lunes, 2 de septiembre de 2013

Heridas que dan vida



«Al oír esto se compungieron de corazón»  (Hechos 2:37).


EL SERMÓN DE PEDRO NO FUE UN MAGNÍFICO DESPLIEGUE DE ELOCUENCIA, NI UN LLAMAMIENTO PATÉTICO, NI UN FUERTE PERO VACÍO CLAMOR DE «¡CREED, CREED!».

FUE UNA SIMPLE Y SENCILLA DECLARACIÓN Y UN ARGUMENTO SÓLIDO Y PERSUASIVO.

HABLAREMOS UN POCO HOY DE ESTO, ROGANDO AL SEÑOR ESPÍRITU SANTO QUE TOQUE LOS CORAZONES EN EL NOMBRE DE CRISTO.

I. LA IMPRESIÓN SALVADORA ES UNA HERIDA EN EL CORAZÓN.

UN ATAQUE DE CORAZÓN SIGNIFICA LA MUERTE (HECH. 5:33).

PERO SER HERIDO EN EL CORAZÓN SIGNIFICA LA VIDA.

1. TODA VERDADERA RELIGIÓN DEBE SER DEL CORAZÓN. SIN ESTO:

(1) LAS CEREMONIAS SON INÚTILES (ISA. 1:13).

(2) LA ORTODOXIA DE LA MENTE ES VANA (JER. 7:4).

(3) LA PROFESIÓN Y MORALIDAD FORZADA ES UN FRACASO (2 TIMOTEO 3:5).

2. LAS IMPRESIONES QUE NO HIEREN EL CORAZÓN PUEDEN CAUSARLE MAL.

(1) PUEDEN EXCITAR LA IRA Y LA OPOSICIÓN.

(2) PUEDEN CONDUCIR A HIPOCRESÍA.

(3) PUEDEN CREAR Y MANTENER UNA ESPERANZA FALSA.

II. ¿QUÉ VERDADES PRODUCEN HERIDAS EN EL CORAZÓN?

1. LA VERDAD DEL EVANGELIO, A MENUDO, POR EL PODER DEL ESPÍRITU SANTO, HA PRODUCIDO HERIDAS INDELEBLES EN MENTES ESCÉPTICAS Y OPUESTAS.

2. EL SENTIMIENTO DE ALGÚN PECADO NOTORIO Y ESPECIAL HA HERIDO CON FRECUENCIA LAS CONCIENCIAS (2 SAM. 12:7).

3. LA INSTRUCCIÓN ACERCA DE LA NATURALEZA Y CARÁCTER DE LA LEY, Y POR CONSIGUIENTE DE LO ODIOSO DEL PECADO, HA OBTENIDO ESTE FIN BENÉFICO (ROM. 7:13).

4. LA EXACTA SEVERIDAD Y TERROR DEL JUICIO Y CONSECUENTE CASTIGO DEL PECADO SON PENSAMIENTOS QUE HIEREN EL CORAZÓN (HECH. 16:25-30).

5. LA GRAN BONDAD DE DIOS HA CONDUCIDO A MUCHOS A VER LA CRUEL INGRATITUD DEL PECADO CONTRA ÉL (ROM. 2:4).

III. ¿QUÉ MANOS PRODUCEN ESTA DOLOROSA HERIDA?

1. LA MISMA MANO QUE ESCRIBIÓ ESTAS VERDADES PENETRANTES Y LAS APLICA.

2. EL QUE CONOCE BIEN NUESTROS CORAZONES Y PUEDE ALCANZARLOS.

3. ÉL ES EL REAVIVADOR, EL CONSOLADOR, EL ESPÍRITU QUE AYUDA A NUESTRA FLAQUEZA, MOSTRÁNDONOS LAS COSAS DE JESÚS… Y SUS FRUTOS SON AMOR, GOZO, PAZ, PACIENCIA, BENIGNIDAD, ETC.

POR TANTO, NO DEBEMOS DESESPERARNOS ENTERAMENTE CUANDO SOMOS HERIDOS POR UN TAN TIERNO AMIGO.

IV. ¿CÓMO PUEDEN SER CURADAS TALES HERIDAS?

1. SÓLO AQUEL QUE ES DIVINO PUEDE CURAR UN CORAZÓN DIVINO.

2. LA ÚNICA MEDICINA ES LA SANGRE DERRAMADA DE SU PROPIO CORAZÓN.

3. LA ÚNICA MANO APTA PARA TOCAR NUESTRAS HERIDAS ES AQUELLA QUE FUE TRASPASADA.

4. EL ÚNICO PRECIO EXIGIDO ES RECIBIRLE A ÉL GOZOSAMENTE.
LA CONVERSIÓN ES UNA LABOR DE ARGUMENTACIÓN, PUES LA RAZÓN ES GANADA POR LA VERDAD.

UNA OBRA DE CONVICCIÓN, PUES, DESPIERTA Y HIERE LOS CORAZONES…

UNA OBRA DE INVESTIGACIÓN PREGUNTA: «¿QUÉ DEBEMOS HACER PARA SER SALVOS?»…

Y FINALMENTE, ES UNA OBRA DE CONSUELO, PUES LOS HERIDOS DE CORAZÓN RECIBEN REMISIÓN DE PECADOS Y EL DON DEL ESPÍRITU SANTO.

«POR CONSIGUIENTE, SEPA CIERTÍSIMAMENTE TODA LA CASA DE ISRAEL, QUE DIOS LE HA HECHO SEÑOR.»

QUIERO LLAMAR TU ATENCIÓN A ESTE COLOSAL «POR CONSIGUIENTE» QUE DIJO EL APÓSTOL PEDRO.

ES LA MÁS FUERTE PALABRA DE LA PRIMERA PRÉDICA PRONUNCIADA EN DEFENSA DEL CRISTIANISMO.

EL ESPÍRITU SANTO FUE PROMETIDO, Y HABÍA SIDO DERRAMADO; POR TANTO, AQUELLOS QUE LO RECIBIERON SABÍAN QUE HABÍA UN PODER DETRÁS DE LA LEY NATURAL.

NUESTRO SEÑOR, QUE ERA, QUE ES Y QUE HA DE VENIR, ESTÁ AHORA SOPLANDO SOBRE LOS SIGLOS… ASÍ COMO ÉL SOPLÓ SOBRE EL PRIMER HOMBRE ESPÍRITU RACIONAL, ES QUIEN HA DERRAMADO SU ESPÍRITU.

POR TANTO, SEPAN CIERTÍSIMAMENTE TODOS LOS HOMBRES QUE DIOS HA HECHO A JESÚS SEÑOR DE TODO.

CUANDO LOS QUE SE HALLABAN REUNIDOS EN JERUSALÉN EN AQUELLA OCASIÓN OYERON ESTE «POR CONSIGUIENTE», FUERON COMPUNGIDOS EN SUS CORAZONES.

SI LA CONVICCIÓN DE PECADO VINIERA DE OTRA FUENTE, ENTONCES SÍ QUE NOS APLASTARÍA CON VERGÜENZA Y NOS LLENARÍA DE TERROR, PERO CUANDO VIENE DEL ESPÍRITU DE DIOS, VIENE CON CONSUELO SANADOR EN SUS ALAS.


¡DIOS TE BENDIGA!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada