domingo, 10 de marzo de 2013

Con Cristo hasta la muerte






EN EL LIBRO DE (2 CORINTIOS 11:25), EL APÓSTOL PABLO MENCIONÓ QUE HABÍA SUFRIDO YA TRES NAUFRAGIOS.

ASÍ QUE EL NAUFRAGIO QUE DESCRIBE EN (HECHOS 27), Y DEL CUAL VAMOS A HABLAR HOY, DEBIÓ SER EL CUARTO… ¡QUÉ TREMENDO FUE ESTO PARA SU MINISTERIO!

PORQUE VEMOS QUE EL APÓSTOL ESTABA DISPUESTO A CORRER CUALQUIER RIESGO CON TAL DE LLEVAR EL EVANGELIO DE JESÚS AL MUNDO PERDIDO.

¿LO ESTAMOS NOSOTROS, AMADOS?

I. EL VIAJE HASTA BUENOS PUERTOS (27.1–8)

L.B.D. QUE A PABLO LO ACOMPAÑABAN LUCAS  Y ARISTARCO (HECH. 19:29; 20.4; FLM 24 Y COL 4.10)… ¡QUÉ RECONFORTANTE DEBE HABER SIDO PARA PABLO TENER A ESTOS HOMBRES A SU LADO!

EL CENTURIÓN JULIO FUE AMABLE CON PABLO PORQUE «CUANDO LOS CAMINOS DEL HOMBRES SON AGRADABLES A JEHOVÁ, AUN A SUS ENEMIGOS HACE ESTAR EN PAZ CON ÉL» (PROV. 16:7).

POR LO GENERAL, LA BIBLIA PRESENTA A LOS CENTURIONES COMO HOMBRES AMABLES E INTELIGENTES… 

JULIO LE PERMITIÓ A PABLO VISITAR A LA IGLESIA REUNIDA EN SIDÓN, LO CUAL REFRESCÓ AL APÓSTOL FÍSICA Y ESPIRITUALMENTE…. Y EN MIRA, CIUDAD DE LICIA, CAMBIARON DE EMBARCACIÓN.

MAS DESDE EL MISMO COMIENZO, EL VIAJE NO FUE NADA ALENTADOR… «LOS VIENTOS ERAN CONTRARIOS» (v, 4) Y AVANZARON «NAVEGANDO MUCHOS DÍAS DESPACIO» (v, 7).

POR ÚLTIMO, LA NAVE ARRIBÓ A BUENOS PUERTOS.

II. PABLO ADVIERTE DEL PELIGRO (27:9–14)

ERA OCTUBRE… Y «EL AYUNO» A QUE SE REFIERE EL (v,9) ERA EL DÍA DE LA EXPIACIÓN.

LOS MESES QUE SEGUÍAN AL INICIO DEL OTOÑO ERAN PELIGROSOS PARA NAVEGAR, ASÍ QUE SE DISCUTIÓ SI LA NAVE DEBÍA O NO CONTINUAR HACIA ROMA.

PABLO, BAJO LA DIRECCIÓN DE DIOS, LES ADVIRTIÓ QUE SERÍA DESASTROSO, PERO EL CENTURIÓN NO LO QUISO ESCUCHAR.

HUBO POR LO MENOS CINCO FACTORES QUE CONTRIBUYERON A LA DECISIÓN EQUIVOCADA DEL CENTURIÓN:

A. IMPACIENCIA.

HABÍA PASADO MUCHO TIEMPO (v, 9), Y POR LO GENERAL, SIEMPRE QUE NOS IMPACIENTAMOS NOS PRECIPITAMOS Y DESOBEDECEMOS LA VOLUNTAD DE DIOS.

NO DEBEMOS SER COMO EL CABALLO QUE SE ADELANTA, NI COMO LA MULA QUE SE RETRASA (SAL. 32:9), SINO COMO LA OVEJA OBEDIENTE QUE SIGUE AL PASTOR.

B. CONSEJO EXPERTO.

EL CENTURIÓN PREFIRIÓ OÍR AL PILOTO Y AL DUEÑO DE LA NAVE Y NO AL MENSAJERO DE DIOS.

EL CENTURIÓN TENÍA FE… ¡PERO SU FE ESTABA EN LAS PERSONAS EQUIVOCADAS!... LA SABIDURÍA DE DIOS ES MUCHO MEJOR QUE LA DE LOS HOMBRES.

PORQUE LA PERSONA QUE CONOCE LA PALABRA DE DIOS SABE MÁS QUE LOS «EXPERTOS» (SAL.119: 97–104)… EN TANTO QUE EL CONOCIMIENTO ES IMPORTANTE, L.B.D. QUE TAMBIÉN NECESITAMOS SABIDURÍA (STG. 1:5).

C. INCOMODIDAD.

«SIENDO INCÓMODO EL PUERTO PARA INVERNAR» (v, 12), EL CENTURIÓN NO PODÍA ACEPTAR QUE TUVIERAN QUE QUEDARSE POR TRES MESES EN UN LUGAR COMO ESE.

D. LA REGLA DE LA MAYORÍA.

EL ASUNTO SE SOMETIÓ A VOTACIÓN (v, 12), ¡Y PABLO PERDIÓ LA VOTACIÓN!... VEMOS EN LA BIBLIA QUE USUALMENTE LA MAYORÍA ESTÁ EQUIVOCADA… SIN EMBARGO, HOY EN DÍA LA EXCUSA COMÚN ES: «¡TODO EL MUNDO LO HACE!»

E. CIRCUNSTANCIAS FAVORABLES.

«SOPLANDO UNA BRISA DEL SUR» (v, 13), LES PARECIÓ QUE ERA EL VIENTO QUE NECESITABAN Y QUE DEMOSTRABA CUÁN EQUIVOCADO ESTABA PABLO.

DEBEMOS SER PRECAVIDOS ANTE LAS «GRANDES OPORTUNIDADES» O LAS «CIRCUNSTANCIAS IDEALES» QUE PARECEN CONTRADECIR LA PALABRA DE DIOS.

CADA UNO DE LOS FACTORES REFERIDOS PUEDEN OBRAR EN LOS CRISTIANOS DE HOY.

DEBEMOS TENER CUIDADO PARA OBEDECER LA PALABRA DE DIOS POR FE, AUN CUANDO LAS CIRCUNSTANCIAS PARECEN DEMOSTRAR QUE ESTAMOS EQUIVOCADOS.

III. LA TEMPESTAD (27:15–26)

EL TIBIO VIENTO DEL SUR SE CONVIRTIÓ EN UNA TERRIBLE TEMPESTAD, COMO ES COMÚN QUE OCURRA CUANDO DESOBEDECEMOS LA PALABRA DE DIOS.

«EUROCLIDÓN» ES EN PARTE GRIEGO Y EN PARTE LATÍN, Y ES UNA PALABRA QUE SIGNIFICA «VIENTO DEL ESTE Y VIENTO DEL NORTE».

VEMOS QUE LUCAS USA LA PALABRA «NOSOTROS» EN ESTA SECCIÓN, INDICANDO QUE TODA LA TRIPULACIÓN Y LOS PRISIONEROS ESTABAN AFANADOS TRATANDO DE SALVAR LA NAVE.

PRIMERO, SUBIERON A BORDO UN PEQUEÑO BOTE QUE LA NAVE LLEVABA A RASTRAS (v, 16)… LUEGO, PUSIERON SOGAS O CABOS ALREDEDOR DE LA NAVE PARA QUE NO SE DESBARATARA
(v, 17).

LA SIGUIENTE ACCIÓN FUE ARRIAR PARTE DE LAS VELAS, DEJANDO SÓLO LA SUFICIENTE COMO PARA MANTENER EL RUMBO (v, 17)... AL DÍA SIGUIENTE EMPEZARON A ALIGERAR LA NAVE, ECHANDO POR LA BORDA UNA PORCIÓN DEL CARGAMENTO (v, 18)… Y AL TERCER DÍA (v, 19) ARROJARON INCLUSO LOS «APAREJOS».

¡TODO ESTO FUE NECESARIO QUE OCURRIERA PORQUE LA GENTE NO CREYÓ A LA PALABRA DE DIOS!

AL COMPARAR EL (v, 27) CON EL (v, 19) VEMOS QUE LOS «MUCHOS DÍAS» DEL VERSÍCULO 20 FUERON ONCE… ¡NO HABÍA LUZ NI ESPERANZA!

¡QUÉ CUADRO DE LAS ALMAS PERDIDAS DE HOY, ECHADAS DE AQUÍ PARA ALLÁ EN LA TORMENTA DE LA DESOBEDIENCIA Y EL PECADO, SIN DIOS, SIN ESPERANZA! (SAL. 107:23–31.)

PABLO ENTONCES SE PUSO DE PIE Y SE HIZO CARGO DE LA SITUACIÓN, RECORDÁNDOLES A LOS HOMBRES QUE SU APRIETO ERA EL RESULTADO DE NO HABER ESCUCHADO LA ADVERTENCIA DE DIOS.

PERO PABLO TENÍA NO SÓLO UN REPROCHE… SINO TAMBIÉN UN MENSAJE DE ESPERANZA DE DIOS (HCH. 23:11).

DIOS LE HABÍA PROMETIDO A PABLO QUE MINISTRARÍA EN ROMA, Y ÉL CREÍA EN SU PALABRA… 

ES LA FE EN LA PALABRA DE DIOS LO QUE NOS DA ESPERANZA Y SEGURIDAD EN LAS TORMENTAS DE LA VIDA.

DIOS TAMBIÉN LE HABÍA DICHO A PABLO QUE LA NAVE NAUFRAGARÍA EN CIERTA ISLA, PERO QUE TODOS LOS PASAJEROS Y LA TRIPULACIÓN LLEGARÍAN A SALVO A TIERRA.

IV. EL NAUFRAGIO (27:27–44)

TRES DÍAS MÁS TARDE, A MEDIANOCHE, LAS PALABRAS DE PABLO SE HICIERON REALIDAD.

LOS MARINEROS OYERON EL ROMPIENTE Y SUPIERON QUE ESTABAN ACERCÁNDOSE A TIERRA.

ECHARON LA SONDA VARIAS VECES Y COMPROBARON QUE EN EFECTO LAS AGUAS ERAN CADA VEZ MENOS PROFUNDAS Y QUE ESTABAN CERCA DE TIERRA.

AHORA SURGIÓ UN NUEVO TEMOR: ¿SERÍA LANZADO EL BARCO CONTRA LAS ROCAS Y TODOS MORIRÍAN?

COMO UNA MEDIDA DE SEGURIDAD ECHARON CUATRO ANCLAS, SÓLO PARA MÁS TARDE TENER QUE CORTARLAS (v, 40).

ALGUNOS DE LOS MARINEROS TRATARON DE ESCAPAR EN EL BOTE QUE HABÍAN RECOGIDO ANTERIORMENTE (v, 16), PERO PABLO DETECTÓ EL COMPLOT Y LOS DETUVO.

NÓTESE QUE PABLO DICE EN EL (v, 31): «VOSOTROS NO PODÉIS SALVAROS», MAS NO DIJO «NOSOTROS» COMO SI PENSARA EN SÍ MISMO Y SUS AMIGOS.

POR PRIMERA VEZ EN DOS SEMANAS LA LUZ EMPEZÓ A APARECER Y PABLO ANIMÓ A LOS HOMBRES A QUE COMIERAN ALGO… LOS EFECTOS DE LA TORMENTA, LA NECESIDAD DE VIGILANCIA CONSTANTE, LA FALTA DE ALIMENTO DEBIDO A LA ACCIÓN DE ALIGERAR LA NAVE Y TAL VEZ EL DESEO DE AYUNAR PARA COMPLACER A SUS DIOSES LES HABÍA IMPEDIDO COMER.

ENTONCES, SIN NINGÚN TEMOR, PABLO DIO GRACIAS DELANTE DE ELLOS (v, 37) Y DIO EL EJEMPLO COMIENDO.

AL RAYAR EL DÍA VIERON UNA ENSENADA DE UNA ISLA, E IZANDO LA VELA ENFILARON DERECHO HACIA ALLÍ.

LA PARTE FRONTAL DE LA NAVE ENCALLÓ EN EL LODO, MIENTRAS QUE LAS OLAS BATÍAN LA PROA.

SATANÁS ESTABA DE NUEVO OBRANDO CUANDO LOS SOLDADOS PLANEARON MATAR A TODOS LOS PRISIONEROS (INCLUYENDO A PABLO), PERO EL CENTURIÓN CREYÓ A PABLO ESTA VEZ Y DIJO A TODOS A BORDO QUE TRATARAN DE LLEGAR A TIERRA COMO MEJOR PUDIERAN.

LA ÚLTIMA AFIRMACIÓN (v, 44) VINDICA LA VERDAD DE LA PROMESA DE DIOS EN LOS (vv, 22 Y 34): «TODOS SE SALVARON SALIENDO A TIERRA».

L.B.D. QUE ESTABAN EN LA ISLA DE MALTA: DIOS LIBRÓ A TODOS LOS MARINEROS POR CAUSA DE UN HOMBRE: EL APÓSTOL PABLO.

¡QUÉ PRECIOSOS SON PARA DIOS SUS SANTOS!

L.B.D. QUE DIOS ESTUVO DISPUESTO A LIBRAR A SODOMA Y A GOMORRA SI HUBIERA HALLADO DIEZ PERSONAS JUSTAS (GÉN. 18), Y NO ENVIÓ SU IRA HASTA QUE LOT Y SU FAMILIA ESCAPARON CON SEGURIDAD.

DIOS RETIENE SU JUICIO SOBRE ESTE MUNDO IMPÍO DEBIDO A QUE LA IGLESIA TODAVÍA ESTÁ EN EL MUNDO… PERO CUANDO SEAMOS ARREBATADOS, SUS JUICIOS CAERÁN (2 TES. 2).

SATANÁS TRATÓ DE IMPEDIR QUE PABLO LLEGARA A ROMA, PERO LA PALABRA DE DIOS PREVALECIÓ: «NINGUNA PALABRA DE TODAS SUS
PROMESAS[...] HA FALLADO» (1 REYES 8:56).

¡GLORIA AL PADRE, AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario