jueves, 29 de agosto de 2013

Dios nos salva por la fe



LOS CAPÍTULOS 3 Y 4 DEL LIBRO DE GÁLATAS SON DOCTRINALES, PORQUE EN ELLOS EL APÓSTOL, INSPIRADO POR EL ESPÍRITU SANTO EXPLICA LA RELACIÓN ENTRE LA LEY Y LA GRACIA.

HAY TRES PALABRAS QUE SE REPITEN CON FRECUENCIA… FE (CATORCE VECES), LEY (DIECINUEVE VECES) Y PROMESA (ONCE VECES).

EL APÓSTOL PRESENTA SEIS ARGUMENTOS, TRES EN CADA CAPÍTULO, PROCURANDO PROBAR QUE LA SALVACIÓN ES POR GRACIA, POR MEDIO DE LA FE, Y NO POR LAS OBRAS DE LA LEY.

VAMOS A VER ESTA PALABRA HOY, PIDIENDO AL SEÑOR NOS GUÍE EN EL PRECIOSO NOMBRE DE JESÚS.

I. EL ARGUMENTO PERSONAL (3: 1–5)

!Oh gálatas insensatos! ¿quién os fascinó para no obedecer a la verdad, a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado? Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe? ¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne? ¿Tantas cosas habéis padecido en vano? si es que realmente fue en vano. Aquel, pues, que os suministra el Espíritu, y hace maravillas entre vosotros, ¿lo hace por las obras de la ley, o por el oír con fe?

PABLO EMPIEZA CON LA EXPERIENCIA PERSONAL DE LOS GÁLATAS CON CRISTO, PORQUE ESTA ES UNA DE LAS MEJORES EVIDENCIAS DE CÓMO OBRA DIOS EN LAS PERSONAS.

EL APÓSTOL LES HABÍA PREDICADO A CRISTO CRUCIFICADO, NO LA OBEDIENCIA A LA LEY… ELLOS CREYERON ESTE MENSAJE Y ESO CAMBIÓ SUS VIDAS.

HABÍAN RECIBIDO AL ESPÍRITU (QUE ES LA EVIDENCIA DE LA SALVACIÓN, ROM. 8:9) POR EL OÍR CON FE, Y AL CREER A LA PALABRA DE DIOS (EFE. 1:13, 14), NO POR OBEDECER ALGUNA LEY.

SIN DUDA, EL EVANGELIO QUE PABLO PREDICABA, EL EVANGELIO QUE CAMBIÓ SU VIDA Y LA DE ELLOS, ERA EL VERDADERO MENSAJE… ¡REGRESAR A LA LEY DESPUÉS DE TODO LO QUE EL ESPÍRITU HABÍA HECHO POR ELLOS ERA ACTUAR COMO NECIOS!

ELLOS HABÍAN SUFRIDO VOLUNTARIAMENTE POR SU FE...

LOS MINISTROS EN LA IGLESIA DE GALACIA MEDIANTE LOS DONES DEL ESPÍRITU ESTABAN HACIENDO COSAS MARAVILLOSAS, OBRAS QUE NO SERÍAN POSIBLES POR MEDIO DE LA LEY.

TODO EN SU EXPERIENCIA PERSONAL APUNTABA HACIA UN HECHO: LA SALVACIÓN ES POR GRACIA, NO POR LA LEY.

LOS CRISTIANOS DE HOY NECESITAN LA VERDAD DEL VERSÍCULO 3, PORQUE MUCHOS PIENSAN QUE EL MISMO ESPÍRITU QUE LES SALVÓ NO PUEDE GUARDARLOS O AYUDARLES A VIVIR POR CRISTO.

TIENEN LA IDEA DE QUE LA SALVACIÓN ES POR GRACIA POR MEDIO DE LA FE, PERO QUE LA VIDA CRISTIANA DEPENDE DE SUS FUERZAS.

¡Y QUÉ EQUIVOCACIÓN ES ÉSTA!

LA BIBLIA ENSEÑA CON TODA CLARIDAD EN (ROMANOS 7) QUE LOS CREYENTES NO PUEDEN HACER NADA POR SÍ MISMOS PARA AGRADAR A DIOS.

Y (ROMANOS 8) ENSEÑA QUE EL ESPÍRITU CONTINÚA LA OBRA DE GRACIA Y CUMPLE LAS EXIGENCIAS DE LA LEY EN NOSOTROS.

II. EL ARGUMENTO DE LAS ESCRITURAS (3: 6–14)

Así Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia. Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham. Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones. De modo que los de la fe son bendecidos con el creyente Abraham. 10 Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas. 11 Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá; 12 y la ley no es de fe, sino que dice: El que hiciere estas cosas vivirá por ellas. 13 Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero, 14 para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu. 15 Hermanos, hablo en términos humanos: Un pacto, aunque sea de hombre, una vez ratificado, nadie lo invalida, ni le añade. 16 Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo. 17 Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios para con Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga, para invalidar la promesa. 18 Porque si la herencia es por la ley, ya no es por la promesa; pero Dios la concedió a Abraham mediante la promesa.

AQUÍ EL APÓSTOL APELA CON FUERZA AL ANTIGUO TESTAMENTO, Y ENTONCES HACE UN DETALLE MUY CUIDADOSO DE CADA UNA DE ESTAS REFERENCIAS BÍBLICAS.

A. LOS VERSÍCULOS 6–7 CITAN GÉNESIS 15:6.

LOS JUDAIZANTES APUNTABAN A ABRAHAM, EL «PADRE DE LOS JUDÍOS», COMO SU EJEMPLO, Y PABLO HACE LO MISMO… ¿CÓMO FUE SALVO ABRAHAM?

¡POR FE!

Y TODOS LOS QUE CONFÍAN EN CRISTO SON HIJOS DE ABRAHAM, EL PADRE DE LOS CREYENTES.

JUSTO EN (ROMANOS 4:1–8) TENEMOS UNA AMPLIACIÓN DE ESTE ARGUMENTO DEMOLEDOR:

¿Qué, pues, diremos que halló Abraham, nuestro padre según la carne? Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué gloriarse, pero no para con Dios. Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia. Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda; mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia. Como también David habla de la bienaventuranza del hombre a quien Dios atribuye justicia sin obras, diciendo: Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas, Y cuyos pecados son cubiertos. Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado.

B. LOS VERSÍCULOS 8–9 CITAN GÉNESIS 12:3.

DIOS PROMETIÓ BENDECIR A LOS GENTILES A TRAVÉS DE ABRAHAM, LO QUE QUIERE DECIR QUE JUDÍOS Y GENTILES SON SALVOS EXACTAMENTE DE LA MISMA MANERA.

DESDE LUEGO, EL «EVANGELIO» QUE ABRAHAM CREYÓ NO FUE EL PLENO EVANGELIO DE LA GRACIA DE DIOS QUE PREDICAMOS HOY.

INCLUSO LOS APÓSTOLES NO COMPRENDIERON A PLENITUD EL SIGNIFICADO DE LA MUERTE DE CRISTO SINO HASTA QUE SE LES EXPLICÓ.

EL EVANGELIO QUE ABRAHAM CREYÓ FUE LAS BUENAS NUEVAS DE QUE DIOS LE BENDECIRÍA Y LE HARÍA UNA NACIÓN PODEROSA… ABRAHAM CREYÓ A LA PROMESA Y ESTA FE LE FUE CONTADA POR JUSTICIA.

C. EL VERSÍCULO 10 CITA A DEUTERONOMIO 27:26.

«USTEDES QUIEREN SALVARSE POR LAS OBRAS DE LA LEY? ¡PERO LA LEY NO SALVA, MALDICE!»

D. EL VERSÍCULO 11 CITA A HABACUC 2:4.

TODOS CONOCEMOS ESTE VERSÍCULO QUE ADEMÁS DE FAMOSO Y CONOCIDO, TIENE UNA BENDICIÓN DIVINA EXTRAORDINARIA PARA EL CREYENTE EN CRISTO: «EL JUSTO POR LA FE VIVIRÁ» (ROM. 1:17; HEB. 10:38).

ESTE PEQUEÑO VERSÍCULO DE HABACUC ES TAN RICO, QUE DIOS ESCRIBIÓ TRES COMENTARIOS DE ÉL EN EL NUEVO TESTAMENTO.

E. EL VERSÍCULO 12 CITA A LEVÍTICO 18:5.

¡HAY UNA VASTA DIFERENCIA ENTRE «HACER» Y «CREER»!
NADIE JAMÁS FUE SALVO POR LA LEY, PORQUE NADIE NUNCA PUEDE OBEDECER COMPLETAMENTE LA LEY.

F. LOS VERSÍCULOS 13–14 CITAN DEUTERONOMIO 21:23.

LA LEY NOS PONE BAJO MALDICIÓN, PERO CRISTO MURIÓ PARA QUITAR LA MALDICIÓN.

CRISTO MURIÓ EN UN MADERO (1 PED. 2:24) Y CUMPLIÓ LA PALABRA DADA EN DEUTERONOMIO.

quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.

DEBIDO A QUE EL SEÑOR JESUCRISTO HA LLEVADO NUESTRA MALDICIÓN SOBRE SÍ MISMO, NOSOTROS SOMOS LIBRES PARA VIVIR EN ÉL SOLO POR FE.

DE MODO QUE LA BENDICIÓN QUE DIOS PROMETIÓ A ABRAHAM, ESTÁ AHORA AL ALCANCE DE LOS GENTILES POR LA FE.

PORQUE AUN LA LEY DEL ANTIGUO TESTAMENTO ENSEÑABA QUE LA SALVACIÓN ES POR GRACIA, POR MEDIO DE LA FE.

III. EL ARGUMENTO LÓGICO (3: 15–29)

Hermanos, hablo en términos humanos: Un pacto, aunque sea de hombre, una vez ratificado, nadie lo invalida, ni le añade. 16 Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo. 17 Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios para con Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga, para invalidar la promesa. Porque si la herencia es por la ley, ya no es por la promesa; pero Dios la concedió a Abraham mediante la promesa. 19 Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa; y fue ordenada por medio de ángeles en mano de un mediador. 20 Y el mediador no lo es de uno solo; pero Dios es uno. 21 ¿Luego la ley es contraria a las promesas de Dios? En ninguna manera; porque si la ley dada pudiera vivificar, la justicia fuera verdaderamente por la ley. 22 Mas la Escritura lo encerró todo bajo pecado, para que la promesa que es por la fe en Jesucristo fuese dada a los creyentes. 23 Pero antes que viniese la fe, estábamos confinados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser revelada. 24 De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe. 25 Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo, 26 pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús; 27 porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos. 28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. 29 Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.

POR SUPUESTO, TODOS LOS ARGUMENTOS DE PABLO SON LÓGICOS… PERO EL ARGUMENTO PARTICULAR AQUÍ DEPENDE DEL RAZONAMIENTO, AL COMPARAR LA LEY CON UN CONTRATO HUMANO.

«CUANDO DOS PERSONAS HACEN UN CONTRATO, ES ILEGAL QUE UNA TERCERA INTERVENGA Y LO CAMBIE O LO CANCELE».

AHORA BIEN, DIOS HIZO UN CONTRATO (O  PACTO) CON ABRAHAM CUATROCIENTOS AÑOS ANTES DE QUE FUERA DADA LA LEY.

LA LEY DE MOISÉS JAMÁS PODRÍA CANCELAR LA PROMESA ORIGINAL DE DIOS A ABRAHAM.

DIOS LO PROMETIÓ IGUALMENTE A LA SIMIENTE DE ABRAHAM, Y EL (v, 16) INDICA QUE ESTA SIMIENTE ES CRISTO.

LA LEY DADA A MOISÉS NO FUE UNA NUEVA MANERA DE SALVACIÓN QUE CANCELABA LAS PROMESAS DE DIOS A ABRAHAM… ESTO NO SERÍA LÓGICO.

LA PROMESA Y LA FE VAN JUNTAS, PERO NO LA PROMESA Y LA LEY.

«PERO, ¿POR QUÉ DIOS LES DIO LA LEY?», ARGÜIRÍAN SUS OPONENTES.

Y AQUÍ EL APÓSTOL PABLO LES DA TRES RESPUESTAS:

A. LA LEY FUE TEMPORAL Y SÓLO PARA ISRAEL (vv, 19–20).

Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa; y fue ordenada por medio de ángeles en mano de un mediador. 20 Y el mediador no lo es de uno solo; pero Dios es uno.

(ROMANOS 2:14 Y HECHOS 15:24) DEJAN EN CLARO QUE DIOS NUNCA DIO LA LEY A LOS GENTILES.

(ROM. 2:14-15) Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos.

(HECH. 15:24) Por cuanto hemos oído que algunos que han salido de nosotros, a los cuales no dimos orden, os han inquietado con palabras, perturbando vuestras almas, mandando circuncidaros y guardar la ley.

L.B.D. QUE LA LEY MORAL YA ESTABA ESCRITA EN LOS CORAZONES DE LOS GENTILES (ROM. 2:15).

PERO LA LEY CEREMONIAL (INCLUYENDO LAS LEYES DEL DÍA DE REPOSO) NUNCA FUE DADA A LOS GENTILES.

LA LEY FUE «AÑADIDA» Y NO ERA UN SUSTITUTO EN LUGAR DE LAS PROMESAS ABRAHÁMICAS.

UNA VEZ QUE LA SIMIENTE (CRISTO) VINO, LA LEY FUE REEMPLAZADA.

«¡PERO LA LEY FUE PROMULGADA CON TANTA GLORIA!», REPLICARÍAN LOS JUDAIZANTES… «¿CÓMO PUEDES DECIR QUE ERA SÓLO TEMPORAL?»…

MAS EL APÓSTOL PABLO ESTÁ LISTO CON UNA RESPUESTA:

LA LEY FUE DADA POR MEDIADORES, FUE DADA POR MEDIO DE ÁNGELES… PERO DIOS LE HABLÓ PERSONALMENTE A ABRAHAM.

Y COMO DIOS ES UNO, EL CUMPLIMIENTO DE SU PROMESA A ABRAHAM DEPENDE ÚNICAMENTE DE ÉL, Y SÓLO DE ÉL.

B. LA LEY NOS CONVENCIÓ DE PECADO, PERO NUNCA NOS SALVÓ DEL PECADO (vv, 21–22).

¿Luego la ley es contraria a las promesas de Dios? En ninguna manera; porque si la ley dada pudiera vivificar, la justicia fuera verdaderamente por la ley. 22 Mas la Escritura lo encerró todo bajo pecado, para que la promesa que es por la fe en Jesucristo fuese dada a los creyentes.

SI HUBIERA UNA LEY QUE SALVARA A LOS PECADORES, DIOS HUBIERA LIBRADO A SU HIJO Y USADO LA LEY EN LUGAR DE LA CRUZ.

ASÍ QUE LA LEY NO ES CONTRARIA A LAS PROMESAS DE DIOS… PUES AL REVELAR EL PECADO, LA LEY OBLIGA AL PECADOR A CONFIAR EN LAS PROMESAS DE DIOS.

LA LEY NOS MUESTRA LA NECESIDAD DE LA GRACIA… Y LA GRACIA NOS CAPACITA PARA AGRADAR A DIOS MEDIANTE LA FE.

LA LEY COLOCA A TODOS BAJO PECADO, LO QUE SIGNIFICA QUE TODOS PODEMOS SER SALVOS POR GRACIA.

SI DIOS PERMITIERA QUE AUNQUE SEA UN SOLO PECADOR SE SALVARA POR LA LEY, NADIE SE SALVARÍA ENTONCES POR LA GRACIA.

PORQUE TODOS DEBEMOS SER SALVOS DE LA MISMA MANERA.

C. LA LEY PREPARÓ EL CAMINO PARA CRISTO (vv, 23–29).

Pero antes que viniese la fe, estábamos confinados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser revelada. 24 De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe. 25 Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo, 26 pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús; 27 porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos. 28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. 29 Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.

«ANTES QUE VINIERA LA FE QUE AHORA CONOCEMOS LA LEY DEJABA A TODOS LOS HOMBRES CON LA BOCA CERRADA, REVELANDO SU NECESIDAD DE UN SALVADOR». .

¡ASÍ QUE LA LEY NOS EMPUJA A CRISTO!...

¡QUÉ SABIO ES DIOS, ALELUYA!


¡GLORIA SEA A SU BENDITO NOMBRE POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS, AMÉN!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada