viernes, 8 de junio de 2012

Cobarde y Valiente





(ÉXODO 2:11-20)  En aquellos días sucedió que crecido ya Moisés, salió a sus hermanos, y los vio en sus duras tareas, y observó a un egipcio que golpeaba a uno de los hebreos, sus hermanos.  12 Entonces miró a todas partes, y viendo que no parecía nadie, mató al egipcio y lo escondió en la arena.  13 Al día siguiente salió y vio a dos hebreos que reñían; entonces dijo al que maltrataba al otro: ¿Por qué golpeas a tu prójimo?  14 Y él respondió: ¿Quién te ha puesto a ti por príncipe y juez sobre nosotros? ¿Piensas matarme como mataste al egipcio? Entonces Moisés tuvo miedo, y dijo: Ciertamente esto ha sido descubierto.  15 Oyendo Faraón acerca de este hecho, procuró matar a Moisés; pero Moisés huyó de delante de Faraón, y habitó en la tierra de Madián.  16 Y estando sentado junto al pozo, siete hijas que tenía el sacerdote de Madián vinieron a sacar agua para llenar las pilas y dar de beber a las ovejas de su padre.  17 Mas los pastores vinieron y las echaron de allí; entonces Moisés se levantó y las defendió, y dio de beber a sus ovejas.  18 Y volviendo ellas a Reuel su padre, él les dijo: ¿Por qué habéis venido hoy tan pronto?  19 Ellas respondieron: Un varón egipcio nos defendió de mano de los pastores, y también nos sacó el agua, y dio de beber a las ovejas.  20 Y dijo a sus hijas: ¿Dónde está? ¿Por qué habéis dejado a ese hombre? Llamadle para que coma.


EN ESTE BREVE PASAJE PODEMOS COMPROBAR LO ENGAÑOSO QUE ES EL CORAZÓN DEL HOMBRE.

MOISÉS DEMUESTRA, PRIMERAMENTE, UNA GRAN COBARDÍA ANTE FARAÓN, POR EL ASESINATO COMETIDO, Y LUEGO UNA GRAN VALENTÍA ANTE LOS PASTORES DE MADIÁN.

ANTE FARAÓN, MOISÉS ESTABA ACTUANDO COMO LIBERTADOR DE ISRAEL, Y LO ESTABA HACIENDO CON SUS PROPIAS FUERZAS, PORQUE NO ERA NI EL TIEMPO NI EL MODO DE LIBERTAR DEL SEÑOR.

EN CAMBIO, ANTE LOS PASTORES, MOISÉS NO ESTABA COMPROMETIENDO EL PROPÓSITO DE DIOS… NO ESTABA INVOLUCRÁNDOSE EN LA OBRA DE DIOS, SINO SIMPLEMENTE ESTABA DEFENDIENDO A LAS HIJAS DE REUEL, EN UNA CAUSA JUSTA.

NADIE PUEDE AGRADAR A DIOS Y HACER SU OBRA USANDO SUS RECURSOS CARNALES… NADIE PUEDE INICIAR UNA OBRA, SINO DIOS.

¡QUÉ HORRIBLE ES ESTE INICIO (EL ASESINATO DE UN HOMBRE) Y QUÉ DISTINTO DE AQUEL OTRO DE LA ZARZA ARDIENDO!

PORQUE AQUÉL ASESINATO FUE COMETIDO EN LA CONFIANZA DE QUE SUS HERMANOS COMPRENDERÍAN QUE “DIOS LES DARÍA LIBERTAD POR MANO SUYA” (HECHOS 7:25), “MAS ELLOS NO LO HABÍAN ENTENDIDO ASÍ”.

¿PODÍA SER ESTE UN INICIO DIVINO?... ¿CON DERRAMAMIENTO DE SANGRE HUMANA?

MOISÉS SE ESTABA ANTICIPANDO CUARENTA AÑOS AL TIEMPO DE DIOS.

ÉL ESTABA EN LA PLENITUD DE SUS FUERZAS, Y EN LA PRESUNCIÓN DE SUS CAPACIDADES.

PERO FALTABA AÚN MUCHO QUE APRENDER PARA QUE PUDIERA LLEGAR A DECIR: “¿QUIÉN SOY YO PARA QUE SAQUE DE EGIPTO A LOS HIJOS DE ISRAEL?” (ÉXODO 3:11).

MOISÉS ESTABA APTO PARA DEFENDER UNA CAUSA HUMANA, PERO NO PARA INICIAR UNA OBRA DIVINA.

PARA LO PRIMERO SE REQUIERE SÓLO INICIATIVA Y CIERTO SENTIDO DE JUSTICIA… PARA LO SEGUNDO, SE REQUIERE QUE SEA DIOS QUIEN TOME LA INICIATIVA.

ASÍ PUES, PARA LA OBRA DE DIOS TODA VALENTÍA HUMANA ES INÚTIL… TODA OSADÍA SE TORNA EN TEMOR, Y EL MÁS FIERO CORAZÓN HUMANO SE VUELVE COMO AGUAS.

SÓLO EL SEÑOR PUEDE INICIAR UNA OBRA Y CAPACITAR DEBIDAMENTE A QUIENES LA REALIZAN.

¡DIOS TE BENDIGA!



Aguasvivas.cl

No hay comentarios:

Publicar un comentario