jueves, 28 de marzo de 2013

Dos conductas contrastantes





EN MATEO 26, TRES PERSONAS SE DESTACAN EN EL RELATO DE LAS ÚLTIMAS HORAS DEL SEÑOR ANTES DEL CALVARIO: CRISTO MISMO, PEDRO Y JUDAS ISCARIOTE.

ES INTERESANTE VER CÓMO SE CONTRASTAN PEDRO Y JUDAS EN ESTE CAPÍTULO, CADA UNO ENSEÑÁNDONOS LECCIONES ESPIRITUALES POR SUS FRACASOS.

JUDAS ES UNA ADVERTENCIA EN CONTRA DE RESISTIR LA PALABRA DE DIOS Y RECHAZAR A CRISTO… PEDRO ES UNA ILUSTRACIÓN DE CÓMO UN CREYENTE PUEDE RESBALAR Y PERDER SU TESTIMONIO.

NÓTESE LOS DIFERENTES LUGARES DONDE TUVIERON LUGAR ESTOS HECHOS.

I. EN BETANIA (26: 1–19)

ESTO TAMBIÉN SE RELATA EN (JUAN 12), DONDE A LA MUJER QUE UNGIÓ A JESÚS SE LE LLAMA DEFINITIVAMENTE MARÍA.

MIENTRAS QUE LOS LÍDERES «RELIGIOSOS» JUDÍOS ESTABAN TRAMANDO MATAR A CRISTO, ¡LOS CREYENTES EN BETANIA LE HONRABAN!

NO SABEMOS QUIÉN HAYA SIDO SIMÓN EL LEPROSO, PERO EL SEÑOR LO DEBE HABER CURADO, PORQUE LOS JUDÍOS NUNCA HUBIERAN PARTICIPADO EN UN BANQUETE EN LA CASA DE UN LEPROSO.

ESTA NO ERA LA CASA DE MARÍA Y MARTA, AUN CUANDO ESTABAN ALLÍ Y MARTA SERVÍA (JUAN 12:2).

EL ACTO DE AMOR DE MARÍA FUE ACEPTADO POR CRISTO Y CRITICADO POR LOS DISCÍPULOS, SIENDO JUDAS EL PRINCIPAL ACUSADOR (JUAN 12:4–6).

JUAN EXPLICA EL POR QUÉ JUDAS LA CRITICÓ: ERA LADRÓN Y QUERÍA EL DINERO PARA SÍ MISMO PORQUE SUSTRAÍS DE LA BOLSA (JUAN 12:6).

ES TRISTE VER A PEDRO NEGAR A SU SEÑOR TRES VECES, PERO ASÍ FUE.

Y ES UNA COSA PELIGROSA QUE LOS CRISTIANOS SE JUZGUEN UNOS A OTROS, PORQUE ESE JUICIO SIEMPRE REGRESA SOBRE NUESTRAS CABEZAS (MAT. 7:1–5).

L.B.D. QUE JUDAS LLAMÓ «DESPERDICIO» A LA ADORACIÓN DE MARÍA, ¡PERO JESÚS DIJO QUE ERA UNA RECORDACIÓN PERPETUA, Y ASÍ HA SIDO SIEMPRE!

PORQUE HASTA ESTE DÍA, DONDEQUIERA QUE SE PREDICA EL EVANGELIO DE CRISTO, SE SIGUE MENCIONANDO A MARÍA Y SU ACCIÓN DE AMOR.

ASÍ QUE ESTE PENETRANTE REPROCHE DE CRISTO AUMENTÓ LA DECISIÓN DE JUDAS PARA TRAICIONARLO.

JUDAS DEJÓ BETANIA Y SE FUE A COMPLOTAR CON LOS LÍDERES JUDÍOS PARA QUE ARRESTASEN A CRISTO.

ELLOS ACORDARON DARLE TREINTA PIEZAS DE PLATA, COMO PROFETIZÓ LAS ESCRITURAS (ZAC. 11:12).

PEDRO, POR OTRA PARTE, FUE CON JUAN PARA PREPARAR LA PASCUA PARA CRISTO (LUC. 22:8)… PORQUE A PESAR DE SUS FRACASOS, PEDRO AMABA A CRISTO Y CONFIÓ EN CRISTO, EN TANTO QUE JUDAS SALIÓ DE ELLOS, DEBIDO A QUE NO ERA UNO DE ELLOS (1 JUAN 2:18–19).

II. EN EL APOSENTO ALTO (26: 20–35)

AQUÍ VEMOS A JUDAS ENGAÑANDO, Y A PEDRO JACTÁNDOSE.

JESÚS ANUNCIÓ QUE UNO DE ELLOS LO TRAICIONARÍA, CONFORME PROFETIZABA EL (SALMO 41:9).

CUANDO JUDAS LE PREGUNTÓ: «¿SOY YO, SEÑOR? [RABÍ, NO SEÑOR]», SU LENGUAJE SUGIERE QUE ESPERABA UNA RESPUESTA NEGATIVA.

EN OTRAS PALABRAS, JUDAS PRETENDÍA QUE ERA FIEL A CRISTO, CUANDO YA SE HABÍA RENDIDO AL DEMONIO (JUAN 13:2, 27).

Y VEMOS QUE FUE DESPUÉS DE QUE JUDAS SALIÓ DEL APOSENTO, QUE JESÚS INSTITUYÓ LA CENA DEL SEÑOR.

Y NOTEMOS HERMANOS EN EL (v, 29) QUE CRISTO PROMETIÓ UN REINO LITERAL.

EL «HIMNO» QUE CANTARON FUE DE LOS (SALMOS 115–118)… LEA ESTOS SALMOS Y VEA LAS ENSEÑANZAS MESIÁNICAS, ESPECIALMENTE EN EL 118.

FUE CUANDO IBAN HACIA GETSEMANÍ QUE PEDRO SE JACTÓ, Y TODOS SIN EXCEPCIÓN NEGARON LAS PALABRAS DE CRISTO (ZAC 13:7) DE QUE SUS DISCÍPULOS LOS ABANDONARÍAN.

CUANDO UN CRISTIANO SE OPONE A LA PALABRA DE DIOS, SE ENCAMINA A METERSE EN PROBLEMAS.

III. EN EL HUERTO (26: 36–56)

AQUÍ VEMOS A JUDAS PRETENDIENDO HONRAR A CRISTO AL BESARLE REPETIDAMENTE, Y A PEDRO FALLANDO AL QUEDARSE DORMIDO CUANDO DEBÍA ESTAR ORANDO… LUCHANDO CON UNA ESPADA, CUANDO DEBÍA RENDIRSE… Y HUYENDO DESPUÉS DE JACTARSE DE QUE MORIRÍA POR EL SEÑOR.

LA «COPA» (v, 39) FUE EL PRECIO QUE CRISTO PAGARÍA AL SER HECHO PECADO EN LA CRUZ.

SU NATURALEZA SANTA SE REBELABA EN CONTRA DE LA PERSPECTIVA DE SER HECHO PECADO, Y SIN EMBARGO SU SANTA VOLUNTAD ERA UNA CON LA DEL PADRE Y VOLUNTARIAMENTE ENTREGÓ SU VIDA.

PEDRO, UN PESCADOR, TRATÓ DE SER UN SOLDADO Y ¡GANAR VICTORIAS ESPIRITUALES CON UN ARMA CARNAL!

NECESITAMOS ACORDARNOS DE QUE CRISTO NO
NECESITA QUE LO DEFIENDAN… NOSOTROS LUCHAMOS CONTRA SATANÁS, NO CONTRA SANGRE NI CARNE (EFE. 6:10–18).

POR ESO LAS ARMAS QUE USAMOS SON ESPIRITUALES, NO CARNALES (2 COR. 10:3–5; HEB. 4:12).

MOISÉS EN SU MOMENTO COMETIÓ LA MISMA EQUIVOCACIÓN (HECH 7:22–28) Y TUVO QUE PASAR CUARENTA AÑOS APRENDIENDO A DEJAR QUE DIOS LIBRE SUS BATALLAS.

IV. EN LA CASA DEL SUMO SACERDOTE (26: 57–75)

PEDRO NO DEBERÍA HABERLE SEGUIDO, MUCHO MENOS «DE LEJOS» (v, 58).

(ZAC. 13:7 y MAT. 26:31) PROFETIZÓ QUE LAS OVEJAS SERÍAN ESPARCIDAS… Y EN (JUAN 18:8) JESÚS CLARAMENTE LES DIJO A LOS DISCÍPULOS QUE SE FUERAN.

ÉL LE ADVIRTIÓ A PEDRO QUE SATANÁS ESTABA TRAS ELLOS (LUC. 22:31–34) Y QUE NEGARÍA A SU SEÑOR ESA NOCHE.

CUANDO LOS CREYENTES NO ESCUCHAMOS LA PALABRA DE DIOS, SIEMPRE NOS METEMOS EN CONFLICTOS.

ERA ILEGAL QUE EL CONCILIO JUDÍO (EL SANEDRÍN) SE REUNIERA Y DICTARA SENTENCIA POR LA NOCHE, DE MODO QUE SE REUNIERON DE NUEVO A LA MAÑANA SIGUIENTE (27:1) PARA HACER «LEGAL» SU DECISIÓN.

EL SILENCIO DE CRISTO ANTE SUS ACUSADORES DIO CUMPLIMIENTO A (ISAÍAS 53:7)... SU DECLARACIÓN EN EL (v, 64) RETROCEDE HASTA (DAN. 7:13) Y A LAS PALABRAS QUE ÉL MISMO LES DIJO A LOS FARISEOS RESPECTO A SENTARSE A LA DIESTRA DEL SEÑOR (22:41–46).

CRISTO AFIRMABA SER DIOS, Y ESTO HIZO QUE EL SUMO SACERDOTE DICTAMINARA QUE ERA CULPABLE DE BLASFEMIA (LEV. 24:16).

PEDRO AHORA LLEGA HASTA LO ÚLTIMO… SE JUNTA CON LOS ENEMIGOS DE CRISTO Y SE CALIENTA AL FUEGO (JUAN 18:18).

ERA UNA NOCHE FRÍA Y SIN EMBARGO CRISTO SUDÓ «COMO GRANDES GOTAS DE SANGRE» (LUC. 22:44).

PEDRO TENÍA SU CORAZÓN FRÍO, Y DEBIDO A QUE SU CORAZÓN NO ANDABA BIEN, TUVO DIFICULTAD AL RESPONDER A LOS QUE LE CUESTIONARON (1 PED. 3:15).

CUANDO EL GALLO CANTÓ, PEDRO RECORDÓ LAS PALABRAS PROFÉTICAS DE JESÚS.

SU OLVIDO DE LA PALABRA LE LLEVÓ A CAER EN EL PECADO Y AHORA, AL RECORDARLA, SU CORAZÓN FRÍO SE CALENTÓ DE NUEVO (LUC. 24:32), Y LLORÓ ARREPENTIDO.

DESPUÉS DE SU RESURRECCIÓN JESÚS ENCONTRÓ A PEDRO Y ÉSTE RECIBIÓ SU RESTAURACIÓN.

¡QUÉ CONTRASTE CON JUDAS, EL CUAL CONFESÓ SU PECADO A LOS SACERDOTES, Y LUEGO SALIÓ Y FUE Y SE AHORCÓ!

LA TRISTEZA DE PEDRO FUE PIADOSA, TANTO QUE DIO COMO RESULTADO EL ARREPENTIMIENTO Y EL PERDÓN… LA TRISTEZA DE JUDAS FUE LA «TRISTEZA DE ESTE MUNDO [QUE] PRODUCE MUERTE» (2 COR. 7:10).

PEDRO COMENZÓ A RESBALAR EN BETANIA CUANDO SE UNIÓ A JUDAS PARA JUZGAR A MARÍA… LUEGO SE JACTÓ DE SU DEVOCIÓN Y NO ATENDIÓ A LAS ADVERTENCIAS DE CRISTO.

NO VELÓ NI ESTUVO EN ORACIÓN, SINO QUE EN LUGAR DE ESO SE DURMIÓ… SIN EMBARGO, APARENTÓ ESPIRITUALIDAD AL USAR SU ESPADA.

SIGUIÓ A CRISTO CUANDO SE LE DIJO QUE SE FUERA, Y SE MEZCLÓ CON EL ENEMIGO BUSCANDO LA COMODIDAD CARNAL, MIENTRAS CRISTO SOPORTABA GRAN SUFRIMIENTO Y VERGÜENZA.

PERO PEDRO FUE LO SUFICIENTE SINCERO COMO PARA ADMITIR SU PECADO Y CONFESARLO (1 JUAN 1:9).

PEDRO PERDIÓ SU DISCIPULADO, NO SU CONDICIÓN DE HIJO, Y SU COMISIÓN QUEDÓ RESTAURADA EN (JUAN 21).

JUDAS RECHAZÓ A CRISTO Y SE FUE AL INFIERNO (HECH. 1:18-19).

¡GLORIA A DIOS PADRE, A DIOS HIJO Y A DIOS ESPÍRITU SANTO!

AMÉN.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada