viernes, 7 de junio de 2013

El perseguidor perseguido



EN EL LIBRO DE HECHOS CAPÍTULO 22 TENEMOS LA DEFENSA DE PABLO EN JERUSALÉN, CUANDO LOS JUDÍOS INTENTARON MATARLO PERO FUE PUESTO PRESO POR UN TRIBUNO ROMANO Y SUS SOLDADOS.

TENEMOS ENTONCES, COMO CONSECUENCIA DE ESTO, LAS PALABRAS DEL APÓSTOL DE LOS GENTILES QUE HOY VAMOS A LEER, ROGANDO AL SEÑOR ESPÍRITU SANTO QUE NOS DE LA LUZ QUE NECESITAMOS PARA ENTENDER LO QUE DIOS QUIERE MOSTRARNOS:

I. LA DEFENSA DE PABLO (22: 1–21)

ESTE ES EL SEGUNDO RELATO EN HECHOS DE LA CONVERSIÓN DE PABLO (CAP. 9 Y 26).

AL HABLAR EN HEBREO, PABLO CONTRIBUYÓ A CALMAR Y DESPERTAR EL INTERÉS DE LOS JUDÍOS.

A. LA PRIMERA TÁCTICA DE PABLO (vv, 1–5).
Varones hermanos y padres, oíd ahora mi defensa ante vosotros. Y al oír que les hablaba en lengua hebrea, guardaron más silencio. Y él les dijo: Yo de cierto soy judío, nacido en Tarso de Cilicia, pero criado en esta ciudad, instruido a los pies de Gamaliel, estrictamente conforme a la ley de nuestros padres, celoso de Dios, como hoy lo sois todos vosotros. Perseguía yo este Camino hasta la muerte, prendiendo y entregando en cárceles a hombres y mujeres; como el sumo sacerdote también me es testigo, y todos los ancianos, de quienes también recibí cartas para los hermanos, y fui a Damasco para traer presos a Jerusalén también a los que estuviesen allí, para que fuesen castigados.

VEMOS QUE PABLO ERA UN JUDÍO CON VALIOSA CIUDADANÍA ROMANA.

EN EL (v, 28) AFIRMÓ QUE ERA TAMBIÉN ROMANO «DE NACIMIENTO», LO QUE INDICA QUE SU PADRE HABÍA SIDO IGUALMENTE CIUDADANO ROMANO.

SU PRIMERA EDUCACIÓN, A LOS PIES DEL CONOCIDO RABÍ GAMALIEL, FUE EN LA LEY DE MOISÉS (HECH. 5:34SS)… Y EN (FIL. 3) PODEMOS HALLAR OTRO CUADRO DE PABLO EL FARISEO.

NADIE PODÍA NEGAR QUE EL JOVEN PABLO ERA CELOSO POR LA LEY DE MOISÉS, INCLUSO HASTA EL PUNTO DE PERSEGUIR A LOS CRISTIANOS.

¡Y QUÉ PARADOJA QUE PABLO DEBA DECIR EN EL (v, 5) QUE SU PLAN ERA TRAER A LOS CRISTIANOS «PRESOS A JERUSALÉN», CUANDO ÉL MISMO ESTABA PRISIONERO ALLÍ MISMO!

B. LA ASOMBROSA CONVERSIÓN DE PABLO (vv, 6–16).
Pero aconteció que yendo yo, al llegar cerca de Damasco, como a mediodía, de repente me rodeó mucha luz del cielo; y caí al suelo, y oí una voz que me decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Yo entonces respondí: ¿Quién eres, Señor? Y me dijo: Yo soy Jesús de Nazaret, a quien tú persigues. Y los que estaban conmigo vieron a la verdad la luz, y se espantaron; pero no entendieron la voz del que hablaba conmigo. 10 Y dije: ¿Qué haré, Señor? Y el Señor me dijo: Levántate, y ve a Damasco, y allí se te dirá todo lo que está ordenado que hagas. 11 Y como yo no veía a causa de la gloria de la luz, llevado de la mano por los que estaban conmigo, llegué a Damasco. 12 Entonces uno llamado Ananías, varón piadoso según la ley, que tenía buen testimonio de todos los judíos que allí moraban, 13 vino a mí, y acercándose, me dijo: Hermano Saulo, recibe la vista. Y yo en aquella misma hora recobré la vista y lo miré. 14 Y él dijo: El Dios de nuestros padres te ha escogido para que conozcas su voluntad, y veas al Justo, y oigas la voz de su boca. 15 Porque serás testigo suyo a todos los hombres, de lo que has visto y oído. 16 Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.

NOS DAMOS CUENTA QUE CUANDO LA LUZ DEL CIELO ESTABA EN SU MAYOR ESPLENDOR (JUSTO AL MEDIODÍA), LAS TINIEBLAS SATÁNICAS DEL CORAZÓN DE PABLO ESTABAN EN SU MAYOR DENSIDAD, PORQUE HABÍA SALIDO PARA ARRESTAR A TODOS LOS CRISTIANOS QUE PUDIERA HALLAR.

PERO L.B.D. QUE DIOS, EN SU INFINITA GRACIA, DERRIBÓ A PABLO CON UNA GRAN LUZ DEL CIELO.

Y ES QUE TODO PECADOR ESTÁ EN TINIEBLAS HASTA QUE LA LUZ DE DIOS BRILLA EN ÉL (2 COR. 4).

PABLO VIO Y OYÓ AL CRISTO GLORIFICADO, CONFIÓ EN ÉL Y FUE SALVADO.

NÓTESE CÓMO PABLO LLAMA A ANANÍAS «VARÓN PIADOSO SEGÚN LA LEY», DECLARACIÓN QUE DEBIÓ IMPRESIONAR A SUS ANTAGONISTAS ACUSADORES.

ALGUNOS DE LOS JUDÍOS DE LA CIUDAD TAL VEZ CONOCÍAN A ANANÍAS Y ESTO DEBERÍA HABER OBRADO A SU FAVOR.

ANANÍAS HABÍA DECLARADO QUE PABLO TENÍA UNA COMISIÓN ESPECIAL DE DIOS PARA SER TESTIGO DE CRISTO.

C. LA COMISIÓN ESPECIAL DE PABLO (vv, 17–21).
Y me aconteció, vuelto a Jerusalén, que orando en el templo me sobrevino un éxtasis. 18 Y le vi que me decía: Date prisa, y sal prontamente de Jerusalén; porque no recibirán tu testimonio acerca de mí.  19 Yo dije: Señor, ellos saben que yo encarcelaba y azotaba en todas las sinagogas a los que creían en ti; 20 y cuando se derramaba la sangre de Esteban tu testigo, yo mismo también estaba presente, y consentía en su muerte, y guardaba las ropas de los que le mataban. 21 Pero me dijo: Ve, porque yo te enviaré lejos a los gentiles.

¡QUÉ REVELACIÓN ES ÉSTA!

¡PABLO TUVO UNA REUNIÓN ESPECIAL CON EL SEÑOR JESÚS MIENTRAS ORABA EN EL TEMPLO DE JERUSALÉN!... (vv,17-18).

Y ES INTERESANTE COMPARAR ESTA EXPERIENCIA CON LA VISIÓN DE PEDRO QUE SE REGISTRA EN (HECH. 10), CUANDO DIOS LE PREPARÓ PARA QUE FUERA A LA CASA DE CORNELIO EL GENTIL.

LA BIBLIA DICE QUE PEDRO TENÍA HAMBRE FÍSICA, MIENTRAS QUE EL «HAMBRE» DEL CORAZÓN DE PABLO ERA GANAR A SU NACIÓN PARA CRISTO.

PERO CRISTO LE DIJO CLARAMENTE QUE SALIERA DE JERUSALÉN (v, 18).

Y LA SÚPLICA DEL APÓSTOL, TRATANDO DE JUSTIFICARSE EXPLICÁNDOLE A CRISTO TODO LO QUE HABÍA HECHO CON LOS CRISTIANOS Y EN ESPECIAL CON ESTEBAN, NO CAMBIÓ EN ABSOLUTO LA ORDEN DIVINA: ¡PABLO TENÍA QUE IR A LOS GENTILES PORQUE PARA ESO ESTABA ORDENADO POR DIOS!

PORQUE EL SEÑOR SABÍA QUE LOS JUDÍOS NO RECIBIRÍAN SU TESTIMONIO DE TODAS MANERAS, Y PODRÍAN ARRESTARLO Y APEDREARLO, TERMINANDO ASÍ CON SU MINISTERIO DEMASIADO PRONTO.

Y VEMOS QUE LOS JUDÍOS ESCUCHARON CON ATENCIÓN LA NARRACIÓN DE PABLO HASTA QUE PRONUNCIÓ ESA DETESTABLE PALABRA «GENTILES» (v, 21).

PABLO PUDIERA HABER USADO OTRA PALABRA, PERO ENTONCES NO HUBIERA SIDO FIEL AL CITAR LO QUE EL SEÑOR LE HABÍA DICHO. (EFESIOS 3:1–13).

II. LA RESPUESTA DE LA NACIÓN (22:22–30)
Y le oyeron hasta esta palabra; entonces alzaron la voz, diciendo: Quita de la tierra a tal hombre, porque no conviene que viva. 23 Y como ellos gritaban y arrojaban sus ropas y lanzaban polvo al aire, 24 mandó el tribuno que le metiesen en la fortaleza, y ordenó que fuese examinado con azotes, para saber por qué causa clamaban así contra él. 25 Pero cuando le ataron con correas, Pablo dijo al centurión que estaba presente: ¿Os es lícito azotar a un ciudadano romano sin haber sido condenado? 26 Cuando el centurión oyó esto, fue y dio aviso al tribuno, diciendo: ¿Qué vas a hacer? Porque este hombre es ciudadano romano. 27 Vino el tribuno y le dijo: Dime, ¿eres tú ciudadano romano? El dijo: Sí. 28 Respondió el tribuno: Yo con una gran suma adquirí esta ciudadanía. Entonces Pablo dijo: Pero yo lo soy de nacimiento. 29 Así que, luego se apartaron de él los que le iban a dar tormento; y aun el tribuno, al saber que era ciudadano romano, también tuvo temor por haberle atado.

¡LA PREDICCIÓN DE CRISTO SE HIZO REALIDAD!

LA NACIÓN JUDÍA NO RECIBIÓ EL TESTIMONIO DE PABLO.

AL CONTRARIO, EN LUGAR DE ESO ¡ESTALLÓ UN MOTÍN!

ASÍ QUE EL CAPITÁN ORDENÓ QUE LLEVARAN A PABLO AL CASTILLO CERCANO Y LE EXAMINARAN CON AZOTES… PERO PABLO USÓ DE NUEVO SUS DERECHOS COMO CIUDADANO ROMANO PARA PROTEGERSE A SÍ MISMO Y SU MINISTERIO.

ERA CONTRA LA LEY TRATAR DE ESA MANERA A UN CIUDADANO ROMANO (16:35–40) Y PABLO APROVECHÓ ESTOS PRIVILEGIOS LEGALES.

EL TRIBUNO HABÍA COMPRADO SU CIUDADANÍA Y PARECÍA ESTAR ORGULLOSO DE ELLO, MIENTRAS QUE PABLO ANUNCIÓ QUE LO ERA «DE NACIMIENTO».

ESTO QUERÍA DECIR QUE SU PADRE FUE UN CIUDADANO ROMANO RECONOCIDO.

EL CAPITÁN LE QUITÓ LAS CADENAS Y MANTUVO A PABLO EN LA PRISIÓN HASTA QUE EL CONCILIO JUDÍO PUDIERA REUNIRSE AL DÍA SIGUIENTE (SUCESO QUE SE ANALIZA EN EL CAPÍTULO 23).

EN ESTE PUNTO ES BUENO REPASAR LA HISTORIA DE ISRAEL EN EL LIBRO DE LOS HECHOS.

LA NACIÓN YA HABÍA PARTICIPADO EN TRES ASESINATOS:
(1) JUAN EL BAUTISTA
(2) EL SEÑOR JESUCRISTO
(3) ESTEBAN.

Y ELLOS HUBIERAN COMETIDO UN CUARTO, SI DIOS NO LIBRA A PABLO MEDIANTE LA INTERVENCIÓN DE LA GUARDIA ROMANA.

PABLO AÚN RECORDABA VÍVIDAMENTE LA MUERTE DE ESTEBAN (v, 20) Y QUERÍA DE ALGUNA MANERA EXPIAR SU PARTE EN ESTE CRIMEN NACIONAL.

PERO ISRAEL HABÍA SIDO YA HECHO A UN LADO… PUES EL SEÑOR JESUCRISTO LE HABÍA PROHIBIDO A PABLO QUE TESTIFICARA EN JERUSALÉN (v, 18), PORQUE SU PERÍODO DE PRUEBA YA HABÍA PASADO.

DE HECHO, EL MISMO SEÑOR JESÚS HABÍA PROFETIZADO TAL SITUACIÓN EN (MAT. 23: 37-38)  !!Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son  enviados! !!Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!
38 He aquí vuestra casa os es dejada desierta.

LOS CAPÍTULOS RESTANTES DE HECHOS DESCRIBEN A PABLO EL PRISIONERO, SUS JUICIOS ANTE LOS JUDÍOS, Y SU POSTRERA APELACIÓN A CÉSAR.

¿CÓMO SE HUBIERAN ESCRITO ESTOS CAPÍTULOS SI PABLO NO HUBIERA IDO A JERUSALÉN?... ¡NO LO SABEMOS!

PERO DIOS ANULÓ LAS EQUIVOCACIONES DE SU SIERVO Y LAS USÓ PARA SU GLORIA Y PARA EL BIEN DE LA IGLESIA.

MIENTRAS PABLO ESTUVO PRISIONERO EN ROMA, ESCRIBIÓ LAS CARTAS A LOS EFESIOS, LOS FILIPENSES, LOS COLOSENSES Y FILEMÓN…

Y ESOS SON MENSAJES INSPIRADOS POR EL ESPÍRITU SANTO DE DIOS, LLENOS DE LA VERDAD DE CRISTO Y DE LA VERDAD DE LA POSICIÓN DE LA IGLESIA DE CRISTO, Y QUE TAN DESESPERADAMENTE SE NECESITAN HOY.

POR ELLO DAMOS GRACIAS AL SEÑOR POR LO QUE HIZO EN LA VIDA DE ESTE SIERVO HACE DOS MIL AÑOS.

Y GLORIFICAMOS AL PADRE, AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO POR TANTA SABIDURÍA PARA NUESTRO BIEN.

¡BENDITO SEAS ETERNAMENTE, SEÑOR!


No hay comentarios:

Publicar un comentario