viernes, 21 de septiembre de 2012

¿Qué es la Verdad?




«Le dijo Pilato: ¿Qué es la verdad? Y cuando hubo dicho esto, salió otra vez a los judíos, y les dijo: Yo no hallo en él ningún delito» (Juan 18:38).


LA BIBLIA DICE QUE PILATO PREGUNTÓ AL SEÑOR: «¿QUÉ ES LA VERDAD?»… PERO TAMBIÉN DICE QUE ÉL NO ESPERÓ LA RESPUESTA, SINO QUE SALIÓ DE INMEDIATO A LOS JUDÍOS.

ANTE ÉL TENÍA A UN HOMBRE FÍSICAMENTE DESPRECIABLE, SIN SIGNO ALGUNO DE GRANDEZA, Y DEMACRADO Y SANGRANTE.

ESTE HOMBRE SE HABÍA ATREVIDO A DECIRLE: «YO PARA ESTO HE NACIDO, Y PARA ESTO HE VENIDO AL MUNDO, PARA DAR TESTIMONIO DE LA VERDAD. TODO AQUEL QUE ES DE LA VERDAD, OYE MI VOZ».

PALABRAS, SIN DUDA, AUDACES, PERO QUE NO LOGRARON DESPERTAR LA CURIOSIDAD DE PILATO.

PILATO TUVO A AQUÉL QUE ES LA VERDAD Y LA VIDA  FRENTE A SUS OJOS… PERO NO LO RECONOCIÓ.

Y SU PREGUNTA REVELA, NO EL INQUISIDOR ACERCAMIENTO DE QUIEN BUSCA CONOCER AL DIOS ESCONDIDO… NO ES LA PREGUNTA ANHELANTE, HECHA A QUIEN TAL VEZ PUEDE DARLE UNA RESPUESTA… SINO QUE ES LA PREGUNTA ESCÉPTICA DE QUIEN YA NO CREE EN NADA, NI TAMPOCO ESPERA CREER EN NADA.

MUCHOS HAY COMO PILATO, QUE INVIERTEN UNA VIDA ENTERA PREGUNTÁNDOSE POR LA VERDAD, Y BUSCÁNDOLA, SIN HALLARLA.

¿SERÁ QUE DIOS SE ESCONDE ARBITRARIAMENTE DE SUS OJOS?

ELLOS HAN HECHO MUCHOS ESFUERZOS, PERO SUS ESFUERZOS HAN SIDO VANOS, PORQUE LA HAN BUSCADO DESDE SU INTELIGENCIA, QUE ES, A SUS OJOS, PORTENTOSA… Y NO DESDE SU FRAGILIDAD.

EL BUSCADOR PROFESIONAL DE VERDADES, FINALMENTE PIERDE EL NORTE, Y SE DEDICA, AL IGUAL QUE LOS EPICÚREOS Y ESTOICOS DE LOS DÍAS DEL APÓSTOL PABLO, A DECIR Y OÍR ALGO NUEVO.

ES UN EJERCICIO INTELECTUAL POR VANIDAD HUMANA… ES EL HALLAZGO DE ALGUNA PEQUEÑA VERDAD PARA EXHIBICIÓN ANTE LOS HOMBRES... ES PÉRDIDA DE TIEMPO.

CONOCER LA VERDAD EXIGE VIVIRLA… Y HALLAR LA VERDAD ES VOLCARSE A ELLA.

TENER LA VERDAD ES RENUNCIAR A TODAS LAS VERDADES ANTERIORES, TAN CELOSAMENTE DEFENDIDAS.

SÓLO QUIEN QUIERA CONOCER DE VERAS LA VERDAD, LA CONOCERÁ.

PORQUE ELLA NO ESTÁ TAN LEJOS QUE NO PUEDA ALCANZARLA, SINO QUE SE LE PRESENTARÁ EN EL MOMENTO MENOS PENSADO PARA NUNCA MÁS ABANDONARLE.

(ROMANOS 10: 8-11) Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.
11 Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado.

¡DIOS TE BENDIGA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario