lunes, 9 de diciembre de 2013

Creciendo y prevaleciendo



«Y muchos de los que habían creído venían, confesando y dando cuenta de sus hechos... Así crecía y prevalecía poderosamente la palabra del Señor»
(Hechos 19:18-20).



EL EVANGELIO ES EL MISMO EN TODOS LOS TIEMPOS; LA RAZA HUMANA NO HA CAMBIADO DE CORAZÓN; LOS PECADOS QUE HAY QUE VENCER SON LOS MISMOS.

Y EL ESPÍRITU SANTO DE DIOS ES IGUALMENTE PODEROSO PARA CONVENCER Y RENOVAR.

VEREMOS UN POCO SOBRE ESTE TEMA, ROGANDO AL PADRE QUE BENDIGA SU PALABRA EN EL NOMBRE DE JESÚS.

I. LA PALABRA DE DIOS PLANTADA.

LA OBRA SE REALIZÓ DE LA SIGUIENTE MANERA:

1. CIERTOS DISCÍPULOS FUERON PRIMERO ILUMINADOS, ESTIMULADOS Y CONDUCIDOS A BUSCAR UN GRADO MÁS ALTO DE GRACIA.

2. UN VALIENTE MINISTRO DEL EVANGELIO PROCLAMÓ Y DEFENDIÓ LA VERDAD.

3. ENTONCES SE LEVANTÓ OPOSICIÓN.

Y ESTO ES SIEMPRE UNA SEÑAL NECESARIA.

DIOS NO OBRA POR MUCHO TIEMPO SIN QUE LO HAGA TAMBIÉN EL DIABLO.

4. EMPEZÓ EL ENGAÑO Y FINGIMIENTO.

II. LA PALABRA DE DIOS PREVALECIENDO.

EL CRECIMIENTO LEVANTA  OPOSICIÓN,  PORQUE DONDE LA PALABRA CRECE INTERIORMENTE EN VITALIDAD, SURGE LA OPOSICIÓN EXTERNA.

1. PARECE QUE PABLO NO ACTUÓ CONSTANTEMENTE CONTRA EL HÁBITO MALO DE USAR ARTES MÁGICAS.

PERO LA LUZ DEL EVANGELIO MOSTRÓ EL PECADO DE LA MAGIA, Y LA PROVIDENCIA QUISO QUE ENTRARA EN CONFLICTO CON ÉL.

2. UNA VEZ EXPUESTO EL PECADO, FUE CONFESADO POR LOS QUE HABÍAN SIDO CULPABLES DEL MISMO Y POR LOS QUE HABÍAN COMENZADO A ESTUDIARLO.

3. SU DESTRUCCIÓN SIGNIFICÓ UN GASTO EN EL QUE INCURRIERON VOLUNTARIAMENTE, Y EL VALOR DE LOS LIBROS DIO PESO AL TESTIMONIO.

CUANDO LA PALABRA DE DIOS CRECE PODEROSAMENTE Y PREVALECE, ES UN TIEMPO DE BENDICIÓN PARA EL ALMA, PARA LA FAMILIA, PARA LA CONGREGACIÓN Y PARA EL PAÍS.

ES UN TIEMPO DE BENDICIÓN CUANDO SE VE A LOS PECADORES DEJAR ABIERTAMENTE SUS PECADOS Y BUSCAR AL SALVADOR.

ES TIEMPO DE BENDICIÓN CUANDO SE VE A LOS HOMBRES DEJAR SUS GANANCIAS IMPÍAS.

ES UN TIEMPO DE BENDICIÓN CUANDO LOS JUGADORES DE CARTAS LAS ECHAN AL SUELO Y TOMAN LA BIBLIA EN SU LUGAR.

EL EVANGELIO, COMO UNA PLANTA DE GRAN VIGOR, CRECERÁ CASI ENTRE PIEDRAS.
HE VISTO AL EVANGELIO APODERARSE DE LA GENTE Y AVANZAR SOBRE EL DURO SUELO… ASÍ LA PALABRA DE DIOS HA CRECIDO PODEROSAMENTE Y PREVALECIDO.

Y SIEMPRE PREVALECERÁ DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS.

¡DIOS TE BENDIGA!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada