martes, 26 de marzo de 2013

Tres Señales y tres Parábolas





NOTAMOS EN LA BIBLIA QUE EL CAPÍTULO 21 DEL LIBRO DE MATEO EMPIEZA CON TRES SEÑALES PROFÉTICAS DEFINITIVAS PARA LA NACIÓN DE ISRAEL.

VEMOS QUE LAS PARÁBOLAS QUE EL SEÑOR DIJO BROTARON DEL ANTAGONISMO DE LOS ESCRIBAS Y FARISEOS RESPECTO A LA PURIFICACIÓN DEL TEMPLO.

VAMOS A VER HOY ESTE TEMA PARA LA GLORIA DEL PADRE, EL HIJO Y EL ESPÍRITU SANTO.

I. TRES SEÑALES RESPECTO A ISRAEL (21: 1–22).

A. LA PRESENTACIÓN DEL REY (vv, 1–11).

ESTO FUE EN CUMPLIMIENTO DE LA PROFECÍA DE (ZACARÍAS 9:9).

MATEO EL EVANGELISTA OMITIÓ LAS PALABRAS «JUSTO Y SALVADOR» CUANDO CITÓ A ZACARÍAS, PORQUE CRISTO NO VENDRÍA CON JUSTICIA Y SALVACIÓN PARA ISRAEL HASTA QUE REGRESE, SEGÚN (APOC. 19:11–21), CABALGANDO SOBRE UN CABALLO BLANCO.

(JUAN 12:17–18) INDICA QUE MUCHOS EN LA GRAN MULTITUD ESTABAN ALLÍ DEBIDO A LA RESURRECCIÓN DE LÁZARO.

LA MULTITUD CITÓ EL (SALMO 118:26) EN SUS ALABANZAS…
POSTERIORMENTE (v, 42) CRISTO CITARÍA TAMBIÉN EL MISMO SALMO PARA REFUTAR A LOS LÍDERES.

EN EL (v, 11) VEMOS QUE LA CIUDAD LE LLAMÓ «EL
PROFETA», ¡PERO NO EL REY!

Y ES QUE DESAFORTUNADAMENTE LOS JUDÍOS NO CONOCIERON EL TIEMPO DE SU VISITACIÓN (LUC. 19:41–44) Y RECHAZARON A SU REY.

B. LA PURIFICACIÓN DEL TEMPLO (vv,VV. 12–16).

LA CORRUPCIÓN INTERNA DE ISRAEL SE PUEDE VER CON CLARIDAD EN CÓMO EL TEMPLO DE DIOS SE HABÍA TRANSFORMADO EN CASA DE MERCADO.

LA PRIMERA PURIFICACIÓN AL PRINCIPIO DEL MINISTERIO DE CRISTO (JUAN 2) NO DURÓ, PORQUE LOS CORAZONES DE LOS LÍDERES NO CAMBIARON.

CRISTO CITÓ A (ISAÍAS 56:7) Y LLAMÓ AL TEMPLO «MI
CASA» (v, 13), RECLAMANDO ASÍ SER DIOS.

TAMBIÉN SE REFIRIÓ A (JER. 7:11)... POSTERIORMENTE, CRISTO DIRÍA: «HE AQUÍ VUESTRA CASA OS ES DEJADA
DESIERTA» (MAT. 23:38).

ASÍ QUE, POR HABER RECHAZADO A SU REY, ISRAEL AHORA TENÍA UN TEMPLO VACÍO.

CUANDO LOS LÍDERES LO ACUSARON, CRISTO CITÓ EL (SALMO 8:2), QUE ES UN SALMO MESIÁNICO (HEB 2:5–9), APUNTANDO AL TIEMPO CUANDO CRISTO REINARÍA SOBRE LA TIERRA COMO REY.

C. LA MALDICIÓN DE LA HIGUERA (VV. 17–22).

(MAT. 24:32–33) Y (LUC. 13:6–10) DEJAN ENTREVER QUE LA HIGUERA ES UNA FIGURA PARA REFERIRSE A ISRAEL.

ESTA HIGUERA TENÍA HOJAS PERO NO FRUTO, ILUSTRANDO A ISRAEL CON SU «ESPECTÁCULO DE RELIGIÓN» EXTERNA, PERO SIN FRUTOS.
(LUC. 13:6–10) INDICA QUE DIOS LE DIO A ISRAEL TRES AÑOS PARA QUE LLEVARA FRUTO, PERO LA NACIÓN FALLÓ.

CRISTO USÓ EL MILAGRO COMO UNA LECCIÓN DE FE, SUGIRIENDO QUE FUE LA INCREDULIDAD DE ISRAEL LO QUE
LE ACARREÓ EL JUICIO.

¡QUÉ FÁCIL ES TENER «APARIENCIA DE PIEDAD» (2 TIM. 3:5) PERO NUNCA LLEVAR FRUTO!

MUCHOS CRISTIANOS ENGAÑADORES OIRÁN A CRISTO DECIR: «APARTAOS DE MÍ, HACEDORES DE MANDAD», (MAT. 25:41) PORQUE NO TIENEN «NADA[...] SINO HOJAS SOLAMENTE» (21.19).

EN ESTAS TRES SEÑALES, ENTONCES, CRISTO REVELA LA CEGUERA ESPIRITUAL DE ISRAEL, SU CORRUPCIÓN INTERNA Y SU CARENCIA EXTERNA DE FRUTO.

II. TRES PARÁBOLAS RESPECTO A ISRAEL (21:23–22.14)

DE (21:23 A 23:39) CRISTO ESTÁ EN EL TEMPLO CONTENDIENDO CON LOS LÍDERES.

EN (24:1) SALE DEL TEMPLO Y ¡NUNCA MÁS VUELVE A ENTRAR ALLÍ!

«ICABOD» ESTABA AHORA ESCRITO SOBRE EL TEMPLO: «TRASPASADA ES LA GLORIA» (1 SAM. 4:19–22).

POR SUPUESTO, LOS JUDÍOS CUESTIONARON SU AUTORIDAD Y CRISTO LES LLEVÓ AL MINISTERIO DE JUAN EL BAUTISTA… ¿POR QUÉ?...

PORQUE ELLOS SABÍAN QUE JUAN DIJO LA VERDAD, Y SIN EMBARGO LE RECHAZARON.

DIOS NO REVELA UNA NUEVA VERDAD HASTA QUE OBEDEZCAMOS LA QUE ÉL YA HA REVELADO.

HABIENDO RECHAZADO A JUAN, LOS JUDÍOS NO MERECÍAN UNA RESPUESTA DE PARTE DE JESÚS.

JESÚS DIJO TRES PARÁBOLAS CONCERNIENTES A LA NACIÓN DE ISRAEL.

A. PARÁBOLA DE LOS DOS HIJOS (vv,. 23–32).

AQUÍ VEMOS A ISRAEL COMO UN HIJO DESOBEDIENTE A SU PADRE.

LA VIÑA HABLA DE ISRAEL (ISA. 5:1–7; SAL. 80:8–16).

 AL RECHAZAR A JUAN EL BAUTISTA LOS JUDÍOS DESOBEDECIERON AL PADRE QUE LE ENVIÓ.

LOS PECADORES, SIN EMBARGO, ¡OYERON A JUAN Y ENTRARON EN EL REINO DE DIOS!

B. PARÁBOLA DE LOS INQUILINOS MALVADOS (vv, 33–46).

DIOS HIZO MUCHO POR ISRAEL, ESPERANDO QUE LA NACIÓN LLEVARA FRUTO PARA SU GLORIA, PERO LA NACIÓN SE REBELÓ CONTRA ÉL Y REHUSÓ LLEVAR FRUTO.

DIOS ENVIÓ MUCHOS PROFETAS Y SIERVOS PARA COMUNICARSE CON ELLA, PERO ISRAEL A UNOS MALTRATÓ Y A OTROS MATÓ.

ENTONCES DIOS ENVIÓ A SU HIJO, ¡Y ELLOS LO MATARON!.. E INCLUSO «LO ECHARON FUERA DE LA VIÑA» (v, 39; HEB. 13:11–13).

LOS JUDÍOS MISMOS PRONUNCIARON SU PROPIA SENTENCIA EN EL (v, 41), Y DIOS HIZO EXACTAMENTE LO QUE ELLOS DIJERON… LES QUITÓ SUS PRIVILEGIOS ESPIRITUALES, DESTRUYÓ JERUSALÉN Y DIO SU BENDICIÓN A LOS GENTILES.

CRISTO CITÓ EL (SAL. 118:22–23) LLAMÁNDOSE A SÍ MISMO «LA PIEDRA QUE DESECHARON LOS EDIFICADORES» (v, 42, ISA. 28:16).

PEDRO LLAMÓ A LOS LÍDERES DE ISRAEL «VOSOTROS LOS EDIFICADORES» (HECH. 4:11), Y (ROM. 9:33) y (1 PED. 2:4–8) APUNTA A CRISTO COMO LA PIEDRA DE TROPIEZO PARA ISRAEL, PERO CIMIENTO DE LA IGLESIA.

EL PECADOR QUE «CAE SOBRE LA PIEDRA» EN HUMILDAD SERÁ QUEBRANTADO PERO SALVADO… SIN EMBARGO,
EL REBELDE QUE RESISTE A CRISTO, LA PIEDRA LO DESPEDAZARÁ EN EL JUICIO.

C. PARÁBOLA DE LA FIESTA DE BODAS (22:1–14).

EL PADRE LLAMÓ A LOS INVITADOS (ISRAEL) PARA QUE DISFRUTARAN DE LAS BENDICIONES POR CAUSA DE SU HIJO.

SIN EMBARGO, LA NACIÓN DESPRECIÓ LAS INVITACIONES: EL (v, 3) QUIZÁS INDICA LA INVITACIÓN DE LOS APÓSTOLES CUANDO EL SEÑOR ESTABA EN LA TIERRA; Y LOS (vv, 4–6) LA INVITACIÓN DURANTE LOS PRIMEROS CAPÍTULOS DE HECHOS, CUANDO EL MENSAJE FUE OFRECIDO NUEVAMENTE A LOS JUDÍOS.

ISRAEL RESISTIÓ AL ESPÍRITU (HECH. 7:51–52) Y ESTO ACARREÓ EL JUICIO NACIONAL, INCLUYENDO LA RUINA DE JERUSALÉN (v, 7).

ENTONCES EL REY SE VOLVIÓ A LOS GENTILES, COMO OCURRIÓ EN (HECH. 10), DESPUÉS QUE LA NACIÓN SELLÓ SU DECISIÓN AL MATAR A ESTEBAN Y PERSEGUIR A LA IGLESIA.

LOS VERSÍCULOS QUE CIERRAN LA PARÁBOLA (11–14) ENFATIZAN QUE LOS INVITADOS DEBEN RECIBIR UN VESTIDO DE BODA DEL REY PARA SER ADMITIDOS.

EL REY LLAMÓ «MALOS Y BUENOS» (v, 10), PERO LES PROVEYÓ UN VESTIDO QUE LES HARÍA ACEPTOS.

ESTO HABLA DEL DON DE LA JUSTICIA QUE DIOS PROVEE
MEDIANTE CRISTO PARA TODO EL QUE CREE (2 COR. 5:20).

NO PONGA ESTA ESCENA EN EL CIELO, PORQUE SIN DUDAS NADIE ENTRARÁ EN EL CIELO SIN LA JUSTICIA DE CRISTO.

ESTOS VERSÍCULOS ADVIERTEN A LOS FALSOS PROFESANTES A NO RESPONDER A LA INVITACIÓN EXTERNA, SIN RECIBIR AL SEÑOR INTERNAMENTE.

ESTAS TRES PARÁBOLAS MUESTRAN LA HISTORIA ESPIRITUAL DE ISRAEL.

DIOS ESCOGIÓ A LA NACIÓN PARA QUE LLEVARA FRUTO (LA VIÑA Y LA HIGUERA), Y FALLÓ POR NO FRUCTIFICAR.

DESOBEDECIÓ AL PADRE (LA PARÁBOLA DE LOS DOS HIJOS), CRUCIFICÓ AL HIJO (PARÁBOLA DE LOS INQUILINOS MALVADOS), Y RESISTIÓ AL ESPÍRITU (PARÁBOLA DE LA FIESTA DE BODAS).

HOY LA NACIÓN HA SIDO DEJADA A UN LADO Y LAS BENDICIONES DE CRISTO SE HAN DADO A LA IGLESIA HASTA QUE LLEGUE LA PLENITUD DE LOS GENTILES (ROM. 11.25).

¡BENDITO SEA NUESTRO DIOS!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada