miércoles, 22 de enero de 2014

Protección Angélica



Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos»
(Salmo 91:11).



NOSOTROS SOMOS PEREGRINOS EN DIRECCIÓN A CANAÁN.

Y DIOS, QUE NOS HA HECHO LIBRES MEDIANTE LA LIBERACIÓN DE LA PASCUA PROVEE TAMBIÉN PARA NUESTRO VIAJE A LA TIERRA QUE FLUYE LECHE Y MIEL.

TODO EL VIAJE A LA TIERRA PROMETIDA ESTÁ CUBIERTO POR ESTE DIVINO SALVOCONDUCTO.

LA PALABRA DE HOY VERSARÁ SOBRE ESTO. ROGAMOS AL SEÑOR ESPÍRITU SANTO QUE LA UNJA EN EL BENDITO NOMBRE DE JESÚS.

I. HAY CAMINOS QUE NO ENTRAN EN LA PROMESA.

AQUÍ SE DICE «EN TODOS TUS CAMINOS».

PERO ALGUNAS SENDAS NO HAN DE SER SEGUIDAS POR LOS HIJOS DE DIOS, PUES NO ENTRAN EN LA DENOMINACIÓN DE «SUS CAMINOS». 

1. CAMINOS DE PRESUNCIÓN:

EN ELLOS LOS HOMBRES CORREN PELIGRO, YA QUE SON UN DESAFÍO A DIOS.

«ÉCHATE ABAJO», DIJO SATANÁS A NUESTRO SEÑOR PRESENTÁNDOLE ESTA PROMESA.

(MAT. 4:6-7) y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.
  
ENTONCES, EL CRISTIANO NO DEBE TENTAR A DIOS ANDANDO EN CAMINOS DE MALDAD.

2. CAMINOS DE PECADO:

DESHONESTIDAD, MENTIRA, VICIO, CONFORMIDAD AL MUNDO… NO TENEMOS QUE INCLINARNOS ANTE EL TEMPLO DE LOS ÍDOLOS.

(2 REY. 5:18) En esto perdone Jehová a tu siervo: que cuando mi señor el rey entrare en el templo de Rimón para adorar en él, y se apoyare sobre mi brazo, si yo también me inclinare en el templo de Rimón; cuando haga tal, Jehová perdone en esto a tu siervo.

(EFE. 5:12) porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto.

3. CAMINOS DE MUNDANIDAD:

EGOÍSMO, ORGULLO, AMBICIÓN… LOS CAMINOS POR LOS CUALES LOS HOMBRES BUSCAN SU ENGRANDECIMIENTO PERSONAL SON GENERALMENTE OSCUROS Y TORCIDOS Y NO SON DE DIOS.

(PROV. 28:22) Se apresura a ser rico el avaro, Y no sabe que le ha de venir pobreza.

(1 TIM. 6:9) Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición;

4. CAMINOS DE TERQUEDAD:

VOLUNTAD PROPIA, OBSTINACIÓN, ILUSIÓN, IMPULSOS ABSURDOS.

(JER. 2:18) Ahora, pues, ¿qué tienes tú en el camino de Egipto, para que bebas agua del Nilo? ¿Y qué tienes tú en el camino de Asiria, para que bebas agua del Eufrates?

5. CAMINOS DE DOCTRINA ERRÓNEA:

NUEVAS PRÁCTICAS, CEREMONIAS POPULARES, HALAGADOR ENGAÑO, ETC.

(2 TIM. 3:5) que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.

II. HAY CAMINOS EN LOS CUALES LA SEGURIDAD ES ANTICIPADA. 

1. EL CAMINO DE LA FE HUMILDE EN EL SEÑOR JESÚS.

2. EL CAMINO EN LA OBEDIENCIA A LOS DIVINOS PRECEPTOS.

3. EL CAMINO DE LA CONFIANZA INFANTIL EN LA PROVIDENCIA DE DIOS.

4. EL CAMINO DEL PRINCIPIO ESTRICTO Y LA INTEGRIDAD ABSOLUTA.

5. EL CAMINO DE UN SERVICIO CONSAGRADO, BUSCANDO LA GLORIA DE DIOS.

6. EL CAMINO DE SANTA SEPARACIÓN, ANDANDO CON DIOS. 

III. ESTOS CAMINOS NOS CONDUCEN A DIVERSAS CONDICIONES 
1. SON DIVERSOS Y VARIADOS «TODOS TUS CAMINOS».

2. A VECES SON PEDREGOSOS Y DIFÍCILES: «QUE TU PIE NO TROPIECE EN PIEDRA».

3. PUEDEN SER TERRIBLES A CAUSA DE LA TENTACIÓN.

4. PUEDEN SER MISTERIOSOS Y DE PRUEBA.

LOS DEMONIOS PUEDEN ASALTARNOS, PERO SERÁ SOLAMENTE PARA ENCONTRARSE CON SANTOS ÁNGELES QUE LES LIMITARÁN EL PASO.

5. SON ESENCIALMENTE SEGUROS, MIENTRAS QUE LOS CAMINOS FÁCILES Y LLANOS SON PELIGROSOS.

IV. ANDANDO POR ELLOS, TODOS LOS CREYENTES ESTÁN SEGUROS. 

1. EL SEÑOR MISMO SE PREOCUPA DE ELLOS: «A SUS ÁNGELES MANDARÁ».

DIOS MANDARÁ PERSONALMENTE A ESTOS SERES SANTOS A VIGILAR A SUS HIJOS.

DAVID ENCARGÓ A SUS TROPAS QUE PROTEGIERAN A ABSALÓN, PERO SU MANDATO FUE DESOBEDECIDO… MAS NO SUCEDE ASÍ CON DIOS.

2. CADA UNO ES VIGILADO PERSONALMENTE: «MANDARÁ ACERCA DE TI, QUE TE GUARDEN».

(ISA. 42:5-6) Así dice Jehová Dios, Creador de los cielos, y el que los despliega; el que extiende la tierra y sus productos; el que da aliento al pueblo que mora sobre ella, y espíritu a los que por ella andan: Yo Jehová te he llamado en justicia, y te sostendré por la mano; te guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz de las naciones,

(GÉN. 28:15) He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré por dondequiera que fueres, y volveré a traerte a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he dicho.

3. ESTA VIGILANCIA ES PERPETUA: «TODOS TUS CAMINOS»

(SAL. 121:3-4) No dará tu pie al resbaladero, Ni se dormirá el que te guarda. He aquí, no se adormecerá ni dormirá
El que guarda a Israel.

4. TODOS ESTOS PRIVILEGIOS NOS VIENEN POR JESÚS, DE QUIEN SON LOS ÁNGELES Y A QUIEN SIRVEN.

(ISA. 43:4) Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida.

¡CON CUÁNTA ATENCIÓN DEBIÉRAMOS NOSOTROS VELAR POR NUESTROS HERMANOS!

Y CUÁN VIGOROSAMENTE DEBIÉRAMOS SOSTENERLOS EN CASOS DE PELIGRO DE CAÍDA!

SER PIEDRA DE TROPIEZO AL HERMANO NO ES ANGÉLICO, SINO TODO LO CONTRARIO. 

ESTANDO EL REY GUILLERMO EN UNA BATALLA DE FLANDES DANDO ÓRDENES, EN LO MÁS RECIO DE LA PELEA VIO CON GRAN SORPRESA ENTRE SUS ACOMPAÑANTES A UN TAL MIGUEL GODFREY, COMERCIANTE DE LONDRES Y GOBERNADOR DEL BANCO DE INGLATERRA, QUE SE EXPONÍA CON EL MERO FIN DE SATISFACER SU CURIOSIDAD CONTEMPLANDO LA BATALLA.

EL REY, DIRIGIÉNDOSE A ÉL, LE DIJO: «SEÑOR, USTED NO DEBE CORRER ESTE RIESGO; USTED NO ES UN SOLDADO, SINO UN ADMINISTRADOR DE LOS BIENES DE INGLATERRA; USTED NO TIENE NADA QUE HACER AQUÍ.»

SEÑOR  -RESPONDIÓ GODFREY-, YO NO CORRO MÁS PELIGRO QUE VUESTRA MAJESTAD.»

«NO ES CIERTO -DIJO EL REY GUILLERMO-, YO ESTOY AQUÍ EN EL CUMPLIMIENTO DE MI DEBER, Y PUEDO, SIN NINGUNA PRESUNCIÓN, ENCOMENDAR MI VIDA AL CUIDADO DE DIOS, PERO USTED...»

LA FRASE NO PUDO SER COMPLETADA, PUES EN ESTE MISMO MOMENTO UNA BALA DE CAÑÓN DEJÓ A GODFREY SIN VIDA A LOS PIES DEL REY.

SI HUBIESE SIDO PRUDENTE SE HABRÍA LIMITADO A LOS CAMINOS PARA LOS CUALES HABÍA SIDO LLAMADO, Y A SU DEBER.

AMADOS: NINGÚN ÁNGEL DARÁ SU INFORME ACERCA DE NOSOTROS EN TÉRMINOS LAMENTABLES COMO ÉSTOS: «NO PUDE GUARDARLE; HABÍA DEMASIADAS PIEDRAS, SUS PIES ERAN DEMASIADO DÉBILES; EL CAMINO ERA DEMASIADO LARGO… NO.

NOSOTROS SEREMOS GUARDADOS HASTA EL FIN, PUES, ADEMÁS DE LOS ÁNGELES TENEMOS LA SEGURA GUARDA DEL SEÑOR DE LOS ÁNGELES, COMO DICE LA ESCRITURA:

«ÉL GUARDA LOS PIES DE SUS SANTOS» (1 SAM. 2:9).


¡DIOS TE BENDIGA!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada