jueves, 13 de marzo de 2008

Cree en Jesucristo y serás salvo


¿A tí te hablo; sí, a tí que estás leyendo esto:

¿Quieres estar en el libro de la Vida Eterna o no?

¿Quieres dejar que te sigan llevando con engaños y poco a poco al infierno haciéndote creer que los placeres de este mundo son lo importante? ¿Disfrutas más tu vida haciendo el mal y no el bien?
¿Te remuerde la conciencia?

¿Te han dado ganas de arrepentirte de todo lo malo que has hecho?

Si tú no te dejas engañar, entonces esto que estás leyendo es para tí.

Escucha:

[Romanos 10:8-11]

"Mas, ¿qué dice? Cerca de tí está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.
Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. Pues la Escritura dice: Todo aquel que en Él creyere, no será avergonzado.

Si tú lo crees, di en voz alta esta oración:

Padre Santo:
Hoy vengo delante de tí para confesarte que soy un pecador. Perdona todos mis pecados. Perdona mi forma de vivir. Límpiame y lávame con la sangre bendita y preciosa derramada en la Cruz por tu hijo Jesucristo. Entra en mi corazón y cambia mi vida. Decido entregarte mi corazón y mi vida a partir de hoy. Hazme la persona que tú quieres que yo sea. En el nombre de Jesús. Amén.

Gracias, Señor, por salvarme y regalarme la Vida Eterna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario