viernes, 28 de junio de 2013

La Roca es Cristo



LA LECCIÓN CLAVE DEL CAPÍTULO 16 DEL LIBRO DE MATEO ES LA CONFESIÓN DE FE DE PEDRO, PERO VAMOS A CONSIDERAR EL CAPÍTULO ENTERO PARA OBTENER EL ESCENARIO COMPLETO.

SEÑOR: BENDICE TU PALABRA CON ESA UNCIÓN FRESCA QUE DESCIENDE DEL CIELO PARA QUE MIS HERMANOS SEAN BENDECIDOS HOY CON ELLA, EN EL NOMBRE DE JESÚS.



LA BIBLIA DICE QUE CRISTO Y SUS DISCÍPULOS HABÍAN ESTADO «DE RETIRO», Y ÉL LES HABÍA ESTADO PREPARANDO PARA SU MUERTE QUE SE AVECINABA.

Y LA CONFESIÓN DE FE DE PEDRO EN ESTE PUNTO ES EL CLÍMAX DE MESES DE INSTRUCCIÓN.

DESDE ESE MOMENTO Y EN ADELANTE, CRISTO LES ENSEÑÓ ABIERTAMENTE SOBRE SU CRUCIFIXIÓN, Y ELLOS EMPEZARON A ENCAMINARSE A JERUSALÉN.

HAY CUATRO MOVIMIENTOS DESTACADOS EN ESTE CAPÍTULO.

I. CONFLICTO: CRISTO TENTADO POR EL ENEMIGO (16: 1–5)
Vinieron los fariseos y los saduceos para tentarle, y le pidieron que les mostrase señal del cielo. Mas él respondiendo, les dijo: Cuando anochece, decís: Buen tiempo; porque el cielo tiene arreboles. Y por la mañana: Hoy habrá tempestad; porque tiene arreboles el cielo nublado. !!Hipócritas! que sabéis distinguir el aspecto del cielo, !!mas las señales de los tiempos no podéis! La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Y dejándolos, se fue.

VEMOS CÓMO LOS FARISEOS Y SADUCEOS, QUE ERAN ENEMIGOS ENTRE SÍ, SE UNIERON PARA TENTAR A CRISTO.

L.B.D. QUE PILATO Y HERODES SE «HICIERON AMIGOS» POR LA MISMA RAZÓN (LUC. 23:6–12).

ES INCREÍBLE: AL PEDIRLE «SEÑAL DEL CIELO» AL SEÑOR JESÚS (v, 1), ELLOS ESTABAN DESACREDITANDO SUS MILAGROS, LOS CUALES CONSIDERABAN SEÑALES EN LA TIERRA.

TAL VEZ QUERÍAN QUE CAYESE FUEGO DEL CIELO, COMO HIZO ELÍAS, O QUE CAYESE PAN DEL CIELO, COMO HIZO MOISÉS… PERO EL SEÑOR DESCRIBIÓ LA CONDICIÓN ESPIRITUAL DE ELLOS:

(1) ELLOS PODÍAN INTERPRETAR LO FÍSICO Y TERRENAL, PERO NO LO ESPIRITUAL

(2) ERAN PERVERSOS PORQUE TENTABAN A DIOS

(3) ERAN ADÚLTEROS ESPIRITUALES PORQUE HABÍAN OLVIDADO AL DIOS VERDADERO A CAMBIO DE SU RELIGIÓN VACÍA.

CRISTO REFIRIÓ SU MUERTE, SEPULTURA Y RESURRECCIÓN, Y SU MINISTERIO A LOS GENTILES, CUANDO LES HABLÓ DE LA SEÑAL DEL PROFETA JONÁS.

JONÁS ESTUVO EN EL VIENTRE DEL GRAN PEZ IGUAL COMO EL SEÑOR JESÚS ESTUVO EN LA TUMBA, RESUCITANDO DE ENTRE LOS MUERTOS… Y JONÁS PREDICÓ A LOS ASIRIOS, UN PUEBLO GENTIL.

II. CONFUSIÓN: LA INCREDULIDAD DE LOS DISCÍPULOS (16: 6–12)
Y Jesús les dijo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos. Ellos pensaban dentro de sí, diciendo: Esto dice porque no trajimos pan. Y entendiéndolo Jesús, les dijo: ¿Por qué pensáis dentro de vosotros, hombres de poca fe, que no tenéis pan? ¿No entendéis aún, ni os acordáis de los cinco panes entre cinco mil hombres, y cuántas cestas recogisteis? 10 ¿Ni de los siete panes entre cuatro mil, y cuántas canastas recogisteis? 11 ¿Cómo es que no entendéis que no fue por el pan que os dije que os guardaseis de la levadura de los fariseos y de los saduceos? 12 Entonces entendieron que no les había dicho que se guardasen de la levadura del pan, sino de la doctrina de los fariseos y de los saduceos.

LOS DISCÍPULOS ESTABAN AL PARECER MÁS PREOCUPADOS POR LAS COSAS FÍSICAS QUE POR LAS ESPIRITUALES, PORQUE MIENTRAS CRISTO ESTABA CONSIDERANDO EL TRISTE ESTADO ESPIRITUAL DE LOS FARISEOS, LOS DISCÍPULOS PENSARON QUE SE LOS DECÍA PORQUE NO HABÍAN LLEVADO PAN CONSIGO AQUÉL DÍA.

QUIZÁS ELLOS LE DIERON A LOS POBRES LAS SIETE CANASTAS QUE SOBRARON DE LA ALIMENTACIÓN DE LOS CUATRO MIL (MAT. 15:37).

MAS CUANDO JESÚS HABLÓ DE COSAS ESPIRITUALES, LA LEVADURA DE LOS FARISEOS Y SADUCEOS, LOS DISCÍPULOS PENSARON SÓLO EN EL PAN FÍSICO... Y ESTO ES UNA ILUSTRACIÓN DE (MAT. 13:22): SON LOS AFANES Y PREOCUPACIONES DE ESTE MUNDO AHOGANDO LA SEMILLA DE LA PALABRA.

ASÍ QUE CRISTO LOS REPRENDE POR SU «POCA FE», PORQUE SI NECESITABAN PAN, ¿NO PODÍA CONFIAR EN QUE ÉL LO PROVEERÍA?

¡SI ACABABA DE ALIMENTAR A CUATRO MIL PERSONAS CON UNOS POCOS PANECILLOS Y PESCADOS!

(LUCAS 12:1) SEÑALA TAMBIÉN A LA HIPOCRESÍA COMO LEVADURA DE LOS FARISEOS… Y LA LEVADURA DE LA HIPOCRESÍA CORROMPE A LA IGLESIA.

III. CONFESIÓN: LA CONFESIÓN DE PEDRO RESPECTO A CRISTO (16:13–20)
Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? 14 Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas. 15 El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? 16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. 17 Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. 18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro, [a] y sobre esta roca [b] edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. 19 Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos. 20 Entonces mandó a sus discípulos que a nadie dijesen que él era Jesús el Cristo.

¡CUÁN CONFUNDIDAS ESTABAN LAS MULTITUDES RESPECTO A CRISTO!

ELLOS LE TENÍAN EN ALTA ESTIMA, LO CATALOGABAN ENTRE LOS GRANDES PROFETAS, PERO LES FALTABA LA PERCEPCIÓN PARA VERLE COMO EL HIJO DEL DIOS VIVIENTE.

MUCHOS HASTA LE COMPARABAN CON JUAN EL BAUTISTA, Y SIN EMBARGO, LOS DOS FUERON DIFERENTES EN SUS MINISTERIOS (MAT. 11:18–19).

PERO NINGÚN HOMBRE PUEDE CONFESAR A CRISTO SIN LA REVELACIÓN DEL PADRE (MAT. 11:27SS) Y EL TESTIMONIO DEL ESPÍRITU (1 COR. 12:3).

Y UNA CONFESIÓN CORRECTA RESPECTO A CRISTO ES IMPORTANTE PARA LA SALVACIÓN (1 JUAN 2:22–23; 5:10).

AHORA BIEN, LOS (vv, 18–19) HAN SIDO CAMPO DE BATALLA POR SIGLOS.
Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. 19 Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.

ALGUNOS BASAN EN ESTOS VERSOS EL OFICIO DEL PAPA Y EL PODER DE SU RELIGIÓN PARA DISPENSAR GRACIA... 

PERO LOS CRISTIANOS VEMOS EN ESTA PALABRA ALGO COMPLETAMENTE DIFERENTE.

ASÍ QUE VAMOS A DEJAR QUE LA BIBLIA HABLE POR SÍ MISMA AL CONSIDERAR EL CONTENIDO DE ESTAS PALABRAS DEL SEÑOR JESUCRISTO.

A. LA ROCA ES JESUCRISTO.

CRISTO LO DIJO ASÍ (MAT. 21:42) REFIRIÉNDOSE A (ISAÍAS 28:16).

Y PEDRO MISMO TAMBIÉN LO DIJO (1 PEDRO 2:4–8; HECH. 4:11–12, CF. SAL. 118:22).

(1 PEDRO 2:4–8) Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; Y el que creyere en él, no será avergonzado. Para vosotros, pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, La piedra que los edificadores desecharon, Ha venido a ser la cabeza del ángulo; y: Piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados.

(HECH. 4:11–12) Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. 12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

(SAL. 118:22) La piedra que desecharon los edificadores Ha venido a ser cabeza del ángulo.

EN (1 COR. 10:4), EL APÓSTOL PABLO LLAMA A CRISTO LA ROCA, Y LO LLAMA ADEMÁS LA CABEZA DE LA IGLESIA (EFE. 1:20–23; 4:8–16; 5:23; COL. 1:18).

A TRAVÉS DEL ANTIGUO TESTAMENTO, LA ROCA HABLA DE DIOS Y NO DEL HOMBRE (DEUT. 32:4, 15; DAN. 2:45; SAL. 18:2).

JESÚS DIJO: «TÚ ERES PEDRO [PETRÓS, UNA PIEDRA PEQUEÑA], Y SOBRE ESTA ROCA [PETRA, UNA ROCA GIGANTESCA DE CIMIENTO] EDIFICARÉ MI IGLESIA» (v, 18)

(1 COR. 10:-1-4) Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.

B. LAS LLAVES.

LAS LLAVES QUE SE MENCIONAN AQUÍ SE REFIEREN A LA MAYORDOMÍA DE PEDRO EN EL REINO… POR TANTO, NO SON LAS LLAVES DE LA IGLESIA, SINO LAS DEL REINO.

LAS LLAVES QUE SE MENCIONAN AQUÍ NO SON LAS LLAVES DE LA MUERTE O DE LA ETERNIDAD, PORQUE CRISTO ES QUIEN TIENE LAS LLAVES…

(APOC. 1:17-18) Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último; 18 y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

EN LA BIBLIA, LAS «LLAVES» INDICAN AUTORIDAD Y MAYORDOMÍA O ADMINISTRACIÓN (ISA. 22:22; LUC. 11:52).

PEDRO USÓ ESTAS LLAVES AL ABRIR «LA PUERTA DE LA FE» (HECH. 14:27) A LOS JUDÍOS (HECH 2)… A LOS SAMARITANOS (HECH. 8), Y A LOS GENTILES (HECH 10).

Y ESTO ES MAYORDOMÍA, NO SEÑORÍO… EL SEÑORÍO ES DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.

¿ACASO PEDRO MURIÓ POR LA HUMANIDAD?... ÉL ERA UN SIERVO, UN APÓSTOL DE JESUCRISTO MUY USADO POR EL SEÑOR, PERO AL FIN UN HOMBRE.

CRISTO ES EL HIJO DE DIOS… Y NO HAY OTRO NOMBRE BAJO EL CIELO EN QUE PODAMOS SER SALVOS… ÉL MURIÓ EN LA CRUZ POR NOSOTROS, DERRAMÓ SU SANGRE PRECIOSA, Y TAMBIÉN RESUCITÓ AL TERCER DÍA…

ÉL SE LEVANTÓ DE LA TUMBA PORQUE LA TUMBA NO PODÍA RETENERLO… ÉL ES QUIEN TIENE LAS LLAVES DE LA MUERTE Y DEL HADES.

C. ATAR Y DESATAR.

ESTO IMPLICA LA APLICACIÓN DE LA PALABRA DE DIOS A LA GENTE.

EN (MAT. 18:18) SE USA ESTA MISMA PALABRA RESPECTO AL SERVICIO POR FE EN LA IGLESIA, Y ESTE PODER ES DADO A TODOS LOS DISCÍPULOS, NO SÓLO A PEDRO.

De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo.

INCLUSO EN LOS DÍAS DE JESÚS, LOS JUDÍOS HABLABAN DE «ATAR Y DESATAR» CUANDO UN RABÍ PROHIBÍA ALGO O PERMITÍA ALGO.

POR ESO PEDRO JAMÁS RECLAMÓ SER UN PAPA (1 PEDRO 5:1–4).

ES CRISTO, NO PEDRO, QUIEN EDIFICA LA IGLESIA... ESTA ES LA PRIMERA MENCIÓN DE «IGLESIA» EN EL NUEVO TESTAMENTO.

IV. CORRECCIÓN: PEDRO, LA PIEDRA DE TROPIEZO (16: 21–28)
Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas; y ser muerto, y resucitar al tercer día. 22 Entonces Pedro, tomándolo aparte, comenzó a reconvenirle, diciendo: Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca. 23 Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: !!Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres. 24 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. 25 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará. 26 Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? 27 Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras.
28 De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino.

CRISTO ANUNCIA AHORA ABIERTAMENTE SU PRÓXIMO SUFRIMIENTO Y MUERTE.

EL SEÑOR DIO A ENTENDER SU MUERTE CON VARIOS SÍMBOLOS EN (JUAN 2:19; 3:14); Y (MAT. 9:15 Y 12:40–41)… PERO AHORA HABLA DE ELLA SIN RODEOS (MAR. 8:32).

LOS DISCÍPULOS, POR SUPUESTO, QUEDARON SORPRENDIDOS POR LAS NOTICIAS, Y EN ESPECIAL PEDRO, QUIEN REPITIÓ LA TENTACIÓN DE SATANÁS QUE SE HALLA EN (MAT. 4:8–10) AL TRATAR DE DESVIAR A CRISTO DE LA CRUZ.

ES OBVIO QUE SATANÁS ESTABA USANDO A PEDRO PARA QUE FUERA UNA PIEDRA DE TROPIEZO EN EL SENDERO DE LA OBEDIENCIA DE CRISTO.

ES MÁS, SATANÁS LO USARÍA DE NUEVO PARA ESTORBAR LA OBRA DE CRISTO (LUC. 22:31SS).

PERO EL SEÑOR REPRENDIÓ A PEDRO Y LUEGO ENSEÑÓ A LOS DISCÍPULOS LA IMPORTANCIA DE LA CRUZ EN LA VIDA DEL CREYENTE.

«LLEVAR LA CRUZ» SIGNIFICA MORIR PARA UNO MISMO, LLEVAR EL VITUPERIO DE CRISTO, Y CRUCIFICAR AL MUNDO Y LA CARNE AL SEGUIRLE EN OBEDIENCIA.

AMADOS: PEDRO TENÍA QUE APRENDER QUE EL SUFRIMIENTO Y LA GLORIA SIEMPRE VAN JUNTOS… (1 PED. 4:12–19; 5: 1, 10).

¡CRISTO ES LA ROCA! ¡CRISTO ES NUESTRA ROCA DE SALVACIÓN!


DIOS TE BENDIGA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario