jueves, 18 de abril de 2013

Las Tres Bendiciones del Cielo



EL PENSAMIENTO CLAVE DEL CAPÍTULO 1 DEL LIBRO DE EFESIOS ES LA RIQUEZA DE LAS BENDICIONES QUE TENEMOS COMO CRISTIANOS, BENDICIONES ESPIRITUALES QUE SON NUESTRAS DEBIDO A QUE ESTAMOS EN CRISTO (1:3).

EL APÓSTOL PABLO NOS INFORMA QUE CADA PERSONA DE LA DEIDAD NOS HA BENDECIDO (vv, 1–14), Y LUEGO ÉL ORA PARA QUE TODOS ENTENDAMOS ESAS BENDICIONES Y EL PODER QUE PUEDEN DAR A NUESTRAS VIDAS SI REALMENTE LO CREEMOS Y SEGUIMOS A CRISTO (vv, 15–23).

VAMOS A VER ENTONCES LAS TRES BENDICIONES DE DIOS PARA NOSOTROS: LAS BENDICIONES DEL PADRE, DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO.

I. BENDICIONES DEL PADRE (1: 1–6)

A. ÉL NOS HA ESCOGIDO (vv, 3–4) Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de Él…

ESTA ES LA MARAVILLOSA DOCTRINA DE LA ELECCIÓN… UNA DOCTRINA QUE NO PODEMOS EXPLICAR POR COMPLETO, PERO QUE LA PODEMOS DISFRUTAR A PLENITUD.

NO TRATES DE EXPLICARTE EL MISTERIO DE LA GRACIA, PORQUE ESO SÓLO PERTENECE A DIOS Y NO PUEDE CONOCERSE EN ESTA VIDA…

PERO TÚ DEBES SABER QUE DIOS NO TE ESCOGIÓ POR TÍ MISMO… ÉL TE ESCOGIÓ EN CRISTO POR SU PURA GRACIA.

(1 COR. 1:26–29) Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia.

MÁS BIEN NUESTRA CONVICCIÓN DE FE DEBE SER ESTA:

(2 TES. 2:13- 14) Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo.

LA PALABRA DE DIOS DA FE DE QUE EL PADRE ES QUIEN NOS HA ESCOGIDO.

(JUAN 6:37) Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.

B. NOS HA ADOPTADO (v, 5) en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad.

LA «ELECCIÓN» SE REFIERE A PERSONAS… LA PREDESTINACIÓN, A LOS PROPÓSITOS PARA ESAS PERSONAS.

DIOS NOS ELIGE PARA SER SANTOS (LOS APARTADOS), Y LUEGO PREDESTINA A QUE CIERTOS PROPÓSITOS EN NUESTRAS VIDAS OCURRAN…

(ROM. 8.28-34) Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos  hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó. ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

LA «ADOPCIÓN» EN EL NUEVO TESTAMENTO SE REFIERE AL ACTO OFICIAL DE UN PADRE QUE ADOPTA A UN HIJO.

Y NO ES EL ACTO DE RECIBIR A UN EXTRAÑO… ES COLOCAR A UN MIEMBRO DE LA FAMILIA EN POSICIÓN DE GOZAR DE TODOS LOS PRIVILEGIOS Y BENDICIONES DE SU PADRE.

ESTO SIGNIFICA QUE TODOS LOS CREYENTES, JÓVENES Y VIEJOS, TIENEN TODO LO QUE CRISTO TIENE Y SON RICOS EN GRACIA.

C. NOS HA ACEPTADO (v, 6) para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado

EN NOSOTROS MISMOS NO SOMOS ACEPTABLES A DIOS, PERO EN CRISTO, ÉL «NOS HIZO ACEPTOS».

II. BENDICIONES DEL HIJO (1: 7–12)

A. NOS HA REDIMIDO (v, 7a) en quien tenemos redención por su sangre…

AL DAR SU VIDA EN LA CRUZ, CRISTO NOS COMPRÓ DE LA ESCLAVITUD DEL PECADO.

HOY TENEMOS UNA REDENCIÓN PRESENTE PORQUE ÉL NOS HA LIBRADO DE LA PENA Y DEL PODER DEL PECADO… Y TENDREMOS UNA REDENCIÓN FUTURA (v, 14) CUANDO CRISTO NOS LIBERTE DE LA PRESENCIA DEL PECADO EN SU VENIDA.

B. NOS HA PERDONADO (v, 7b)  el perdón de pecados según las riquezas de su gracia…

LA PALABRA «PERDONAR» LITERALMENTE SIGNIFICA «ENVIAR LEJOS».

EL PECADO ES UNA CARGA TERRIBLE QUE CRISTO LE QUITA AL PECADOR QUE SE VUELVE A ÉL.

CRISTO LLEVÓ LA CARGA DEL PECADO EN LA CRUZ (1 PED. 2:24) quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.

C. NOS HA REVELADO LA VOLUNTAD DE DIOS (vv, 8–10) que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.

UN «MISTERIO» ES UNA VERDAD DIVINA QUE SÓLO CONOCE EL PUEBLO DE DIOS MEDIANTE REVELACIÓN.

EN CRISTO, SOMOS PARTE DE ESE MISTERIO, DEL ETERNO PROPÓSITO DE DIOS «DE REUNIR TODAS LAS COSAS EN CRISTO» (v, 10).

ESTE MUNDO PRESENTE ESTÁ DESTROZÁNDOSE CON GUERRAS, CONTIENDAS Y PECADO… PERO UN DÍA DIOS INTRODUCIRÁ UNA NUEVA CREACIÓN, CON TODAS LAS COSAS UNIDAS EN CRISTO.

D. NOS HA HECHO UNA HERENCIA (vv, 11–12) En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo.

DIOS NO SOLAMENTE NOS HA DADO UNA HERENCIA EN CRISTO (1 PED. 1:3- 4), SINO QUE NOS HA HECHO HERENCIA PARA CRISTO.

LA IGLESIA ES SU CUERPO, TEMPLO Y ESPOSA… Y UN DÍA PARTICIPAREMOS DE SU GLORIA.

III. BENDICIONES DEL ESPÍRITU SANTO (1: 13-14)

A. NOS HA SELLADO (v, 13) En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa

ESTE IMPORTANTE VERSÍCULO BOSQUEJA EL CAMINO DE LA SALVACIÓN.

EL PECADOR OYE LA PALABRA DE VERDAD, CONFÍA EN CRISTO, RECIBE EL ESPÍRITU SANTO Y ES SELLADO PARA SIEMPRE.

LA FRASE: «HABIENDO CREÍDO EN ÉL», TAMBIÉN SE PODRÍA TRADUCIR COMO «CUANDO CREÍSTEIS EN ÉL», PORQUE EL ESPÍRITU ENTRA EN EL CORAZÓN EN EL INSTANTE EN QUE EL PECADOR CONFÍA EN CRISTO.

ESTE SELLO QUIERE DECIR QUE DIOS NOS POSEE Y NOS GUARDARÁ... ¡PORQUE NADIE PUEDE ROMPER EL SELLO DE DIOS!»… ¡ALELUYA, GLORIA A DIOS!

B. NOS HA DADO LA GARANTÍA (v, 14) que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.

«GARANTÍA» EN LOS NEGOCIOS SIGNIFICA EL DINERO QUE SE ENTREGA COMO SEÑAL POR LA POSESIÓN QUE SE COMPRA.

CRISTO HA ADQUIRIDO NUESTRO FUTURO PARA NOSOTROS, PERO TODAVÍA NO HEMOS ENTRADO EN TODAS LAS BENDICIONES.

PERO FÍJATE EN ESTO TAN IMPORANTE: DIOS NOS HA DADO SU ESPÍRITU COMO LA «GARANTÍA» QUE NOS ASEGURA QUE EXPERIMENTAREMOS LA REDENCIÓN TOTAL Y RECIBIREMOS EN GLORIA LAS BENDICIONES QUE DIOS NOS PROMETIÓ.

POR FAVOR, ES IMPORTANTE QUE NOTEMOS QUE LA PALABRA DE DIOS NOS DICE POR QUÉ EL PADRE, EL HIJO Y EL ESPÍRITU SANTO NOS HAN DADO ESTAS BENDICIONES: «PARA ALABANZA DE SU GLORIA» (vv, 6, 12, 14b).

¡ASÍ QUE LA SALVACIÓN ES POR LA GRACIA DE DIOS Y PARA LA GLORIA DE DIOS!

IV. ORACIÓN POR ENTENDIMIENTO (1: 15–23)

HAY DOS ORACIONES EN EFESIOS 1:

(1) «QUE USTEDES PUEDAN CONOCER» (vv, 1:15–23).

Y (2) «QUE USTEDES PUEDAN SER» (vv, 3:13–21).

LA PRIMERA ORACIÓN ES POR ENTENDIMIENTO, LA SEGUNDA POR CAPACITACIÓN.

EL APÓSTOL ORA PRIMERO PARA QUE ENTENDAMOS LO QUE CRISTO HA HECHO POR NOSOTROS… LUEGO PARA QUE VIVAMOS A LA ALTURA DE ESTAS MARAVILLOSAS BENDICIONES Y LAS PONGAMOS EN OBRA CADA DÍA.

VEAMOS LAS PETICIONES DE PABLO:

A. QUE DIOS NOS DIERA ENTENDIMIENTO ESPIRITUAL (vv, 17–18a)  para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento…

LAS VERDADES ESPIRITUALES DEBEN DISCERNIRSE ESPIRITUALMENTE, DICE (1 COR. 2:9–16), Y ESTE ENTENDIMIENTO VIENE SÓLO DEL ESPÍRITU.

ES EL ESPÍRITU QUIEN ESCRIBIÓ LA PALABRA, Y ES EL ESPÍRITU EL ÚNICO QUE PUEDE ENSEÑARNOS LO QUE DICE LA PALABRA DIVINA.

B. QUE CONOCIERAN LA ESPERANZA DE SU LLAMAMIENTO (v, 18b) para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado…

DEBIDO A QUE DIOS NOS ESCOGIÓ EN CRISTO ANTES DE LA FUNDACIÓN DEL MUNDO, TENEMOS UNA BENDITA ESPERANZA POR TODA LA ETERNIDAD, QUE NO DEPENDE DE NUESTRA BONDAD, SINO DE SU GRACIA.

EL CRISTIANO QUE NO CONOCE SU SUPREMO LLAMAMIENTO (FIL. 3:14), SU LLAMAMIENTO SANTO (2 TIM. 1:9), Y SU LLAMAMIENTO CELESTIAL (HEB. 3:1), NUNCA SERÁ CAPAZ DE ANDAR COMO ES DIGNO DE ESE LLAMAMIENTO (EFE. 4:1), EN DONDE «VOCACIÓN» ES «LLAMAMIENTO».

C. QUE CONOCIERAN LAS RIQUEZAS DE SU HERENCIA (V. 18c) y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos…

NO SÓLO TENEMOS UNA HERENCIA EN CRISTO, SINO QUE SOMOS UNA HERENCIA PARA CRISTO (v, 11).

LA PALABRA «RIQUEZAS» APARECE CON FRECUENCIA EN EFESIOS, SUGIRIENDO QUE NADA FALTA, SINO QUE LO TENEMOS TODO EN CRISTO…

LOS CRISTIANOS MADURAN EN EL SEÑOR CUANDO APRENDEN CUÁNTO SIGNIFICAN ELLOS PARA CRISTO, Y ENTONCES EMPIEZAN A VIVIR PARA TRAER GOZO A SU CORAZÓN.

D. QUE CONOCIERAN SU PODER (vv, 19–23) y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero; y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.

EL MISMO PODER QUE RESUCITÓ A JESÚS DE LOS MUERTOS ESTÁ A NUESTRA DISPOSICIÓN CADA DÍA.

CRISTO YA HA GANADO LA VICTORIA SOBRE EL PECADO, LA MUERTE, EL MUNDO Y SATANÁS.

EL PUEBLO DE DIOS NO LUCHA POR VICTORIA, SINO ¡DESDE LA VICTORIA!

PORQUE DIOS DICE QUE YA ESTAMOS SENTADOS CON CRISTO EN LUGARES CELESTIALES, DONDE HAY PODER, PAZ Y VICTORIA.

PABLO ESCRIBE A SANTOS VIVOS (NO MUERTOS), A PERSONAS QUE HAN PUESTO SU FE EN EL SEÑOR JESUCRISTO.

ESTOS SANTOS (APARTADOS) HAN EXPERIMENTADO LA GRACIA DE DIOS Y AHORA DISFRUTAN DE SU PAZ.

LA BIBLIA EN NINGUNA PARTE ENSEÑA QUE ALGUNA IGLESIA O DENOMINACIÓN, O ALGÚN LÍDER, LLÁMESE COMO SE LLAME, HAGA SANTAS A LAS PERSONAS.

SÓLO DIOS PUEDE HACER AL PECADOR UN SANTO.

Y EL PECADOR DEBE LLEGAR A SER SANTO MIENTRAS ESTÉ VIVO, PORQUE DESPUÉS DE LA MUERTE LO QUE VIENE ES EL JUICIO DE DIOS (HEB. 9.27).

¡DIOS TE BENDIGA, AMADO HERMANO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada