miércoles, 17 de abril de 2013

¿Cuántas veces debo perdonar?




TÍTULO:  ¿CUÁNTAS VECES DEBO PERDONAR?

TEXTO:    (MATEO 18:21-35) Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete. Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos. Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos. A éste, como no pudo pagar, ordenó su señor venderle, y a su mujer e hijos, y todo lo que tenía, para que se le pagase la deuda. Entonces aquel siervo, postrado, le suplicaba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. El señor de aquel siervo, movido a misericordia, le soltó y le perdonó la deuda. Pero saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y asiendo de él, le ahogaba, diciendo: Págame lo que me debes. Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. Mas él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda. Viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y fueron y refirieron a su señor todo lo que había pasado. Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste. ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti? Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía. Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.

ORACIÓN:  TODA LA GLORIA PARA MI SEÑOR JESUCRISTO.

INTRODUCCIÓN:

ES BIEN CLARO QUE EL TEMA DEL PERDÓN Y EL ARREPENTIMIENTO SON ESENCIALES EN EL CRISTIANISMO.

PORQUE NADIE PUEDE ENCONTRAR AL SALVADOR SIN QUE ANTES SE ARREPIENTA… Y NO PODEMOS PASAR POR ALTO QUE EL PERDÓN DE DIOS DEBE PRODUCIR EN NOSOTROS UN ESPÍRITU PERDONADOR.

POR ESO RECORDAMOS QUE CUANDO DIOS DIO LOS DIEZ MANDAMIENTOS, CUATRO DE ELLOS TIENEN QUE VER CON NUESTRA RELACIÓN CON DIOS, PERO SEIS DE ELLOS CON NUESTRA RELACIÓN ENTRE NOSOTROS MISMOS.

ASÍ QUE HOY VAMOS A TRATAR LOS SIGUIENTES PUNTOS:

-EL PERDÓN INMERECIDO
-UNA DEUDA MUY GRANDE
-EL PERDÓN ENTRE LOS HERMANOS
-FALTA DE PERDÓN ENTRE FAMILIARES
-DIOS EL PERDONADOR

ESTA HERMOSA PARÁBOLA DE LOS DOS DEUDORES QUE HABLA NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, NOS MUESTRA DOS COSAS MUY IMPORTANTES.

LA PRIMERA ES EL PERDÓN INMERECIDO QUE EL SER HUMANO RECIBE DE PARTE DE DIOS, PORQUE EL HOMBRE NO MERECE EL PERDÓN DE DIOS, NI PUEDE PAGARLO CON NADA.

LA SEGUNDA ES QUE LA PERSONA QUE HA RECIBIDO EL PERDÓN DE DIOS, DEBE APRENDER TAMBIÉN A PERDONAR.

PORQUE TENEMOS UNA DEUDA MUY GRANDE... (v, 24) Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos.

DIEZ MIL TALENTOS ERA UNA ENORME FORTUNA… SON MILES DE MONEDAS DE ORO… ASÍ QUE ES UNA SUMA DE MILLONES Y MILLONES HOY EN DÍA.

ESTE HOMBRE SABÍA QUE SU DEUDA ERA MUY GRANDE… SIN EMBARGO, NO SE PREOCUPÓ DE ESO HASTA QUE LE PIDIERON CUENTAS.

Y ES MUY COMÚN ENTRE LOS PECADORES EL DESPREOCUPARSE DEL PERDÓN DE SUS PECADOS, HASTA QUE RECIBEN EL IMPACTO EN ALGUNA PREDICACIÓN DEL EVANGELIO…

O HASTA QUE RECIBEN EL LLAMADO DE DIOS POR ALGÚN PERCANCE ESPANTOSO EN SUS VIDAS… Y A VECES, HASTA POR LA PROXIMIDAD DE LA MUERTE.

EL (v,25) DICE QUE ¡NO TENÍA CON QUE PAGAR!... A éste, como no pudo pagar, ordenó su señor venderle, y a su mujer e hijos, y todo lo que tenía, para que se le pagase la deuda.

ERA COMÚN EN AQUELLOS TIEMPOS VENDER LA ESPOSA E HIJOS COMO ESCLAVOS, PARA ASÍ SALDAR LAS DEUDAS… 

PERO EN ESTE CASO, LOS HIJOS Y LA ESPOSA SOLAMENTE COMPENSARÍA UNA PORCIÓN MUY BAJA DE LA DEUDA, PORQUE LA DEUDA DE ESTE HOMBRE ERA MUY GRANDE.

HERMANOS: HASTA EL CORAZÓN MÁS DURO DESFALLECE Y SE PONE A TEMBLAR CUANDO DIOS SE DISPONE A AJUSTAR CUENTAS CON EL PECADOR… Y ENTONCES PIDE TIEMPO Y DICE: TEN PACIENCIA CONMIGO, DIOS.

Y LA BIBLIA DICE QUE EL SEÑOR PERDONA NUESTRAS DEUDAS… (vv, 26-27) Entonces aquel siervo, postrado, le suplicaba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. El señor de aquel siervo, movido a misericordia, le soltó y le perdonó la deuda.

PERO FÍJATE QUE SUCEDIÓ ALGO IMPENSABLE… ESTE GRAN DEUDOR FUE PERDONADO POR DIOS… PERO ÉL NO QUISO PERDONAR A SU HERMANO.

ENTONCES AQUÍ TENEMOS A UN HOMBRE QUE FUE PERDONADO, PERO QUE NO QUISO PERDONAR… (vv, 28-30) Pero saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y asiendo de él, le ahogaba, diciendo: Págame lo que me debes. Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. Mas él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda.

A ESTE HOMBRE INJUSTO DIOS LO AMÓ Y LE PERDONÓ TODO… PERO ÉL NO AMÓ A SU PRÓJIMO, Y MENOS LE QUISO PERDONAR UNA PEQUEÑA DEUDA.

Y ASÍ NOS SUCEDE A VECES… PEDIMOS PERDÓN A DIOS POR ALGO GRAVE QUE HICIMOS, PERO CUANDO NOS HACEN ALGO PEQUEÑO, NOS PONEMOS EN UN PLAN DURO E INTRANSIGENTE Y DECIMOS: “PERDONO PERO NO OLVIDO”.

ADEMÁS, NO SOLAMENTE NO QUISO PERDONAR LA PERQUEÑA DEUDA, SINO QUE TAMBIÉN LO PUSO EN LA CÁRCEL.

(v,31-35) Viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y fueron y refirieron a su señor todo lo que había pasado. Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste. ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti? Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía. Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.

¿CUÁNTAS VECES DEBEMOS PERDONAR?...¿HASTA SIETE VECES?...(v, 21) Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.

PEDRO CONOCÍA QUE UN ISRAELITA NO DEBÍA GUARDAR RENCOR A SU HERMANO, PERO ÉL SUPUSO QUE SERÍA GENEROSO SI PERDONABA SIETE VECES A SU OFENSOR.

PERO LA RESPUESTA DIVINA FUE: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.

EL MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO AQUÍ ES QUE “DEBEMOS PERDONAR SIN LÍMITES”… 

EN OTRAS PALABRAS, EL CREYENTE DEBE ESTAR DISPUESTO A PERDONAR A SU HERMANO O HERMANA, SIEMPRE Y EN CUALQUIER CIRCUNSTANCIA, POR DURA O DIFÍCIL QUE SEA.

PORQUE UN CORAZÓN QUE NO PERDONA ES UN CORAZÓN NO REGENERADO…  PUES HABIENDO SIDO PERDONADO POR DIOS TODO EL TIEMPO, ¿CÓMO ES QUE NO PUEDE PERDONAR A SU HERMANO?

HOY EN DÍA EL PERDÓN ES TAN DIFÍCIL DE VER, PORQUE HAY EN EL MUNDO MUCHAS RAÍCES DE AMARGURA… Y UNA DE ELLAS, Y QUE HACE TANTO DAÑO, ES LA FALTA DE PERDÓN ENTRE FAMILIARES. 

Y ESTA FALTA DE PERDÓN, AUNQUE NO PAREZCA, ES UNO DE LOS PROBLEMAS MÁS GRANDE ENTRE LOS CREYENTES.

HAY ESPOSOS O ESPOSAS QUE DICEN QUE PERDONARON, PERO EN LA PRIMERA DISCUSIÓN VUELVEN A SACAR LOS TRAPOS SUCIOS AL CONYUGE.

POR ESO, EL RESENTIMIENTO Y LA FALTA DE PERDÓN EN LOS MATRIMONIOS ES OCASIÓN PARA QUE LAS ORACIONES DE ELLOS SEAN ESTORBADAS Y NO LLEGUEN HASTA DIOS.

VAMOS A (1 PEDRO 3:7) Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

TAMBIÉN ES REAL EL RESENTIMIENTO ENTRE PADRES E HIJOS, Y CÓMO LAS RAÍCES DE ODIO Y AMARGURA SE RAMIFICAN Y CRECEN HASTA DAÑAR EN GRAN MANERA SUS RELACIONES Y SUS PERSONAS.

Y ENTONCES, UNA RELACIÓN QUE DEBERÍA SER DE AMOR SE TRANSFORMA EN UNA RELACIÓN DE ODIO.

PERO EL MENSAJE DEL EVANGELIO DE JESUCRISTO ES UN MENSAJE DE PERDÓN, DE AMOR Y DE RECONCILIACIÓN... ES UN MENSAJE DE UN NUEVO COMIENZO... 

PORQUE DIOS CONOCE AL HOMBRE Y SABE DE SUS DEBILIDADES.

DIOS ES UN DIOS PERDONADOR… Y ÉL QUIERE QUE NOSOTROS TAMBIÉN SEAMOS PERSONAS QUE PERDONEMOS.

CIERRE:

L.B.D. EN LA PARÁBOLA QUE EL SEÑOR SE COMPADECIÓ DE UN HOMBRE QUE DEBÍA UNA CANTIDAD QUE NUNCA PODRÍA PAGAR, Y TUVO MISERICORDIA Y LE PERDONÓ TODO, DEJANDO SU DEUDA EN CEROS.

Y ESO ES EXACTAMENTE LO QUE NUESTRO SEÑOR HIZO POR CADA UNO DE NOSOTROS EN LA CRUZ DEL CALVARIO… TU DEUDA HA SIDO CANCELADA POR LA SANGRE DE JESUCRISTO.

(ROMANOS 6:23) Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. 

CUALQUIER PECADOR, EN EL MOMENTO EN QUE SE ARREPIENTE DE CORAZÓN DELANTE DE DIOS, LA DEUDA DE SUS PECADO ES QUITADA TOTALMENTE POR CRISTO.

POR ESO EL MENSAJE DEL EVANGELIO ES UN MENSAJE DE RECONCILIACIÓN.

EL SEÑOR JESUCRISTO VINO A RECONCILIARNOS CON DIOS PAGANDO NUESTRAS GRANDES DEUDAS, Y ASÍ QUITAR LA ENEMISTAD ENTRE DIOS Y EL HOMBRE.

POR ESO, HOY DIOS TE ESTÁ LLAMANDO A LA RECONCILIACIÓN Y AL PERDÓN.

(2 CORINTIOS 5:18-20) Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.

YO VOY A HACER UN LLAMADO ESTA NOCHE…

SI TÚ ESTÁS EN DEUDA CON TU HERMANO, CON TU PADRE, CON TU MADRE, CON TU HIJO, CON TU HIJA, CON TU VECINO, DILE EN ESTE MOMENTO: PERDÓNAME, ASÍ COMO DIOS ME HA PERDONADO A MÍ.

PÍDELE PERDÓN A AQUÉL A QUIEN HAS OFENDIDO… Y SI TE HAN OFENDIDO, PERDONA A TU OFENSOR.

EL SEÑOR NOS DICE EN ESTA HERMOSA PARÁBOLA QUE NO HAY LÍMITES PARA PERDONAR… PORQUE SETENTA VECES SIETE ES UNA CIFRA INFINITA PARA DIOS.

VAMOS A PERDONARNOS LOS UNOS A LOS OTROS, EN EL NOMBRE PRECIOSO DE CRISTO JESÚS, QUIEN MURIÓ EN LA CRUZ PARA PERDONAR NUESTROS PECADOS.

AMÉN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada