viernes, 22 de marzo de 2013

Gobernante, Sanador, Maestro y Predicador





LUCAS 6 ES UNO DE LOS CAPÍTULOS CON GRANDES ENSEÑANZAS DE PARTE DEL SEÑOR PARA NUESTRA CONDUCTA Y CARÁCTER.

¿CÓMO NOS ESTAMOS CONDUCIENDO DELANTE DEL SEÑOR?

VAMOS A VERLO HOY EN CUATRO GRANDES PUNTOS.

I. JESÚS EL GOBERNANTE (6:1-5)

ERA LEGAL QUE LA GENTE ARRANCARA TRIGO DEL CAMPO DE ALGÚN VECINO Y LO COMIERA, PERO NO PODÍA USAR LA HOZ (DEUT. 23:25).

AL PERMITIR A SUS DISCÍPULOS QUE HICIERAN ESTO EN EL SÁBADO, JESÚS VIOLABA DE NUEVO LAS TRADICIONES DE LOS ANCIANOS.

POCO ANTES SANÓ A UN HOMBRE EN DÍA DE REPOSO (JUAN 5) Y ESTO ENFURECIÓ A LOS LÍDERES RELIGIOSOS AÚN MÁS.

LA DEFENSA DE NUESTRO SEÑOR FUE SIMPLE: ÉL ERA EL SEÑOR DEL DÍA DE REPOSO Y EL REY NO ESTÁ RESTRINGIDO POR LAS TRADICIONES DE LOS HOMBRES.

SU EJEMPLO DE LA VIDA DE DAVID LO RECALCABA (1 SAM. 21:1–9).

JESÚS AFIRMABA DE NUEVO SER EL HIJO DE DAVID, EL SEÑOR, EL MESÍAS… Y ÉL QUERÍA DAR UN NUEVO DÍA DE REPOSO (MAT. 11:28–30), PERO ELLOS NO QUERÍAN RECIBIRLO.

II. JESÚS EL SANADOR (6:6-11)

LOS ESCRIBAS Y FARISEOS ACUDÍAN A LOS SERVICIOS EN LA SINAGOGA, NO PARA ADORAR A DIOS, SINO PARA ESPIAR A JESÚS.

ELLOS SABÍAN QUE JESÚS IRÍA Y TAL VEZ SE ASEGURARON QUE EL HOMBRE LISIADO ESTUVIERA ALLÍ.

JESÚS SANÓ AL HOMBRE Y SE DEFENDIÓ SOBRE LA BASE DEL VALOR DE LA VIDA HUMANA.

CUALQUIER JUDÍO RESCATARÍA A SU ANIMAL EN EL DÍA DE REPOSO (MAT. 12:11, 12)… ENTONCES, ¿POR QUÉ NO RESCATAR A UN HOMBRE HECHO A IMAGEN DE DIOS?

CUANDO LAS TRADICIONES LLEGAN A SER MÁS IMPORTANTES QUE LAS PERSONAS, HAY QUE EXAMINAR LAS TRADICIONES Y CAMBIARLAS.

COMO RESULTADO DE ESTE MILAGRO A JESÚS LO ABORRECIERON AÚN MÁS, PORQUE LOS MILAGROS EN SÍ MISMOS NO CAMBIAN EL CORAZÓN HUMANO PECAMINOSO.

INCLUSO, ¡LOS ESCRIBAS Y FARISEOS SE JUNTARON CON LOS HERODIANOS EN SU COMPLOT PARA DESTRUIR A JESÚS! (MAR. 3:6).

III. JESÚS EL MAESTRO (6:12-16)

DE NUEVO LUCAS MENCIONA EL RETIRO DE NUESTRO SEÑOR PARA ORAR (5:16)… CRISTO TENÍA IMPORTANTES DECISIONES QUE TOMAR Y SUS ENEMIGOS LO ACOSABAN; ASÍ QUE LE ERA NECESARIO ORAR.

ESTE ES UN BUEN EJEMPLO QUE DEBEMOS SEGUIR EN NUESTROS MINISTERIOS Y EN NUESTRAS VIDAS (STG 1:5).

DE ENTRE LA MULTITUD DE SUS MUCHOS SEGUIDORES JESÚS SELECCIONÓ A DOCE PARA QUE FUERAN SUS APÓSTOLES.

UN APÓSTOL ES UNA PERSONA ENVIADA CON UNA COMISIÓN PARA REALIZAR UNA TAREA ESPECIAL.

ESTOS HOMBRES VIVIERON CON JESÚS Y APRENDIERON DE ÉL, PORQUE IBAN A TOMAR SU LUGAR DESPUÉS QUE ÉL REGRESARA AL PADRE.

CUANDO LA IGLESIA PRIMITIVA SELECCIONÓ A UN HOMBRE PARA REEMPLAZAR A JUDAS, TUVIERON EN CUENTA CARACTERÍSTICAS ESPECÍFICAS, PORQUE NO TODOS PODÍAN SER APÓSTOLES (HECH. 1:21, 22; 1 COR. 9:1).

VEMOS QUE EN TODAS LAS LISTAS DE LOS NOMBRES DE LOS APÓSTOLES EN LA BIBLIA, PEDRO ES SIEMPRE EL PRIMERO Y JUDAS ISCARIOTE EL ÚLTIMO.

IV. JESÚS EL PREDICADOR (6:17-49)

JESÚS DESCENDIÓ A «UN LUGAR LLANO» (v, 17) JUNTO AL MONTE Y ALLÍ PREDICÓ EL «SERMÓN DE ORDENACIÓN» DE LOS APÓSTOLES.

EN SU INFORME DE LO QUE LLAMAMOS «EL SERMÓN DEL MONTE» (MAT. 5–7), LUCAS ELIMINÓ LAS «SECCIONES JUDÍAS» QUE NO SERÍAN PERTINENTES A SU AUDIENCIA DE PERSONAS GENTILES.

JESÚS PREDICÓ ESTE SERMÓN TANTO A LAS MULTITUDES COMO A SUS APÓSTOLES, Y SU MENSAJE SE APLICA TAMBIÉN A NOSOTROS HOY.

NADIE SE SALVA POR «GUARDAR EL SERMÓN DEL MONTE», PORQUE LA SALVACIÓN VIENE ÚNICAMENTE POR LA FE EN JESUCRISTO.

EL SERMÓN SE REFIERE A LAS RELACIONES DE LOS DISCÍPULOS CON LAS POSESIONES (vv, 20–26), LAS PERSONAS (vv, 27–45) Y EL SEÑOR (vv, 46–49).

EN LO RELATIVO A LA RELACIÓN CON LAS PERSONAS, JESÚS NOS DICE CÓMO LLEVARNOS CON NUESTROS ENEMIGOS (vv, 27–36) Y HERMANOS (vv, 37–45).

SE PUEDE RESUMIR EL SERMÓN EN CUATRO PALABRAS:

(1) SER (vv, 20–26)

(2) AMAR (vv, 27–36)

(3) PERDONAR (vv, 37–45)

(4) OBEDECER (vv, 46–49).

A. POSESIONES (vv, 20-26).

LAS PERSONAS QUE SEGUÍAN A JESÚS ERAN, EN SU MAYORÍA, POBRES QUE VIVÍAN DE DÍA EN DÍA… ELLOS ENVIDIABAN A LOS RICOS Y ANSIABAN SER COMO ELLOS.

LA BIBLIA NO ENSEÑA QUE LA POBREZA SEA BENDICIÓN, PORQUE NOS DICE QUE CUIDEMOS DE LOS POBRES Y DE LOS NECESITADOS, SINO QUE LA POBREZA NO NOS ROBA NINGUNA BENDICIÓN.

BIEN SE HA DICHO QUE MUCHAS PERSONAS SABEN EL PRECIO DE TODO, PERO NO EL VALOR DE NADA.

NO ES PECADO SER RICO, PERO SÍ ES PECADO CONFIAR EN LAS RIQUEZAS Y PENSAR QUE USTED ES UNA PERSONA ESPECIAL A LOS OJOS DE DIOS DEBIDO A SU RIQUEZA.

EL CARÁCTER ES LO IMPORTANTE, NO LAS POSESIONES.

B. PERSONAS (vv, 27-45).

CUANDO TIENES VALORES DIFERENTES A LOS DEL MUNDO Y DEFIENDES LO QUE ES CORRECTO, VAS A TENER ENEMIGOS.

SI NOS DESQUITAMOS, VIVIREMOS A SU MISMA ALTURA; PERO SI LOS AMAMOS, LES HACEMOS BIEN, LOS BENDECIMOS Y ORAMOS POR ELLOS… ENTONCES NOS ELEVAMOS A UN NIVEL MÁS ALTO Y GLORIFICAMOS AL SEÑOR.

NO REQUIERE MUCHO ESFUERZO AMAR A NUESTROS AMIGOS Y SERVIRLES, PERO EXIGE FE AMAR A NUESTROS ENEMIGOS Y HACERLES BIEN.

LOS PRINCIPIOS DADOS POR JESÚS EN LOS (vv, 31 Y 36) NOS ESTIMULARÁN A PRACTICAR ESTA DIFÍCIL ADMONICIÓN. (1 PED. 2:13–25 – ROM. 12:17–21).

CUANDO SE TRATA DE NUESTROS HERMANOS (vv, 37–46), DEBEMOS TENER CUIDADO, NO SEA QUE LES TRATEMOS CON MÁS SEVERIDAD DE LO QUE NOS TRATAMOS A NOSOTROS MISMOS.

SI VES UNA FALTA EN TU HERMANO, ANTES DE HABLARLE, EXAMINA TU PROPIO CORAZÓN PARA VER SI QUIZÁS TAMBIÉN ERES IGUALMENTE CULPABLE.

¿SOMOS CIEGOS GUIANDO A OTROS CIEGOS?... ¿ESTAMOS TRATANDO DE «OPERAR» EL OJO DEL HERMANO CUANDO NUESTROS PROPIOS OJOS ESTÁN DAÑADOS?

NO TIENE NADA DE MALO AYUDAR A UN HERMANO (GÁL. 6:1–5), PERO SÍ LO ES SI NUESTRA ACTITUD DE JUICIO Y NUESTRA VIDA NO ANDA BIEN CON EL SEÑOR.

ASÍ QUE EL GRAN PELIGRO ES LA HIPOCRESÍA (v, 42), LA CUAL SIGNIFICA QUE APARENTAMOS MÁS ESPIRITUALIDAD DE LA QUE EN REALIDAD TENEMOS.

AL TRATAR DE AYUDAR A OTROS DEBEMOS CUIDARNOS DE SER SINCEROS CON DIOS Y CON NOSOTROS MISMOS (1 JUAN 1:5–10).

LAS ILUSTRACIONES DEL ÁRBOL (vv, 43–44) Y DEL TESORO (v, 45) NOS RECUERDAN LA IMPORTANCIA DEL CARÁCTER.

SI EL ÁRBOL NO ES BUENO, EL FRUTO NO SERÁ BUENO… Y SI EL CORAZÓN ESTÁ LLENO DE MALDAD, LA BOCA HABLARÁ MALDAD.

EDIFIQUE SU CARÁCTER Y SERÁ CAPAZ DE AYUDAR A OTROS CUANDO TENGAN NECESIDADES ESPIRITUALES.

C. EL SEÑOR (vv, 46-49).

JESÚS ES SEÑOR DE SEÑORES Y QUIERE NUESTRAS OBRAS, NO NUESTRAS PALABRAS (MAT. 7:24–27).

EDIFICAR «SOBRE LA ROCA» SIGNIFICA OBEDECER LO QUE ÉL DICE.

EDIFICAR «SOBRE LA ARENA» SIGNIFICA PROFESAR OBEDIENCIA, PERO NO PRACTICARLA.

LO QUE CONSTRUIMOS HOY, SE PRUEBA HOY EN LAS TORMENTAS DE LA VIDA, PERO HABRÁ UNA GRAN PRUEBA FINAL Y MAYOR ANTE EL TRIBUNAL DE CRISTO (ROM. 14:10–13).

MATEO NOS DICE QUE LOS OYENTES SE ASOMBRARON DE LA ENSEÑANZA DE CRISTO (MAT. 7:28, 29)... SIN EMBARGO, MUCHOS LEEN HOY EL SERMÓN DEL MONTE Y VEN SOLAMENTE UNA HERMOSA MUESTRA DE FILOSOFÍA RELIGIOSA.

¡CUÁNTO NOS PERDEMOS AL SER NADA MÁS QUE OIDORES Y NO HACEDORES!

¡DIOS TE BENDIGA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada