viernes, 18 de abril de 2008

El sello de Jezabel



Se han realizado muchos fascinantes descubrimientos en el mundo de la arqueología en relación con el Rey Acab y su mujer Jezabel, y los acontecimientos que rodearon sus vidas.

Para empezar, la Biblia dice en 1 Reyes 16:31-33:

“Porque le fue ligera cosa andar en los pecados de Jeroboam hijo de Nabat,y tomó por mujer a Jezabel, hija de Et-baal rey de los sidonios, y fue y sirvió a Baal, y lo adoró. E hizo altar a Baal, en el templo de Baal que él edificó en Samaria. E hizo también Acab una imagen de Asera, haciendo así Acab mas que todos los reyes de Israel que reinaron antes que él, para provocar la ira del SEÑOR Dios de Israel”.

Ahora sabemos que a Acab también se le menciona en documentos asirios. En una inscripción que relata una batalla conocida como Qarqar, entre Acab y su enemigo, el Rey Salmanaser III de Asiria, Salmanaser deja constancia del tamaño del ejército de Acab que luchó en contra de él, mencionando lo siguiente:
“El rey Acab de Israel poseía 2,000 carros y 10,000 hombres.
Unos arqueólogos de Harvard, que estaban cavando en unas ruinas de Samaria, la antigua capital de Israel, han encontrado un palacio que construyó Acab que contenía en su interior una habitación donde se almacenaban objetos de marfil.

Resulta interesante que esta habitación se menciona en la Biblia en 1 Reyes 22:37; 39 donde dice:

“Murió, pues, el rey, y fue traído a Samaria; y sepultaron al rey en Samaria…[...] El resto de los hechos de Acab, y todo lo que hizo, y la casa de marfil que construyó, y todas las ciudades que edificó, ¿no están escritas en el libro de las crónicas de los reyes de Israel?”

Dios habló en contra de estas casas en Amós 3:13-15:

“Oíd y testificad contra la casa de Jacob, ha dicho el SEÑOR Dios de los ejércitos. Que el día que castigue las rebeliones de Israel, castigaré también los altares de Bet-el; y serán cortados los cuernos del altar, y caerán a tierra. Y heriré la casa de invierno con la casa de verano, y las casas de marfil perecerán; y muchas casas serán arruinadas dice el SEÑOR”.

Lo sorprendente es que también se encontraron dentro de la habitación de marfil pequeñas cajas de piedra con las cuales Jezabel, la mujer de Acab, mezclaba sus cosméticos.

Las cajas contenían una serie de pequeños agujeros en los que se depositaban ciertos colores y una depresión en el centro para mezclarlos.

La Biblia afirma en 2 Reyes 9:30:
 
“Vino después Jehú a Jezreel; y cuando Jezabel lo oyó, se pintó los ojos con antimonio, y atavió su cabeza, y se asomó a una ventana”.

El rey Acab se casó con una de las mujeres más malvadas de las escrituras, Jezabel. Su padre fue el tirano rey Etbaal, que consiguió llegar al trono de Sidón asesinando a sus hermanos. 

El escritor griego Menander afirma que Etbaal era además un sumo sacerdote que participaba en la adoración del dios pagano Baal. Su nombre significa (estoy con Baal).

Según la Biblia, Jezabel convenció a Acab para que le diese la espalda al Dios de Abraham y para que edificase un templo pagano a su dios Baal en Samaria. A continuación masacró a los profetas del SEÑOR y los reemplazó con los profetas de Baal y de Asera, la diosa y esposa de Baal.

Tan malvados eran los profetas de Baal y de Asertoret que asesinaban a Sello de Jezabel niños pequeños para sus sacrificios.

Arqueólogos del Instituto Oriental de Chicago, durante las excavaciones realizadas cerca de Samaria, encontraron las ruinas de un templo construido a Asertoret que estuvo en pie durante el reinado del rey Acab. Cerca de este emplazamiento se encontraron jarras que contenían los restos de bebés que habían sido sacrificados en este horrible templo.

Este descubrimiento verifica que la adoración de Baal y de Asera era corriente en Samaria durante los tiempos de Jezabel. La biblia menciona en (1 Reyes 18:19) que Jezabel se rodeó a sí misma de los profetas de Asera.

También se ha encontrado un sello que le pertenecía a la propia Jezabel. El sello tiene inscritas las letras “JZBL". Según la Biblia, Jezabel estaba perfectamente familiarizada con el proceso de sellar documentos con su sello.

1 Reyes 21:8 dice:
 
“Entonces ella escribió cartas en nombre de Acab y las selló con su anillo”.

Hay gentes que exigen pruebas, vestigios, antecedentes, hallazgos arqueológicos para creer en la Biblia.

Y bueno, los hechos hablan por sí solos.




biblehistory.net
[Biblical Archaeology]



No hay comentarios:

Publicar un comentario