domingo, 5 de febrero de 2012

¿Eres el Cristo, el Hijo de Dios?





LA BIBLIA DICE QUE SATANÁS, EN SU GRAN ASTUCIA, LE DIJO AL SEÑOR JESÚS: “SI ERES HIJO DE DIOS, DI QUE ESTAS PIEDRAS SE CONVIERTAN EN PAN”.

Y TAMBIÉN DICE QUE EL MALHECHOR EN LA CRUZ, ESTANDO CRUCIFICADO JUNTO AL SEÑOR, LE DIJO: “SI TÚ ERES EL CRISTO, SÁLVATE A TI MISMO Y A NOSOTROS”.

ESTO ES TREMENDO, PORQUE AL UNIR AMBAS TENTACIONES, TENEMOS UNA SOLA FRASE MUY SIGNIFICATIVA: “SI TÚ ERES EL CRISTO, EL HIJO DE DIOS...”.

EL APÓSTOL JUAN ESCRIBIÓ CASI AL FINAL DE SU EVANGELIO: “PERO ESTAS (COSAS) SE HAN ESCRITO PARA QUE CREÁIS QUE JESÚS ES EL CRISTO, EL HIJO DE DIOS, Y PARA QUE CREYENDO, TENGÁIS VIDA EN SU NOMBRE” (JUAN 20:31).

Y EN SU 1ª EPÍSTOLA, EL MISMO APÓSTOL JUAN ESCRIBE: “TODO AQUEL QUE CREE QUE JESÚS ES EL CRISTO, ES NACIDO DE DIOS”, Y MÁS ADELANTE AGREGA: “¿QUIÉN ES EL QUE VENCE AL MUNDO, SINO EL QUE CREE QUE JESÚS ES EL HIJO DE DIOS?” (1 JUAN 5:1, 5).

TODO ESTO COBRA ENTONCES SUMA IMPORTANCIA: CUANDO SATANÁS Y EL MALHECHOR TENTARON AL SEÑOR, LO HICIERON EN LOS DOS MOMENTOS MÁS ÁLGIDOS DE SU VIDA TERRENA: EN MEDIO DEL HAMBRE DEL DESIERTO Y EN EL DOLOR DE LA AGONÍA SOBRE LA CRUZ.

AMBOS APUNTARON SUS DARDOS HACIA LA PARTE MÁS DOLOROSA, PORQUE CON CADA UNA DE ELLAS DESCONOCÍAN HECHOS ESENCIALES, LOS DOS ATRIBUTOS FUNDAMENTALES DE JESÚS: SU CARÁCTER DE UNGIDO, Y SU CARÁCTER DE HIJO DE DIOS.

ATACABAN NADA MENOS QUE SU PERSONA Y SU CALIFICACIÓN PARA HACER LA OBRA DE DIOS COMO MESÍAS.

FÍJATE COMO LA TENTACIÓN CONSISTÍA EN MOVERLO A ACTUAR: EN EL PRIMER CASO A CONVERTIR LAS PIEDRAS EN PAN, Y EN EL SEGUNDO, A SALVARSE DE LA MUERTE EN LA CRUZ.

CLARO QUE EL SEÑOR JESÚS TENÍA EL PODER PARA HACER LAS DOS COSAS… SIN EMBARGO, TENIÉNDOLO, NO ACTUÓ NI EN UNO NI EN OTRO SENTIDO.

PARA ÉL ERA MÁS DIFÍCIL REFRENARSE QUE ACTUAR, PORQUE TENÍA EL PODER PARA HACERLO.

PERO ESO NO ES TODO: SI CRISTO HUBIESE CEDIDO, NO SÓLO NO HABRÍA VENCIDO LA TENTACIÓN -JUSTO LO QUE EL ENEMIGO BUSCABA-, SINO QUE ADEMÁS, NO HUBIESE PODIDO JUAN ESCRIBIR LO QUE ESCRIBIÓ: QUE EL QUE CREE EN ÉL TIENE VIDA EN SU NOMBRE, QUE NACE DE NUEVO, Y VENCE AL MUNDO.

¿NO HUBIERA SIDO ESTA UNA GRAN DESGRACIA, LA MÁS GRANDE?

PERO ESO NO OCURRIÓ. JESÚS VENCIÓ AMBAS TENTACIONES, Y HOY LOS CRISTIANOS PODEMOS AFIRMAR RESUELTAMENTE AQUELLO QUE EL DIABLO Y AQUEL MISERABLE INTENTARON DESCONOCER EN AQUELLOS DÍAS:

¡SEÑOR JESÚS, TÚ ERES EL CRISTO, EL HIJO DE DIOS!”.

¡DIOS TE BENDIGA!




Aguasvivas.cl


No hay comentarios:

Publicar un comentario