lunes, 31 de octubre de 2011

Te ruego que me excuses


 
TITULO:   TE RUEGO QUE ME EXCUSES

TEXTO:     (LUCAS 14:15-24)  15 Oyendo esto uno de los que estaban sentados con él a la mesa, le dijo: Bienaventurado el que coma pan en el reino de Dios.     16 Entonces Jesús le dijo: Un hombre hizo una gran cena, y convidó a muchos.     17 Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que ya todo está preparado.     18 Y todos a una comenzaron a excusarse. El primero dijo: He comprado una hacienda, y necesito ir a verla; te ruego que me excuses.     19 Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; te ruego que me excuses.     20 Y otro dijo: Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir.     21 Vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor. Entonces enojado el padre de familia, dijo a su siervo: Vé pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos.     22 Y dijo el siervo: Señor, se ha hecho como mandaste, y aún hay lugar.     23 Dijo el señor al siervo: Vé por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa.     24 Porque os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron convidados, gustará mi cena.

ORACIÓN:        TODA LA GLORIA PARA MI SEÑOR JESUCRISTO.

INTRODUCCIÓN:

L.B.D. QUE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO LES RECORDÓ A TODOS LOS PRESENTES, QUE SON MUCHOS LOS QUE ESTÁN SIENDO INVITADOS A ENTRAR EN EL REINO DE LOS CIELOS.

PORQUE DIOS, EFECTIVAMENTE INVITA A TODOS… PORQUE ÉL NO HACE EXCEPCIÓN  DE PERSONAS.

PERO  ESTA PARÁBOLA DE JESÚS DICE ALGO TREMENDO: DICE QUE HAY UN PROBLEMA QUE SE INTERPONE SIEMPRE QUE DIOS INVITA.

¿CUÁL ES EL PROBLEMA?... EL PROBLEMA SON LAS EXCUSAS…

Y ENTONCES, POR CAUSA DE ESTAS EXCUSAS, LA MAYORÍA DE LOS HOMBRES NO VAN AL REINO DE LOS CIELOS PORQUE DESATIENDEN LA INVITACIÓN DE DIOS.

VAMOS A VER TODO ESTO ESTA TARDE, EN UNOS CUANTOS PUNTOS:

PRIMERO: DIOS HA PROVISTO LOS MEDIOS A TODOS LOS HOMBRES PARA QUE PUEDAN SER SALVOS.

(v,16)   16 Entonces Jesús le dijo: Un hombre hizo una gran cena, y convidó a muchos.

LA COMIDA QUE HAY QUE COMER ES LA PALABRA DE DIOS… EL EVANGELIO DE JESUCRISTO.

PORQUE EL EVANGELIO CONTIENE TODO LO QUE LOS PECADORES NECESITAN PARA SER SALVOS.

TODOS CUANDO NACEMOS ESTAMOS DESAMPARADOS Y PRONTOS A PERECER POR CAUSA DEL PECADO… PERO EL DIOS TODOPODEROSO NOS CONCEDE  LA PAZ Y EL PERDÓN DE PECADOS PARA LA SALVACIÓN DE NUESTRAS ALMAS… (1 JUAN 5: 10-12) 10 El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo; el que no cree a Dios, le ha hecho mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo.     11 Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.     12 El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

NO HAY NADA QUE UN CORAZÓN CULPABLE ESTÉ CARGANDO HOY, QUE CRISTO NO PUEDA QUITAR…. PORQUE CRISTO ES LA FIGURA PRINCIPAL EN LA GRAN CENA… CRISTO ES LA COMIDA DE ESA GRAN CENA.

CRISTO DICE EN (JUAN 6:35): Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.

Y CRISTO DICE EN (JUAN 6:50-51):  Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de él come, no muera.     51 Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.

MUCHOS PIENSAN: ¿PARA QUÉ VENIMOS A ESTE MUNDO? ¿SOLO PARA MORIR?... YO NO QUIERO MORIR… Y DIOS TE ESTÁ DANDO AQUÍ LA RESPUESTA… alguno comiere de este pan, vivirá para siempre…

SEGUNDO: LA INVITACIÓN DE DIOS POR SU EVANGELIO ES SENCILLA DE COMPRENDER.

FUE EL SEÑOR QUE DIO LA CENA QUIEN ENVIÓ Á SUS SIERVOS A DECIR A LOS CONVIDADOS: (v, 17).    17 Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que ya todo está preparado.

LA INVITACIÓN DE DIOS ES PARA MUCHOS, ES PARA TÍ, ES PARA TODO AQUEL QUE QUIERA SALVARSE… EL PADRE ESTÁ PRONTO Á RECIBIR A LOS QUE QUIERAN VENIR A ÉL POR MEDIO DE CRISTO... (JUAN 5:40) 40 y no queréis venir a mí para que tengáis vida.

MIREN COMO EL HIJO ESTÁ PRESTO PARA LIMPIAR LOS PECADOS DE LOS QUE ACUDAN A ÉL… Y EL ESPÍRITU SANTO ESTÁ PRESTO PARA VENIR SOBRE TODOS LOS QUE IMPLOREN SU AUXILIO.

ASI QUE SI EL HOMBRE QUIERE OBTENER LA VIDA ETERNA, DIOS TIENE UNA VOLUNTAD SIN LÍMITES PARA QUE ÉL SE SALVE… Y SUS PALABRAS SON SENCILLAS DE ENTENDER.

RECIBIENDO A CRISTO EN TU CORAZÓN, TÚ PUEDES ACERCARTE AL PADRE SIN TEMOR… PORQUE LA PALABRA "VENID" SE DIRIGE Á TODOS SIN EXCEPCIÓN.

¿ESTÁS AGOBIADO Y CARGADO?... ¿TE AFLIGE UNA ENFERMEDAD?:  "VENID A MÍ TODOS LOS QUE ESTÁN TRABAJADOS Y CARGADOS, QUE YO OS HARÉ DESCANSAR." DICE JESÚS EN (MATEO 11:28).

¿TIENES SED DE DIOS? "SI ALGUNO TIENE SED," DICE JESÚS, " VENGA Á MÍ Y BEBA." (JUAN 7:37)… ¿ESTÁS NECESITADO Y SUFRIENDO HAMBRE? 1 A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche.     2 ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura.

NINGUNO PODRÁ DECIR A DIOS EL DIA QUE MUERA, QUE NO SE LE ALENTÓ PARA IR AL SEÑOR Y TENER LA VIDA ETERNA… JESÚS DICE EN SU EVANGELIO: "AL QUE Á MÍ VIENE NO LE ECHO FUERA." (JUAN 6:37.)

TERCERO: MUCHOS DE LOS QUE RECIBEN LA INVITACIÓN DE DIOS POR EL EVANGELIO, SE EXCUSAN DE ACEPTARLA.  (v, 17-20) 17 Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que ya todo está preparado.     18 Y todos a una comenzaron a excusarse. El primero dijo: He comprado una hacienda, y necesito ir a verla; te ruego que me excuses.     19 Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; te ruego que me excuses. 20 Y otro dijo: Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir.

L.B.D. QUE TODOS A UNA COMENZARON A EXCUSARSE… UNO TENÍA UNA FRÍVOLA DISCULPA Y OTRO TENÍA OTRA, Y ASÍ POR EL ESTILO.

Y VEMOS QUE SOLAMENTE EN UNA COSA ESTABAN TODOS DE ACUERDO: EN QUE NADIE QUERÍA VENIR... EN EXCUSARSE ANTE DIOS.   

EL SEÑOR RETRATA EN ESTA PARÁBOLA LA REALIDAD DEL HOMBRE, PORQUE ASÍ ES COMO LA GENTE VE EL EVANGELIO DE SALVACIÓN DONDE QUIERA QUE SE PREDICA.

Y MILLONES DE PECADORES HACEN TODOS LOS DÍAS LO MISMO… ELLOS COMIENZAN A EXCUSARSE DELANTE DEL PADRE DE FAMILIA… DIOS TE RUEGO QUE ME EXCUSES.

Y MILLONES DE ALMAS SE PIERDEN, NO PORQUE NO SEPAN DE DIOS… SE PIERDEN POR AMOR AL MUNDO, PORQUE AMAN LO QUE ESTÁN HACIENDO… SE PIERDEN POR LA FALTA DE VOLUNTAD DE IR A JESÚS PARA RECIBIR PERDÓN.

EL INFIERNO NO SÓLO ESTÁ LLENO DE HOMBRES CORROMPIDOS, SINO DE LOS QUE SE EXCUSAN, DE LOS QUE NO ATIENDEN EL LLAMADO DE DIOS POR MEDIO DEL EVANGELIO… PORQUE LE DICEN: DIOS TE RUEGO QUE ME EXCUSES.

ELLOS PONEN CUALQUIER PRETEXTO PARA NO SERVIR A CRISTO CUANDO SE LES EXHORTA A DAR EL PASO DE SALVACIÓN… DIOS TE RUEGO QUE ME EXCUSES.

ES VERDAD QUE EL PECADO Y LA INMORALIDAD PROVOCAN LA RUINA DE MILLARES DE ALMAS… PERO LAS EXCUSAS APARENTEMENTE CORTESES CAUSAN MAYORES PÉRDIDAS… DIOS, TE RUEGO QUE ME EXCUSES…

PERO NINGUNA DISCULPA PODRÁ JUSTIFICAR EN AQUÉL DIA AL HOMBRE QUE REHUSA OÍR EL EVANGELIO, Y NO ACUDA A CRISTO CUANDO CRISTO LE LLAME.

CUARTO: DIOS QUIERE LA SALVACIÓN DE LAS ALMAS, Y HA PROVISTO TODOS LOS MEDIOS POSIBLES PARA QUE LOS HOMBRES ACEPTEN.  (v. 21-24) 21 Vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor. Entonces enojado el padre de familia, dijo a su siervo: Vé pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos.     22 Y dijo el siervo: Señor, se ha hecho como mandaste, y aún hay lugar.     23 Dijo el señor al siervo: Vé por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa.     24 Porque os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron convidados, gustará mi cena.

CUANDO LOS PRIMEROS INVITADOS A LA CENA REHUSARON ACEPTAR LA INVITACIÓN, EL PADRE DE FAMILIA DIJO A SU CRIADO: "VE PRESTO POR LAS PLAZAS Y POR LAS CALLES DE LA CIUDAD, Y METE ACÁ LOS POBRES, LOS MANCOS, Y COJOS, Y CIEGOS."

Y DICE LA PALABRA DE DIOS QUE CUANDO EL SIERVO HIZO ESTO, Y TODAVÍA HABÍA ESPACIO EN EL CIELO, EL SEÑOR LE DIJO: "AHORA VE POR LOS CAMINOS, Y POR LOS VALLADOS, Y FUÉRZALOS A ENTRAR PARA QUE SE LLENE MI CASA."

DIOS TIENE GRAN AMOR Y COMPASIÓN AL PECADOR... SU MISERICORDIA ES INAGOTABLE... Y SI ALGUNOS NO QUIEREN RECIBIR LA VERDAD, ESTO HACE QUE SE INVITE A OTROS EN SU LUGAR…

DIOS ESTÁ DICIENDO AQUÍ A LOS SIERVOS: USEN TODOS LOS MEDIOS PARA PROCLAMAR EL EVANGELIO… INVITEN A LA GENTE A CAMPAÑAS, PREDIQUEN EN LAS CALLES…

“VE POR LOS CAMINOS, VE POR LOS VALLADOS Y FUÉRZALOS A ENTRAR”… O SEA, QUE SE PREDIQUE LA PALABRA; QUE SE INSTE A TIEMPO Y FUERA DE TIEMPO… REDARGUYE, REPRENDE, EXHORTA CON TODA PACIENCIA Y DOCTRINA…. O SEA, FUÉRZALOS A ENTRAR POR MEDIO DE LA PALABRA…

DIOS HA PROVISTO TODOS LOS MEDIOS PARA QUE EL PECADOR SE SALVE… PORQUE DIOS QUIERE CONMOVER A LOS PECADORES Y PERSUADIRLOS A QUE SE ARREPIENTAN DE SUS PECADOS Y RECIBAN A JESÚS COMO SU SALVADOR.

Y SI SE EXCUSAN DE IR A LAS CAMPAÑAS DE SALVACIÓN, ES PRECISO QUE SE LES VISITE EN SUS CASAS…   23 Dijo el señor al siervo: Vé por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa.

PORQUE  HAY MUCHOS QUE ESTÁN COMO ALETARGADOS, PORQUE NO SE APERCIBEN DEL ESTADO ESPIRITUAL EN QUE SE ENCUENTRAN.

ASÍ QUE NO HAY QUE AHORRAR PALABRAS NI ESFUERZOS… HAY QUE HABLAR COMO SI EL MUNDO SE FUERA ACABAR MAÑANA, Y DECIRLES: NI PODEMOS NI QUEREMOS DEJARTE QUE SIGAS ENTRANDO POR LA PUERTA ANCHA, SINO QUE ENTRES MÁS BIEN POR LA PUERTA ESTRECHA.

LOS HOMBRES INCRÉDULOS TAL VEZ NO COMPRENDAN ESTAS PALABRAS, TAL VEZ NO COMPRENDAN ESTE LLAMADO, Y TAL VEZ HASTA SE BURLEN DEL FERVOR CON QUE LE HABLAMOS Y NOS TILDEN DE FANÁTICOS.

PERO EL HOMBRE QUE SÍ CREE, SIEMPRE ANUNCIARÁ EL EVANGELIO A OTROS, Y NO SE CUIDARÁ DE LO QUE DIGA LA GENTE, Y TRAERÁ A LA MEMORIA ESTAS MISMAS PALABRAS QUE SALEN DE LA BOCA DE DIOS.

CIERRE:  

SI TÚ HAS LEÍDO ESTE MENSAJE, NO ES CASUALIDAD.

DIOS TE ESTÁ INVITANDO A SU CENA.

LA PREGUNTA ES: ¿ACEPTARÁS SU INVITACIÓN?

SI TÚ QUIERES ACEPTAR LA INVITACIÓN QUE DIOS TE HACE, PUEDES HACERLO REPITIENDO ESTA ORACIÓN CONMIGO:

Altísimo Padre Santo:

Reconozco que soy un pecador y que te he ofendido. Me arrepiento de todos mis pecados. Te entrego hoy mi corazón. Entra en mí y cambia mi vida. Le abro la puerta de mi corazón a Jesucristo, el Salvador del mundo. 

Límpiame y lávame con la Sangre Preciosa que el Señor Jesucristo derramó por mí en la cruz. Cámbiame y hazme la persona que Tú quieres que sea. Gracias por escribir mi nombre en el libro de la Vida, y gracias por regalarme la vida eterna.

En el nombre bendito de tu Hijo amado Jesús.

Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario