lunes, 22 de julio de 2013

No hay otro Evangelio





LOS PRIMEROS DOS CAPÍTULOS DEL LIBRO DE GÁLATAS SON PERSONALES, Y LA PALABRA CLAVE ES «EVANGELIO», QUE SE HALLA DIEZ VECES EN SUS CUARENTA Y CINCO VERSÍCULOS.

LA META DEL APÓSTOL PABLO ERA MOSTRAR QUE SU MENSAJE Y MINISTERIO VINIERON DIRECTAMENTE DE CRISTO Y NO DE LOS HOMBRES.

PABLO NO PREDICABA UN MENSAJE DE SEGUNDA MANO, APRENDIDO DE PEDRO O DE CUALQUIER OTRO DE LOS APÓSTOLES.

ANTES BIEN, DIOS TUVO EL CUIDADO DE MANTENER EL MINISTERIO DE PABLO SEPARADO DEL DE LOS DOCE, PARA QUE NINGUNO PENSARA QUE PABLO RECIBIÓ ESE MINISTERIO DE LOS APÓSTOLES.

VAMOS A VER HOY EL PRIMER CAPÍTULO DE GÁLATAS PONIENDO EN MANOS DEL ESPÍRITU SANTO SU CONTENIDO.

I. EL ANUNCIO DE PABLO DE SU EVANGELIO (1: 1–5)
Pablo, apóstol (no de hombres ni por hombre, sino por Jesucristo y por Dios el Padre que lo resucitó de los muertos),y todos los hermanos que están conmigo, a las iglesias de Galacia: Gracia y paz sean a vosotros, de Dios el Padre y de nuestro Señor Jesucristo,  el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre,  a quien sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

LOS JUDAIZANTES QUE «FASCINARON» A LOS GÁLATAS (3:1) LES DECÍAN QUE EL APOSTOLADO Y MENSAJE DE PABLO NO ERAN FIDEDIGNOS PORQUE LE FALTABA EL ENDOSO OFICIAL DE JERUSALÉN.

«¡NOSOTROS RECIBIMOS NUESTRAS CREDENCIALES DE PEDRO!», DECÍAN LOS JUDÍOS, COMO SI LA APROBACIÓN DE LOS HOMBRES CONTARA PARA SABER SI UN PREDICADOR ES ENVIADO POR DIOS.

PABLO EMPIEZA SU CARTA AFIRMANDO QUE SU MENSAJE Y MINISTERIO VINO DIRECTAMENTE DE JESUCRISTO.

POR ELLO PABLO DICE: «NO LO RECIBÍ DE HOMBRES» PARA EXALTAR LA AUTORIDAD DEL CIELO QUE LE ENCOMENDÓ PREDICAR EL EVANGELIO DE LA SALVACIÓN.

PORQUE EL EVANGELIO DE PABLO SE CENTRABA EN CRISTO (SU MUERTE, SEPULTURA Y RESURRECCIÓN) Y NO EN MOISÉS O LA LEY.

(1) ERA UN EVANGELIO DE GRACIA QUE TRAÍA PAZ

(2) ERA UN EVANGELIO DE LIBERTAD; «PARA LIBRARNOS» (v, 4).

LOS JUDAIZANTES LLEVABAN A LAS IGLESIAS A LA ESCLAVITUD DE LA LEY (2:4; 3:13; 4:9).

MAS LA MUERTE DE CRISTO NOS HA LIBRADO DE ESTE PRESENTE SIGLO MALO Y NOS HA DADO UNA NUEVA POSICIÓN EN LIBERTAD (5:1SS).

POR ESO NO ES DE SORPRENDER QUE PABLO AÑADIERA: «A QUIEN SEA LA GLORIA POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS» (v, 5).

OJALÁ QUE NUNCA CONFUNDAMOS EL CONTENIDO E INTENCIÓN DEL EVANGELIO… PORQUE EL EVANGELIO ES «RECIBIR A CRISTO POR FE Y PERMITIRLE QUE ÉL NOS HAGA LIBRES».

Y ES QUE EL EVANGELIO NO DA CABIDA A UNA SALVACIÓN QUE SE OBTENGA POR GUARDAR LA LEY DE MOISÉS.

II. EL ASOMBRO DE PABLO POR SU ALEJAMIENTO (1: 6–10)
 Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. 10 Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.

VEMOS AQUÍ QUE HABÍA DOS COSAS QUE MARAVILLABAN A PABLO:

(1) QUE DESPUÉS DE EXPERIMENTAR LA BENDICIÓN DE LA SALVACIÓN (3:1–5), LOS DE GALACIA SE HUBIERAN ALEJADO TAN PRONTO PARA OÍR OTRO MENSAJE.

(2) QUE SE ALEJARAN DE PABLO, QUE HABÍA SUFRIDO MUCHAS PENURIAS PARA LLEVARLES LAS BUENAS NUEVAS DE CRISTO.

EN (GÁL. 5:4) PABLO DICE: «DE LA GRACIA HABÉIS CAÍDO», PORQUE LOS GÁLATAS HABÍAN SALIDO DE LA ESFERA DE LA GRACIA PARA ENTRAR EN LA ESFERA DE LA LEY.

GRACIA QUIERE DECIR: DEPENDO DE DIOS PARA SUPLIR MIS NECESIDADES… MAS MEDIANTE LA LEY TRATO DE MANEJAR YO MISMO LAS COSAS, CON MIS PROPIAS FUERZAS.

POR ELLO EL APÓSTOL HABLA CON ENERGÍA AL CONDENAR CUALQUIER OTRO EVANGELIO, SIN IMPORTAR QUIÉN FUERA EL PREDICADOR, ¡INCLUSO UN ÁNGEL!

TENGAMOS PRESENTE QUE HAY MUCHOS MENSAJES Y ENSEÑANZAS RELIGIOSAS, PERO SÓLO HAY UN EVANGELIO DE LA GRACIA DE DIOS CONFORME EL APÓSTOL LO PREDICABA.

ABRAHAM CREYÓ «AL EVANGELIO» (3:8), LAS «BUENAS NUEVAS DE DIOS», QUE LE ANUNCIABAN QUE POR MEDIO DE SU SIMIENTE SERÍAN BENDITAS TODAS LAS NACIONES DE LA TIERRA.

Y EN TODAS LAS ÉPOCAS LOS HOMBRES SE HAN SALVADO AL CREER EN LA PROMESA QUE DIOS LES REVELÓ.

POR EJEMPLO, NOÉ CREYÓ A LA PALABRA DE DIOS RESPECTO AL DILUVIO Y AL ARCA... ABRAHAM CREYÓ LA PALABRA DE DIOS RESPECTO A SU SIMIENTE PROMETIDA… Y HOY NOSOTROS CREEMOS LA PALABRA DE DIOS RESPECTO A LA MUERTE Y RESURRECCIÓN DE SU HIJO JESUCRISTO.

III. EL ARGUMENTO DE PABLO PARA SU MINISTERIO (1: 11–24)

EN ESTOS VERSÍCULOS PABLO PROCURA MOSTRAR SU INDEPENDENCIA DE LOS DOCE Y DE LA IGLESIA DE JERUSALÉN.

A. RECIBIÓ SU EVANGELIO PERSONALMENTE DE CRISTO (vv, 11–14).
Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre; 12 pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo. 13 Porque ya habéis oído acerca de mi conducta en otro tiempo en el judaísmo, que perseguía sobremanera a la iglesia de Dios, y la asolaba; 14 y en el judaísmo aventajaba a muchos de mis contemporáneos en mi nación, siendo mucho más celoso de las tradiciones de mis padres.

PABLO VIO AL CRISTO RESUCITADO EN PERSONA (HECH. 9) Y RECIBIÓ SU COMISIÓN Y MENSAJE DIRECTAMENTE DE ÉL.

Y ESTA EXPERIENCIA LO CAPACITÓ PARA SER EL APÓSTOL DE LOS GENTILES.

CRISTO NUNCA TUVO LA INTENCIÓN DE HACER DE PABLO EL DOCEAVO APÓSTOL PARA REEMPLAZAR A JUDAS (HECH. 1:16–26).

POR UNA PARTE, PABLO NO PODÍA LLENAR LOS REQUISITOS… Y TAMBIÉN DIOS, A PROPÓSITO, MANTUVO A PABLO SEPARADO DE LOS DOCE PARA QUE NINGUNO PUDIERA ACUSARLO DE HABER TOMADO PRESTADO SU MENSAJE.

NADIE PODRÍA ACUSAR A PABLO DE INVENTAR SU MENSAJE, PORQUE ÉL HABÍA SIDO SIEMPRE UN PERSEGUIDOR DE LA IGLESIA, NO UN SEGUIDOR.

PERO SU VIDA SE TRANSFORMÓ RADICALMENTE DESPUÉS DE SU ENCUENTRO CON CRISTO EN EL CAMINO A DAMASCO.

Y LA ÚNICA MANERA DE EXPLICAR TAN ASOMBROSO CAMBIO ES ACEPTAR EL HECHO DE QUE PABLO SE ENCONTRÓ CON CRISTO.

B. RECIBIÓ SU EVANGELIO APARTE DE LOS APÓSTOLES (vv, 15–17).
Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia, 16 revelar a su Hijo en mí, para que yo le predicase entre los gentiles, no consulté en seguida con carne y sangre, 17 ni subí a Jerusalén a los que eran apóstoles antes que yo; sino que fui a Arabia, y volví de nuevo a Damasco.

SE DEBE REITERAR QUE DIOS NUNCA INTENTÓ QUE PABLO PERTENECIERA A LOS DOCE.

PORQUE EL MINISTERIO DE ELLOS FUE PRINCIPALMENTE A LOS JUDÍOS… MAS EL MINISTERIO DE PABLO FUE A LOS GENTILES Y SE RELACIONABA CON EL MISTERIO DE LA IGLESIA, EL CUERPO DE CRISTO.

PABLO RECIBIÓ SU LLAMADO DEL CIELO, PORQUE SU MENSAJE PRESENTABA EL «LLAMAMIENTO CELESTIAL» DE LA IGLESIA EN CRISTO.

LA BIBLIA DICE QUE PABLO NO CONFERENCIÓ CON HOMBRES DESPUÉS DE RECIBIR SU LLAMAMIENTO.

SI ÉL SE HUBIERA ENCONTRADO DE INMEDIATO CON LOS DOCE, LA GENTE HUBIERA DICHO QUE TOMÓ PRESTADO SU MENSAJE Y RECIBIÓ DE ELLOS SU AUTORIDAD.

PERO EN LUGAR DE ESO, DIOS ENVIÓ A PABLO A ARABIA PARA UN TIEMPO DE MEDITACIÓN E INVESTIGACIÓN.

ALGUIEN HA DICHO: «PABLO FUE A ARABIA CON LA LEY Y LOS PROFETAS, Y ¡REGRESÓ CON ROMANOS Y GÁLATAS!» ¡ALELUYA!

ASÍ COMO MOISÉS Y ELÍAS, ANTES DE ÉL, PABLO SE FUE AL DESIERTO PARA BREGAR CON EL PROGRAMA Y PLAN DE DIOS PARA SU VIDA.

LUEGO REGRESÓ A DAMASCO, DONDE TESTIFICÓ DE CRISTO DESDE EL PRINCIPIO.

C. LAS IGLESIAS RECONOCIERON SU EVANGELIO (vv, 18–24).
Después, pasados tres años, subí a Jerusalén para ver a Pedro, y permanecí con él quince días; 19 pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor. 20 En esto que os escribo, he aquí delante de Dios que no miento. 21 Después fui a las regiones de Siria y de Cilicia, 22 y no era conocido de vista a las iglesias de Judea, que eran en Cristo; 23 solamente oían decir: Aquel que en otro tiempo nos perseguía, ahora predica la fe que en otro tiempo asolaba. 24 Y glorificaban a Dios en mí.

LOS CREYENTES ALLÍ EN REALIDAD TEMÍAN A PABLO… Y SI NO HUBIERA SIDO POR BERNABÉ, NUNCA HUBIERAN ACEPTADO SU PERSONA Y SUS PALABRAS.

ESTE HECHO EN SÍ MISMO PRUEBA QUE PABLO NUNCA SE APOYÓ EN LA IGLESIA DE JERUSALÉN EN BUSCA DE SU APROBACIÓN.

DESPUÉS DE ESTA VISITA SE FUE A SIRIA (ANTIOQUÍA)…Y SU MINISTERIO ALLÍ SE REGISTRA EN (HECHOS 11:22–30)… PERO ÉL MISMO ERA PERSONALMENTE DESCONOCIDO PARA LOS CREYENTES DE JUDEA.

NO OBSTANTE, LAS IGLESIAS DE ALLÍ HABÍAN OÍDO LAS MARAVILLOSAS NOTICIAS DE LA CONVERSIÓN DE PABLO Y GLORIFICABAN A DIOS.

DAMOS GRACIAS AL SEÑOR PORQUE POR SU PRECIOSA VOLUNTAD HOY NOSOTROS TENEMOS EL SENCILLO MENSAJE DE LA GRACIA, EL EVANGELIO DE JESUCRISTO SOLAMENTE.

¡DIOS TE BENDIGA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada