jueves, 23 de enero de 2014

Herederos de Dios



«Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con Él, para que juntamente con Él seamos glorificados»
(Romanos 8:17).




ESTE CAPÍTULO DE LA BIBLIA ES COMO EL JARDÍN DEL EDÉN, QUE CONTIENE TODA CLASE DE DELICIAS.

POR ESO, SI ALGUIEN TUVIERA QUE LIMITARSE A PREDICAR SOLAMENTE SOBRE EL CAPÍTULO 8 DEL LIBRO DE ROMANOS, TENDRÍA ASUNTOS PARA TODA LA VIDA.

PORQUE CADA LÍNEA DE ESTE CAPÍTULO ES UN TEXTO, UNA MINA INEXTINGUIBLE.

EL APÓSTOL PABLO PONE DELANTE DE NOSOTROS COMO UNA ESCALERA DE ORO, CADA PELDAÑO DE LA CUAL NOS LLEVA MÁS ARRIBA: DESDE LA JUSTIFICACIÓN A LA GLORIFICACIÓN.

EN ESTE TEXTO NOS LLEVA DE LA FILIACIÓN A LA HERENCIA, Y DE LA HERENCIA A LA COHERENCIA CON EL MISMO HIJO DE DIOS, EL SEÑOR JESUCRISTO.

VEREMOS BREVEMENTE ESTA PALABRA ROGANDO EL RESPALDO DEL CIELO EN EL NOMBRE DE JESÚS.

I. LA BASE DE LA HERENCIA. «SI HIJOS, TAMBIÉN HEREDEROS

1. ESTO NO PROCEDE DE LA CREACIÓN ORDINARIA… PORQUE NO DICE: «SI CRIATURAS, TAMBIÉN HEREDEROS
2. ESTO NO PROVIENE DE DESCENDENCIA NATURAL… PORQUE NO DICE: «SI HIJOS DE ABRAHAM, TAMBIÉN HEREDEROS».

(ROM. 9:7) ni por ser descendientes de Abraham, son todos hijos; sino: En Isaac te será llamada descendencia.

(ROM. 9:13) Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí.

3. ESTO NO VIENE DE NINGÚN SERVICIO MERITORIO… PORQUE NO DICE: «SI SIERVOS, TAMBIÉN HEREDEROS».

(GAL. 4:30) Mas ¿qué dice la Escritura? Echa fuera a la esclava y a su hijo, porque no heredará el hijo de la esclava con el hijo de la libre.

4. ESTO NO PROCEDE DE OBSERVANCIA DE CEREMONIAS… PORQUE NO DICE: «SI SOIS CIRCUNCIDADOS O BAUTIZADOS, SOIS HEREDEROS»

(ROM. 4:9-12) ¿Es, pues, esta bienaventuranza solamente para los de la circuncisión, o también para los de la incircuncisión? Porque decimos que a Abraham le fue contada la fe por justicia. 10 ¿Cómo, pues, le fue contada? ¿Estando en la circuncisión, o en la incircuncisión? No en la circuncisión, sino en la incircuncisión. 11 Y recibió la circuncisión como señal, como sello de la justicia de la fe que tuvo estando aún incircunciso; para que fuese padre de todos los creyentes no circuncidados, a fin de que también a ellos la fe les sea contada por justicia; 12 y padre de la circuncisión, para los que no solamente son de la circuncisión, sino que también siguen las pisadas de la fe que tuvo nuestro padre Abraham antes de ser circuncidado.

DE MANERA QUE ES TAN SÓLO EL SER REGENERADOS, O SER NACIDOS DE NUEVO POR SU ESPÍRITU, LO QUE NOS HACE HEREDEROS.

II. LA UNIVERSALIDAD DE LA HERENCIA.  «SI HIJOS, TAMBIÉN HEREDEROS

1. EL AMOR DE DIOS ES EL MISMO PARA TODOS.

2. SOMOS TODOS BENDECIDOS BAJO LA MISMA PROMESA.

(HEB. 6:17) Por lo cual, queriendo Dios mostrar más abundantemente a los herederos de la promesa la inmutabilidad de su consejo, interpuso juramento.

3. LA HERENCIA DE DIOS SIEMPRE ES SUFICIENTE PARA TODOS.

III. LA HEREDAD QUE ES MOTIVO DE LA HERENCIA.  «HEREDEROS DE DIOS

AMADOS: NUESTRA HERENCIA ES GRANDE POR SER DIVINA.

NOSOTROS SOMOS HEREDEROS DE TODAS LAS COSAS.

«EL QUE VENCIERE POSEERÁ TODAS LAS  COSAS»  (APOC.  21:7).

«TODO ES VUESTRO» (2 COR. 3:21).

SOMOS «HEREDEROS DE SALVACIÓN» (HEB. 1:14).

SOMOS «HEREDEROS DE LA VIDA ETERNA» (TITO 3:7).

SOMOS «HEREDEROS DE LA PROMESA» (HEB. 6:17).

SOMOS «HEREDEROS DE LA GRACIA DE LA VIDA» (1 PED. 3:7).

SOMOS «HEREDEROS DE LA JUSTICIA» (HEB. 11:7).

SOMOS «HEREDEROS DEL REINO» (SANT. 2:5).

IV. LA  PARTICIPACIÓN  DE  LOS  TITULARES  DE  LA   HERENCIA.   «Y COHEREDEROS CON CRISTO

1. ESTA ES LA PRUEBA DE LA HERENCIA.

NOSOTROS NO SOMOS HEREDEROS EXCEPTO SI LO SOMOS CON CRISTO, MEDIANTE CRISTO Y EN CRISTO.

2. ESTO NOS DA SEGURIDAD, PUES JESÚS, EL HIJO DE DIOS QUE MURIÓ Y RESUCITÓ JAMÁS PERDERÁ SU HERENCIA.

LOS TÍTULOS DEL SEÑOR SON TAMBIÉN NUESTROS, PUES QUE ESTAMOS UNIDOS A ÉL DE UN MODO INDIVISIBLE.

(ROM. 8:35) ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

3. ESTA COHERENCIA NOS UNE MÁS ESTRECHAMENTE A JESUCRISTO, PUESTO QUE NOSOTROS NO SOMOS NADA, NI TENEMOS NADA, APARTE DE ÉL.

ENTONCES, ¿CÓMO TRATA DIOS A LOS HOMBRES QUE CREEN EN CRISTO Y LE SIGUEN?

DIOS «LES PERDONA Y LES RECIBE EN SU CASA, LES HACE HIJOS, Y A TODOS LOS QUE SON HIJOS LOS NOMBRA HEREDEROS, Y TODOS SUS HEREDEROS SON PRÍNCIPES, Y TODOS SUS PRÍNCIPES SON CORONADOS

ASÍ COMO UN MUERTO NO PUEDE HEREDAR UNA PROPIEDAD, TAMPOCO UN ALMA MUERTA PUEDE HEREDAR EL REINO DE DIOS.

DEL MISMO MODO QUE LA JUSTIFICACIÓN ES COMUNIÓN Y UNIÓN CON CRISTO EN SU JUSTICIA, LA SANTIFICACIÓN ES UNIÓN Y COMUNIÓN CON CRISTO EN SU SANTIDAD, O SEA EN SU SANTO CARÁCTER Y NATURALEZA.

CON LÓGICA COMPARACIÓN PODEMOS DECIR QUE LA ADOPCIÓN ES UNA UNIÓN Y COMUNIÓN CON CRISTO EN FILIACIÓN.

AHORA BIEN, ¿QUE ES HERENCIA?

LA PAGA DE UN SOLDADO NO ES LA HERENCIA… TAMPOCO LOS HONORARIOS DE UN ABOGADO O DE UN MÉDICO… NI LOS BENEFICIOS DE UN NEGOCIO, NI LA PAGA DE UN TRABAJO.

LAS RECOMPENSAS DEL TRABAJO Y LA HABILIDAD SON GANADAS POR LAS MANOS DEL QUE LAS RECIBE.

LO HEREDADO ES, EN CAMBIO, UN VERDADERO DON: PUEDE SER PROPIEDAD DE UN RECIÉN NACIDO.

CRISTO GANÓ LA VIDA ETERNA PARA NOSOTROS LOS QUE CREEMOS… POR ESO SOMOS HEREDEROS DE DIOS Y COHEREDEROS CON CRISTO, TAN SOLO POR LA FE.

¡DIOS TE BENDIGA!



No hay comentarios:

Publicar un comentario