lunes, 29 de diciembre de 2014

Las riquezas de Su Gloria




El sentido de la gracia y la responsabilidad en la vida cristiana.

«…para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos» (Efesios 1:17-18).



Nuestra vida de creyentes es un asunto de posición. En toda la carta a los Efesios, nuestra posición es «sentados en lugares celestiales con Cristo». La posición de la iglesia no es una posición terrenal, no es una posición en que ella vea las cosas solo en dos dimensiones, sino que la iglesia está en lugares celestiales con Cristo.

Tenemos una posición de privilegio, y de esa posición nada ni nadie nos podrá mover, ni aun el enemigo. Ni aun las huestes de maldad, aunque con artimañas lo intenten. Y aunque a veces pareciera ser que lo han logrado, no es así, porque Dios nos colocó en su Hijo, y si él lo hizo, entonces eso nos da plena seguridad de que, pase lo que pase, nuestra posición no ha variado. Por lo tanto, cuando tenemos diversas pruebas, y pasamos por diversas angustias, el asunto es cómo enfrentamos esas tribulaciones, desde qué posición miramos las cosas. Es un asunto de posición.

Un ejemplo muy gráfico: los que han tenido la posibilidad de viajar en avión cuentan que, cuando sobrevuelan la cordillera de los Andes, por ejemplo, se ve muy alta, majestuosa y grandiosa; si uno quisiera cruzarla a pie sería un desafío para algunos casi imposible. Más aun, cuando ellos dicen que pasan por las ciudades más populosas con grandes rascacielos, desde el avión éstos se ven pequeñitos. Sin embargo, vistos desde la tierra son monumentales construcciones, y nos admiramos de ellas.

Entonces, la percepción de las cosas es un asunto de posición. Si tú te apropias de la palabra sobre la posición que tenemos como iglesia, entonces la forma de enfrentar los problemas va a ser distinta. ¡Gloria al Señor por eso! Vamos a tener problemas, sí, vamos a tener grandes montes que salvar, sí; pero lo vamos a hacer desde una posición gloriosa.

La realidad de la palabra

La carta a los Efesios es una carta gloriosa, una carta que, sin duda, nos trae mucha riqueza y revelación. Por esta razón, leíamos el versículo 1:17, un versículo clave para entenderla. Pablo habla de una petición que él tiene, «para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él». Eso es muy importante, porque estas cosas no pueden ser entendidas por el raciocinio humano.

Tal vez alguien podría, en su sabiduría humana, en sus capacidades, entender de alguna forma estas ideas que están expuestas en Efesios. Y hasta podría hacer toda una exposición de la palabra del Señor. Sin embargo, eso puede ser solo conocimiento humano.

Pero las cosas de que hablamos aquí…, y por eso Pablo enfatiza esa oración con clamor, rogando al Padre que les dé espíritu de sabiduría y de revelación. No es por el intelecto, sino por revelación. La revelación deja de lado el conocimiento humano. Yo puedo conocer la palabra ‘de pe a pa’, y puedo exponer sobre ella perfectamente; pero una cosa distinta es enfocar la realidad de la palabra. Una cosa es el conocimiento y otra cosa distinta es la realidad de la palabra.

Yo puedo hablar desde la teoría, pero no desde la experiencia, porque no la he vivido. Entonces, el ruego de Pablo es mi ruego también hoy día, por mi corazón primeramente y también por el de ustedes, para que esta palabra sea entendida, no sobre la base del conocimiento humano, sino por el espíritu de sabiduría y de revelación.

Las riquezas de su gracia y las riquezas de su gloria

Podemos dividir la carta a los Efesios en dos partes. Vamos a hacer una división distinta a la que conocemos tradicionalmente, que es la que tenemos del hermano Nee. Él divide la carta en tres secciones: «Sentaos… andad… y estad firmes». Sin embargo, también es posible dividirla en solo dos secciones, en dos ideas fuertes.

Veamos Efesios 1:7. «…en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia». La expresión: «las riquezas de su gracia» aparece mencionada dos veces en esta carta. La segunda vez en Efesios 2:7. «…para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia».

¿Qué es la gracia, sino algo inmerecido? No merecíamos nosotros, de acuerdo a nuestra conducta, ser parte de la iglesia. Si estamos aquí, es por su gracia. No es por lo buenos que éramos. Porque, según la Escritura, aun nuestra justicia es como trapo de inmundicia. Entonces, los primeros tres capítulos de Efesios nos hablan básicamente de las abundantes riquezas de la gracia de Dios.

Efesios 1:18: «…alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos». Destaquemos la expresión: «las riquezas de la gloria». Esta expresión, al igual que la anterior, está repetida dos veces en la carta a los Efesios. La encontramos también en 3:16: «…para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria…».

Sobre la base de estos versículos que hemos leído, podemos entonces dividir la carta a los Efesios en estas dos expresiones. Los tres primeros capítulos hablan de las abundantes riquezas de su gracia, y los últimos tres capítulos se refieren a las riquezas de su gloria. Hablaremos ahora sobre estos últimos tres capítulos.

Las riquezas de su gloria, o la responsabilidad del hombre

Antes de profundizar estos puntos, intentaremos explicar lo que es la gloria, según lo que hemos recibido de parte del Señor a través de nuestro hermano Romeu Bornelli. Él nos hablaba hace un tiempo atrás, que la gloria no es un concepto abstracto. Cuando decimos que nos vamos a ir a la gloria, algunos entienden que la gloria es el cielo, un determinado lugar. Esa expresión está acuñada también en medio del mundo cristiano.

Ahora, el hermano explicaba que la gloria no es algo abstracto, sino una persona. La gloria es Cristo. Cristo es la gloria de Dios. Hebreos va a decirlo de otra forma, también, que él es «el resplandor de la gloria de Dios». Entonces, ahora podemos entender un poco más de qué va a hablar Pablo en estos últimos tres capítulos. ¿De qué nos va a hablar, entonces? De Cristo, de la vida de Cristo en la iglesia.

Esto implicaría dividir la carta en estos dos conceptos: Gracia, en la primera parte, y después, en los últimos tres capítulos, la vida de Cristo en la iglesia, pero aquí tiene que ver con nuestra responsabilidad en esa vida. Entonces, vamos a ver desde esa posición estos tres últimos capítulos.

Efesios 4:1 dice: «Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados». Aquí hay nuevamente un ruego de Pablo. Este segundo ruego tiene que ver con andar como es digno de la vocación con que fuimos llamados. Hay un llamado del Señor para cada uno de nosotros. Ese llamado del Señor no se basó en lo que habría de ser tu vida, porque él nos llamó antes de la fundación del mundo.

No hemos sido llamados por hombre alguno. Tampoco hemos venido como voluntarios a enrolarnos a un sistema, porque la iglesia no se compone de voluntarios, sino de llamados. Por Dios el Padre hemos sido llamados para estar en Cristo.

Entonces, el Espíritu Santo dice a través de Pablo: «…os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados». Esa palabra, «dignos», en el sentido original en griego, tiene que ver con andar en armonía con la vocación con la cual fuimos llamados. En términos sencillos, esto nos habla de una consecuencia. Algo que es armónico es algo que tiende a ser igual entre sus partes. Cuando hay similitud, unimos esas dos partes, y entonces hablamos de que eso es algo armónico.

Por tanto, cuando el apóstol dice que andemos como es digno, significa que tenemos que andar en plena consecuencia con la vocación con la cual fuimos llamados. Ya en el versículo 1, la medida de este caminar se nos eleva. ¿Cómo voy a andar para que sea digno? Todavía hay tanta carnalidad en mí; todavía, si me examino, veo que no doy con la talla.

Pero el Espíritu Santo, el Señor mismo, es tan sabio y tan equilibrado en todas las cosas, que no nos va a demandar que andemos como es digno, sin proveernos de todo lo necesario para que andemos como es digno. Él no nos va a demandar algo de lo cual él no nos haya provisto con anticipación en Cristo. Esa es la iglesia gloriosa, la que tiene todos los recursos en él; por lo tanto, no tenemos ninguna excusa para no andar como es digno de la vocación con que fuimos llamados.

Pablo a continuación habla de los ministerios dados a la iglesia. «Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros» (4:11). Aquí tenemos los cinco ministerios dados a la iglesia. No hablaré de los cinco ministerios, pero quiero centrar la atención en el versículo 12, porque allí está la razón de ser de esos ministerios: «…a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio». Hermanos amados, este es el propósito por el cual existen los apóstoles, los profetas, los evangelistas, los pastores y maestros. No existen como un fin en sí mismos.

Sin ánimo de juzgar a nadie, hoy día vemos, en la cristiandad, que se levantan hombres como apóstoles, profetas o evangelistas, quienes seguramente comenzaron con una visión clara del Señor en sus corazones. Sin embargo, a poco andar, se distrajeron de Cristo. De esto habla el apóstol Pablo en Colosenses – la carta gemela de Efesios. Pablo dice en Colosenses que, no asiéndonos de la Cabeza, muchas veces equivocamos el rumbo, pensamos cosas que no debemos; no actuamos como es debido, como es digno de la vocación, porque no nos hemos aferrado de la Cabeza, porque nos hemos distraído de Cristo.

Si no está conectado a la cabeza, el cuerpo no puede caminar, pierde la vida. La cabeza no puede andar sola; necesita un cuerpo. El Señor se restringe hasta en esto. Si él quisiera bajar hoy desde los cielos y presentarse al mundo entero, lo hace, y el mundo entero creería en él. Pero él se restringió, porque su propósito es tener un cuerpo, y a través de este cuerpo, llegar al mundo, ministrar a todos los hombres, llegar hasta los confines de la tierra con su Evangelio transformador.

La cabeza no puede andar sin el cuerpo, ni puede el cuerpo andar sin su cabeza, porque entonces no hay vida. Es horrendo cuando la iglesia se distrae de Cristo y no está aferrada a la Cabeza, y empieza a hacer las cosas como ella cree que es correcto. No nos distraigamos de Cristo.

El propósito eterno de Dios es reunir todas las cosas en Cristo, con él como cabeza de todas las cosas. Nosotros somos el cuerpo, y todas las cosas están bajo él y bajo la iglesia. Entonces, el propósito de estos cinco ministerios no es que estos dones-hombres forjen una fama individual.

Suele ocurrir que los hermanos están expectantes por el hermano que viene, porque el ministerio del hermano aquél es tan grande, y luego se envanece y se enriquece en su propia opinión, sube vanidad a su corazón, y corremos el riesgo tremendo de no cumplir con la demanda que el Señor nos ha dado, que no es hacernos un nombre, sino perfeccionar a los santos.

«…perfeccionar a los santos para la obra del ministerio». La obra no la puede realizar un hombre solo. Ni el apóstol, ni el profeta, ni el evangelista; la obra la realizan los santos. El propósito de esta palabra no es que la recibamos y luego nos quedemos solo con la impresión de que la palabra estuvo «linda» y no practiquemos nada, no vivamos nada. Por eso, como al inicio, roguemos al Padre que nos dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él.

El Señor nos conceda, en su gracia, tocar la realidad de las cosas de que estamos hablando, la realidad espiritual de las cosas. Tenemos una obra, y esto tiene que ver con el andar de la iglesia. Hay una obra que realizar, la obra del ministerio. Las palabras que hemos escuchado durante años y seguimos oyendo hoy son para que todos seamos equipados por el Señor para realizar la obra del ministerio.

El ministerio de la oración

Quiero referirme específicamente a un punto de esta obra del ministerio. Hay una obra preciosa, una función preciosa, que nos involucra a todos como iglesia. Es el ministerio de la oración, donde todos estamos llamados a participar. Y este asunto de la oración tiene que ver con el sacerdocio.

El principal propósito de la función sacerdotal era interceder por el pueblo, a favor del pueblo, con respecto a Dios. Veamos a Aarón, cuando los juicios de Dios estaban cayendo sobre Israel. Aarón tomó el incienso y corrió en medio de la mortandad bajo el juicio divino, para aplacar la ira de Dios hacia su pueblo (Núm. 16:47).

La palabra sacerdote aparece reiteradamente en la carta a los Hebreos. Cuando esta palabra es traspasada al latín, que era el idioma del imperio romano, aparece como pontífice. Y pontífice es el que construye puentes.

Con respecto a la oración, ¿puede algún hermano decir que no tiene nada que hacer, que no sabe cuál es su don  en medio de la iglesia? Si tomamos esta palabra como de parte del Señor, ¿qué estamos diciendo? Que tenemos un oficio. ¿Y cuál es nuestro oficio? Dios te pide hoy que construyas puentes.

¿Para qué sirve un puente? Para cruzar de un lugar a otro. Y sobre todo, cuando existe un abismo entre un lugar y otro, construimos un puente para que las personas que viven en este lugar puedan trasladarse al otro lado. Espiritualmente hablando, hay un abismo que separa el reino de la luz de la potestad de las tinieblas. Gracias a Dios Padre, porque él ha provisto un puente, que es Cristo, quien dijo: «Yo soy el camino».

En el evangelio de Juan, cuando Jesús habla con Natanael, le dice: «Cuando estabas debajo de la higuera, te vi», y luego le dice: «De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre». ¿Qué imagen tenía Jesús allí? La imagen de la escalera de Jacob, por la cual los ángeles descendían y subían todo el tiempo. Cristo es como la escalera y es también como un puente.

Ahora, tú y yo estamos llamados a construir puentes, para que nuestra familia y nuestros amigos conozcan al Señor. Ese es uno de los ministerios que, como iglesia, tenemos que realizar. Esta es nuestra responsabilidad. En esta carta en particular, Pablo siempre va a mantener el equilibrio divino entre la responsabilidad y la gracia.

Con respecto a esto, el hermano Romeu dice que nosotros, cuando vamos en un bote por un río, no podemos remar con un solo remo, porque empezamos a girar sobre nosotros mismos. Entonces, esta carta nos da los dos remos, para poder avanzar y llegar a destino. Uno de los remos es la gracia, y el otro es la responsabilidad o la gloria. Necesito usar los dos remos para llegar a destino.

Pablo habla de sus aflicciones, en Colosenses 1:24; de sus dolores de parto, en Gálatas 4:19, y de sus trabajos «en la gracia de Dios», en 1a Corintios 15:10 . La gracia no nos exime del trabajo, de la responsabilidad.

Si quieres avanzar en la vida cristiana, si quieres avanzar en el conocimiento del Señor, tienes que tomar los dos remos: la gracia y la responsabilidad. Ahora, con respecto a la responsabilidad y las demandas del Señor, como hemos dicho, él mismo nos va a proveer de los recursos necesarios para responder a estas demandas.

El cuerpo de Cristo tiene la vida de resurrección

Efesios 5:30. «…porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos». Hermanos amados, somos miembros del cuerpo de Cristo. Creo que esta realidad, en medio nuestro, ya está asimilada, la comprendemos, aun cuando el Señor tendrá que seguir revelándonos mucho más esta palabra. Esta palabra nos dice que somos miembros de su cuerpo, y luego describe cómo es esto.

Destaquemos la expresión: «de su carne y de sus huesos». ¿Por qué no dice: «de su carne y de su sangre»? Los que tienen hijos, ven a sus hijos tener algún logro, alguna satisfacción, entonces el padre dirá: «Ese es mi hijo, es sangre de mi sangre». ¿Por qué no dice de su carne y de sus huesos? Génesis capítulo 2 versículo 23: «Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne». Es la misma expresión de Efesios 5:30. Respecto de la iglesia, Jesús dice: «Esto es carne de mi carne y hueso de mis huesos», lo mismo que dijo Adán con respecto a Eva. Es interesante esta expresión.

Un detalle: Cuando Eva fue creada, en esta escena de Génesis, ¿el pecado había sido ya manifestado? No. Entonces, aquí estamos en una escena previa al pecado. El pecado aún no ha hecho su aparición, no está en Adán ni en Eva.

Ahora, cuando Efesios 5:30 dice que somos miembros del cuerpo de Cristo, carne de su carne y hueso de sus huesos, se da en un momento en que el pecado no tiene ninguna participación. Es interesante, porque ¿qué es el pecado? El pecado es un gran paréntesis; el pecado no es la voluntad de Dios. El pecado aparece solo como un paréntesis en la historia. Antes de ese paréntesis, tenemos la escena que acabamos de ver, y entonces Adán dice: «Esto es carne de mi carne y hueso de mis huesos». No había pecado.

El paréntesis del pecado se cierra cuando Cristo muere por nosotros. La Escritura dice que nuestros pecados fueron quitados, la sangre de Jesús borró nuestros pecados. La Escritura dice que, una vez muerto Jesús, clavaron una lanza en su costado y de allí brotó sangre y agua. Espiritualmente, allí nació la iglesia, la cual ha sido comprada por la sangre y lavada por la Palabra.

Entonces, la iglesia aparece en un momento de la historia cuando el pecado ya había sido juzgado. Ambas mujeres, Eva y la Esposa, nacen antes y después de este paréntesis, respectivamente. Entonces, la expresión «carne de mi carne y hueso de mis huesos», nos habla de algo mucho más profundo, nos habla de una realidad espiritual.

¿Por qué no se habla de carne y sangre? 1ª Cor. 15:50. «Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios». Aquí tenemos una expresión distinta. Aquí aparecen la carne y la sangre, y se nos dice que ellas no pueden heredar el reino de Dios. Ningún ser humano, en su propia carne, con sus esfuerzos, con su vida humana, podrá alcanzar el reino de Dios.

La sangre nos habla de la vida humana. En tus fuerzas, en tu vida, con tus recursos humanos, jamás alcanzarás el reino de Dios. La palabra es clara: «La carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios».

Entonces, ¿a qué se refiere la expresión «de su carne y de sus huesos»? Se refiere a otro tipo de vida distinta de la que conocemos biológicamente, de la carne y la sangre. Y esa vida se representa en la Escritura con la expresión «carne y huesos», porque es una vida de resurrección.

Vamos a confirmar esta expresión en Lucas 24:39. Es el Señor Jesús quien habla aquí, en una escena posterior a su resurrección, cuando él se presenta a sus discípulos. «Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo». Aquí tenemos por tercera vez la expresión «carne y huesos», que hace referencia a la vida resurrecta del Hijo de Dios, una vida de resurrección, que ha pasado por la muerte y ha salido victoriosa.

Esto es muy interesante, y lo he querido enfatizar, porque, respecto de la iglesia, es necesario entender esto: la iglesia no es una reunión de personas que se congregan en torno a un asunto en común, no es un grupo social, donde nos juntamos a comer juntos.

Entonces, ¿qué es iglesia? ¿Cuándo yo realmente soy miembro de Cristo, miembro de su cuerpo? Hermano, tu unión con Cristo, que es tu cabeza, se basa en una vida de resurrección. Porque carne y sangre no pueden heredar; por eso es que tu opinión y mi opinión en la iglesia no sirven, porque eso es de la carne y de la sangre. Pero, cuando tu opinión viene de una vida de resurrección de carne y hueso, cuánta vida trae, porque salió de una vida de resurrección, de una vida que ha pasado por la muerte.

¿Qué es la iglesia? ¿Los que se reúnen en torno a un nombre solamente? ¿Los que tienen en común ciertas prácticas y ritos? No, hermanos. Cristo en nosotros, Cristo habitando en ti y habitando en mí, esto es la iglesia, y esta es la gloria de la iglesia.

Un patrón de conducta superior

Pablo dice una cosa más con respecto al andar de la iglesia. Desde el capítulo 5 en adelante, hasta el versículo 9 del capítulo 6, habla de un andar como hijos de luz, de someternos los unos a los otros, y va a decir, entre otras cosas, muchos deberes que tenemos que cumplir. Ustedes encontrarán allí muchas cosas que el Señor demanda. Hay demandas muy altas, pero ya sabemos cómo las cumpliremos: por la vida de resurrección que el Señor mismo nos ha dado.

Ahora, todo esto de que habla en los capítulos posteriores, se resume en este versículo: «…comprobando lo que es agradable al Señor» (Ef. 5:10). Colosenses 1:10 dice: «…para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo». Aquí hay un principio establecido por el Señor. ¿Cómo debe ser nuestro andar como creyentes? Tenemos dos formas de ver las cosas. En Génesis, vemos que Dios prohibió a Adán comer de un árbol en particular: el árbol de la ciencia del bien y del mal. Ese árbol, del cual Adán y Eva comieron, establece un principio universal en cuanto al comportamiento humano de la sociedad.

¿Cómo se comporta la sociedad hoy en día? ¿Bajo qué parámetros la sociedad norma su vida? Lo bueno y lo malo. Adán y Eva comieron de ese árbol, y entonces, esa idea de lo bueno y lo malo quedó establecida como un principio universal para todas las sociedades. Todas las culturas se rigen por el mismo principio. Nuestra vida como sociedad está normada y guiada por este parámetro de lo que es bueno y lo que es malo. Yo hago esto, porque es bueno, y no hago esto otro, porque es malo.

Ahora, ¿por qué Dios prohibió que comieran del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal? ¿Acaso Dios no quería que el hombre conociera lo que es bueno y lo que es malo? El Señor lo prohibió, no porque él no quisiera que el hombre conociera lo bueno y lo malo, sino porque él tenía preparado algo mejor para el hombre, un patrón de conducta superior.

El patrón de conducta humana hoy es éste: bueno y malo. ¿Qué puede ser superior a esto como patrón de comportamiento? Pero ¿qué nos dice aquí el Espíritu Santo con respecto al caminar? ¿Menciona esta dicotomía entre lo bueno y lo malo? Lo que Pablo menciona, tanto en Efesios como en Colosenses, es una sola expresión: «…agradable a Dios». Entonces, ¿cómo vamos a andar? Como es agradable al Señor.

Entonces, cuando yo haga una acción, cuando voy a pensar algo, cuando voy a decir algo, ¿qué voy a hacer? ¿Cuál debería ser nuestra pregunta? ¿Es bueno o es malo esto que voy a hacer? ¿Esa va a ser mi pregunta?

No; nosotros, como creyentes, diremos: «Señor, quiero agradarte en todo. Voy a pedir perdón, aunque ellos deberían pedírmelo. Señor, yo quiero agradar tu corazón». La Escritura dice: «Perdonaos los unos a los otros, así como Cristo nos perdonó». Un hermano dijo lo siguiente: «El perdón de Cristo es un perdón unilateral». ¿Qué quiere decir eso? Que no fuimos nosotros a él a pedirle perdón primero. Entonces, no esperemos que vengan ellos a pedirnos perdón. Él nos perdonó, porque él quiso perdonarnos.

Agrademos el corazón del Señor. Yo quiero agradar el corazón de aquel que dio su vida por mí, de aquel que me salvó, de aquel que me redimió, de aquel que me colocó en una posición tan gloriosa. 

No descuidemos una salvación tan grande. Hermanos, desechemos el principio que rige la vida de esta sociedad. La biblia dice: «No andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente». 

Ellos andan por el bien y el mal; la iglesia del Señor debe andar agradando a su Señor en todo.

¡Feliz Año Nuevo 2015, bendiciones en Cristo!






Aguasvivas.cl

domingo, 21 de diciembre de 2014

¡Feliz Navidad!




A todos los hermanos, amigos y amigas que nos han bendecido con sus visitas, lecturas, escuchas y comentarios, les damos las gracias y les deseamos una Feliz Navidad y el mejor de los años, lleno de bendiciones en Cristo Jesús.


¡Viene lo Mejor... Cristo Viene!

Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.

(1 Tes. 4: 14-18)


miércoles, 17 de diciembre de 2014

El Evangelio de la Gracia





NO ES DE SORPRENDER QUE EL APÓSTOL PABLO, EN LA EPÍSTOLA A LOS ROMANOS, PREDIQUE EL EVANGELIO A LOS CREYENTES.

PORQUE A LA FE INICIAL PARA SALVACIÓN SUELE SUCEDERLE UNA INCONTABLE CANTIDAD DE AGREGADOS HUMANOS QUE NO PROCEDEN DE LA FE, SINO DE LAS OBRAS DE LA CARNE.

Y ES QUE CASI CADA PROBLEMA DE LA VIDA CRISTIANA PRETENDE SOLUCIONARSE CON ALGÚN MÉTODO DE LA CARNE.

POR SUPUESTO, EN LA PRÁCTICA SE BUSCARÁ DISFRAZAR TODO ESTO CON EL BUEN ROPAJE DEL HUMANISMO O DE LA TRADICIÓN RELIGIOSA… PERO EN DEFINITIVA, VIENE A SER UN ASUNTO DE CARNE Y SANGRE.

PERO CUANDO PABLO EXPONE EN ROMANOS EL EVANGELIO DE JESUCRISTO, EN CAMBIO, NOS LLEVA MUCHO MÁS LEJOS, MUY LEJOS DE LOS RECURSOS HUMANOS, Y NOS SUMERGE EN LOS RECURSOS DE DIOS.

Y AQUÍ TENEMOS ENTONCES LA GRACIA DE DIOS.

PARA MUCHOS CRISTIANOS LA GRACIA DE DIOS PUEDE SER SOLO UN ESTRIBILLO DE BUENA CRIANZA PARA NO PARECER SOBERBIOS… SIN EMBARGO, EN LA ENSEÑANZA DE LA BIBLIA, LA GRACIA DE DIOS ES LA FUENTE DE LOS RECURSOS DIVINOS PUESTOS A DISPOSICIÓN DEL CRISTIANO.

AHORA, LA GRACIA DE DIOS NO ES UNA NEBULOSA CELESTIAL.

LA GRACIA DE DIOS ES LA GRACIA DE JESUCRISTO… LA GRACIA DE DIOS ES JESUCRISTO.

Y LOS RECURSOS DE DIOS PARA EL CRISTIANO SON SU PROPIO HIJO.

(ROM. 5:15) Pero el don no fue como la transgresión; porque si por la transgresión de aquel uno murieron los muchos, abundaron mucho más para los muchos la gracia y el don de Dios por la gracia de un hombre, Jesucristo.

EN ROMANOS, LA PALABRA GRACIA APARECE 24 VECES… Y HAY ALGUNAS DE ESAS MENCIONES QUE SON CONCLUYENTES.

POR EJEMPLO, DOS VECES SE ASOCIA LA GRACIA CON LA FIRMEZA.

O SEA, LA PROMESA DEL EVANGELIO PARA LOS CREYENTES ES FIRME PORQUE ES POR GRACIA: “POR TANTO, ES POR FE, PARA QUE SEA POR GRACIA, A FIN DE QUE LA PROMESA SEA FIRME PARA TODA SU DESCENDENCIA…” (ROM. 4:16).

LA POSICIÓN DEL CRISTIANO DELANTE DE DIOS ES FIRME EN LA GRACIA: “POR QUIEN (JESUCRISTO) TAMBIÉN TENEMOS ENTRADA POR LA FE A ESTA GRACIA EN LA CUAL ESTAMOS FIRMES” (ROM. 5:2).

ASÍ QUE VEMOS QUE LA FE NOS INTRODUCE A LA GRACIA, EN LA CUAL ESTAMOS FIRMES.

AHORA BIEN, ¿DE DÓNDE PROCEDE NUESTRA FIRMEZA?

¿PROCEDE ACASO DE NUESTRO CUIDADO, VOLUNTAD O ASTUCIA?

¿O VIENE DE LOS AÑOS VIVIDOS EN UNA RELIGIÓN LLAMADA CRISTIANISMO?

AMADOS: TODAS ESTAS COSAS TIENEN SU APOYO EN LA CARNE, Y CUANDO ESTÁ LA CARNE, EL PECADO ESTÁ ALLÍ.

POR TANTO, SI ES ASÍ, NO PUEDE HABER FIRMEZA.

¿QUIÉNES SON LOS QUE “REINAN EN VIDA” SEGÚN LA BIBLIA?

NO SON LOS QUE PUEDEN MÁS, NI LOS QUE SE ESFUERZAN MÁS, SINO LOS QUE RECIBEN MÁS.

Y, “REINARÁN EN VIDA POR UNO SOLO, JESUCRISTO, LOS QUE RECIBEN LA ABUNDANCIA DE LA GRACIA Y DEL DON DE LA JUSTICIA” (ROM. 5:17).

AHORA, ¿POR QUÉ REINAN ESTOS?

REINAN PORQUE HAN RECIBIDO TANTA GRACIA, QUE EN ELLOS LA GRACIA REINA POR LA JUSTICIA.

PORQUE EN ELLOS LA GRACIA NO ES UN SLOGAN, SINO ES LA REINA… LA GRACIA TIENE EL CONTROL DEL CRISTIANO… Y LA GRACIA, YA DIJIMOS, ES LA GRACIA DE UNO SOLO: JESUCRISTO.

HERMANOS: EL PECADO NO PUEDE CON LA GRACIA… POR ESO EL CRISTIANO EN QUIEN REINA LA GRACIA, REINA EN VIDA.

PORQUE EL PECADO NO SE ENSEÑOREARÁ DE VOSOTROS; PUES NO ESTÁIS BAJO LA LEY, SINO BAJO LA GRACIA.” (ROM. 6:14).

ENTONCES, LA ÚNICA FORMA DE VENCER EL PECADO ES PERMANECER BAJO LA GRACIA DE DIOS.

¿Y CÓMO PERMANECER BAJO LA GRACIA?

EL APÓSTOL PABLO, EN GÁLATAS, NOS MUESTRA CÓMO CAEMOS DE LA GRACIA:

DE CRISTO OS DESLIGASTEIS, LOS QUE POR LA LEY OS JUSTIFICÁIS; DE LA GRACIA HABÉIS CAÍDO.” (GÁL. 5:4).

ES TAN FÁCIL CONFESAR LA GRACIA CON NUESTROS LABIOS, COMO ECHAR MANO A LA FUERZA DE LA CARNE EN LA PRÁCTICA… Y EN ESO ESTÁ LA CAÍDA DE LA GRACIA.

LA GRACIA SIGNIFICA ESPERAR EN LOS RECURSOS DE DIOS, LOS CUALES NO LLEGARÁN TAN INMEDIATAMENTE COMO QUISIÉRAMOS (O COMO PODEMOS OBTENERLOS POR NOSOTROS MISMOS), PERO LLEGARÁN, SIN DUDA.

LA GRACIA TIENE QUE DEJAR DE SER LA SEGUNDA OPCIÓN PARA NOSOTROS… AUNQUE TARDE UN POCO EN DAR SU FRUTO.

¡DIOS TE BENDIGA!




Aguasvivas.cl


lunes, 15 de diciembre de 2014

La Trinidad Divina




Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, 4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, 5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, 6 para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, 7 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, 8 que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, 9 dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, 10 de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra. 11 En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, 12 a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo. 13 En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, 14 que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria. (EFESIOS 1: 3-14)


ESTA DECLARACIÓN QUE COMIENZA EN (EFESIOS 1:3) Y TERMINA EN (1:14), SEGÚN W. HENDRIKSEN, “AVANZA RODANDO COMO UNA BOLA DE NIEVE POR UNA PENDIENTE, CRECIENDO EN VOLUMEN A MEDIDA QUE DESCIENDE. SUS 202 PALABRAS Y LOS ABUNDANTES CALIFICATIVOS QUE ELLAS FORMAN, ORDENADOS COMO TEJAS EN UN TECHO O COMO PELDAÑOS EN UNA ESCALERA, SON COMO ENCABRITADOS CORCELES QUE AL SER LIBERADOS SE LANZAN A IMPETUOSA VELOCIDAD”.

ESTOS 12 VERSÍCULOS NOS MUESTRAN LA PRECIOSA OBRA QUE EL PADRE, EL HIJO Y EL ESPÍRITU HAN HECHO A FAVOR DEL CREYENTE.

ALLÍ SE NOS DICE QUE EL PADRE NOS BENDIJO EN CRISTO EN LOS LUGARES CELESTIALES, QUE NOS ESCOGIÓ EN CRISTO ANTES DE LA FUNDACIÓN DEL MUNDO, QUE NOS PREDESTINÓ PARA LA FILIACIÓN COMO HIJOS SUYOS POR MEDIO DE JESUCRISTO, Y QUE NOS HIZO ACEPTOS EN CRISTO, EL AMADO DEL CIELO (VV. 3-6).

Y TODO LO HIZO EL PADRE MUCHO ANTES DE QUE NOSOTROS TUVIÉRAMOS LA MÁS MÍNIMA CONCIENCIA DE LO QUE DIOS ESTABA HACIENDO POR NOSOTROS.

Y L.B.D. QUE TODO ESTO ES “EN CRISTO”.

ESTA PEQUEÑA FRASE APARECE MÁS DE CIEN VECES EN LOS ESCRITOS DEL APÓSTOL PABLO… Y TAN SOLO EN ESTE PÁRRAFO APARECE 11 VECES.

PORQUE NADA SE NOS HA CONCEDIDO FUERA DE CRISTO, PORQUE LA VOLUNTAD DEL PADRE ES CONCENTRAR TODO EN ÉL, PARA QUE EN TODO TENGA EL SEÑOR JESUCRISTO LA PREEMINENCIA.

EN ESTA “ESCALERA DE MUCHOS PELDAÑOS”, TENEMOS TAMBIÉN LA OBRA DEL HIJO DE DIOS.

PUES EN CRISTO TENEMOS REDENCIÓN POR SU SANGRE, EL PERDÓN DE PECADOS.

LA REDENCIÓN ES LA LIBERACIÓN COMO RESULTADO DE UN RESCATE… EL PERDÓN, EN TANTO, ES OBTENIDO POR LA REDENCIÓN.

ASÍ QUE REDENCIÓN Y PERDÓN VAN JUNTOS… TAL COMO EN LA EXPIACIÓN DE LEVÍTICO 16.

ALLÍ, UN MACHO CABRÍO REPRESENTA LA REDENCIÓN, EL OTRO, EL PERDÓN... UNO MUERE, Y EL OTRO, VIVO, SE LLEVA LOS PECADOS AL DESIERTO.

EN CRISTO TAMBIÉN SE NOS DIO SABIDURÍA E INTELIGENCIA ESPIRITUAL PARA CONOCER EL MISTERIO DE LA VOLUNTAD DE DIOS.

PORQUE SIN SABIDURÍA E INTELIGENCIA ESPIRITUAL NO PODEMOS COMPRENDER NADA PROVENIENTE DE DIOS.

¿CUÁL ES EL MISTERIO DE LA VOLUNTAD DE DIOS?

REUNIR TODAS LAS COSAS EN CRISTO, O, COMO TRADUCE HENDRIKSEN, REUNIR “TODAS LAS COSAS BAJO UNA CABEZA EN CRISTO”.

LITERALMENTE, ESTO SIGNIFICA, COMO LO EXPLICA ESTE MISMO AUTOR: “TODAS LAS COSAS, LAS COSAS DEL CIELO, EN LA TIERRA, SOBRE NOSOTROS, ALREDEDOR NUESTRO, DENTRO DE NOSOTROS, DEBAJO DE NOSOTROS, TODO LO MATERIAL, HAN SIDO COLOCADAS AHORA BAJO EL DOMINIO DE CRISTO”.

EN CRISTO TAMBIÉN TENEMOS HERENCIA; ES DECIR, ÉL MISMO ES NUESTRA HERENCIA, LA TIERRA PRECIOSA EN LA CUAL NOS CAYERON LAS CUERDAS.

DE MODO QUE PODEMOS DECIR LO QUE CITA EL (SALMO 16:6): “ES HERMOSA LA HEREDAD QUE NOS HA TOCADO”.

AHORA BIEN, ¿QUÉ TENEMOS DEL ESPÍRITU SANTO?

DEL ESPÍRITU SANTO TENEMOS EL SELLO, QUE ES LA GARANTÍA DE POSESIÓN, AVAL DE SEGURIDAD, CERTIFICADO DE AUTENTICIDAD, Y EL ADELANTO DE LA HERENCIA COMPLETA.

ASÍ, COMO ALGUIEN HA DICHO, EL PADRE PLANEA (vv, 3-5), EL HIJO EJECUTA (vv, 6-12), Y EL ESPÍRITU LO APLICA EN EL CORAZÓN DE LOS CREYENTES (vv, 13-14).

¡MARAVILLOSA CONJUNCIÓN DE FAVORES!

¡BENDITO SEA EL PADRE, EL HIJO Y EL ESPÍRITU SANTO POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS, AMÉN!





Aguasvivas.cl


jueves, 11 de diciembre de 2014

¿Quien es el Rey de Gloria?


Alzad, oh puertas, vuestras cabezas,
Y alzaos vosotras, puertas eternas,
Y entrará el Rey de gloria.
¿Quién es este Rey de gloria?
Jehová el fuerte y valiente,
Jehová el poderoso en batalla.
Alzad, oh puertas, vuestras cabezas,
Y alzaos vosotras, puertas eternas,
Y entrará el Rey de gloria.
10 ¿Quién es este Rey de gloria?
Jehová de los ejércitos,
El es el Rey de la gloria. Selah


(Salmo 24: 7-10)





miércoles, 10 de diciembre de 2014

Recibir para reinar




Pues si por la trasgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia.
(Romanos 5:17)



ESTA ES UNA PALABRA QUE DESPIERTA EL APETITO ESPIRITUAL DEL CREYENTE QUE BUSCA AGRADAR AL SEÑOR, Y UNA PALABRA DE ALIENTO PARA QUIENES HAN ENFRENTADO DIFICULTADES EN SU CARRERA, YA SEA POR SUS PROPIOS FRACASOS, O POR HABER SIDO DEFRAUDADOS DE OTROS HOMBRES.

PABLO EL APÓSTOL, CON LA GRACIA DEL SEÑOR QUE LE INSPIRA, NOS LANZA UN DESAFÍO PRECIOSO: ¡PODEMOS LLEGAR A REINAR EN ESTA VIDA, SI TAN SÓLO RECIBIMOS LA ABUNDANTE GRACIA QUE SE NOS OFRECE!

SABEMOS QUE LA TRASGRESIÓN Y CAÍDA DE ADÁN NOS LEGÓ TODAS LAS CONSECUENCIAS QUE VEMOS A DIARIO EN NOSOTROS MISMOS, Y EN LOS MALES QUE AZOTAN A LA HUMANIDAD.

DE AHÍ LA EXPRESIÓN: “…no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago” (Rom. 7:19), QUE RESUME EL DRAMA DE LA RAZA HUMANA.

Y NO HAY ÁMBITO ABSOLUTAMENTE DEL QUEHACER HUMANO QUE NO TENGA ESTE SELLO.

POR EJEMPLO, SABEMOS EL DAÑO QUE CAUSAMOS CADA DÍA AL MEDIO AMBIENTE… SIN EMBARGO SEGUIMOS CONTAMINÁNDOLO.

SABEMOS QUE CIERTOS ALIMENTOS SON DAÑINOS PARA NUESTRA SALUD, PERO CONTINUAMOS CONSUMIÉNDOLOS.

SABEMOS EL DAÑO QUE EL PECADO PUEDE HACERNOS, Y NOS HACE, PERO SEGUIMOS PRACTICÁNDOLO EN LA CARNE.

Y ASÍ, PODRÍAMOS ENUMERAR MUCHOS EJEMPLOS.

EL HOMBRE SIGUE ESCLAVO A ESE PRINCIPIO DEL BIEN Y DEL MAL: CONOCE EL BIEN SIN PODER PONERLO POR OBRA; Y RECONOCE EL MAL SIN PODER EVITARLO.

ES EL SÍNDROME DE ADÁN, CUYA TRASGRESIÓN NOS HEREDÓ LA MUERTE, EL DOLOR, LA IMPOTENCIA, EL FRACASO EN TODAS SUS FORMAS.

PERO EN CONTRASTE, ESA EXPRESIÓN “MUCHO MÁS…”, TIENE LA FUERZA DE DARNOS ESPERANZA, PUES SIENDO NOSOTROS TESTIGOS DE LA FATAL EFICACIA DEL PRINCIPIO ‘ADÁMICO’ –VEMOS MUERTE POR DOQUIER–, LO QUE AHORA SE NOS OFRECE HA DE SER MUCHO MÁS EFICAZ, PUES, INDISCUTIBLEMENTE, CRISTO ES MUCHÍSIMO MAYOR QUE EL PRIMER TRASGRESOR ADÁN.

NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO NOS PROVEYÓ UN NUEVO COMIENZO; SU SANGRE PRECIOSA LAVÓ TODOS NUESTROS PECADOS (EL RECUERDO DEL PECADO YA NO NOS PRODUCE DESAZÓN, OTRA FORMA DE MUERTE), SU MUERTE EN LA CRUZ HA VENIDO A SER NUESTRA MUERTE, PUES “con Cristo estamos juntamente crucificados” (Gál. 2:20), Y MÁS AUN, “fuimos resucitados juntamente con él” (Ef. 2:6).

¿QUÉ ES ESTO SINO “LA ABUNDANCIA DE SU GRACIA”?

EL PERDÓN DE LOS PECADOS ES UNA EXPERIENCIA MARAVILLOSA PARA EL CREYENTE; SIN EMBARGO, SI NO RECIBE TODA LA PROVISIÓN DE DIOS EN CRISTO, SI NO SE HA APROPIADO DE LA MUERTE Y LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR, AÚN ESTÁ LUCHANDO CON FUERZAS PROPIAS.

ESTO EXPLICA EL FRACASO EN MUCHOS CRISTIANOS: QUIENES SE CONFORMAN SOLO CON LA EXPERIENCIA INICIAL DE RECIBIR EL PERDÓN, SON PRESA FÁCIL DEL DESÁNIMO; LA MUERTE REINA SOBRE ELLOS.

LA ABUNDANCIA DE LA GRACIA QUE LA BIBLIA NOS INVITA A RECIBIR INCLUYE LA PLENITUD DE LA OBRA Y DE LA PERSONA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.

APROPIÉMONOS, PUES, DE TODO LO QUE SE NOS HA DADO EN CRISTO, PORQUE RECIBIENDO LA ABUNDANCIA DE SU GRACIA REINAREMOS EN VIDA, PUES HABIENDO SIDO SEPULTADOS CON ÉL (ROM. 6: 4), FUIMOS TAMBIÉN RESUCITADOS CON ÉL.

LA PODEROSA VIDA DE RESURRECCIÓN –QUE HEMOS RECIBIDO LOS QUE SOMOS DE CRISTO– NO PUEDE SER TOCADA POR LA MUERTE EN NINGUNA DE SUS FORMAS.

Y ES POR MEDIO DE ESTA VIDA DE RESURRECCIÓN, PARADOS FIRMEMENTE SOBRE EL ÚNICO FUNDAMENTO DE VERDAD, EL CUAL ES CRISTO JESÚS, QUE RESUCITADOS CON ÉL, COMENZAMOS A REINAR EN VIDA.

¡DIOS TE BENDIGA!





Aguasvivas.cl

lunes, 8 de diciembre de 2014

Cristo, el principio y el fin




ES ACEPTADO POR LA IGLESIA EL HECHO DE QUE JUAN ES EL ÚLTIMO DE LOS APÓSTOLES, Y TAMBIÉN EL APÓSTOL DE LA RESTAURACIÓN. SUS ESCRITOS, PRINCIPALMENTE APOCALIPSIS, MUESTRAN CLARAMENTE LA DECADENCIA DE LA IGLESIA DEL SEÑOR.

LAS IGLESIAS EN APOCALIPSIS, COMO ENSEÑAN ALGUNOS HERMANOS, PUEDEN SER VISTAS EN FORMA HORIZONTAL, COMO IGLESIAS DE AQUELLA ÉPOCA, Y EN FORMA VERTICAL, REPRESENTANDO LOS PERÍODOS VIVIDOS POR LA IGLESIA DEL SEÑOR DESDE EL PRIMER SIGLO HASTA LOS DÍAS DE SU VENIDA.

TANTO LOS ÚLTIMOS ESCRITOS DE PABLO, COMO LAS CARTAS DE JUAN Y EL APOCALIPSIS, HABLAN DE ALGO QUE LA IGLESIA HABÍA PERDIDO DE VISTA Y DE HECHO: CRISTO. PAULO DICE ALGO MUY SERIO EN SU 2ª CARTA A LOS CORINTIOS: “¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?” (13:5).

JUAN, CERCA DE TREINTA AÑOS DESPUÉS, ESCRIBE EL APOCALIPSIS POR REVELACIÓN DEL SEÑOR JESÚS Y DICE A LA IGLESIA EN ÉFESO: “Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor” (2:4).

HABÍA OBRAS, TRABAJABAN EN EL NOMBRE DEL SEÑOR Y NO SE CANSABAN; TENÍAN PACIENCIA, PERO HABÍAN DEJADO EL PRIMER AMOR, HABÍAN DEJADO LAS PRIMICIAS: CRISTO.

POR LO VISTO, LAS OBRAS Y LOS TRABAJOS SE VOLVIERON MÁS IMPORTANTES QUE EL PROPIO SEÑOR.

LAODICEA MUESTRA CLARAMENTE DÓNDE ESTABA EL SEÑOR EN LA IGLESIA DE AQUEL TIEMPO: DEL LADO DE AFUERA.

LAS IGLESIAS DE APOCALIPSIS EMPIEZAN POR ÉFESO Y TERMINA EN LAODICEA. ESTO NOS MUESTRA QUE LA IGLESIA DEL SEÑOR EMPEZÓ CON LA PÉRDIDA DEL PRIMER AMOR Y TERMINÓ CON LA PÉRDIDA DEL PROPIO SEÑOR. SEGÚN ELLOS, ERAN RICOS, NO TENÍAN NECESIDAD DE NADA; PERO ERAN MISERABLES, POBRES, CIEGOS Y DESNUDOS DEL SEÑOR JESÚS.

ESE ES EL RETRATO DE LA IGLESIA DEL SEÑOR DESDE EL PRIMER SIGLO. POR ESO, JUAN DESCRIBE CON MUCHO ÉNFASIS EN SUS CARTAS ALGO QUE ES PRIMORDIAL EN UN CRISTIANO: EL NUEVO NACIMIENTO POR LA PRESENCIA DE CRISTO EN NOSOTROS. ESTE ES EL TESTIMONIO DE DIOS, DICE ÉL, Y QUIEN NO CREE EN EL TESTIMONIO DE DIOS, HACE A DIOS MENTIROSO. QUIEN TIENE AL HIJO –VIVIENDO EN NOSOTROS– TIENE LA VIDA; QUIEN NO TIENE EL HIJO DE DIOS, NO TIENE LA VIDA (1 Juan 5:9-12).

ELLOS PUEDEN TENER UN GRAN NOMBRE, UNA GRAN OBRA, RIQUEZAS, TRABAJOS, PACIENCIA, TODO AQUELLO EN LO CUAL UN HOMBRE SE PUEDE GLORIAR; PERO QUIEN NO TIENE AL HIJO, NO TIENE LA VIDA.

TIENE NOMBRE DE QUE VIVE, PERO ESTÁ MUERTO, COMO DICE EL SEÑOR A LA IGLESIA EN SARDIS… CONTINÚA MUERTO EN SUS DELITOS Y PECADOS, Y SU FIN ES LA SEGUNDA MUERTE.

JUAN HACE MUCHAS AFIRMACIONES SERIAS CONTRA AQUÉLLOS QUE CONFIESAN SER CRISTIANOS, DICIENDO: AQUÉL QUE ES NACIDO DE DIOS NO VIVE EN LA PRÁCTICA DEL PECADO… AMA AL QUE DE ÉL ES ENGENDRADO… DA SU VIDA POR EL HERMANO… VENCE AL MUNDO.

JUAN AÚN AFIRMA QUE AQUÉL QUE CONOCE A DIOS ANDA EN LA LUZ, GUARDA SUS MANDAMIENTOS, Y NO ABORRECE A SU HERMANO. DE LO CONTRARIO, ES UN MENTIROSO; NUNCA VIO NI CONOCIÓ A JESÚS (1 Juan 2:6).

ESTAMOS VIVIENDO TIEMPOS DE RESTAURACIÓN, Y ES BUENO QUE ATENDAMOS A LO QUE DEJÓ ESCRITO EL APÓSTOL DE LA RESTAURACIÓN INSPIRADO POR EL ESPÍRITU SANTO. JUAN AÚN ESCRIBE: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias”.




Aguasvivas.cl


sábado, 6 de diciembre de 2014

¿En verdad ocurrirá?





Después de haber analizado muchos de los acontecimientos que la Biblia nos enseña sucederían antes del levantamiento de la iglesia, es necesario que respondamos muchas interrogantes que ya sé muchos tienen acerca de temas importantes.

En el presente artículo estudiaremos acerca de si los cristianos pasaremos por el período de sufrimiento y persecución que la Biblia describe como LA GRAN TRIBULACIÓN. Pero para ello es necesario conocer qué es el Rapto o el Arrebatamiento de la Iglesia Verdadera.

¿PASARÁ LA IGLESIA POR EL PERÍODO DE SUFRIMIENTO Y "TRIBULACIÓN" DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS?

A través de los años se han levantado creencias "equivocadas" dentro de misma Iglesia de Jesucristo. Algunas de estas voces defienden la idea de que la iglesia pasará por el período conocido popularmente como La Gran Tribulación. Ahora bien, lo que la Biblia enseña es lo contrario.

Ahora nos dedicaremos a analizar, desde el punto de vista bíblico, que la iglesia no pasará por tal período, sino que nosotros, los cristianos que estemos preparados cuando el Señor nos llame, seremos "arrebatados" y luego regresaremos junto con Él, pero ya no con cuerpos corruptibles, sino con cuerpos "incorruptibles y vestidos de inmortalidad". Pero dejemos que sea la Biblia misma la que nos traiga luz en este asunto.

EL RAPTO DE LA IGLESIA

El término "rapto" es una expresión de la palabra griega Rapio (que significa arrebato, desaparición). Poco antes del fin del mundo, Cristo retornará en el aire y se llevará con él a todas las personas - vivas y muertas - que hayan confiado en Cristo como su Salvador.

Estos serán los creyentes, a los cuales el Apóstol Pablo se refiere en su 1ra carta a los Corintios, cuando les dice: "Los muertos en Cristo resucitarán primero, luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos, en las nubes para recibir al Señor en el aire" (1 Tesalonisenses. 4:17).

El Rapto sucederá “en un abrir y cerrar de ojos" (1 de Corintios 15:52). En este evento, los muertos que hayan creído resucitarán primero, seguidos en un instante de tiempo por los cristianos que aun estemos vivos (1 Tesal. 4:16, 17).

Sabemos que el Rapto sucederá antes de la Tribulación porque la Tribulación será un derrame sin precedentes de la ira de Dios (ver Apoc. 6:17 y 18), al tiempo que Jesús nos "libra, de la ira que ha de venir" (1 Tesal. 1:10, y 5:9).

Los cristianos de Tesalónica (una de las primeras iglesias) estaban confundidos porque de entre ellos ya muchos habían comenzado a morir y aún no habían visto a Cristo aparecer en las nubes por ellos. Así que Pablo les recuerda que ciertas cosas tendrían que suceder primero.

Pablo, llega hasta el punto de confesarles o compartir con ellos un "secreto" o un "misterio" que quizás no estaba supuesto a revelar. Es por esta razón que el Apóstol, como el que comparte contigo una información la cual se supone que sea mantenida en secreto, pero que ante las circunstancias del momento, él se siente compelido a compartir con ellos, les dice:

"Pero quiero que sepan un secreto, no todos dormiremos (moriremos), pero todos seremos transformados. En un momento, en un abrir y cerrar de ojos…" (1 Corintios 15:51y 52). Fíjese en la moderación mostrada por Pablo en este versículo.

En el momento en que ocurra el rapto, me imagino, habrá grandes catástrofes en todo el mundo. Imagínense, que usted esté en el aeropuerto, recogiendo a su hijo que llega desde otro país . Mientras
usted espera sentado en la sala de espera, quizás comiéndose un sándwich, cuando de repente, la chica que le estaba sirviendo desaparece delante de sus propios ojos. Dejando atrás, solamente su vestido, zapatos y un anillo.

El vaso de jugo que se disponía a servirle cae derramado en el piso. Al mismo tiempo, usted mira hacia los ventanales del aeropuerto, y el avión en que su hijo se suponía llegara, se desploma en medio de la pista de aterrizaje, porque el piloto, que era cristiano y desapareció justo en el momento en que las ruedas del avión hacían contacto con el pavimento de la pista de aterrizaje. El copiloto no tuvo tiempo de sustituirlo, y quedó estupefacto al ver a su compañero desvanecerse ante sus propios ojos.

Los bomberos corren con sus sirenas a socorrer al avión que se encuentra en llamas, pero en vez de 250 pasajeros que venían, sólo los cuerpos de 185 son recuperados, ¿Sabe qué sucedió con el resto de los pasajeros? "Al igual que el piloto y la chica del restaurante, ACABAN DE SER "RAPTADOS". ¡Uno de los cuerpos que faltó por recuperar es el de su hijo! Se escuchan los gritos de desesperación de algunas madres, padres, hijos y otros familiares, que con tanta ansiedad vinieron a recoger a sus familiares, y sucede que ahora: ¡YA NO ESTÁN!

Se escuchan las sirenas de las patrullas por doquier. Usted nota como gente tropieza con las paredes y con otras personas que también se encuentran totalmente confundidas por el suceso. TODOS BUSCAN UNA EXPLICACIÓN, PERO NADIE SABE LO QUE SUCEDIÓ. No es hasta después de algunos momentos de angustia total, cuando a usted le llega a la memoria lo que pudo haber sucedido.

Quizás trata inútilmente de darle una explicación lógica al suceso, pero de repente recuerda haber leído un artículo en la Web, cuatro o cinco meses antes, en donde se hablaba de un caso como este, el cual
se describía en la Biblia. Usted llora amargamente, por que no sólo se quedo atrás, sino que también recuerda haber leído en el mismo artículo, que a partir de ese momento, comenzaría un período de
exactamente 7 años, en el cual la tierra pasaría por "días de sufrimiento, como nunca lo había habido desde que Dios hizo el mundo, ni lo habrá después." (Marcos 13:19)

¡Y LO MISMO SUCEDERÁ EN TODO EL MUNDO!

El rapto de la iglesia es un suceso que es aceptado por todas las iglesias del mundo que predican y creen en la Biblia. No obstante, existe una religión de las principales en el mundo que no comparte la
creencia de que el Rapto ocurrirá, ya que al igual que muchas otras cosas enseñadas en la Biblia, ellos simplemente optan por ignorarlas.

Ellos prefieren sustituir las enseñanzas bíblicas por doctrinas y reglas decididas por sus concilios, cardenales y demás. Esta religión, es predominante en casi todo el mundo, pero han llegado hasta el punto de considerar que las decisiones tomadas por su dirigente principal, están por encima de las que Jesús mismo nos ordenó.

Dicha religión, predica que "lograrás tu salvación gracias a las obras que hagas mientras estés en la tierra, y que luego de morir, iras a un lugar llamado " purgatorio" , el cual, según la doctrina de dicha religión, es un estado de la existencia o condición del espíritu de una persona el cual muere en estado de gracia, pero sin haber sido purgado o purificado, de las manchas de sus pecados menores (los cuales son pecados, según ellos, sin mucha importancia), situación en la cual no se puede entrar en el cielo, sino que antes es necesario ser purificado." (Enciclopedia Británica" 1998)

Todos debemos recordar, que este Rapto no es la Segunda Venida de nuestro señor Jesucristo. Por favor, no confunda estos dos sucesos.

El Rapto es el levantamiento de la iglesia, previo al período de tribulación que vendrá sobre aquellos que no aceptaron al Señor como su salvador, mientras que la Segunda Venida, es cuando el Señor mismo venga en las nubes, con todos sus ángeles, y cristianos que hayan sido levantados en el Rapto, a luchar contra los ejércitos del mundo, liderados por el Anticristo, en su intento final por hacer desaparecer a Israel, y con ello a los Judíos, de la faz de la tierra.

Grupos religiosos diferentes tienen sus diferencias con respecto al momento del levantamiento de la Iglesia. Veamos:

TRES CORRIENTES PRINCIPALES CON RESPECTO AL RAPTO DE LA IGLESIA

1. El rapto ocurrirá después de la Gran Tribulación y los cristianos sufrirán junto con los impíos.

Entre las religiones que apoyan la creencia de que los cristianos pasaremos por los 7 años de juicio y sufrimiento que vendrán sobre el mundo muy pronto, se encuentran los Adventistas del Séptimo Día y Los Testigos de Jehová.

Voy a citar lo que nos dice el Dr. John Hagee acerca de esta posición: "La iglesia no puede experimentar el período de la Tribulación, porque nuestro juicio ha sido removido gracias a la sangre de Jesucristo que fue derramada en el Calvario. Esta posición debe ser rechazada." Los que creen que nosotros los cristianos pasaremos por la Gran Tribulación se basan en Juan 16:33 donde podemos leer lo siguiente: 'En el mundo habrá tribulación'.

Pero la palabra tribulación es usada en las Escrituras con dos significados diferentes. El primero es cuando es usado como un sinónimo de "aflicción" y en este texto en específico, "tribulación" no se refiere al período final de la Gran Tribulación, sino a las tribulaciones y problemas del diario vivir. El segundo significado es cuando se utiliza la palabra para describir el período de 7 años en el
cual Dios dejará que caiga sobre la tierra toda su ira, para castigar a aquellos que hayan rechazado a Jesús y su Evangelio.

El propósito de la Gran Tribulación es castigar a aquellos que rechacen la Palabra de Dios.

Nosotros, los creyentes podemos estar confiados en la siguiente promesa: "Ahora pues ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús" (Romanos 8:1).

¿Crees tú que después de haber abandonado las cosas del mundo, quizás a muchos de tus amigos y hasta familiares que se oponían a tus creencias, después de haber dejado todo atrás para servirle a Jesús, Él te dejaría pasar por el período de tiempo que el Padre ha diseñado para castigar a los enemigos de Jesús, al Anticristo y a los rebeldes? ¿Crees que es justo que todos paguemos por los platos rotos de los impíos, idolatras, mentirosos, hechiceros (brujos), rencorosos, etc…?

2. No habrá ni Rapto ni Gran Tribulación

Dentro de las religiones que creen y predican tal interpretación se encuentra la Iglesia Católica. Los católicos mantienen que "Todos iremos el cielo" y que "todos nos salvaremos" - no importando si usted ha sido una persona como la Madre Teresa de Calcuta o si usted ha sido un Adolfo Hitler. Siempre y cuando usted pertenezca a dicha religión, siempre y cuando usted asista a la iglesia una vez por semana, usted tiene garantizada su salvación. Tal y como habíamos explicado antes, ellos creen que los que mueran en pecado, todavía tendrán la oportunidad de que sus pecados les sean "PURGADOS" en un lugar llamado el "purgatorio".

"Si no se arrepienten, todos perecerán igualmente" (Lucas 13:3)

"Agradémosle con temor y reverencia, porque nuestro Dios es fuego consumidor" (Lucas 13:3)

En 2 de Timoteo 3:13 leemos: "Pero los malos y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados"

La Iglesia Católica mantiene que el mundo nunca terminará. Que Dios es todo amor y que Él no sería capaz de destruir al hombre, su creación, con fuego ni cosa parecida.

¿Puede alguien decirme quién fue el que destruyó al mundo en los tiempos de Noé?

¿Puede alguien decirme quién fue que destruyó a Sodoma y a Gomorra con "fuego y azufre" caído del cielo?

¿Puede alguien decirme quien fue que permitió que su "pueblo amado -los Judíos-" cayera en la esclavitud y que por lo menos 12 millones de ellos perecieran a manos de los babilonios, árabes, alemanes, egipcios y romanos, como castigo por su desobediencia e idolatría?

¿Puede alguno de los líderes de esas iglesias decirme quién fue que destruyó a Tiro?

¿Acaso las Biblias impresas para esas religiones tienen informaciones que la Biblia que yo tengo al frente mío en estos momentos no tiene? La Biblia Católica al igual que la biblia Cristiana dice que las cosas irán de mal en peor . Esto se basa en lo que la Biblia misma nos dice en 1 de Tesalonicenses 4:16 y 17: "Porque se oirá una voz de mando, la voz de un arcángel y el sonido de la trompeta de Dios, y el Señor mismo bajará del cielo. Y los que murieron creyendo en Cristo resucitarán primero. Después los que estemos vivos seremos llevados, juntamente con ellos, en las nubes, para encontrarnos con el Señor en el aire; y así estaremos con el Señor para siempre. Anímense pues unos a otros con estas palabras"

La tercera posición con respecto a la ocurrencia del Rapto es la siguiente:

3. El Rapto ocurrirá antes de la Gran Tribulación

Dentro de las religiones que aceptan esta creencia se encuentran la gran mayoría de las iglesias cristianas, las cuales están formadas por creyentes quienes alegan haber "nacido de nuevo".

Los que creen en esta posición mantienen que la iglesia será raptada antes de que comience el período de 7 años identificado como la Gran Tribulación.

El rapto ocurrirá pocos días antes o pocos días después de la firma de un tratado de paz entre Israel y los árabes, auspiciado por el Anticristo.

Es importante afianzar el hecho de que los lectores nunca deben confundir los dos acontecimientos principales de los tiempos finales del mundo.

Los que se queden en la tierra después del Rapto tendrán que pasar por las tribulaciones del período llamado la Gran Tribulación. Ante todo recuerden que para que puedan reunirse con aquellos seres amados que han sido raptados, ¡NO DEBEN ACEPTAR QUE LE PONGAN EL SELLO DE LA BESTIA!

"No todos moriremos, pero todos seremos transformados en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, cuando suene el último toque de trompeta. Porque sonará la trompeta y los muertos serán resucitados para no volver a morir y nosotros seremos transformados" (1 Cor. 15:51-52)

"Cuando estas cosas comiencen a suceder, anímense y levanten la cabeza porque su redención se acerca" (Lucas 21:28)

¿QUÉ DEBES HACER SI ES QUE ACASO ERES DEJADO, DESPUÉS DE QUE LOS CRISTIANOS SEAMOS RAPTADOS?

Esta es la pregunta del siglo. Quizás hayas perdido a tu esposa y a  tus hijos . Quizás uno de estos días, regreses a tu casa y no encuentres a tu hermano o a tu mamá, quienes eran cristianos y a cuyos consejos acerca de este acontecimiento no le pusiste atención, al tiempo que posiblemente los tachabas de locos ó fanáticos.

Bueno, el caso es que ahora puede que te encuentres solo y … con una segunda y última oportunidad por delante. Ahora prepárate, por que lo que viene a partir de ahí no será fácil de sobrevivir.

Sé que te sentirás en situación de pánico,. Pero eligió esperar. Ahora su única oportunidad es quedarse en este mundo y soportar hasta el fin de la Tribulación".

PASOS A DAR PARA SALVARSE:

(No es fácil, pero es posible (Ver Apocalipsis 20:4))

Tenga conciencia de usted está viviendo la Gran Tribulación, porque la tribulación es un período que comienza desde el momento del Rapto -alrededor de los días de la firma del pacto de paz por 7 años entre los árabes e israelitas y hasta la Segunda Venida de Cristo, con nosotros como parte de sus Tropas Celestiales.

Tenga presente que la Biblia predice que el Anticristo hará grandes milagros, y estará acompañando y apoyado por el Falso Profeta, al que fácilmente se identifica en Apocalipsis 17:2 y en Apocalipsis 17:5 y 6. Se describe claramente lo que hace, con quién tiene alianzas, y las inmoralidades que comete. Jesús dijo repetidas veces: "El que tenga oído para oír, oiga" (Mateo 11:15)

No reciba el Sello de la Bestia bajo ninguna circunstancia. Los perseguidos por el Anticristo serán todos aquellos que se nieguen a adorarle, y a recibir su marca. Se usarán todas las torturas para forzar a esas personas a renunciar a Cristo. Si solamente los hijos de los creyentes son raptados con ellos, entonces los hijos de los dejados atrás serán torturados y asesinados delante de usted para forzarlo a recibir la marca. Apocalipsis 14:9-11 dice: "Si alguno adora a la Bestia y a su Imagen (el Anticristo y el Falso Profeta) y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios y será atormentado con fuego y azufre y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos, y no tiene reposo ni de día ni de noche…" tomado de mi Biblia Católica, página 371.

PONGA EN PRÁCTICA EL PLAN DE SUPERVIVENCIA.

Este plan se encuentra descrito en Mateo 24:16 y Marcos 13:14. "Entonces los que estén en Judea (Santiago de Chile, Nueva York, Londres, Pekín, Santo Domingo, México, España, Quito, Buenos Aires, Oslo) huyan a los montes. El que esté en la azotea no descienda a tomar algo de su casa, el que esté en el campo no vuelva atrás a recoger su ropa…" (Marcos 13:14, 15 y 16).

Aunque usted no pueda esconderse del gobierno del Anticristo hasta el fin de la Tribulación, el tiempo que usted gane escondiéndose es importante para su crecimiento y fortalecimiento espiritual. (Tomado de Left Behind - Dejados atrás. LaHaye y Jenkins, 1998) No olvide llevarse una Biblia con usted a donde quiera que se esconda. no importa que sea una católica. Estas Biblias, dicen lo mismo que todas las otras, el problema está en que ellos ignoran lo que la misma dice.

Tenga cuidado con los agentes que espían para el anticristo. Vecinos, amigos, y hasta "religiosos" que apoyan al nuevo gobierno mundial. Ver Apocalipsis 13:3. La gente se maravillará de las grandes proezas y milagros y quizás creerán que los "cristianos prófugos" que aún queden, son enemigos del aparente bienestar que este gobierno traerá por los 3 primeros años y medios, de los 7 que componen la Gran Tribulación.

No te postres ante ninguna imagen, aunque esta imagen cobre vida y hable. En Apocalipsis 13 del versículo 12 en adelante nos dice: "Esta bestia (falso profeta) ejerce toda la autoridad del Anticristo en presencia de ella y hace que la tierra y los moradores de ella (esos son los que se quedaron) adoren al anticristo… también hace grandes señales, de tal manera que aún hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres… y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer… y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase". Como ves, ¡lo que viene no es fácil!

Es muy probable que, de una u otra forma pierdas tu vida durante estos tiempos de persecución, pero no pierdas la esperanza, ya que, aunque con mayor dificultad, te juntarás con aquellos a quienes amas en el cielo. Al final de este período ¡Cristo vendrá y pondrá todo en su lugar de una vez y para siempre!

En Mateo 24:38 Jesús mismo te dice que lo que se acaba de describir, y que no importa lo que veas y lo que te digan, esto va a suceder al pie de la letra.

Sólo recuerda que los que se encuentran esperando el Rapto no son un grupito de "locos", tal y como muchos dicen: Existimos más de 200 millones de cristianos en todo el mundo esperando este suceso, sin contar a los millones que ya duermen en la espera gloriosa de la Resurrección en Cristo.

Hay personas que viven hablando palabras vanas de hombres y siempre la cosa sigue de mal en peor y no hacen nada por la humanidad. Aquellos que no estén 100 por ciento de acuerdo con lo que dice la Biblia son "lobos disfrazados de ovejas".

No importa de donde vengan, ni cual sea su educación. Todos los que no crean en la palabra de Dios son comparados a los hechiceros y tales no tendrán parte en el reino de Dios. ¡Gloria al Dios de ayer, de hoy y de mañana! ¡Gloria al Dios que pagará con fuego eterno a aquellos que engañan y saben que están engañando!

La Biblia nos dice: "Sobre todo tengan esto en cuenta, que en los días últimos, vendrá gente que vivirá de acuerdo con sus propios malos deseos y que en son de burla preguntará: ¿Qué pasó con la promesa de que Cristo iba a volver? Ya murieron nuestros padres y todo sigue igual desde que el mundo fue creado." (2 Pedro 3:3 y 4)… “Porque como en los días de Noé, antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca. Y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos. Así será también la venida del Señor" (Mateo 24:37-39)."

¿SERÁ ÉSTE EL PRIMER RAPTO DE LA HISTORIA?

Si acaso crees que esta es la primera vez que Dios usará este método para llevar gente al cielo, estás equivocado. Al contrario, éste es uno de los métodos favoritos de Dios para llevarse a aquellos servidores obedientes a su palabra. Por favor, lea conmigo los siguientes ejemplos:

Primer Rapto de la Historia: Enoc
"Como Enoc vivió de acuerdo con la voluntad de Dios, un día desapareció, por que Dios se lo llevó."(Génesis 5:24).

Enoc fue raptado por que agradaba y vivía como Dios le mandó. Es por eso que se lo llevó - ¡Lo raptó!

Segundo Rapto de la Historia: Elías
"Y mientras ellos (Elías y Eliseo) iban caminando y hablando, de pronto apareció un carro de fuego, con caballos también de fuego que los separó y Elías subió al cielo en un torbellino" (2 de Reyes 2:11).

¡Elías fue otro siervo y profeta fiel llevado - RAPTADO- al cielo sin pasar por la muerte!

Tercer Rapto de la Historia: El Señor Jesús
"Dicho esto, mientras ellos (los discípulos) lo estaban mirando, Jesús fue llevado, y una nube lo envolvió y no lo volvieron a ver ...mientras miraban cómo subía Jesús al cielo…(Hechos 1:9-10)

¿AÚN CREES QUE EL RAPTO ES ALGO NUEVO PARA DIOS TODOPODEROSO?

Amigo mío,

No sigas la corriente de este mundo que va hacia el despeñadero. No sigas a aquellos que siembran maldad e injusticia. El único que puede salvarte a ti y a los tuyos es Cristo y solamente Cristo.

No salva ni la religión en que estés, ni el pastor que te predica, ni el líder político a quien sigues, ni estos artículos. ¡NO TE SALVA NADA NI NADIE, SÓLO DIOS!

Ven a DIOS, ven a Jesús tal y como eres, y Él te aceptará así, lleno de problemas y pecados. Pero tienes que aceptarlo tal y como Él es.

Jesucristo dijo: YO SOY el camino, LA VERDAD y LA VIDA, nadie viene al Padre si no es por mi.