miércoles, 15 de mayo de 2013

Babilonia religiosa y comercial




EN EL LIBRO DE APOCALIPSIS CAPÍTULO 18 PODEMOS SABER ACERCA DE LA BABILONIA COMERCIAL, QUE REPRESENTA EL GRAN SISTEMA RELIGIOSO GLOBAL DE LOS ÚLTIMOS DÍAS.

POR SUPUESTO, LA BABILONIA RELIGIOSA (LA IGLESIA APÓSTATA) JUGARÁ UN GRAN PAPEL EN LA ECONOMÍA DE LAS NACIONES.

Y CUANDO ESTE SISTEMA RELIGIOSO SE DERRUMBE, SERÁ EL PRINCIPIO DEL FIN DEL IMPERIO TOTAL DE LA BESTIA, AUNQUE TENDRÁ TODAVÍA TRES AÑOS Y MEDIO PARA REINAR.

NOS CONSUELA LEER (APOC. 17:17) Y DARNOS CUENTA DE QUE TODAS ESTAS COSAS DAN CUMPLIMIENTO A LA PALABRA DE DIOS.

…porque Dios ha puesto en sus corazones el ejecutar lo que él quiso: ponerse de acuerdo, y dar su reino a la bestia, hasta que se cumplan las palabras de Dios.

NOTAMOS EN EL CAPÍTULO 18 DEL LIBRO DE APOCALIPSIS, CUATRO VOCES DIFERENTES:

I. LA VOZ DEL JUICIO (18: 1–3)
Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria. Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites.

ESTE ÁNGEL ANUNCIA LA CAÍDA DE BABILONIA, UN ACONTECIMIENTO QUE YA HA SIDO ANUNCIADO ANTES (14:8; 16:19).

ASÍ QUE LA REITERACIÓN DE «HA CAÍDO, HA CAÍDO», SUGIERE EL JUICIO DOBLE DE LOS DOS CAPÍTULOS (SOBRE LA BABILONIA RELIGIOSA Y COMERCIAL), ASÍ COMO LA DECLARACIÓN EN EL (v, 6) DE QUE RECIBIRÁ EL DOBLE POR SUS PECADOS.

LA «GRAN CIUDAD» (v, 10), EL CENTRO DEL SISTEMA ECONÓMICO MUNDIAL, RECIBE FINALMENTE LO QUE SE MERECE DE LA MANO DE DIOS.

PORQUE HA LLEGADO A SER LA HABITACIÓN DE DEMONIOS (EFE. 2:22, DONDE LA IGLESIA ES UNA MORADA DEL ESPÍRITU), Y ALBERGUE PARA LOS ESPÍRITUS MALOS (APOC. 16:13–14).

A SATANÁS A MENUDO SE LE DESCRIBE COMO UN AVE (MAT. 13:4, 19, 31, 32)… Y EL (v, 3) INDICA QUE BABILONIA INFLUYÓ EN LA NACIONES DE LA TIERRA DE LA MISMA MANERA EN QUE EL VINO LO HACE EN LOS EBRIOS.

PERO ESTA CIUDAD LOS ENRIQUECIÓ, QUE ERA TODO LO QUE A ELLOS LES IMPORTABA.

Y JUSTO EN ESTOS TIEMPOS LO ESTAMOS VIENDO CLARAMENTE EN TODA LA FAZ DE LA TIERRA.

II. LA VOZ DE SEPARACIÓN (18: 4–8)
Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades. Dadle a ella como ella os ha dado, y pagadle doble según sus obras; en el cáliz en que ella preparó bebida, preparadle a ella el doble. Cuanto ella se ha glorificado y ha vivido en deleites, tanto dadle de tormento y llanto; porque dice en su corazón: Yo estoy sentada como reina, y no soy viuda, y no veré llanto; por lo cual en un solo día vendrán sus plagas; muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque poderoso es Dios el Señor, que la juzga.

EN ESTA CIUDAD SE ENCUENTRAN ALGUNOS DEL PUEBLO DE DIOS, Y ÉL QUIERE QUE SALGAN POR DOS RAZONES:

(1) PORQUE LA CIUDAD SERÁ DESTRUIDA Y DIOS QUIERE SALVARLOS.

(2) PORQUE LA CIUDAD ES SATÁNICA, Y DIOS NO QUIERE QUE SE CONTAMINEN.

«¡SALGAN!» HA SIDO SIEMPRE EL LLAMADO DE DIOS A SU PUEBLO, PORQUE SALVACIÓN QUIERE DECIR SEPARACIÓN DEL MUNDO PARA DIOS (2 COR. 6:14SS).

EL MUNDO SE GLORIFICA A SÍ MISMO (v, 7); MAS EL CRISTIANO PROCURA GLORIFICAR A DIOS.

EL MUNDO VIVE PARA LOS «DELICIOSOS PLACERES DEL PECADO», MIENTRAS QUE EL CRISTIANO VIVE PARA LOS PLACERES DE CRISTO.

MIRE EN EL (v, 7) EL ORGULLO DE BABILONIA: «YO ESTOY SENTADA COMO REINA[...] Y NO VERÉ LLANTO».

PERO EL (v, 8) DICE QUE UN DÍA CAMBIARÁ SUS GOZOS POR LAMENTOS Y SUS RIQUEZAS POR HAMBRE.

HAY UNA LECCIÓN AQUÍ PARA EL PUEBLO DE DIOS HOY: «NO PARTICIPE EN LOS PECADOS DE OTRAS PERSONAS» (1 TIM. 5:22; JER. 51:9).

III. LA VOZ DE LAMENTO (18: 9–19)
Y los reyes de la tierra que han fornicado con ella, y con ella han vivido en deleites, llorarán y harán lamentación sobre ella, cuando vean el humo de su incendio, parándose lejos por el temor de su tormento, diciendo: !!Ay, ay, de la gran ciudad de Babilonia, la ciudad fuerte; porque en una hora vino tu juicio! Y los mercaderes de la tierra lloran y hacen lamentación sobre ella, porque ninguno compra más sus mercaderías; mercadería de oro, de plata, de piedras preciosas, de perlas, de lino fino, de púrpura, de seda, de escarlata, de toda madera olorosa, de todo objeto de marfil, de todo objeto de madera preciosa, de cobre, de hierro y de mármol; y canela, especias aromáticas, incienso, mirra, olíbano, vino, aceite, flor de harina, trigo, bestias, ovejas, caballos y carros, y esclavos, almas de hombres. Los frutos codiciados por tu alma se apartaron de ti, y todas las cosas exquisitas y espléndidas te han faltado, y nunca más las hallarás. Los mercaderes de estas cosas, que se han enriquecido a costa de ella, se pararán lejos por el temor de su tormento, llorando y lamentando, y diciendo: !!Ay, ay, de la gran ciudad, que estaba vestida de lino fino, de púrpura y de escarlata, y estaba adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas! Porque en una hora han sido consumidas tantas riquezas. Y todo piloto, y todos los que viajan en naves, y marineros, y todos los que trabajan en el mar, se pararon lejos; y viendo el humo de su incendio, dieron voces, diciendo: ¿Qué ciudad era semejante a esta gran ciudad? Y echaron polvo sobre sus cabezas, y dieron voces, llorando y lamentando, diciendo: !!Ay, ay de la gran ciudad, en la cual todos los que tenían naves en el mar se  habían enriquecido de sus riquezas; pues en una hora ha sido desolada!

VEMOS AQUÍ A DOS GRUPOS QUE LAMENTAN LA CAÍDA DE BABILONIA:

(1) LOS REYES DE LA TIERRA (vv, 9–10)
(2) LOS MERCADERES DE LA TIERRA (vv, 11–19).

ELLOS HAN «COMETIDO FORNICACIÓN» CON BABILONIA AL RECHAZAR AL VERDADERO DIOS E IRSE TRAS LOS ÍDOLOS Y EL DINERO.

LOS REYES Y LOS MERCADERES HAN VENDIDO SUS ALMAS POR RIQUEZAS… Y AHORA FINALIZA SU VIDA LUJOSA.

ES NOTORIA ESA REPETICIÓN DEL «¡AY, AY!» EN LOS (vv, 10, 16 Y 19)... BABILONIA ES JUZGADA EN UN DÍA (v, 8) Y UNA HORA (vv, 10, 19).

AHORA BIEN, ¿POR QUÉ SE LAMENTAN LOS COMERCIANTES Y LOS REYES?... SE LAMENTAN PORQUE SU MERCADERÍA SE HA AGOTADO…

LOS (vv, 12–13) INDICAN LA VASTA RIQUEZA DEL SISTEMA MERCANTIL, INCLUYENDO «ESCLAVOS, ALMAS DE HOMBRES».

Y ESTA ESCLAVITUD AUMENTARÁ EN LOS ÚLTIMOS DÍAS, PORQUE SATANÁS SIEMPRE HA QUERIDO ESCLAVIZAR LAS ALMAS Y LOS CUERPOS DE LOS SERES HUMANOS.

EL RICO SE ENRIQUECERÁ MÁS Y EL POBRE EMPOBRECERÁ MÁS.

PERO TANTO LUJOS COMO NECESIDADES SERÁN DESTRUIDOS CUANDO DIOS JUZGUE A BABILONIA.

LA FLOTA MARINA SERÁ DESTRUIDA Y LA INDUSTRIA NAVIERA SERÁ ARRUINADA… TODAS LAS NACIONES DEL MUNDO DEPENDEN DE ESTE SISTEMA ECONÓMICO PARA QUE LOS CUIDE, LOS PROTEJA Y LOS SATISFAGA… PERO AL FINAL ESTE SISTEMA LES FALLARÁ.

IV. LA VOZ DE REGOCIJO (18: 20–24)
Alégrate sobre ella, cielo, y vosotros, santos, apóstoles y profetas; porque Dios os ha hecho justicia en ella. Y un ángel poderoso tomó una piedra, como una gran piedra de molino, y la arrojó en el mar, diciendo: Con el mismo ímpetu será derribada Babilonia, la gran ciudad, y nunca más será hallada.
Y voz de arpistas, de músicos, de flautistas y de trompeteros no se oirá más en ti; y ningún artífice de oficio alguno se hallará más en ti, ni ruido de molino se oirá más en ti. Luz de lámpara no alumbrará más en ti, ni voz de esposo y de esposa se oirá más en ti; porque tus mercaderes eran los grandes de la tierra; pues por tus hechicerías fueron engañadas todas las naciones. Y en ella se halló la sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que han sido muertos en la tierra.

LOS HOMBRES DE LA TIERRA NUNCA TIENEN EL MISMO PUNTO DE VISTA QUE LOS HIJOS DE DIOS.

CUANDO ARROJARON DEL CIELO A SATANÁS, LOS CIELOS SE REGOCIJARON, PERO LA TIERRA SE LAMENTÓ (12: 10–12).

AHORA QUE BABILONIA ESTÁ DESTRUIDA LOS CIELOS SE REGOCIJAN, PERO VEMOS QUE LA TIERRA SE LAMENTA DE NUEVO.

LA PRINCIPAL RAZÓN PARA EL REGOCIJO DE LOS CIELOS ES QUE DIOS HA VENGADO LA SANGRE DE LOS MÁRTIRES.

EL SISTEMA BABILÓNICO ES SATÁNICO Y DESDE EL MISMO PRINCIPIO (GÉN. 4) HA SIDO EL RESPONSABLE DEL MARTIRIO DE LOS FIELES DE DIOS.

LAS ALMAS DEBAJO DEL ALTAR EN (APOC. 6:9–11) HABÍAN PREGUNTADO: «¿HASTA CUÁNDO, SEÑOR?»… Y AHORA SU ORACIÓN ES CONTESTADA: DIOS HA VENGADO SU SANGRE.

(ROM. 12:19) No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.

LA PIEDRA DE MOLINO ARROJADA INDICA LO SÚBITO DEL JUICIO DE DIOS SOBRE EL IMPERIO DE LA BESTIA.

ALGUNOS ESTUDIOSOS VEN EN ESTA PIEDRA DE MOLINO EL REGRESO DE CRISTO, LA PIEDRA QUE HIRIÓ, SEGÚN SE MENCIONA EN (DAN. 2:34–35, 44–45).

CUANDO LOS REYES Y LOS MERCADERES DEL MUNDO PIENSEN QUE TODO VA DE MARAVILLAS SEGÚN SUS PLANES, CRISTO VOLVERÁ PARA DESTRUIR TODAS SUS OBRAS.

NÓTESE EN ESTE CAPÍTULO LA REPETICIÓN DE LA DECLARACIÓN «NUNCA MÁS», Y LÉASE (JER. 25:9–11).

CUANDO DIOS DICE: «NUNCA MÁS», NO HAY NADA QUE EL HOMBRE PUEDA HACER PARA CAMBIAR LAS COSAS.

ARREPIÉNTETE HOY Y CONVIÉRTETE A CRISTO, Y ÉL SALVARÁ TU ALMA DE LA DESTRUCCIÓN.

¡DIOS TE BENDIGA!


No hay comentarios:

Publicar un comentario