NO PODEMOS HACER EL SOL, NI MOVER EL SOL, NI COMPRAR EL SOL… SINO TAN SOLAMENTE SALIR AFUERA Y DISFRUTAR DE SUS BENDITOS RAYOS.

¿POR QUÉ TITUBEAREMOS DE HACERLO EN EL SENTIDO ESPIRITUAL?

¿POR QUÉ NO SALDREMOS POR FE DE LAS TINIEBLAS A LA MARAVILLOSA LUZ ADMIRABLE DE CRISTO?

LA LUZ DEL ROSTRO DE JESÚS, CUANDO SE LE PERMITE BRILLAR SIN IMPEDIMENTO SOBRE EL CORAZÓN HUMANO, DESTRUYE LAS COSAS QUE NOS AMENAZAN.

¡DIOS TE BENDIGA!



No hay comentarios:

Publicar un comentario