jueves, 11 de abril de 2013

Una preciosa joya




LA EPÍSTOLA A FILEMÓN ES UNA PRECIOSA JOYA DEL NUEVO TESTAMENTO ESCRITA PARA NUESTRA EDIFICACIÓN.

SIN DUDA, EL ESPÍRITU SANTO UTILIZA LO QUE PARECE MENOS ATRACTIVO O CON MENOS CONTENIDO PARA ENSEÑARNOS QUE DIOS, EN SU GRAN MISERICORDIA, USA LAS VIDAS DE LOS VASOS MÁS DÉBILES PARA DAR FORTALEZA A LOS OTROS.

HOY VAMOS A HABLAR SOBRE ESTA EPÍSTOLA Y RUEGO AL PRECIOSO ESPÍRITU SANTO DE DIOS QUE AL MISMO TIEMPO ÉL HABLE A TU CORAZÓN.

UNO: LA EPÍSTOLA

I. FILEMÓN, EL HOMBRE

FILEMÓN ERA UN CRISTIANO QUE VIVÍA EN COLOSAS (FLM. 2)- (COL 4:9, 16, 17).

ES POSIBLE QUE SU HIJO ARQUIPO PASTOREARA LA IGLESIA DE LAODICEA (COL 4:16, 17)… Y ADEMÁS,  VEMOS QUE HABÍA TAMBIÉN UNA CONGREGACIÓN EN LA CASA DE FILEMÓN (FLM. 2).

FILEMÓN HABÍA SIDO GANADO PARA CRISTO A TRAVÉS DEL MINISTERIO DE PABLO (V, 19), TAL VEZ EN ÉFESO, PUESTO QUE PABLO NO HABÍA VISITADO PERSONALMENTE A COLOSAS.

II. LA CARTA

ONÉSIMO ERA UNO DE LOS ESCLAVOS DE FILEMÓN (v, 16) QUE LE HABÍA ROBADO A SU AMO Y HUIDO A ROMA.

POR LA DIRECCIÓN PROVIDENCIAL DEL SEÑOR, ESTE ESCLAVO FUGITIVO CONOCIÓ AL APÓSTOL PABLO, EL CUAL LE CONDUJO A SU VEZ A CRISTO.

LEGALMENTE FILEMÓN HUBIERA PODIDO MANDAR A MATAR A SU ESCLAVO PORQUE HABÍA QUEBRANTADO LA LEY, PERO PABLO INTERVINO PARA INTERCEDER A FAVOR DEL NUEVO CRISTIANO Y SALVARLE LA VIDA.

ESTA BREVE CARTA NOS HABLA COMO VOLÚMENES, PUESTO QUE DEMUESTRA DE MANERA VÍVIDA EL CORAZÓN DEL GRAN APÓSTOL.

SUS PROPÓSITOS AL ESCRIBIR FUERON:

(1) INFORMAR A FILEMÓN QUE SU ESCLAVO NO SÓLO ESTABA BIEN, SINO TAMBIÉN QUE HABÍA SIDO SALVADO.

(2) PEDIRLE QUE PERDONARA A ONÉSIMO.

(3) PEDIRLE QUE LE PREPARARA ALOJAMIENTO, POR CUANTO PABLO ESPERABA QUE LO PUSIERAN PRONTO EN LIBERTAD.

POR SUPUESTO, LA LECCIÓN PRINCIPAL DE LA CARTA ES EL CUADRO DE CRISTO COMO REDENTOR DE LOS PECADORES PERDIDOS.

ASÍ COMO PABLO ESTABA DISPUESTO A PAGAR EL PRECIO PARA SALVAR LA VIDA DEL DESOBEDIENTE ONÉSIMO, CRISTO PAGÓ EL PRECIO EN LA CRUZ PARA REDIMIR A LOS PECADORES DESCARRIADOS.

«RECÍBELE COMO A MÍ MISMO», ESCRIBIÓ PABLO, RECORDÁNDONOS QUE NOSOTROS SOMOS «ACEPTOS EN EL AMADO» (EFE. 1:6) Y (2 COR. 5:21).

EL CRISTIANO NUNCA ENTRARÁ EN EL CIELO POR SUS MÉRITOS… CUANDO EL CREYENTE ESTÉ ANTE EL PADRE SANTO, CRISTO TENDRÁ QUE DECIR: «PADRE: ¡RECÍBELE COMO A MÍ MISMO!»

¡GRACIAS A DIOS QUE LA JUSTICIA DE CRISTO POR SU SANGRE BENDITA NOS HA CUBIERTO!

III. LA ESCLAVITUD

NECESITAMOS RECORDAR QUE LA ESCLAVITUD ERA UNA INSTITUCIÓN ACEPTADA EN EL IMPERIO ROMANO.

LOS ROMANOS Y GRIEGOS TRAÍAN MULTITUD DE ESCLAVOS (JÓVENES Y VIEJOS) AL REGRESAR DE LAS GUERRAS, Y COMPRAR Y VENDER ESCLAVOS ERA UNA PARTE DIARIA DE LA VIDA.

PABLO TENÍA UN GRAN INTERÉS EN LOS ESCLAVOS (1 COR. 7:20–24; COL. 3:22–4:1; EFE. 6:5–9), ANIMÁNDOLES A SER LOS MEJORES CRISTIANOS POSIBLES Y A GANAR SU LIBERTAD LEGALMENTE SI PODÍAN.

NO LEEMOS QUE PABLO ESPECÍFICAMENTE ATACARA A LA ESCLAVITUD… EL EVANGELIO EN SÍ MISMO, PREDICADO Y VIVIDO EN LA IGLESIA PRIMITIVA, A LA LARGA ACABÓ CON ESTE PROBLEMA SOCIAL EN LA IGLESIA.

LA CARTA DE PABLO A FILEMÓN ES UN EJEMPLO CLÁSICO DE CÓMO CRISTO CAMBIA UN HOGAR Y LA SOCIEDAD AL CAMBIAR LAS VIDAS.

NO ERA QUE PABLO EVADÍA EL PROBLEMA DE LA ESCLAVITUD; ANTES BIEN, SE DABA CUENTA DE QUE LA VERDADERA SOLUCIÓN SE ENCONTRARÍA CONFORME HOMBRES Y MUJERES ENTREGARAN SU CORAZÓN A CRISTO.

DOS) LA ENSEÑANZA:

I. SALUDO (vv, 1–3) Pablo, prisionero de Jesucristo, y el hermano Timoteo, al amado Filemón, colaborador nuestro, y a la amada hermana Apia, y a Arquipo nuestro compañero de milicia, y a la iglesia que está en tu casa: Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

ESTE SALUDO DE PABLO LO IDENTIFICA COMO PRESO, TEMA QUE REPITE EN LOS (vv, 7, 13, 22 Y 23).

TAL VEZ QUERÍA RECORDARLE A FILEMÓN EL PRECIO QUE ÉL MISMO ESTABA PAGANDO, SUGIRIENDO QUE CUALQUIER COSA QUE FILEMÓN PUDIERA HACER POR ONÉSIMO SERÍA INSIGNIFICANTE EN COMPARACIÓN. 

POR SUPUESTO, PABLO ERA PRISIONERO DE CRISTO, NO DE ROMA, Y NO SE AVERGONZABA DE SUS CADENAS... ¡PABLO LOGRÓ MÁS DESDE SU PRISIÓN EN ROMA (POR EJEMPLO,   ESCRIBIENDO LAS EPÍSTOLAS SAGRADAS), QUE TODO LO QUE LOGRAMOS NOSOTROS COMO CIUDADANOS LIBRES!

A APIA LA LLAMA «AMADA HERMANA»... LO MÁS PROBABLE ES QUE ERA LA ESPOSA DE FILEMÓN Y MADRE DE ARQUIPO (COL. 4:17).

SIN DUDA ALGUNA, ESTARÍA PREOCUPADA POR ONÉSIMO Y JUGARÍA UN PAPEL IMPORTANTE EN EL MINISTERIO DE «LA IGLESIA QUE ESTABA EN SU CASA».

II. EL APRECIO DE PABLO POR FILEMÓN (vv, 4–7) Doy gracias a mi Dios, haciendo siempre memoria de ti en mis oraciones, porque oigo del amor y de la fe que tienes hacia el Señor Jesús, y para con todos los santos; para que la participación de tu fe sea eficaz en el conocimiento de todo el bien que está en vosotros por Cristo Jesús. Pues tenemos gran gozo y consolación en tu amor, porque por ti, oh hermano, han sido confortados los corazones de los santos.

UN HOMBRE GUIADO POR EL ESPÍRITU CIERTAMENTE USARÁ DE GRACIA Y DE TACTO, Y PABLO ILUSTRA ESTA ACTITUD EN SU MANERA DE ABORDAR EL PROBLEMA DEL ESCLAVO FUGITIVO.

EN LUGAR DE SUPLICAR DE INMEDIATO POR LA VIDA DEL HOMBRE, PABLO EXPRESA PRIMERO SU APRECIO SINCERO POR SU AMIGO FILEMÓN.

Y HERMANOS, ESTO NO ES LISONJA VACÍA… ES UNA ESTIMACIÓN CRISTIANA SINCERA… ES «EL AMOR DE DIOS DERRAMADO» EN EL CORAZÓN DE PABLO.

ADEMÁS, SE VE QUE FILEMÓN PARECE SER LA CLASE DE CREYENTE QUE CUALQUIERA DE NOSOTROS QUISIERA TENER COMO AMIGO… PORQUE ERA UN HOMBRE DE AMOR Y DE FE (TIT. 3:15)

DESPUÉS DE TODO, ¿QUÉ OTRA COSA PUEDE SER MEJOR EVIDENCIA DE LA FE EN CRISTO JESÚS QUE EL AMOR POR NUESTROS HERMANOS?

VEMOS EN EL (v, 5) EL ALCANCE DOBLE DE LA VIDA DE FILEMÓN… HACIA ARRIBA, A CRISTO… Y HACIA AFUERA, A OTROS… (GÁL. 5:6).

ASÍ QUE FILEMÓN NO GUARDABA SU FE PARA SÍ MISMO… ÉL LA DABA A OTROS… PABLO HABÍA ESTADO ORANDO POR FILEMÓN, QUE SU FE PUDIERA SER «EFICAZ» Y DE BENDICIÓN PARA OTROS.

EL (v, 7) DICE QUE FILEMÓN ERA UN «CRISTIANO QUE CONFORTABA», Y ESTA ES LA CLASE DE CREYENTES QUE OTROS APRECIAN.

MAS FILEMÓN ESTABA A PUNTO DE ENFRENTAR UNA PRUEBA SERIA DE FE Y AMOR, AL ENTERARSE DE LA CONVERSIÓN DE SU ESCLAVO ONÉSIMO, EL QUE LE HABÍA ROBADO.

III. PABLO APELA A FAVOR DE ONÉSIMO (vv, 8–17)  Por lo cual, aunque tengo mucha libertad en Cristo para mandarte lo que conviene, más bien te ruego por amor, siendo como soy, Pablo ya anciano, y ahora, además, prisionero de Jesucristo; te ruego por mi hijo Onésimo, a quien engendré en mis prisiones, el cual en otro tiempo te fue inútil, pero ahora a ti y a mí nos es útil, el cual vuelvo a enviarte; tú, pues, recíbele como a mí mismo. Yo quisiera retenerle conmigo, para que en lugar tuyo me sirviese en mis prisiones por el evangelio; pero nada quise hacer sin tu consentimiento, para que tu favor no fuese como de necesidad, sino voluntario. Porque quizá para esto se apartó de ti por algún tiempo, para que le recibieses para siempre; no ya como esclavo, sino como más que esclavo, como hermano amado, mayormente para mí, pero cuánto más para ti, tanto en la carne como en el Señor. Así que, si me tienes por compañero, recíbele como a mí mismo.

EL APÓSTOL PUDIERA HABER USADO SU AUTORIDAD APOSTÓLICA Y ORDENADO A FILEMÓN QUE PERDONARA Y RECIBIERA A ONÉSIMO, PERO ESTO NO HUBIERA SIDO LO MEJOR.

DE HACERLO, ÉL NO HUBIERA AYUDADO A FILEMÓN A CRECER EN LA GRACIA, O A RECIBIR UNA BENDICIÓN REAL DE LA EXPERIENCIA.

ADEMÁS, ES CLARO QUE LA LEY ES UNA MOTIVACIÓN MUCHO MÁS DÉBIL QUE EL AMOR, Y PABLO QUERÍA QUE FILEMÓN AMPLIARA SU COMPRENSIÓN ESPIRITUAL.

POR ESTO ES QUE PABLO USA LA PALABRA «TE RUEGO» (v, 9).

LA APELACIÓN DE PABLO SE BASA EN VARIOS FACTORES… POR UNA PARTE, APELA AL AMOR CRISTIANO DE FILEMÓN, AMOR QUE YA HABÍA ELOGIADO EN UN PRINCIPIO (v, 5).

LUEGO PABLO SE REFIERE AL ESCLAVO DESOBEDIENTE LLAMÁNDOLE SU HIJO EN LA FE, RECORDÁNDOLE ASÍ A FILEMÓN QUE ONÉSIMO ERA AHORA UN HERMANO EN CRISTO.

EL JUEGO DE PALABRAS DEL (v, 11) SE BASA EN EL SIGNIFICADO DEL NOMBRE «ONÉSIMO», QUE SIGNIFICA «ÚTIL».

EN OTRAS PALABRAS, ONÉSIMO HABÍA DEMOSTRADO SER ÚTIL PARA EL SERVICIO CRISTIANO DE PABLO EN ROMA… ¡Y AHORA ERA UN ESCLAVO DE JESUCRISTO!

PABLO HUBIERA RETENIDO A ONÉSIMO COMO UNO DE SUS COLABORADORES (v, 1), PERO NO QUERÍA HACER NADA SIN EL CONOCIMIENTO Y CONSENTIMIENTO DE SU AMIGO EN LA FE.

Y AQUÍ SE NOS DESCRIBE HERMOSAMENTE LA DOCTRINA DE LA IDENTIFICACIÓN DEL CREYENTE CON CRISTO… «RECÍBELE, COMO A MI CORAZÓN»… ESTE ERA EL RUEGO DE PABLO.

VEMOS ENTONCES QUE ONÉSIMO ERA TAN PARTE DE PABLO QUE LE DOLÍA TENER QUE ENVIARLO DE REGRESO.

EL (v, 17) ES LO QUE JESÚS DICE DE TODO VERDADERO CREYENTE: «¡RECÍBELE COMO A MÍ MISMO!»… PORQUE SOMOS «ACEPTOS EN EL AMADO»

(EFE. 1:6) para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado…  

ONÉSIMO NO REGRESABA COMO LA MISMA PERSONA ANTERIOR… ÉL YA TENÍA UNA POSICIÓN COMPLETAMENTE NUEVA ANTE SU AMO: AHORA ERA UN HERMANO AMADO, IDENTIFICADO CON PABLO, Y POR CONSIGUIENTE ACEPTADO.

ESTO ES LO QUE LA BIBLIA QUIERE DECIR POR JUSTIFICACIÓN: ESTAMOS EN CRISTO Y POR CONSIGUIENTE, DIOS NOS ACEPTA.

IV. PABLO ASEGURA EL PAGO (vv, 18–25) Y si en algo te dañó, o te debe, ponlo a mi cuenta. Yo Pablo lo escribo de mi mano, yo lo pagaré; por no decirte que aun tú mismo te me debes también. Sí, hermano, tenga yo algún provecho de ti en el Señor; conforta mi corazón en el Señor. Te he escrito confiando en tu obediencia, sabiendo que harás aun más de lo que te digo. Prepárame también alojamiento; porque espero que por vuestras oraciones os seré concedido. Te saludan Epafras, mi compañero de prisiones por Cristo Jesús, Marcos, Aristarco, Demas y Lucas, mis colaboradores. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vuestro espíritu. Amén.

¿QUÉ HACER CON LA LEY ROMANA?

¿QUÉ HACER DEBIDO AL DINERO QUE ONÉSIMO ROBÓ?

¿CÓMO PODRÍA FILEMÓN PERDONAR SI NO HABÍA RESTITUCIÓN?

ESTA CLASE DE PERDÓN TAN SOLO LO HUBIERA HECHO CÓMPLICE DE UN CRIMEN.

PERO VEMOS AQUÍ ALGO GRANDIOSO: «¡YO LO PAGARÉ!», PROMETE EL ANCIANO APÓSTOL… «PONLO A MI CUENTA».

Y DE NUEVO, ESTE ES UN CUADRO PRECIOSO DEL CALVARIO.

CRISTO NOS HALLÓ COMO ESCLAVOS FUGITIVOS, QUE HABÍAMOS QUEBRANTADO LA LEY, REBELDES EN TODO… PERO NOS PERDONÓ Y NOS IDENTIFICÓ CONSIGO MISMO.

¡NUESTRO BENDITO SEÑOR JESUCRISTO FUE A LA CRUZ Y PAGÓ NUESTRA DEUDA PARA SIEMPRE, SIN QUE LO MERECIÉSEMOS!

Y ESTA ES JUSTO LA DOCTRINA DE LA IMPUTACIÓN.

«IMPUTAR» SIGNIFICA «PONER A LA CUENTA DE UNO».

NUESTROS PECADOS FUERON PUESTOS A LA CUENTA DE CRISTO Y SU JUSTICIA FUE PUESTA A NUESTRA CUENTA CUANDO CREÍMOS EN ÉL.

¡QUÉ GRACIA MARAVILLOSA!

«BIENAVENTURADO EL HOMBRE A QUIEN JEHOVÁ NO CULPA DE INIQUIDAD» (SAL 32:2; ROM. 4:1–8).

NUESTROS PECADOS FUERON PUESTOS A SU CUENTA, AUN CUANDO ÉL NUNCA COMETIÓ PECADO (2 COR. 5.21).

NUESTROS PECADOS FUERON PUESTOS EN CRISTO Y SU MANTO DE JUSTICIA FUE IMPUTADO A NOSOTROS.

AMADOS: EL CRISTIANO DEBE TENER PRESENTE LA DISTINCIÓN ENTRE «ACEPTOS EN CRISTO» Y «ACEPTABLES A CRISTO».

EL QUE HA CONFIADO EN CRISTO PARA SALVACIÓN ES ACEPTADO PARA SIEMPRE EN CRISTO Y NUNCA EL PADRE LO RECHAZARÁ… CUANDO LOS CREYENTES PECAN, SON ACEPTOS, PERO SUS ACCIONES NO SON ACEPTABLES.

DE MODO QUE ES NECESARIO CONFESAR NUESTROS PECADOS Y RECIBIR DE CRISTO EL LIMPIAMIENTO.

(1 JUAN 1:9)  Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.  

DEBIDO A QUE SOMOS ACEPTADOS EN ÉL, TENEMOS LA CALIDAD DE HIJOS… Y SEGÚN VIVIMOS VIDAS ACEPTABLES A ÉL, TENEMOS COMUNIÓN CON ÉL.

EL (v, 19) ILUSTRA LA FORMA COMÚN DE «YO LO PAGARÉ» DE LOS DÍAS DE PABLO… ÉL ESTABA EN REALIDAD TOMANDO SOBRE SÍ LA DEUDA DE ONÉSIMO.

TRES) CIERRE:

POR ÚLTIMO, EL APÓSTOL CONCLUYE CON SALUDOS PERSONALES A FILEMÓN Y A SU FAMILIA, RECORDÁNDOLES A SUS AMIGOS LAS MUCHAS OBLIGACIONES QUE TENÍAN HACIA ÉL.

POR CIERTO QUE, POR ASÍ DECIRLO, LE DEBÍAN SU PROPIA SALVACIÓN A PABLO… DE AHÍ QUE EL APÓSTOL ESTABA SEGURO DE QUE FILEMÓN CORRERÍA «LA SEGUNDA MILLA» Y HARÍA INCLUSO MÁS DE LO QUE LE HABÍA PEDIDO.

ES HERMOSO LEER QUE PABLO PIDE QUE OREN POR ÉL Y QUE LE PREPAREN HOSPEDAJE PARA CUANDO LE LIBERASEN DE LA PRISIÓN EN ROMA.

Y QUÉ MARAVILLOSO ES TENER AMIGOS CRISTIANOS QUE SE PREOCUPAN POR LAS NECESIDADES FÍSICAS Y ESPIRITUALES DE OTROS.

ESTA BREVE CARTA ES DE INESTIMABLE VALOR POR LO QUE REVELA DEL CORAZÓN DE PABLO… PERO MÁS PORQUE ILUSTRA TAMBIÉN LO QUE CRISTO HA HECHO POR EL CREYENTE.

LAS DOS FRASES QUE LA RESUMEN SON:

(1) «RECÍBELE COMO A MÍ MISMO» (v, 17) (NUESTRA IDENTIFICACIÓN CON CRISTO), Y

(2) «PONLO A MI CUENTA» (v, 19) (IMPUTACIÓN: NUESTROS PECADOS PUESTOS SOBRE CRISTO).

¡DIOS TE BENDIGA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario