jueves, 29 de mayo de 2014

No todo el que me dice: Señor



«No todo el que me dice: Señor, Señor...»
(Mateo 7:21-23).


LA MEJOR PRUEBA DE TODA LA VIDA ES COMO PARECERÁN LAS COSAS EN EL MOMENTO DE NUESTRA MUERTE, EN LA MAÑANA DE LA RESURRECCIÓN Y EL DÍA DEL JUICIO.

Y EN MUCHOS CASOS DIOS APARECE MÁS EN TRABAJOS SENCILLOS QUE EN OBRAS MARAVILLOSAS.

L.B.D. QUE EL FARISEO A LA PUERTA DEL CIELO DIJO: «SEÑOR, YO HE HECHO MARAVILLAS EN TU NOMBRE», PERO, ¿HABÍA HECHO LA OBRA MARAVILLOSA DE LLEVAR EL NOMBRE DEL SEÑOR A OTRAS ALMAS?

ES COMO SI EL SEÑOR LES DIJERA: «OS CONOCÍ BASTANTE BIEN, COMO "OVEJAS NEGRAS" O "CABRITOS PARA SER REPROBADOS. OS CONOCÍ COMO ASALARIADOS E HIPÓCRITAS, PERO NUNCA OS CONOCÍ CON UN ESPECIAL CONOCIMIENTO DE AMAR, DELEITE Y COMPLACENCIA QUE TUVIERAIS EN MÍ».

FÍJESE QUE LA BIBLIA NO DICE: «YO OS CONOCÍ POR ALGÚN TIEMPO, PERO AHORA NO PODÉIS SER MÍOS», SINO: «YO NUNCA OS CONOCÍ COMO VERDADEROS CREYENTES SUPLICANDO MI PERDÓN EN HUMILDAD, COMO SEGUIDORES VERDADEROS.»

NOTEN LA ABIERTA CONFESIÓN QUE HACE NUESTRO SEÑOR ANTE LOS HOMBRES Y LOS ÁNGELES, Y PARTICULARMENTE ANTE LOS MISMOS REPROBADOS: «YO NUNCA OS CONOCÍ. CONOCÍ MUCHAS COSAS DE VOSOTROS, CONOCÍ QUE PROFESABAIS GRANDES COSAS, PERO NO TENÍAIS RELACIÓN CONMIGO, Y AUN CUANDO CONOCIERAIS MUCHO ACERCA DE MÍ, NUNCA ME CONOCISTEIS A MÍ. YO NO FUI EN VUESTRA COMPAÑÍA NI OS CONOCÍ; SI OS HUBIESE CONOCIDO ALGUNA VEZ, NUNCA OS HABRÍA REHUSADO

NUESTRO SEÑOR NOS DA UNA DESCRIPCIÓN DE CÓMO APARECERÁN ALGUNAS PERSONAS EN AQUEL DÍA.

I. ANDUVIERON BUENA PARTE DEL CAMINO EN RELIGIÓN.

1. ELLOS HICIERON ABIERTA PROFESIÓN DE FE. DIJERON:   «¡SEÑOR, SEÑOR!»

2. ELLOS EMPRENDIERON SERVICIO PARA CRISTO, Y OBTUVIERON ÉXITO.

3. ELLOS FUERON DILIGENTES Y ORTODOXOS… TODO LO HICIERON EN NOMBRE DE CRISTO.

ESAS PALABRAS: «EN TU NOMBRE», SE MENCIONAN TRES VECES EN ESTE PASAJE.

II. SE MANTUVIERON FIELES POR MUCHO TIEMPO.

1. PORQUE NO LES HICIERON CALLAR LOS ENEMIGOS.

2. PORQUE NO FUERON RECHAZADOS POR EL SEÑOR MISMO DURANTE SU VIDA.

3. PORQUE ESPERABAN ENTRAR EN EL REINO Y SE ADHIRIERON A ESTA FALSA ESPERANZA HASTA EL ÚLTIMO MOMENTO.

OBSERVEN QUE SE ATREVIERON A DECIR: «¡SEÑOR, SEÑOR!», A CRISTO MISMO, EN EL MISMO JUICIO.

III. ESTUVIERON FATALMENTE EQUIVOCADOS

1. PROFETIZARON, PERO NO ORARON.
2. ECHARON FUERA DEMONIOS, PERO LOS DEMONIOS NO MARCHARON DE ELLOS.

3. ESPERABAN MARAVILLAS, PERO NO COSAS ESENCIALES.

4. MEDIARION MILAGROS, PERO ERAN AL MISMO TIEMPO OBRADORES DE INIQUIDAD.

IV. SE ENCONTRARON  EN  UNA TERRIBLE  SITUACIÓN.

1. LA SOLEMNIDAD CON QUE CRISTO LES DIJO: «NUNCA OS CONOCÍ»… PORQUE CRISTO EL HABÍA SIDO OMITIDO EN SU RELIGIÓN.  ¡Y QUÉ INMENSO Y DESASTROSO RESULTADO!

2. EL TERROR QUE ESTO IMPLICA ES QUE TUVIERON QUE SER APARTADOS DE CRISTO, SIN NINGUNA ESPERANZA, Y SER APARTADOS DE CRISTO POR TODA LA ETERNIDAD.

3. LA TERRIBLE VERDAD QUE EL LES DIJO: QUE ERAN TOTALMENTE EXTRAÑOS AL SEÑOR EN SUS CORAZONES.

CRISTO NO LES HABÍA ESCOGIDO, NI TENÍA COMUNIÓN CON ELLOS, NI LOS APROBABA, NI DABA IMPORTANCIA A SUS LABORES.

4. LA SOLEMNE FIRMEZA DE LO QUE LES DIJO: SU SENTENCIA NO SERÍA ALTERADA O CAMBIADA.

CRISTO SE MANTIENE EN LA SENTENCIA CONDENATORIA: «APARTAOS DE MÍ

MAS A AQUELLOS QUE ACEPTAN SU INVITACIÓN: «VENID A MÍ, TODOS LOS QUE ESTÁN TRABAJADOS Y CARGADOS, Y YO LOS HARÉ DESCANSAR», EL SEÑOR JESUCRISTO NUNCA OSARÁ DECIRLES: «APARTAOS DE MÍ.».

«APARTAOS DE MÍ.» ¡QUÉ TERRIBLE SENTENCIA DE SEPARACIÓN!

APARTAOS «DE MÍ», DICE CRISTO… «DE MÍ», QUE ME HICE HOMBRE POR CAUSA DE VOSOTROS, QUE OFRECÍ MI SANGRE POR VUESTRA REDENCIÓN.

«APARTAOS DE MÍ», QUE OS INVITÉ CON MISERICORDIA Y VOSOTROS NO QUISISTEIS ACEPTARME… «DE MÍ», QUE COMPRÉ UN REINO DE GLORIA PARA LOS QUE CREYESEN EN MÍ Y QUISE HONRAROS CORONANDO VUESTRAS CABEZAS CON UN GOZO ETERNO.

«APARTAOS DE MÍ»: DE MI AMISTAD ETERNA, DE MI COMUNIÓN, DE MI PARAÍSO, DE MI PRESENCIA, DE MI CIELO.

¿QUÉ VAS A HACER A PARTIR DE HOY?

¡DIOS TE BENDIGA!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada