lunes, 4 de noviembre de 2013

La Fortaleza



«Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en Él confían»
(Nahum 1:7).


CUANDO VIAJABA POR EL VALLE YOSEMITA, UN CONDUCTOR CONTÓ A LOS PASAJEROS SOBRE UNA SERIE DE TERRIBLES TERREMOTOS QUE VIO EN AQUEL VALLE HACÍA ALGUNOS AÑOS.

LOS POCOS HABITANTES QUE ALLÍ HABÍA FUERON SACUDIDOS DE SUS LECHOS Y LANZADOS AL SUELO POR LA NOCHE… 

DÉBILES CABAÑAS FUERON DESTRUIDAS… GRANDES ROCAS FUERON ARROJADAS AL PRECIPICIO DEL VALLE.

LAS SACUDIDAS SE REPITIERON POR VARIOS DÍAS, HASTA QUE LA GENTE ESTUVO LLENA DE PÁNICO Y PRONTA AL DESESPERO.

«¿QUÉ HICIERON, PUES?», LE PREGUNTARON.

EL CONDUCTOR, SEÑALANDO A UNA ROCA INMÓVIL, UN PICACHO LLAMADO «EL CAPITÁN», QUE SE ELEVA TRES MIL PIES A LA PARTE SUR DEL VALLE Y TIENE UNA BASE DE TRES MILLAS SÓLIDAS, RESPONDIÓ: «DETERMINAMOS IR Y ACAMPAR BAJO EL VIEJO "CAPITÁN", PUES COMPRENDÍAMOS QUE SI AQUELLA TREMENDA ROCA SE MOVÍA TENÍA QUE SER EL FIN DEL MUNDO.»

SI NOS FIJAMOS BIEN, ESTE TEXTO DE LA BIBLIA DE (NAHÚM 1:7) PARECE COMO UNA ISLA EN UN LAGO TEMPESTUOSO.

TODO ESTÁ EN CALMA EN ESTE TEXTO, A PESAR DE QUE TODO EL CONTEXTO ES COMO UN MAR EN TEMPESTAD.

HABLAREMOS HOY UN POCO ACERCA DE ESTA PALABRA, EN EL NOMBRE DEL SEÑOR JESUCRISTO, NUESTRO SALVADOR BENDITO.

I. LO QUE DIOS ES. «JEHOVÁ ES BUENO

1. ES BUENO EN SÍ MISMO, ESENCIAL E INDEPENDIENTEMENTE.

2. ES BUENO ETERNAMENTE Y DE UN MODO INMUTABLE.

3. ES BUENO EN TODOS SUS ACTOS DE GRACIA.

4. ES BUENO EN SUS ACTOS PRESENTES, SEAN LO QUE SEAN.

5. SEA LO QUE SEA QUE NO SEA BUENO A NUESTRO ALREDEDOR, NOSOTROS SABEMOS QUE EL SEÑOR ES BUENO.
(MAT. 19:17) El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay 
bueno sino uno: Dios.

II.   DIOS PARA NOSOTROS. «UNA FORTALEZA EN EL DÍA DE ANGUSTIA»

1. BAJO ESPECIALES CIRCUNSTANCIAS ES NUESTRO RECURSO.

A. EN EL DÍA DE TRIBULACIÓN, CUANDO LA PRUEBA ES ESPECIAL Y VEHEMENTE.

B. EN EL DÍA DE TRIBULACIÓN: TEMPORAL, PERO DEMASIADO LARGA PARA NOSOTROS, PUES PUEDE DURAR TODA NUESTRA VIDA SI EL SEÑOR NO LO IMPIDE.

C. EN EL DÍA DE TRIBULACIÓN: CUANDO DENTRO, FUERA Y ALREDEDOR NUESTRO TODO PARECE SOLEDAD, TEMOR, NECESIDAD Y PENA.

2. MANTENIENDO NUESTRA PAZ.

3. DESAFIANDO A NUESTROS ENEMIGOS, QUE NO SE ATREVERÁN A ATACAR SEMEJANTE FORTALEZA.

4. UNA FORTALEZA PERMANENTE, PUES DIOS ES EL MISMO Y SU REFUGIO SEGURO PARA LOS NECESITADOS.

III.   DIOS CON NOSOTROS. «Y CONOCE A LOS QUE EN EL CONFÍAN

1. SU TIERNO CUIDADO PARA SATISFACER TODAS LAS NECESIDADES DE LOS SUYOS.

2. SU AMANTE COMUNIÓN CON ELLOS, LO CUAL ES LA MEJOR PRUEBA DE QUE LE CONOCEN Y SON SUS AMIGOS QUERIDOS.

3. SU ABIERTO RECONOCIMIENTO: SON SUYOS AHORA Y LES RECONOCERÁ ANTE LA ASAMBLEA DEL UNIVERSO.

(APOC. 3:5) El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.

TAMAR PODÍA DISFRAZARSE Y ANDAR POR UNA SENDA NO ACOSTUMBRADA, DE MODO QUE JUDÁ NO LA CONOCIERA…

ISAAC, A CAUSA DE LA DISMINUCIÓN DE SU VISTA, PODÍA BENDECIR A JACOB Y DESHEREDAR A ESAÚ…

EL TIEMPO TRANSCURRIDO PODÍA HACER QUE LOS HERMANOS DE JOSÉ NO LE CONOCIESEN…

SALOMÓN PODÍA DUDAR ACERCA DE A QUIÉN PERTENECÍA EL NIÑO MUERTO QUE LE PRESENTARON, Y CRISTO PODÍA VENIR A LOS SUYOS Y ÉSTOS NO RECONOCERLE…

PERO EL SEÑOR CONOCE LOS QUE SON SUYOS Y SU OJO ESTÁ SIEMPRE SOBRE ELLOS.

NI EL TIEMPO, NI EL LUGAR, NI EL HABLA, NI LA APARIENCIA EXTERIOR PUEDEN OSCURECER O NUBLAR SU VISTA O SU OÍDO.

DIOS PUEDE DISTINGUIR A DANIEL EN LA CUEVA DE LOS LEONES Y RECONOCER A JOB, POR MÁS QUE ÉSTE HAYA CAMBIADO POR SUS CALAMIDADES.

DIOS PUEDE VER A JONÁS EN EL VIENTRE DE LA BALLENA… PUEDE VER A PEDRO EN LA CÁRCEL, A LÁZARO ENVUELTO EN SUS ATAVÍOS FUNERARIOS, O A ABEL DESFIGURADO EN SUS SANGRES.

Y DIOS PUEDE LLAMAR A LOS TALES POR SU NOMBRE Y ENVIAR SUS ÁNGELES A CONFORTARLES.

LA IGNORANCIA Y EL OLVIDO PUEDEN ENAJENAR Y APARTAR EL AMOR DE LAS CRIATURAS, PERO EL SEÑOR NO ES SUSCEPTIBLE A ELLO, PUES SU OJO, ASÍ COMO LA ESENCIA DE SU SER ESTÁ EN TODAS PARTES; CONOCE TODAS LAS COSAS.

MUCHOS HABLAN DE CONFIAR EN DIOS, CUANDO NADA SABEN DE LA FE VERDADERA.

AHORA, ¿CÓMO PODEMOS NOSOTROS SABER QUIÉN ES, Y QUIÉN NO ES, UN VERDADERO CREYENTE?

ESTA PREGUNTA ES DIFÍCIL DE RESPONDER EN TIEMPOS DE PROSPERIDAD, PERO NO EN LOS DÍAS DE TRIBULACIÓN, CUANDO EL VERDADERO CREYENTE ESTÁ EN CALMA Y CONFIADO EN SU DIOS Y EL QUE ES TAN SÓLO UN PRETENDIENTE ESTÁ LLENO DE ANGUSTIA Y TEMOR…

NUESTRO TEXTO LO DEMUESTRA.

CUALQUIERA PUEDE ENCONTRAR UN NIDO DE PÁJAROS EN INVIERNO CUANDO LOS ÁRBOLES ESTÁN DESNUDOS, PERO CUANDO LAS HOJAS VERDES LOS CUBREN ES MUCHO MÁS DIFÍCIL HALLARLO.

Y ASÍ ES CON LOS CREYENTES… ÉSTOS SE DESCUBREN EN EL TIEMPO DE ADVERSIDAD.

UNA COSA, EMPERO, NO DEBEMOS OLVIDAR: SEA QUE NOSOTROS CONOZCAMOS A LOS VERDADEROS CREYENTES O NO, O SEA AÚN INCLUSO QUE CREAMOS O NO, DIOS NOS CONOCE.

DIOS CONOCE TODAS LAS COSAS DE UN MODO INFALIBLE Y UNIVERSAL.

¿ME CONOCE A MÍ COMO UNO DE LOS QUE CONFÍAN EN ÉL?

EL SEÑOR CONOCE A LOS SUYOS, Y ELLOS CONOCEN QUE EL ES SU FORTALEZA.

LA PREGUNTA ES: ¿TENGO YO TAL CONOCIMIENTO?


¡DIOS TE BENDIGA!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada