lunes, 7 de octubre de 2013

Victoria por la Fe



Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. (1 Juan 5:4).


ALEJANDRO Y OTROS CONQUISTADORES SACRIFICARON MILES DE VIDAS PARA SU PRETENDIDA CONQUISTA DEL MUNDO, PERO EL CREYENTE EN CRISTO NO ES ASÍ.

EL CREYENTE LO HACE DE UN MODO MUCHO MÁS NOBLE, PUES ELLOS, EN VEZ DE VENCER AL MUNDO, ANTES FUERON ESCLAVOS DEL MUNDO.

UNA PERSONA QUE OBLIGA A 10 MIL HOMBRES A DAR SU VIDA PARA SATISFACER SU AMBICIÓN PERSONAL, NO ES UN VENCEDOR DEL MUNDO.

EL VERDADERO VENCEDOR ES EL QUE PUEDE DECIR, COMO DECÍA EL APÓSTOL PABLO: «GRACIAS A DIOS, QUE NOS DA SIEMPRE LA VICTORIA POR NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO»…

O «¿QUIÉN NOS APARTARÁ DEL AMOR DE CRISTO?»…

O «ANTES EN TODAS ESTAS COSAS SOMOS MÁS QUE VENCEDORES POR MEDIO DE AQUEL QUE NOS AMÓ».

TAL PERSONA TIENE ACCESO, POR LA FE, A UN ESTIMULANTE MODELO DIVINO, LA PALABRA DE DIOS.

PORQUE POR LA PALABRA DE DIOS UN CREYENTE DESCUBRE LO QUE ES DEL MUNDO, Y NO SE DEJA IMPONER POR ÉL.

Y CUANDO ES TENTADO A TOMAR LAS COSAS DEL MUNDO, O A PARTICIPAR EN LAS COSAS DEL MUNDO, LAS RECHAZA PORQUE TIENE ALGO MEJOR EN SU MANO.

ASÍ LA FE EN CRISTO VENCE LA INFLUENCIA CORROMPIDA, EL AMOR DESORDENADO, EL TEMOR ESCLAVIZANTE, LA IDOLATRÍA, LAS PELIGROSAS AMISTADES, LA FALSA SABIDURÍA…

Y VENCE, NO SÓLO LAS VANIDADES DEL MUNDO, SINO LA MISMA RELIGIOSIDAD MUNDANA CUANDO ES FALSA RELIGIÓN.

VAMOS A HABLAR DE ESTE TEMA, PIDIENDO AL PADRE QUE DERRAME DE SU ESPÍRITU SANTO SOBRE SU BENDITA PALABRA.

I. LA CONQUISTA: «VENCE AL MUNDO

1. PORQUE ROMPEMOS CON LAS COSTUMBRES DEL MUNDO.

2. PORQUE MANTENEMOS NUESTRA LIBERTAD OBEDECIENDO A UN AMO SUPERIOR EN TODAS LAS COSAS.

NO ESTAMOS ESCLAVIZADOS POR EL TEMOR A LA POBREZA, POR NUESTRO CARÁCTER NI POR NUESTRA RIQUEZA.

NO ESTAMOS ESCLAVIZADOS POR MANDO OFICIAL O AMBICIÓN PERSONAL, AMOR U HONORES, TEMOR O VERGÜENZA, O POR LA FUERZA DE LOS NÚMEROS.

3. ESTAMOS POR ENCIMA DE TODA AUTORIDAD MUNDANA.

LAS COSTUMBRES MUNDANAS, ANTIGUAS O NUEVAS, SON PARA SUS PROPIOS HIJOS, LOS HIJOS DEL MUNDO…

PERO NOSOTROS NO LE CONSIDERAMOS COMO NUESTRO AMO NI NUESTRO JUEZ.

4. ESTAMOS POR ENCIMA DE SU RELIGIÓN.

PORQUE RECIBIMOS NUESTRA RELIGIÓN DE DIOS Y DE SU PALABRA, NO DE FUENTES HUMANAS.

COMO UN EJEMPLO DE ESTA CONQUISTA TENEMOS LA HISTORIA DE ABRAHAM.

RECUERDA CÓMO ABANDONÓ SU HOGAR, Y CÓMO HIZO SU SOLITARIA PEREGRINACIÓN.

RECUERDA SU CONDUCTA RESPECTO A SU SOBRINO LOT, A SODOMA Y A SUS REYES, Y AUN SU VOLUNTARIO DESPRENDIMIENTO DE SU PROPIO HIJO AL MANDATO DE DIOS.

(GÁL.3: 6-7) Así Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia. Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham.

II. LA NATURALEZA CONQUISTADORA: «TODO LO QUE ES  NACIDO  DE DIOS.»

1. SÓLO ESTA NATURALEZA PUEDE EMPRENDER LA CONQUISTA DEL MUNDO, O SEA DE LAS COSAS MUNDANAS.

2. Y SÓLO ESTA NATURALEZA PUEDE CONTINUARLA… PORQUE SIN ELLA, PRONTO ENTRARÍA EL CANSANCIO Y EL DESALIENTO.

ESTA NATURALEZA ES NACIDA DE DIOS PARA CONQUISTAR.

DIOS ES SU SEÑOR, Y AQUEL QUE ES NACIDO DE DIOS ES DE LINAJE REAL Y CONQUISTADOR.

III. EL ARMA DE CONQUISTA: «NUESTRA FE.»

ENTONCES, SOMOS CAPACITADOS PARA LA CONQUISTA MIRANDO:

1. LA RECOMPENSA INVISIBLE QUE NOS AGUARDA.

2. LA PRESENCIA INVISIBLE QUE NOS RODEA.

PORQUE DIOS Y UNA NUBE DE TESTIGOS QUE NOS RODEAN, NOS CONTEMPLAN.

3. LA UNIÓN MÍSTICA CON JESUCRISTO, CUYA GRACIA HA OBRADO EN NOSOTROS…

PORQUE APOYÁNDONOS EN JESÚS, VENCEMOS AL MUNDO.

IV. SU ESPECIALIDAD: «ESTA ES LA VICTORIA

1. PARA LA SALVACIÓN, ENCONTRANDO EL DESCANSO DE LA FE.

2. POR IMITACIÓN, HALLANDO LA SABIDURÍA EN JESÚS EL HIJO DE DIOS.

3. PARA CONSUELO, VIENDO LA VICTORIA ASEGURADA EN JESÚS.

HE AQUÍ VUESTRO CONFLICTO: NACIDOS PARA LUCHAR.

HE AQUÍ VUESTRO TRIUNFO: ALISTADOS PARA CONQUISTAR.

SE DICE QUE LA ELEGANTE AVE DEL PARAÍSO SIEMPRE VUELA CONTRA EL VIENTO; DE OTRO MODO SU BELLO PERO DELICADO PLUMAJE SERÍA ARRUGADO Y ECHADO A PERDER.

LAS AVES DEL PARAÍSO, EN UN SENTIDO ESPIRITUAL,
VUELAN EN CONTRA DEL VIENTO DE LA MUNDANALIDAD… UN VIENTO QUE SOPLA EN DIRECCIÓN OPUESTA AL CIELO.

¡DIOS TE BENDIGA!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada