lunes, 6 de enero de 2014

Comprados por Precio



«No sois vuestros, pues habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios»
(1 Corintios 6:19-20).


¡CON QUÉ ARDOR EL APÓSTOL PABLO PERSIGUE AL PECADO PARA DESTRUIRLO!

NO ES TAN IMPRUDENTE PARA DEJAR AL PECADO SEGUIR SU CAMINO, SINO QUE CLAMA CON EL LENGUAJE MÁS CLARO Y SIMPLE: «HUID DE LA FORNICACIÓN».

A ALGUNOS LES CHOCA ESTE LENGUAJE, PERO LA VERGÜENZA NO ESTÁ EN LA REPRENSIÓN, SINO EN EL PECADO QUE LA HACE NECESARIA.

ÉL PERSIGUE ESTA TORPE MALDAD CON ARGUMENTOS:

(v, 18) Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.

Y ENTONCES LA TRAE A LA LUZ DEL ESPÍRITU DE DIOS.

¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? (v, 19).

LA TAMBIÉN PONE ANTE LA CRUZ: Porque habéis sido comprados por precio.

CONSIDEREMOS ESTE ÚLTIMO ARGUMENTO PARA QUE SEAMOS CAPACES DE MATAR NUESTROS PECADOS.

I. UN HECHO BENDITO. «COMPRADOS SOIS POR PRECIO».

«SOIS COMPRADOS».

ESTA ES LA IDEA DE LA REDENCIÓN QUE LOS TEÓLOGOS MODERNOS OSAN LLAMAR IDEA MERCANTIL.

SÍ, LA REDENCIÓN DE LA SAGRADA ESCRITURA ES MERCANTIL EN EL MÁS ALTO SENTIDO: «COMPRADOS SOIS POR PRECIO» ES UNA DOBLE DECLARACIÓN DE ESTA IDEA, QUE VA AL PRINCIPIO Y FINAL DE LA FRASE.

1. ES UN HECHO O NO LO ES. «SOIS COMPRADOS», DE OTRO MODO «NO SERÍAIS REDIMIDOS». TERRIBLE ALTERNATIVA.

2. ES EL HECHO CLAVE DE VUESTRA VIDA. LA MARAVILLA DE LAS MARAVILLAS.

3. PERMANECERÁ ETERNAMENTE PARA VOSOTROS COMO EL MÁS GRANDE DE TODOS LOS HECHOS.

SI ES VERDADERO NUNCA CESARÁ DE SERLO, Y NUNCA DEJARÁ DE TENER IMPORTANCIA, NI SERÁ ECLIPSADO POR NINGÚN OTRO HECHO.

4. POR TANTO, DEBE OBRAR EN NOSOTROS PODEROSAMENTE, AHORA Y SIEMPRE.

II. UNA CONSECUENCIA NATURAL. «NO SOIS VUESTROS.»

NEGATIVO. ESTÁ CLARO QUE COMPRADO ES LA ANTÍTESIS DE PROPIO.

1. ESTO ENVUELVE UN GRAN PRIVILEGIO.

NO ERES TU PROPIO PROVEEDOR: LAS OVEJAS SON ALIMENTADAS POR SU PASTOR.

NO ERES TU PROPIO GUÍA, LAS NAVES SON DIRIGIDAS POR SUS PILOTOS.

2. ENVUELVE TAMBIÉN RESPONSABILIDAD.

NO ERES TUYO PARA DAÑAR NI TU CUERPO NI TU ALMA.

NO LO ERES PARA MALGASTAR TU PROPIO SER EN LA INDOLENCIA, EN DIVERSIONES O EN ESPECULACIONES.

NO ERES TUYO PARA OBRAR A CAPRICHO Y SEGUIR TUS PROPIOS PREJUICIOS, TUS AFECTOS DEPRAVADOS, TU VOLUNTAD EXTRAVIADA O TUS APETITOS INSANOS.

POSITIVO. «VUESTRO CUERPO Y VUESTRO ESPÍRITU, LOS CUALES SON DE DIOS.»

SOMOS TOTALMENTE DE DIOS. CUERPO Y ESPÍRITU; INCLUYE EL HOMBRE ENTERO.

SOMOS DE DIOS PARA SIEMPRE. UNA VEZ PAGADO EL PRECIO ERES SUYO PARA SIEMPRE.

III. UNA CONCLUSIÓN PRÁCTICA. «GLORIFICAD A DIOS EN VUESTRO CUERPO Y EN VUESTRO ESPÍRITU, LOS CUALES SON DE DIOS.»

1. GLORIFICAD A DIOS EN VUESTRO CUERPO.

MANTENIÉNDOLO EN LIMPIEZA, CASTIDAD, TEMPERANCIA, DILIGENCIA, BUEN ÁNIMO, AUTONEGACIÓN, PACIENCIA, ETC.

GLORIFICAD A DIOS...

2. EN UN CUERPO DOLIENTE, CON PACIENCIA, HASTA LA MUERTE… EN UN CUERPO ACTIVO, CON SANTA DILIGENCIA.

EN UN CUERPO ADORADOR, INCLINÁNDOTE EN ORACIÓN.

EN UN CUERPO BIEN GOBERNADO, POR ABNEGACIONES PROPIAS.

EN UN CUERPO OBEDIENTE, HACIENDO LA VOLUNTAD DEL SEÑOR CON DELEITE.

3. GLORIFICAD A DIOS EN VUESTRO ESPÍRITU.

POR MEDIO DE SANTIDAD, FE, CELO, AMOR, ESPIRITUALIDAD, ALEGRÍA, FERVOR, HUMILDAD, ESPERANZA.

AHORA, ¿POR QUÉ SE REQUERÍA TAN GRANDE PRECIO PARA COMPRAR A LOS SERES HUMANOS?

¿ES EL HOMBRE DIGNO DE LO QUE CUESTA?

UN HOMBRE PUEDE, EN ALGUNAS REGIONES DEL MUNDO, SER COMPRADO POR EL PRECIO DE UN BUEY… PERO EL HOMBRE ESTÁ SUJETO A SUS RELACIONES Y A TENOR DE ELLAS PUEDE SER SU VALOR.

POR EJEMPLO, A UNA PERSONA QUE HA SIDO SIEMPRE UN BORRACHO, PEREZOSO E INDIGNO LE ES BIEN APLICADA LA FRASE: «NO VALE UN CENTAVO»… ES DECIR, NO VALE NADA.

PERO SUPONGAMOS QUE ESTE HOMBRE COMETE UN CRIMEN POR EL CUAL ES SENTENCIADO A SER EJECUTADO O A ESTAR EN LA CÁRCEL PERPETUAMENTE.

VAYAMOS Y TRATEMOS DE COMPRARLE AHORA, Y REDIMIRLO PARA HACERLO NUESTRO SIERVO.

NI AUNQUE OFRECIERAS TODAS LAS RIQUEZAS QUE PUEDAS POSEER, PODRÁS COMPRAR O REDIMIR A SEMEJANTE PERSONA.

¿POR QUÉ?

PORQUE NO ES EL HOMBRE LO QUE SE TIENE EN CUENTA, SINO LA LEY.

PERO CRISTO VINO A REDIMIR A TODOS LOS HOMBRES DE LA MALDICIÓN DE LA LEY DIVINA.

¡DIOS TE BENDIGA!



No hay comentarios:

Publicar un comentario