domingo, 25 de agosto de 2013

Lo interno, no lo externo



«Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios» (Joel 2:13).



DIOS ES EL QUE ESCUDRIÑA NUESTROS CORAZONES.

LA BIBLIA ES MUY CLARA AL DECIR QUE DIOS NO VE NUESTRO PARECER, SINO NUESTRO CORAZÓN.

ENTONCES NUESTRO SEÑOR TODOPODEROSO VE LO QUE TENEMOS DENTRO, NO LO DE FUERA, NO NUESTRO ASPECTO.

NUESTRO ASPECTO ES LO QUE VE LA GENTE, PERO ELLOS NO PUEDEN VER NUESTRO INTERIOR.

PERO DIOS TRABAJA AL REVÉS QUE LOS HOMBRES, Y ÉL SIEMPRE MIRA NUESTRO INTERIOR.

VAMOS A HABLAR HOY ESTA PALABRA ROGANDO AL PRECIOSO ESPÍRITU SANTO QUE NOS GUÍE PARA QUE ÉL TOQUE LOS CORAZONES DE TODOS QUIENES LA LEAN, EN EL NOMBRE DE CRISTO.

I. LA VERDADERA FE ES MÁS INTERNA QUE EXTERNA.

ESTA EXPRESIÓN DE (JOEL 2:13) «RASGAD VUESTRO CORAZÓN, Y NO VUESTROS VESTIDOS», SE REFIERE A LA COSTUMBRE HEBREA PARA EXPRESAR DOLOR Y UN SUPUESTO ARREPENTIMIENTO…

PERO ELLOS SIEMPRE HACÍAN ESTO EN UN SENTIDO EXTERNO Y OSTENTATORIO, PARA QUE TODOS LOS MIRASEN.

ASÍ QUE ESTO SE REFIERE A LAS FORMAS Y CEREMONIAS ENGAÑOSAS.

ESTO SE REFIERE A LA PRÁCTICA DE LAS ORDENANZAS CUANDO SON PRACTICADAS SIN GRACIA, Y LAS ALMAS SE APOYAN SOBRE ELLAS COMO MEDIOS DE PERDÓN.

Y ENTRE LAS COSAS QUE PUEDEN SER INÚTILES CUANDO SE HACEN EN DE ESTE MODO PUEDE CITARSE LA LECTURA DE LAS SAGRADAS ESCRITURAS.

POR EJEMPLO, EL MANTENER UN CREDO ORTODOXO... LA ASISTENCIA A LOS SACRAMENTOS... TODAS ESTAS COSAS TIENEN SU LUGAR EN NUESTRAS VIDAS, PERO NO DEMUESTRAN SANTIDAD, PUESTO QUE CUALQUIER PECADOR PUEDE PRACTICARLAS TAMBIÉN.

EN TAL CASO, LA AUSENCIA DE UN CORAZÓN VERDADERO, CONTRITO Y HUMILLADO HARÁ QUE TODAS ESTAS PRÁCTICAS SEAN COSAS VANAS.

II. LA DOCTRINA DEL CORAZÓN QUEBRANTADO ES MUCHO MEJOR

PORQUE UN CORAZÓN QUEBRANTADO ES MUCHO MEJOR QUE CUALQUIER ACTO DE PIEDAD EXTERNA.

SABEMOS QUE POR NATURALEZA, EL HOMBRE ES POR SÍ MISMO INCLINADO A LAS COSAS EXTERNAS, NO A LAS INTERNAS:

PRIMERO, PORQUE NO ES ESPIRITUAL SINO CARNAL POR NATURALEZA.

SEGUNDO, PORQUE LO INTERNO ES MÁS DIFÍCIL QUE LO EXTERNO, Y REQUIERE PENSAMIENTO, DILIGENCIA, CUIDADO, ENTREGA, HUMILLACIÓN…

TERCERO, PORQUE AMA SU PECADO.

UN HOMBRE ROMPERÁ SUS ROPAS, PUES ÉSTAS NO SON SU CARNE… PERO ROMPER CON SUS PECADOS PREFERIDOS, ES COMO SACARSE LOS OJOS.

PORQUE EL HOMBRE NO QUIERE SOMETERSE A DIOS.

LA LEY Y EL EVANGELIO DE SALVACIÓN LE SON DESAGRADABLES.

ESTE HOMBRE NO AMA NADA QUE REQUIERA OBEDIENCIA DE SU CORAZÓN A DIOS.

HOY EN DÍA, MULTITUDES DE PERSONAS ACUDEN A LOS ATRIOS EXTERIORES DE OBSERVANCIAS RELIGIOSAS QUE CIERRAN EL PASO AL SANTO LUGAR DEL ARREPENTIMIENTO, LA FE Y LA CONSAGRACIÓN.

PORQUE EL HOMBRE AMA LAS COSAS EXTERNAS… NO LAS INTERNAS.

PERO JESÚS SABE LO QUE HAY DENTRO DEL HOMBRE.

III. UN CORAZÓN QUEBRANTADO ES MEJOR QUE CUALQUIER ACTO EXTERNO DE PIEDAD.

CUANDO DECIMOS CORAZÓN QUEBRANTADO, ESTO  SIGNIFICA:

A) TENER EL CORAZÓN ROTO, CONTRITO, SENSIBLE.

B) TENER EL CORAZÓN DOLORIDO POR LOS MALES PASADOS, POR PECADOS PASADOS.

C) TENER EL CORAZÓN CONTRITO POR EL PECADO, POR HABER VIOLENTADO LA SANTIDAD DE DIOS Y HABER PECADO CONTRA ÉL.

(SALMO 51:4) Contra ti, contra ti solo he pecado,
Y he hecho lo malo delante de tus ojos;
Para que seas reconocido justo en tu palabra,
Y tenido por puro en tu juicio.

LA VISTA DEL PECADO DEBE ROMPER EL CORAZÓN, ESPECIALMENTE CUANDO ES VISTO A LA LUZ DE LA CRUZ DE CRISTO.

TODOS LOS HOMBRES NECESITAMOS SER QUEBRANTADOS DE CORAZÓN.

DIOS DICE EN SU SANTA PALABRA: « Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios ».

Y ESTO SIGNIFICA UN GRAN ESFUERZO SINCERO Y DE CORAZÓN POR PARTE DE LA PERSONA.

PREGUNTA: ¿PUEDE EL HOMBRE QUEBRANTARSE A SÍ MISMO?

ESTO NO IMPULSA A BUSCAR UN PODER MÁS ALTO… ESTO ES IR AL ENCUENTRO DE JESÚS.

TENEMOS QUE MIRARLO A ÉL, A QUIEN NUESTROS PECADOS HAN TRASPASADO… Y CUANDO MIREMOS SU OBRA POR NOSOTROS CON EL CORAZÓN, ENTONCES NUESTROS CORAZONES SE ROMPERÁN, ENTONCES NUESTROS CORAZONES SERÁN QUEBRANTADOS.

PORQUE JESÚS ES EL QUE QUEBRANTA, PORQUE ÉL SABE LO QUE HAY DENTRO DEL HOMBRE.

Y ESTO, CUANDO ES HECHO PLENAMENTE, NOS DEJA LIBRES... PORQUE CRISTO CURA LOS CORAZONES QUEBRANTADOS Y VENDA SUS HERIDAS.

CUENTA UNA LEYENDA HEBREA QUE UN DÍA VINO AL TEMPLO UN POBRE HOMBRE, CON PASOS TEMBLOROSOS, PORQUE ACABABA DE SALIR DE SU CAMA DE ENFERMEDAD.

TENÍA VERGÜENZA DE SALIR PORQUE ERA MUY POBRE Y NO TENÍA NINGÚN SACRIFICIO PARA DAR… PERO CUANDO SE ACERCÓ A LOS ATRIOS OYÓ QUE DE DENTRO DEL CORO CANTABAN LOS VERSÍCULOS DEL SALMO 51, QUE DICE: «SEÑOR, ABRE MIS LABIOS Y PUBLICARÁ MI BOCA TU ALABANZA. PORQUE NO QUIERES SACRIFICIO, QUE YO LO DARÍA; NO QUIERES HOLOCAUSTO. LOS SACRIFICIOS DE DIOS SON EL ESPÍRITU QUEBRANTADO; AL CORAZÓN CONTRITO Y HUMILLADO NO DESPRECIARÁS TÚ, OH DIOS.»

OTROS ADORADORES VENÍAN Y OFRECÍAN SUS SACRIFICIOS… PERO ÉL NO TENÍA NADA QUE OFRECER.

POR FIN SE POSTRÓ ANTE EL SACERDOTE, Y ÉSTE LE DIJO: «TÚ QUÉ QUIERES, HIJO… NO TIENES NINGÚN SACRIFICIO EN TUS MANOS… ANDA Y TRAE AL MENOS UN EFA DE FLOR DE HARINA.»

EL ANCIANO RESPONDIÓ: «MI ENFERMEDAD ME HA DEJADO TAN EMPOBRECIDO QUE NO TENGO NADA QUE OFRECER.»

«ENTONCES, ¿POR QUÉ HAS VENIDO AL TEMPLO?», DIJO EL SACERDOTE.

«PORQUE HE OÍDO ESE CANTO: "LOS SACRIFICIOS DE DIOS SON UN CORAZÓN QUEBRANTADO"; ¿NO ACEPTARÁ DIOS MI SACRIFICIO SI LE DIGO: "SEÑOR, SÉ PROPICIO A MÍ PECADOR"?»

ENTONCES EL SACERDOTE ENTENDIÓ… LE DIO LA MANO AL HOMBRE Y LE HIZO LEVANTAR DE SUS RODILLAS, DICIÉNDOLE: «SÍ... TÚ ERES BENDECIDO... PORQUE ÉSTA ES LA MEJOR OFRENDA QUE PUEDES OFRECERLE AL SEÑOR

AMADOS: SI LA HIPOCRESÍA, O SEA EL CONFIAR EN CEREMONIAS EXTERNAS, ERA TAN ODIOSA PARA DIOS BAJO LA LEY, UNA RELIGIÓN DE SÍMBOLOS, SOMBRAS Y CEREMONIAS CIERTAMENTE LO SERÁ MUCHO MÁS ANTE LA SALVACIÓN POR GRACIA POR MEDIO DEL EVANGELIO.

JESUCRISTO DICE EN (MATEO 11: 28-30): 28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

EL EVANGELIO DE CRISTO ES MUCHO MÁS SIMPLE, PERO EXIGE MUCHA MÁS SINCERIDAD DE CORAZÓN, YA QUE LIBERA AL HOMBRE EXTERNO DE LA PRÁCTICA DE LOS RITOS Y LAS OBSERVANCIAS LEGALES.

POR ESO DIOS DICE EN SU PALABRA: Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios. (SALMO 51:17)


¡DIOS TE BENDIGA!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada