martes, 10 de diciembre de 2013

Como un pedernal



«Porque Jehová el Señor me ayudará, por tanto no me avergoncé; por eso puse mi rostro como un pedernal, y sé que no seré avergonzado»
(Isaías 50:7).



NO ERA DE PEDERNAL EL CORAZÓN DE JESÚS, PERO SÍ SU ROSTRO.

ÉL ERA A LA VEZ RESUELTO Y SUMISO.

LEAN EL (v,6) COMPARÁNDOLE CON ÉSTE: «... NO ESCONDÍ MI ROSTRO DE INJURIAS Y DE ESPUTOS..., PUSE MI ROSTRO COMO UN PEDERNAL».

Y AQUÍ APARECEN UNIDOS FIRMEZA Y HUMILDAD.

EN (LUCAS 9:51) LEEMOS: «CUANDO SE CUMPLIÓ EL TIEMPO EN QUE HABÍA DE SER RECIBIDO ARRIBA, AFIRMÓ SU ROSTRO PARA IR A JERUSALÉN

EN NUESTRO SEÑOR NO HABÍA COBARDÍA, AUN CUANDO NADIE LE AYUDABA Y TODOS ESTUVIERON EN SU CONTRA.

CRISTO NO ERA CONFUNDIDO COMO NOSOTROS A VECES POR OPUESTOS PENSAMIENTOS DENTRO DE SU PROPIA ALMA, NI SE DIO POR OFENDIDO A CAUSA DE LAS BURLAS.

QUE EL ESPÍRITU SANTO DE DIOS ROCÍE CON SU GRACIA ESTA PALABRA EN ESTE DÍA, EN EL NOMBRE DE CRISTO.

I. SU FIRME RESOLUCIÓN PUESTA A PRUEBA.

1. POR LOS OFRECIMIENTOS DEL MUNDO.

TODOS QUERÍAN HACERLE REY.

2. POR LOS ARGUMENTOS DE SUS AMIGOS.

PEDRO LE REPRENDIÓ CUANDO DIJO QUE IBA A LA CRUZ.

Y TODOS LOS DISCÍPULOS SE MOSTRABAN EXTRAÑADOS DE SU DETERMINACIÓN.

Y SUS PARIENTES BUSCABAN LLEVARLE POR UN CAMINO DIFERENTE.

3. POR LA INDIGNIDAD DE SUS CLIENTES.

EL QUE COMIÓ CON ÉL SU PAN LE TRAICIONÓ.

SUS DISCÍPULOS LE ABANDONARON Y HUYERON.

TODA LA RAZA CONSPIRÓ PARA LLEVARLE A LA MUERTE.

4. POR LA AMARGURA QUE LE FUE DADO GUSTAR A SU MISMA ENTRADA A ESTA GRAN OBRA.

5. POR LO FÁCIL QUE LE HABRÍA SIDO VOLVER ATRÁS DE LA EMPRESA.

PILATO LE HABRÍA SOLTADO SI JESÚS SE LO HUBIESE ROGADO.

MÁS AÚN, LEGIONES DE ÁNGELES HABRÍAN ACUDIDO EN SU DEFENSA.

EN EL MÁS AGUDO MOMENTO DE SU DOLOR, ÉL MISMO HUBIESE PODIDO DESPRENDERSE DE LA CRUZ.

6. POR LAS MOFAS DE SUS BURLADORES.

EL PUEBLO, LOS SACERDOTES, LOS LADRONES: «VEAMOS SI VIENE ALGUIEN A LIBRARLE
7. POR LA FIERA LUCHA DE SU AGONÍA.

EL DOLOR, LA SED, LA FIEBRE, EL DESFALLECIMIENTO, LA DESERCIÓN, LA MUERTE.

NINGUNA DE ESTAS COSAS CAMBIARON SU INVENCIBLE RESOLUCIÓN.

II. SU FIRME RESOLUCIÓN IMITADA.

1. NUESTRO PROPÓSITO DEBE SER LA GLORIA DE DIOS, COMO LO ERA EL SUYO.

2. NUESTRA ENSEÑANZA DEBE SERLA ENSEÑANZA DE DIOS, COMO ERA LA SUYA.

3. NUESTRA VIDA DEBE SER UNA COMBINACIÓN DE OBEDIENCIA ACTIVA Y PASIVA, COMO LO FUE LA SUYA… (vv, 5 Y 6.)

4. NUESTRA FORTALEZA DEBE BASARSE EN DIOS, COMO LA SUYA.

5. NUESTRA SENDA DEBE SER DE FE, COMO LO ERA LA SUYA.

LEAMOS EL (v,10) Y SU REMARCABLE RELACIÓN CON TODO EL ASUNTO.

6. NUESTRA RESOLUCIÓN DEBE SER HECHA CON CUIDADO,
Y PROSEGUIR CON FIRMEZA HASTA QUE PODAMOS DECIR: «CONSUMADO ES», SEGÚN NUESTRAS CIRCUNSTANCIAS.

UN SOSTÉN SECRETO Y DIVINO ERA DADO A LA NATURALEZA HUMANA DE NUESTRO REDENTOR, PORQUE LA GRAN OBRA QUE HABÍA EMPRENDIDO REQUERÍA MUCHA FORTALEZA.

COMO ALGUIEN DIJO MUY BIEN: ESTA OBRA HABRÍA QUEBRANTADO LOS CORAZONES, LAS ESPALDAS Y LAS CERVICES DE TODOS LOS GLORIOSOS ÁNGELES DEL CIELO Y DE LOS MÁS PODEROSOS HOMBRES DE LA TIERRA SI ALGUNO DE ELLOS SE HUBIERA EMPEÑADO EN LLEVAR LA CAUSA.

MEDIANTE LA AYUDA DEL PADRE, EL SEÑOR JESÚS SE APOYÓ, SEGÚN NUESTRO TEXTO, EN LA AYUDA DEL PADRE, Y ESTO LE CAPACITÓ PARA CONTEMPLAR LOS TREMENDOS MALES DE LA PASIÓN CON LA MÁS FIRME E INQUEBRANTABLE RESOLUCIÓN.

ENTONCES, LA FE EN DIOS ES EL MEJOR FUNDAMENTO PARA UNA FIRME RESOLUCIÓN, Y UNA RESOLUCIÓN FIRME ES EL MEJOR PREPARATIVO PARA UNA GRAN EMPRESA.

NADA HAY TAN DURO QUE NO PUEDA SER CORTADO POR OTRO MATERIAL MÁS DURO.

CONTRA LA DURA LABOR QUE NUESTRO SEÑOR EMPRENDIÓ, ÉL OPUSO UNA DETERMINACIÓN MÁS DURA O FIRME TODAVÍA.

PUSO SU ROSTRO COMO UN PEDERNAL… NADIE PUDO PERSUADIRLE A ABANDONAR SU OBRA NI TENER PIEDAD DE SÍ MISMO.

ESTABA FIRME EN ESTE PROPÓSITO: MORIR PARA PODER SALVAR A SU PUEBLO… Y DEBÍA SALVARLES PORQUE LES AMABA MÁS QUE A SÍ MISMO.

EL ESFUERZO DE LOS VERDADEROS SANTOS ES IMITAR LA FIRME RESOLUCIÓN DE NUESTRO SEÑOR Y TRIUNFAR.

POR EJEMPLO, UN SIMPLE OBRERO ESCOCÉS QUE MORÍA COMO MÁRTIR EN EL PATÍBULO DIJO: «YO VENGO AQUÍ A MORIR POR CRISTO, Y SI TUVIERA EN MI MANO TANTAS VIDAS COMO CABELLOS TENGO EN MI CABEZA, TODAS ELLAS LAS PONDRÍA PARA MI CRISTO.»

OH, QUÉ MAR DE SANGRE, QUÉ OCÉANO DE IRA, DE PECADO, DE TRISTEZA Y DE MISERIA ATRAVESÓ EL SEÑOR JESÚS PARA NUESTRO INTERNO Y ETERNO BIEN!

CRISTO NO SUPLICÓ: «¡ESTA CRUZ ES DEMASIADO PESADA PARA MÍ; ESTA IRA ES DEMASIADO FUERTE; ESTA COPA, QUE TIENE TODOS LOS INGREDIENTES DEL DESAGRADO DIVINO, ES DEMASIADO AMARGA PARA PROBARLA, Y MUCHO MÁS PARA BEBERLA HASTA SUS HECES!

¡NO!

CRISTO NO TIENE TALES ARGUMENTOS, ÉL NO CONTIENDE CONTRA LA DIFICULTAD DEL SERVICIO, SINO QUE RESUELTA Y VALIENTEMENTE LO ATRAVIESA TODO, COMO NOS LO MUESTRA AQUÍ AL PROFETA.

A CRISTO NO LE DETUVO NI LA IRA DE DIOS EL PADRE, NI LA CARGA DE RODOS NUESTROS PECADOS, NI EL ODIO Y LA MALICIA DE SATANÁS, NI EL RECHAZO DEL MUNDO… CRISTO PASÓ POR TODO ELLO TRIUNFALMENTE Y CON CALMA.

¡OH ALMAS, SI ESTA CONSIDERACIÓN NO LEVANTA SUS ESPÍRITUS POR ENCIMA DE TODOS LOS DESALIENTOS CON QUE PUEDAN TROPEZAR POR PERTENECER A CRISTO Y A SU SERVICIO, Y MANTENESE ASIDOS A CRISTO, TEMO QUE NADA MÁS PODRÍA HACERLO!

UN ALMA QUE NO SEA MOVIDA POR ESTO, NI ELEVADA POR ELLO PARA SER RESUELTA Y VALIENTE EN EL SERVICIO DE DIOS, A PESAR DE TODAS LAS DIFICULTADES Y PELIGROS, ES UN ALMA ABANDONADA DE DIOS A SU CEGUERA Y DUREZA.

¡DIOS TE BENDIGA!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada