jueves, 27 de marzo de 2008

La Jerga


¿A qué se refieren los adolescentes cuando dicen que se la está
n pasando "chévere"? Pues nada menos a que están tranquilos y relajados.

¿Qué pasa cuando los jóvenes piden alguna "luz"? Lo que están pidiendo es dinero en efectivo
. Si a algún adolescente le gusta la ropa nueva de alguien, simplemente podría decir que la ropa está "chida", dando a entender en realidad que está de moda.

Los adolescentes tienen su propia jerga que algunos de
nosotros podríamos no comprender, y que siempre parece estar cambiando.

Pero bueno, los creyentes en Jesucristo también tenemos nuestra propia jerga. Usamos una jerga común que puede que los incrédulos no comprendan. Por ejemplo, usamos las palabras gracia, salvos, y arrepentimiento.

Todas estas son buenas palabras, pero al compartir nuestra fe, podría ser de mayor ayuda decir "el regalo de Dios inmerecido" en vez de gracia. O "hemos sido rescatados de la muerte y hemos recibido vida eterna" en vez de salvos. Y podríamos decir "apartarse de las malas acciones" en vez de arrepentimiento.

El apóstol Pablo estaba dispuesto a ser flexible en su ministerio a fin de alcanzar a tantos como fuera posible con el Evangelio de Cristo (1 Cor. 9: 19-23).

9:19 Por lo cual, siendo libre de todos, me he hecho siervo de todos para ganar a mayor número.
9:20 Me he hecho a los judíos como judío, para ganar a los judíos; a los que están sujetos a la ley (aunque yo no esté sujeto a la ley) como sujeto a la ley, para ganar a los que están sujetos a la ley;

9:21 a los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley (no estando yo sin ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo), para ganar a los que están sin ley.

9:22 Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos.

9:23 Y esto hago por causa del evangelio, para hacerme copartícipe de
él.


Eso aún podría haber incluido las palabras que usaba para explicar las buenas nuevas de la muerte y la resurrección de Jesucristo.

Puede que explicar nuestra fe en términos fáciles de entender ayude a que alguien capte el significado de volver a nacer, es decir, ser transformados por el amor y el perdón de Jesús.

Si tenemos la Palabra de Dios en nuestra mente, podemos poner las palabras correctas en nuestra boca.


Fuente: "Nuestro Pan Diario"

No hay comentarios:

Publicar un comentario